SyP Sabado, 19 de Abril
16 septiembre, 2010 19:55 Imprimir

Toxicomania y Psicoanálisis

Las propiedades farmacodinamicas no son condición suficiente pero sin duda necesaria para que exista toxicómano. Esa entrada en la toxicómana es el resultado de un encuentro entre la negación de la falta de objeto con la contingencia de ese real químico (flash-viaje-trance místico trascendental) que la droga provee. No es un objeto a través del cual la pulsión se satisface, es el objeto donde la satisfacción se produce, por eso es exclusivo y necesario.

 

Las famosas tribus urbanas

 

Pensar en un tratamiento de la toxicomanía:

Párrafos seleccionados del libro de EDUARDO VERA OCAMPO. Droga, psicoanálisis y toxicomanía. Editorial Paidos – 1981. Cap. 3: “Aproximación psicoanalítica a la toxicomanía

El yo ideal es una formación intrapsíquica resultante de la identificación primaria con la madre fálica, es una vivencia inmediata alienante en la que el sujeto aparece como incapaz de distinguirse a si mismo del ideal. Servirá de modelo a las identificaciones heroicas con personajes excepcionales y prestigiosos.

Los actos fallidos son en realidad actos logrados, verdaderos “atajos del deseo” que, a través de las fallas de la palabra, de la memoria o de la acción, permiten al deseo inconsciente contornar la frontera de la censura.

La abstinencia del consumo durante el tratamiento puede lejos de permitirle al toxicómano acceder a la falta simbólica del objeto, es decir a una falta independientemente de la presencia real de la droga (castración simbólica), quedar alienado en una relación imaginaria con el analista, basada en la frustración a la droga, que mantenida a distancia, continuara siendo para el adicto el único y real objeto del cual espera satisfacción. Confirma el analista la creencia del toxicómano en que su adicción es el efecto de las propiedades extraordinarias de la droga y no el resultado del lugar que él le otorga en la dialéctica de su propio deseo.

Lo esencial no son las propiedades químicas del objeto, ni el placer supuesto en el consumo, sino el autoerotismo subyacente en tanto que ideal narcisista de independencia, y cuya función no es otro que la de repudiar la ausencia estructural de un objeto real y adecuado al deseo.

El abandono de la droga como producto de los efectos de la castración simbólica que relanza la dinámica del deseo y no el resultado alienante de la frustración que mantiene el objeto imaginariamente adecuado y necesario. Renunciamiento pulsional en el interior del dispositivo analítico.

La relación con el analista constituirá para el toxicómano la experiencia inaugural de una relación posible y verdadera con el otro, a partir de la cual la experiencia autoerótica con la droga perderá su carácter exclusivo.

La sexualidad aparece como pulsión aislable, detectable, solo en el momento en que la actividad no sexual, la función vital se desprende de su objeto natural o lo pierde.  El autoerotismo es el momento constitutivo de la sexualidad. El objeto ha sido sustituido por un fantasma. El objeto perdido se constituye al par que se despliega el autoerotismo. La masturbación infantil no es solo la mera manipulación del órgano, sino un tiempo inaugural, el de la constitución del objeto en tanto perdido. La primera etapa de la sexualidad es la del apuntalamiento, la etapa de la excitación sexual se produce como efecto marginal de la satisfacción de la necesidad. La pulsión tiene su objeto fuera del cuerpo propio, en el seno de la madre. Este objeto fue ulteriormente perdido, tal vez precisamente en el momento en que el niño se había vuelto capaz de formar una representación de conjunto de la persona a la que pertenecía el órgano que le suministraba la satisfacción. Como norma general, la pulsión sexual se vuelve autoerótica. Hay un momento en que el objeto se constituye como perdido. El autoerotismo se ocupa de ese proceso. Se pierde el objeto cuando para el sujeto la madre aparece como sujeto deseante. Se vuelve real y poderosa ya que de ella dependerá el acceso a los objetos, que ahora no serán de mera satisfacción sino objetos de don, don de poder maternal, y en tanto tales, susceptibles de entrar en una connotación presencia-ausencia.

Si el reencuentro del objeto es solo una ilusión, se debe a la imposibilidad de reencontrar esta relación inicial con un objeto de necesidad perdido y ya derivado, metonimizado. Lo que pretende el toxicómano es que ha hallado el objeto de satisfacción. La droga es su objeto de necesidad, no puede no faltarle. Expresa la negación de la pérdida, la negación de la carencia de objeto. Pero si dice “me falta” es porque el objeto no se perdió y porque lo encontró, le falta. Es un simulacro de biologizacion. Pero esta negación de la carencia la paga con lo insoportable que es la falta de la falta. Utiliza la droga para intentar lo imposible, la transmutación del objeto de placer en objeto de necesidad, pero esta ilusión es solo posible a través de la alquimia del verbo. Por ser “ser hablante” se vuelve toxicómano y su alquimia irrealizable, porque solo cuenta con el verbo para llevar a cabo su ilusión.

