SyP Viernes, 22 de Agosto
19 septiembre, 2010 18:22 Imprimir

Anorexia-Bulimia: Parte VIII

En el camino de la sexualidad de la niña, se imponen como decisivos un cambio de la modalidad del goce (del clitorideo al vaginal) y de objeto (de la madre al padre). En la niña la castración introduce en el Complejo de Edipo. Es origen del alejamiento de la niña respecto a la madre y de investiduras amorosas hacia el padre (porque posee “el falo”). Pero esto explica sólo un punta del problema sobre la Sexualidad Femenina…aún abierto y desconocido.

La obesidad domestica

La Batalla infinita contra el peso (tiempo)

 

Parrafos seleccionados del libro de Recalcati, M., La última cena: Anorexia y Bulimia. Ediciones del Cifrado, Bs. As. 2004.

La imagen no es constituida intencionalmente por el sujeto sino que es constituyente del sujeto. Al contrario la anoréxica-bulímica quiere hacer de la imagen de su cuerpo una imagen constituida por la voluntad, por el sacrificio superyoico, tratando  de evitar el sacrificio simbólico de la castración. Restando contra el poder del significante (que mata la cosa) con el poder de la imagen.

Existe un goce que atañe a la imagen y que esta fuera de lo simbólico, afuera del orden de la ley simbólica; goce que queda más acá de la acción normativa del lenguaje. Este resto de libido que atañe a la imagen y que no cede a la ley simbólica indica la obstinación del goce narcisistico, su insistencia no plenamente simbolizable. Una imagen que debe obedecer al yo ideal, que si debe, es que todavía no se realiza, porque está condenado al fracaso, siempre queda un resto, un exceso de carne, de grasa. Su proyecto de dominio de lo real pulsional del cuerpo a través de la imagen estética se convierte en una nueva servidumbre.

En el tiempo de la infancia el sujeto es fundamentalmente el objeto de la voluntad del Otro. El lugar del niño en el discurso familiar es el lugar de quien debe responder y satisfacer las expectativas del Otro. El niño se identifica al significante de la demanda del Otro, a aquello que el Otro quiere de él, convirtiéndose en objeto del fantasma materno. Es el movimiento de la “alienación-significante”.

El tiempo de la adolescencia es un segundo tiempo que puede corregir o rectificar el resultado del encuentro con el Otro, jugado por el sujeto en su infancia. Es el movimiento de “separación”. El sujeto deja de ser el objeto del fantasma del Otro sino capaz de construirse el propio fantasma. Crea el lugar para el objeto causa del deseo como objeto del propio fantasma, la agalma, el objeto a. La crisis adolescente implica un aumento de espesor real de la pulsión que el adolescente no enfrenta a través de lo simbólico, no a través de Ideal del yo, sino que recurre a un simétrico aumento de espesor del registro imaginario, o sea por medio de una inflación excesiva, narcisistica, del yo ideal. Es como si el problema del adolescente fuese aquel de lograr gobernar el aumento de espesor real de la pulsión a través de un aumento de espesor imaginaria del Ideal. Es un intento de dominio del ideal sobre la pulsión.

En el camino de la sexualidad de la niña, a diferencia del niño, se imponen como decisivos un cambio de la modalidad del goce (del clitorideo al vaginal) y de objeto (de la madre al padre). En la niña la castración introduce en el Edipo, en cuanto origen del alejamiento de la hija en relación a la madre (descubierta por la niña como carente de falo) y del investimento amoroso del padre (que en cambio posee el falo). La anoréxica introduce la nada como objeto separador, sus estrategias fóbicas en relación a la comida son una forma de protegerse de la angustia de ser devorada. Son una llamada al padre, que fallo en el corte con el Otro materno, dejándola a merced del deseo de la madre.

