De la drogadicción

La clasificación psicológica de la toxicomanía no es cuantitativa, y se divide en: USADOR (ocasional), ABUSADOR (se vuelve una rutina de la semana infaltable) y DEPENDIENTE (sin la droga no puede vivir) de acuerdo a la relación del sujeto con el objeto-droga.

Definición de la OMS: Toxicomanía o drogadicción:

estado de intoxicación periódica o crónica originada por el consumo repetido de una droga, con las siguientes características: 

  • Deseo o compulsión a seguir consumiendo la droga (dependencia psíquica)
  • Tendencia a aumentar la dosis (fenómeno de tolerancia)
  • Dependencia por lo general física: existe un estado fisiológico modificado, dado que el estado de pura dependencia psíquica ha sido sobrepasado realizándose una modificación fisiopatológica a nivel de la misma célula nerviosa, ocasionada por la repetida administración de un producto a lo largo de un lapso más o menos extenso. Este estado hace necesario el uso prologando de la sustancia si se desea evitar el característico síndrome de abstinencia, distinto desde el punto de vista clínico según el tipo de droga.
  • Efectos perjudiciales para el organismo del individuo y la sociedad. 

 

DROGA:

Es toda sustancia química capaz de producir un efecto, que altera una o más funciones del organismo. Su acción psíquica la ejerce sobre la conducta, la percepción y la conciencia.

DROGADICCIÓN:

Dependencia a un objeto vivo o inerte, cuya privación provoca el síndrome de abstinencia físico y psíquico. La aproximación a ese objeto tiene carácter de impulso irrefrenable. En la drogadicción la sustancia se convierte en algo de interés primario para la vida de la persona que consume. Se caracteriza por la habitualidad en el consumo, la necesariedad y la perentoriedad. Produce modificaciones del comportamiento y un impulso irrefrenable a consumir la sustancia. El consumo puede ser continuo o periódico. Se consume para experimentar sus efectos psíquicos y/o para evitar el malestar producido por su privación. En la drogadicción hay dificultad de aceptación del principio de realidad y predomina el principio de placer con evitación del displacer. Se evidencia poca tolerancia a la frustración y poca capacidad de espera. Es un intento fallido de resolución y salida de problemas que puede ser mortal. Es un fenómeno multifactorial. Es una enfermedad crónica, progresiva y terminal.

USO:

Tiene la cualidad de una prueba. El contacto con la sustancia es en forma discontinua y ocasional. No está presente la regularidad del consumo. Puede ser administrada por prescripción médica o sin ella. El usador no siempre se convierte en abusador o dependiente.

ABUSADOR:

La sustancia posibilita la ejecución de una función que estaría sufriendo una inhibición. Se acude a la sustancia cada vez que se encuentra en una situación social determinada y se presenta una oportunidad. Hay frecuencia en el consumo y habría una predisposición psicológica que conduce al abuso en un contexto que lo facilite.

DEPENDENCIA:

Es el uso patológico de sustancias psicoactivas. En la dependencia hay una conducta reiterativa ya que la sustancia es exclusiva y necesaria. Se vive por y para la droga. Siempre está el impulso irrefrenable a consumir. Se pierde el control sobre los actos y no se puede asumir las actividades socialmente aceptadas. Aparecen los síntomas de abstinencia (ante la falta, aparece ansiedad y angustia) y tolerancia (aumenta las dosis para conseguir los mismos efectos iniciales). El recorrido típico de un drogadicto suele ser: inicio como usador, paso por abusador y termino como toxicómano.

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS