SyP Sabado, 19 de Abril
4 diciembre, 2010 2:09 Imprimir

La neurosis obsesiva: El caso del Hombre de las Ratas (III Parte)

Cuanto más avanzada la neurosis, mas predominara el componente de satisfacción pulsional y menos el de la defensa. Los mismos sintomas que primitivamente significaban restricciones toman luego la tendencia a la satisfacción. La misma defensa se sexualiza y pasa a ponerse al servicio de la satisfacción pulsional. El componente de goce autoerótico es el que en definitiva se muestra más eficaz en la neurosis obsesiva, a diferencia de la histeria. El estadio terminal es un yo extremadamente restringido que se ve impulsado a buscar sus satisfacciones en los sintomas.

La paja mental

Párrafos seleccionados del libro de Mazzuca, R., “Seminario: La elaboración freudiana de la neurosis obsesiva: 4. La culminación de la elaboración freudiana”. - En Cizalla del cuerpo y del alma. La neurosis de Freud a Lacan, Berggasse 19, Buenos Aires, 2006.

Los sintomas de la neurosis obsesiva son en general de dos géneros de tendencia opuesta. Unos son negativos, otros positivos. Estos últimos se refieren a las satisfacciones sustitutivas simbólicamente disfrazadas, es decir, satisfacciones sujetas al trabajo de deformación. Los sintomas de naturaleza negativa, por el contrario, abarcan las prohibiciones, las medidas preventivas y las penitencias destinadas a combatir estas satisfacciones. Que los sintomas aparezcan divididos en estos dos tipos, constituye un rasgo especifico de la neurosis obsesiva, ya que, en general, lo que caracteriza el síntoma es la inclinación a reunir, amalgamar, superponer estas dos tendencias opuestas, satisfacción y represión, cosa que si encontramos en la histeria.

Un ejemplo son los sintomas de dos tiempos, donde a un síntoma que tiene un sentido positivo sigue otro que intenta anular o deshacer el anterior. Es decir, no habiendo conseguido el síntoma expresar en el mismo acto las dos tendencias opuestas, la formación de síntomas se resuelve por la formación de dos sintomas sucesivos, primero uno que acentúa la satisfacción y luego un segundo que expresa la prohibición o la anulación, si bien no llega a deshacer el anterior.

El Pensamiento Obsesivo por Excelencia

La neurosis obsesiva comienza como una histeria, por lo tanto sus componentes iniciales se ubican en la organización fálica y genital de la libido, pero más tarde se produce una regresión a la organización libidinal previa, centrada alrededor de los impulsos anales y sádicos.

La característica que predomina en esta neurosis es la de la disociación de las pulsiones o desmezcla pulsional ¿Qué quiere decir esto? Que a diferencia de la tendencia a la integración pulsional que existe en la fase fálico-genital, en la fase anterior predomina la desconexión y la disociación entre las distintas pulsiones parciales. La referencia apunta también a la separación de los componentes eróticos y los componentes destructivos.

La regresión trae como consecuencia que el superyó cobre características específicas por las cuales se hace extraordinariamente duro y severo. Incluso llega a utilizar el término cruel.  El superyó procede del ello, no puede sustraerse a la regresión y a la disociación de las pulsiones en el ello. El superyó, a pesar de que los impulsos prohibidos han sido reprimidos por el yo, se conduce de todas maneras como si no fuera así y trata al yo con arreglo a esta hipótesis. El yo por otro lado se sabe inocente, pero experimenta, por el otro lado, culpabilidad.

De todos modos no siempre se manifiesta la culpabilidad, bien pueden aparecer sus sustitutos: los autocastigos.

Cuanto más avanzada la neurosis, mas predominara el componente de satisfacción pulsional y menos el de la defensa. Los mismos sintomas que primitivamente significaban restricciones toman luego la tendencia a la satisfacción. La misma defensa se sexualiza y pasa a ponerse al servicio de la satisfacción pulsional. El componente de goce autoerótico es el que en definitiva se muestra más eficaz en la neurosis obsesiva, a diferencia de la histeria. El estadio terminal es un yo extremadamente restringido que se ve impulsado a buscar sus satisfacciones en los sintomas.

Dos técnicas auxiliares a la represión:

  • Borrar lo sucedido: todas las modalidades de defensa son malos sustitutos de esta tarea imposible de querer borrar, eliminar, lo inscripto. No siquiera la represión, que es la más efectiva, lo logra. Esto es exactamente lo que propone el obsesivo queriendo hacer desaparecer no la impresión o la vivencia de un suceso sino el mismo suceso. Implica por tanto acciones motrices, es un simbolismo motor, comparable a la magia. Tiene cierto parentesco con los sintomas de dos tiempos, pero en este caso se conservan los dos tiempos. En cambio aquí se trata de una supresión, más radical. En la vida cotidiana tiene su modelo en tratar cierto hecho como si no hubiera ocurrido. Tiene también una forma atenuada en la repetición obsesiva, cuando algo ocurrió no como se deseaba, se lo repite indefinidamente introduciendo variaciones muy sutiles según el deseo.
  • Aislamiento: corresponde también a la esfera motriz, porque se trata justamente de no realizar ninguna acción. Consiste en que después de un suceso desagradable o de un acto propio importante desde el punto de vista de la neurosis, es interpolada una pausa en la que nada debe suceder, no efectuándose durante ella percepción alguna ni ejecutándose acto de ningún género. Es decir, que se separa, lo que tendría que unirse por asociación. Aunque no es olvidado el suceso se lo despoja de su afecto y se suprimen o se interrumpen las relaciones asociativas. El efecto es similar a la represión en la histeria y su consecuencia: la amnesia. Es lo opuesto a la asociación libre.


SEGUIR LEYENDO

Deja tu comentario Facebook

Deja tu Comentario


17 febrero, 2013 21:18

David Lynch Psychoanálisis / Twin Peaks: Fire, walk with me

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

29 septiembre, 2011 10:19

Ensayo breve sobre La Perversión

21 septiembre, 2011 11:10

¿Como armar una Biblioteca Perversa?

Otras Noticias