El toxicómano vive a través de la potencia de la sustancia. La ilusión de dominio fálico, del saber del goce que es imposible se vuelve su leitmotiv. En la anorexia, en cambio, la potencia no es la de la sustancia, (la cual está literalmente reducida a “nada”) sino la de la imagen del cuerpo. Una cuasi-sustancia-la nada- que sin embargo la femineidad sabe elevar a significante del deseo del Otro, y que en cambio la anorexia logra solo fetichizar. El ídolo anoréxico demanda el sacrificio y no la realización de la femineidad. La potencia de la imagen del cuerpo-flaco no está para nada en relación a un más allá del goce fálico, sino que refleja plenamente el régimen obsesivo del tener.

En el ser sexuado hay dos goces: el goce fálico y el Otro goce. El estrago anoréxico es una extremizacion patológica de la dificultad de subjetivar el cuerpo en cuanto femenino. Mientras el cuerpo masculino está coordinado por la centralidad visible y representable de la imagen fálica, el cuerpo femenino carece de guía significante, porque, como nos ha ensenado Lacan, en el inconsciente falta un significante que pueda representar el ser del cuerpo y del goce femenino. En efecto, el ser de una mujer no puede ser pensado, de ninguna manera, en el registro fálico del tener. Una mujer no es una minusválida a nivel fálico. El problema, más bien, es que el más allá del falo implica un salto al vacío. Implica un abandono del falo como unidad de medida del ser. La anoréxica, en este sentido, se queda en el umbral del problema. No se aventura realmente en este más allá. Más bien tiende a cancelar y a negar la diferencia sexual como tal. El estrago anoréxico del cuerpo realiza un goce más allá del falo, pero sin castración; mientras la condición para alcanzar el más allá del goce fálico es justamente el encuentro con el límite de  la castración. En este sentido, el infinito de la anoréxica es un “mal infinito”: no se realiza nunca, sino que exige, en realidad, un diferimiento continuo. La imagen ideal e infinita –mas allá de los sexos- del cuerpo flaco es tan desesperadamente deseada como constantemente inalcanzable.

El paradigma anoréxico-bulímico es la “restauración imposible de la Cosa”. Quedarse más acá del significante, para no perder, significa quedarse pegado a la Cosa. Pero una vez superado el umbral del cero, se cae en la vorágine sin fin, el sujeto queda expuesto a la ley de la repetición, que como tal es siempre perdida de goce. Superado el cero, se convierte en bulímica. Se pierde la luna de miel imaginaria de la anorexia. El tiempo no retorna jamás. El S1 que da inicio a la cadena es irrepetible, perdido en la cadena misma. Perseguir la coincidencia con el Ideal es efectivamente “tiempo perdido”.

En el primer tiempo de la constitución del discurso anoréxico-bulímico es el del Ideal que somete a la pulsión. Es la vocación mística de la anoréxica. Es la luna de miel del estadio del espejo. Dominio ideal sobre la pulsión que suscita una euforia imaginaria del sujeto, se evita la diferencia sexual impuesta por la castración. Es el cuerpo anoréxico como un ángel, que no tiene sexo.

El segundo tiempo del discurso anoréxico-bulímico hace un vuelco y es la pulsión que supera hora el Ideal. El resto arruina la imagen ideal, es el resto pulsional que insiste (a). Resto imborrable de toda operación simbólica. Por eso la pasión de las anoréxicas por la cocina, porque tratan de reducir todo lo que atañe al elemento pulsional en una cuestión del saber referencial, es una sublimación imperfecta. Se resiste a la perdida de goce. Por eso la restauración (volver a un estado anterior) de la Cosa a través del ideal (volver al estadio de la pulsión de muerte).

Pasar seguir leyendo, hace click aca y descargate el libro gratis en nuestra sección biblioteca online

SEGUIR LEYENDO

Deja tu comentario Facebook

1 Comentario

  • buenas acabo de enterarme de tu sitio y la verdad es que me parece chevere no sabia de mas personas interesadas en estos temas, aqui tienes un nuevo lector que seguira visitandote constantemente.

Deja tu Comentario


29 julio, 2014 18:59

Myle Cirus & Justin Bieber 2014 Love Tour LATINOAMERICA

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

21 abril, 2012 9:48

Apetitos de 1917

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

29 septiembre, 2011 10:19

Ensayo breve sobre La Perversión

21 septiembre, 2011 11:10

¿Como armar una Biblioteca Perversa?

Otras Noticias

  • Psicoanálisis Mas allá del Principio de Placer (IV parte)

    Mas allá del Principio de Placer (IV parte)

    Mario Fischman: “Lectura de Lacan del Fort-da. Seminarios II y VII. Índice razonado de los Escritos” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992.   Resumen: Este sujeto en tanto efecto del significante da cuenta de lo que va a ser el aforismo de Lacan de esta primera época. Aforismo central que es: el inconsciente está estructurado como un lenguaje. Lacan dice que la … [SEGUIR LEYENDO]

  • SistémicaTerapias "Psi" Terapia Sistémica Individual (III parte)

    Terapia Sistémica Individual (III parte)

    Boscolo L, Bertando P.: “Terapia sistémica individual”. Capítulo 3 de la primera parte “El proceso terapéutico”. Amorrortu editores. 2000. Deconstrucción y construcción en la sesión Un modelo en el que nos hemos inspirado recientemente, al describir el pensamiento y la acción del terapeuta en el curso de la sesión, proviene de la crítica literaria y del análisis del texto, que es deconstruido y reconstruido según la sensibilidad, la cultura, el conocimiento y los prejuicios del lector. Si lo consideramos un … [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis ObsesivaPsyko Patologias

    La Neurosis Obsesiva: El caso del Hombre de las Ratas (I parte)

    El conflicto de ambivalencia entre el amor y el odio hacia el padre, es en la neurosis obsesiva la base de la duda compulsiva y de la irresolución característica de la posición del obsesivo. “Si contra un amor intenso se alza un odio casi tan intenso como él, la consecuencia inmediata es una parálisis de la voluntad, una incapacidad de adoptar resolución alguna en cuanto a todos aquellos actos cuyo móvil haya de ser el amor.” La neurosis obsesiva tiende a hacer el mayor uso posible del mecanismo de desplazamiento para defenderse, en consecuencia la indecisión se extiende a toda la actividad del sujeto. Queda instaurado el régimen de la obsesión y de la duda…. [SEGUIR LEYENDO]

  • ParanoiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias

    Las Psicosis en Diván (II parte)

    Schreber inventa y sustenta, por su sola decisión, un “orden del universo” curativo de los desordenes del goce cuya experiencia él padece; y, donde el Nombre-del-padre forcluido no promueve la significación fálica, aparece una significación de suplencia: ser la mujer de Dios, con la ventaja de que el goce desde ahora consentido se localiza sobre la imagen del cuerpo…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (I parte)

    ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (I parte)

    Fiorini, Héctor y otros: “¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica?”, en Psicoanálisis, focos y aperturas, Psicolibros, Montevideo, 2001.   Apuntes del Texto:   Características fundamentales de una buena terapia psicoanalítica: Una buena psicoterapia transcurre en un contrato de trabajo compartido por las partes, no impuesto por una de las partes a la otra, sino en un contrato que las partes comparten, sujeto a revisión. Es decir, la buena psicoterapia es una libre contratación. El paciente debe poder entrar y … [SEGUIR LEYENDO]

  • NeurocienciasPsiquiatríaSalud Pública

    Del neuropsiquiátrico a las neurociencias

    Existe una confusión, especialmente entre algunos psiquiatras biológicos actuales, que consiste en entender al psiquismo sólo como una función de lo neuronal, no como un nivel de organización complejo que incluye, como parte de su complejidad, el sustrato del cerebro y el funcionamiento de la neurona y la sinapsis. El propio concepto de neuronal es una construcción de lo psíquico…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Pulsion y Deseo en la obra de Freud: III parte

    Pulsion y Deseo en la obra de Freud: III parte

    PULSIÓN Y DESEO EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia Dictada el 3 de octubre de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Hasta acá la primer etapa de Freud acerca del concepto de deseo. El deseo en psicoanálisis no se trata del anhelo, sino de un deseo articulado. De un deseo cuya función es dar vueltas, desplazarse. (Tenemos tres flechas en el esquema, del aparato psíquico). Lacan va a decir que el deseo es metonímico. Está entre las murallas significantes, … [SEGUIR LEYENDO]

  • SistémicaTerapias "Psi" Terapia Sistémica Individual (IV parte)

    Terapia Sistémica Individual (IV parte)

    Boscolo L, Bertando P.: “Terapia sistémica individual”. Capítulo 3 de la primera parte “El proceso terapéutico”. Amorrortu editores. 2000. El proceso Aquí nos referiremos en particular a la terapia breve-larga ya presentada en el capítulo 2, es decir, a la terapia individual sistémica que estamos utilizando más frecuentemente con la mayoría de los clientes encauzados a la terapia individual. Los otros casos, o no son idóneos para una terapia a plazo de veinte sesiones (casos de psicosis graves o casos … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteria de AngustiaPsicoanálisisPsyko Patologias Histeria de Angustia o Fobia

    Histeria de Angustia o Fobia

    La designación «histeria de angustia»; se la propuse al doctor W. Stekel cuando emprendió la exposición de los estados neuróticos de angustia (1908), y espero que adquiera carta de ciudadanía. Ella se justifica por el pleno acuerdo entre el mecanismo psíquico de estas fobias y el de la histeria, salvo en un punto, pero un punto decisivo y apto para establecer la separación: Y es este: la libido desprendida del material patógeno en virtud de la represión no es convertirla, no es aplicada, saliendo de lo anímico, en una inervación corporal, sino que se libera como angustia…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias Las Neuropsicosis de Defensa: II parte: La Neurosis Obsesiva

    Las Neuropsicosis de Defensa: II parte: La Neurosis Obsesiva

    El carácter obsesivo del síntoma hace referencia a este curso forzoso que adquiere la representación obsesiva. No la hace obsesiva el contenido, sino su origen, su fuente, en tanto proviene de la represión, del retorno de lo reprimido. Esto es lo que determina que su carácter tenga un curso psíquico forzoso. Si bien se trata de una representación consciente, se comporta como si fuera inconsciente, de un modo que no es controlable por la conciencia del sujeto…. [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteriaHisteria de AngustiaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias La angustia en la obra de Freud: VII parte

    La angustia en la obra de Freud: VII parte

    LA ANGUSTIA EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 7 de Junio de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Dejemos por ahora el capitulo 4, al que vamos a volver dentro de en un rato y situémonos en el capítulo 7. Lo que Freud presenta aquí, es lo que se llama la última fórmula freudiana sobre la neurosis. Sí la quieren encontrar, la van a encontrar en la página 119 de “Inhibición, síntoma y angustia”. Lo podríamos pensar … [SEGUIR LEYENDO]

  • HisteriaPsicoanálisisPsyko Patologias Lecciones de introducción al psicoanálisis: IV parte

    Lecciones de introducción al psicoanálisis: IV parte

    IV. El sueño y la realización del deseo. El deseo es articulación. El tercero deseante y la “pareja” de la histérica. Dora, Isabel de R. Masotta, O.: “Lecciones de introducción al psicoanálisis” Ed. Gedisa, Barcelona, 2006.  El significante define el límite del campo mismo del psicoanálisis como practica. Aquí quien habla no emite lo que dice: quien habla es el inconsciente. En el lapsus el sujeto recibe un mensaje que proviene de otro lugar (o del lugar del Otro); esas … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Síntoma–Metáfora y Síntoma–Letra

    Síntoma–Metáfora y Síntoma–Letra

    Ancla 2. Encadenamientos y Desencadenamientos I. Revista de la Cátedra II de Psicopatología. Facultad de Psicología. Universidad de Buenos Aires. Síntoma y Sinthome. (Fabián Schejtman) Jacques Lacan introdujo la noción de sinthome el 16 de junio de 1975, en la apertura del “V simposio Internacional James Joyce”, modificando la escritura que en el idioma francés corresponde a lo que se llama síntoma [symptome]. El Síntoma – metáfora: En los años ’50 Lacan subraya la dimensión simbólica del síntoma, localizándolo en la … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaFobiaHisteriaHisteria de AngustiaMelancoliaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaParanoiaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias La clinica de los nudos en las Neurosis y las Psicosis

    La clinica de los nudos en las Neurosis y las Psicosis

    La cadena neurótica…y el sinthomanalista Ancla 2. Encadenamientos y Desencadenamientos I. Revista de la Cátedra II de Psicopatología. Facultad de Psicología. Universidad de Buenos Aires. Síntoma y Sinthome (Fabián Schejtman) La realidad psíquica, el complejo de Edipo, o el nombre del padre, tienen función de sinthome en una posible cadena neurótica. Encadenan a los tres registros que, sin ese cuarto elemento suplementario, se desenlazarían. Los dos lapsus que dejan a los tres registros sueltos se localizan en el nudo como fallos basales en … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaFetichismoNeurosis ObsesivaPerversiónPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias Operadores Conceptuales Psicoanaliticos

    Operadores Conceptuales Psicoanaliticos

    El falo no es el pene, es la premisa universal del pene; a saber, la creencia del sujeto infantil de que existe un solo sexo y su testaruda negativa de reconocer la diferencia. Si bien el falo se inscribe en el campo de la visión, no es en cambio representable (lo que no se ve, determina lo que se ve). La mujer debe realizar un doble cambio de zona erógena y de objeto. El motor del movimiento es la decepción fálica…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introducción al psicoanálisis: V parte

    Lecciones de introducción al psicoanálisis: V parte

    Masotta, O.: “Lecciones de introducción al psicoanálisis” Ed. Gedisa, Barcelona, 2006. V. Psicoanálisis, Medicina, Saber. El cuerpo se erogeniza en un mal lugar. Hay un Saber medico, el que se aplica, es obvio, a los objetos de su campo, mientras que en psicoanálisis es el lugar mismo del Saber de lo que se trata. En el sujeto llamado “paciente” está en juego una relación del goce, el deseo y la pulsión, con los objetos de su Saber. Sería un pésimo … [SEGUIR LEYENDO]

  • HisteriaNeurosis ObsesivaParanoiaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias La Empatia en Las Neurosis. La Identificación Histérica

    La Empatia en Las Neurosis. La Identificación Histérica

    Mesa del Congreso AAP octubre 2008: La empatía en el psicópata, el perverso y el neurótico. La pseudoempatía del neurótico y la identificación histérica. Roberto Mazzuca Presentación En la distribución de temas de esta mesa me ha tocado ocuparme de la cuestión de la empatía en la neurosis. Me gustaría comenzar afirmando que, entre las diversas estructuras clínicas, la neurosis es aquélla que en mayor medida carece de la capacidad de establecer relaciones de empatía. Sin embargo, quien me ha precedido … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaPsyko Patologias Trastornos Fóbicos: Agorafobia, Fobias Sociales, Fobias específicas y Trastorno de Ansiedad Generalizada

    Trastornos Fóbicos: Agorafobia, Fobias Sociales, Fobias específicas y Trastorno de Ansiedad Generalizada

    Vallejo Ruiloba, J. y Gastó Ferrer, C.: “Trastornos afectivos: Ansiedad y depresión”. Parte 1: Ansiedad (Cap. 2, 3 y 4). Parte 2: Depresión (cap. 12, 13 y 19). Editorial Masson. España. Trastornos Fóbicos: Las fobias son miedos que se consideran patológicos en función de su intensidad y anacronismo. Marks (1969) sistematizo el estudio y la clasificación de las fóbicas, destacando cuatro características definitorias que las distinguían del resto de los miedos normales: El miedo era desproporcionado a la situación que … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo

    La Construcción Freudiana de “Las Perversiones”

    El talento perverso es el de transformar el sufrimiento en goce y la falta en plenitud, es decir, convertir una carencia en algo que resulte positivo. La estructura de la perversión es la que resulta más favorable para las producciones sublimatorias. Tienen el arte de hacer de la necesidad, virtud…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XVIII parte

    Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XVIII parte

    Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. XVII. Las dificultades del narcisismo Freud no va a introducir el concepto de narcisismo, sino que va a pensar con todos los medios que tiene a su alcance, para dar cuenta del concepto. Es una reflexión sobre el concepto y no una introducción al termino. En las neurosis lo que se ve es la dificultad del sujeto con la libido objetal. Y es solamente cuando … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Complejo de Edipo, Reflexiones

    Complejo de Edipo, Reflexiones

    Bleichmar, S.: “Violencia social – Violencia escolar” De la puesta de límites a la construcción de legalidades.”  Caps: Sobre la puesta de límites y la construcción de legalidades. Noveduc, 2008. Sobre la puesta de límites y la construcción de legalidades: Un mito: el del niño librado a sus pulsiones hasta la instauración del superyó como resolución del conflicto edípico. Una conclusión entonces: antes de la resolución de éste, vale decir, hasta aproximadamente los cinco años, ausencia de toda perspectiva ética … [SEGUIR LEYENDO]

  • GrupalTerapias "Psi" Notas para pensar lo grupal

    Notas para pensar lo grupal

    El yo es un conjunto de identificaciones, es una máscara, y el grupo terapéutico es un sitio propicio para el trabajo de cada participante con su propia máscara. Jugando roles se actualizan y producen las identificaciones. El trabajo clínico, en situación de grupo, interroga roles y conjetura identificaciones. El espacio de un grupo terapéutico intenta crear condiciones para que los movimientos identificatorios sean interrogados…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis La trama del Síntoma y el Inconsciente: I parte

    La trama del Síntoma y el Inconsciente: I parte

    No basta con referirse a lo real pulsional para situar aquello que, no cesando de no escribirse, motoriza la tarea incesante del inconsciente (como tampoco reducir este ultimo a la producción de un saber torturante o ligarlo con exclusividad a las “novelas paternas” de la pérdida del goce). En el trabajo de ciframiento del inconsciente esta el goce, sexual, entonces, es la razón sexual la que no cesa de no escribirse, causando el trabajo de cifrado del inconsciente. … [SEGUIR LEYENDO]

  • Demencia PrecozEsquizofreniaParanoiaPsicosisPsiquiatríaPsyko Patologias Psiquiatría Clásica: La Demencia Precoz (o esquizofrenia) III parte

    Psiquiatría Clásica: La Demencia Precoz (o esquizofrenia) III parte

    Kraepelin, E: ‘La demencia precoz’.  Cap. I (Demencia precoz) y Cap. II (Síntomas Psíquicos) – pág. 7 a 85 – Editorial Polemos, 1996. Resumen:   Definición: La demencia precoz consiste en una serie de estados, cuya característica común es una destrucción peculiar de las conexiones internas de la personalidad psíquica. Los efectos de este daño predominan en las esferas emocional y volitiva de la vida mental.   Síntomas Psíquicos: Debilitamiento del impulso volitivo: manifestaciones mórbidas en el terreno del trabajo y … [SEGUIR LEYENDO]

  • BiologíaMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismo Neurobiología del Psicópata (II parte)

    Neurobiología del Psicópata (II parte)

    Semiología Psiquiátrica y Psicopatía NEUROBIOLOGÍA DEL PSICÓPATA Dr. Eduardo A. Mata Locomia Todo el Día Raine y Col.(17) afirman que el patrón antisocial se caracteriza por: a) una desinhibición comportamental, baja responsividad fisiológica (vinculada al bajo alerta), y disfunción prefrontal; y, b) disfunción del hemisferio izquierdo o, alternativamente, una lateralización reducida para las funciones lingüísticas. a) La desinhibición comportamental Todas las alteraciones incluidas en a) tendrían elementos comunes. Por empezar, la desinhibición comportamental se vincula con conceptualizaciones de Gray en … [SEGUIR LEYENDO]