Hay una descentración de la sexualidad genital (deslizamiento hacia el registro de la necesidad como condición previa al placer y al mismo tiempo lo impide. La lógica de lo necesario, “no puedo obrar de otro modo”, hasta la transgresión a la ley se borra) a través de un simulacro de biologizacion sostenido por un sujeto que se quisiera cortado del amor (amar es dar lo que uno no tiene).

El tormento infligido a si mismo que todavía no es el verdadero masoquismo: vos pasiva: “tú me drogas”, sino voz media refleja: “me drogo”. La dimensión del acto no se conjuga ni en voz activa ni pasiva, a diferencia del masoquismo perverso, para el cual se ha operado una transformación de la finalidad activa en pasiva, lo que implica la búsqueda de otra persona como “objeto”, objeto de la pulsión pero sujeto de la acción. El toxicómano se encontraría fijado en esa posición intermedia del masoquismo reflejo, autoagresivo, debido a su negación de la pérdida del objeto. Como si la droga no fuera destructiva. Se repite ese acto (me drogo) para siempre. La satisfacción estaría allí, en la repetición del acto mismo, no en el objeto ni en su evocación. Lo que esta dimensión de acto introduce, lo que encarna para el toxicómano, no es otra cosa que la pulsión de muerte en tanto es la excepción a la regla pulsional, donde la satisfacción no depende de un objeto sino de un acto.

El vínculo del toxicómano con la droga aparece bajo el doble signo de la necesidad (hasta el punto de ser vital) y la exclusividad (invalida toda posibilidad de construir otros objetos sustitutos y contingentes). La droga se ha convertido para él en “objeto exclusivo de su placer necesario”. Sometido en la lógica de la exclusividad se verá atrapado en las redes de la necesidad. Una relación de exclusividad no puede constituirse sino sobre la base de la exclusión. La relación de exclusividad del toxicómano con la droga es indisociable de su intento de rechazar, de excluir a todo posible compañero de placer, aspirando así a un ideal narcisista de autonomía en el goce. Coloca la satisfacción bajo el signo de un ideal de autonomía en el goce, fuera del tiempo, en un espacio privilegiado, el territorio de la droga. La posibilidad de refugiarse en un mundo propio, en referencia al repliegue narcisista como indisociable del deseo de independencia que, está en el origen del fantasma narcisista de autoengendramiento, como libración de la subordinación original (y en reacción defensiva contra ella) o bien como relación fusional que debe asegurar la permanencia del sistema protector. Con decir solo dependencia se escapa esta pasión de independencia respecto del otro, como expresión de su ideal de dominio por el fantasma, de la falta de objeto. Para el toxicómano esta dualidad (dependencia-independencia) queda bloqueada. Esta encrucijada se ubica en el autoerotismo. Drogarse en la puesta en práctica del goce inmediato, el negativo de la mediatización. Esta dimensión del acto tiene un itinerario fijo. “Escucharse”=“Drogarse”: constituye una actividad especular desde el momento en que esta fundada en el desdoblamiento, donde el sujeto se reconoce como punto de partida de un estimulo perceptivo instantáneo. En la inmediatez especular se busca eludir la diferencia (también la diferencia sexual en la medida en que el desdoblamiento narcisista sustituye la diferencia de los sexos), en el sentido económico, la diferencia de tensión y en un sentido más amplio la ilusión de volver un estadio anterior a la separación, al abrigo de todo obstáculo. Desexualizacion a través de la transformación de la libido de objeto en libido narcisista. Se salva la integridad narcisista amenazada por la angustia de castración.

El tiempo crucial de constitución de la identidad subjetiva, la alteridad, es cuando se tramita la pérdida del objeto y la pérdida de su identidad primaria, la que se establece sobre la base de la identificación primaria con la madre. La superación de esta doble perdida es la condición previa necesaria para que se constituya en el sujeto una identidad psíquica y más tarde una identidad sexual. Si no se elabora el doble duelo, inscribiendo el objeto dentro de sí, se verá el sujeto liberado a la tendencia de volver al estado de indiferenciación mediante mecanismos de identificación. Lo paradójico es que en el acto de drogarse va a operar una verdadera apropiación del otro, con el objetivo final de liberarse del objeto.

Existen dos posiciones teóricas: droga como significante “es el toxicómano el que hace la droga” y otra posición es la organicista, la droga como un químico “hace al toxicómano”.

Las propiedades farmacodinamicas no son condición suficiente pero sin duda necesaria para que exista toxicómano. Esa entrada en la toxicómana es el resultado de un encuentro entre la negación de la falta de objeto con la contingencia de ese real químico (flash) que es la droga. El resultado de ese encuentro es la experiencia de flash, de viaje, mística. La droga no es un objeto fetiche, medio necesario para llegar al orgasmo, sino por el contrario aparece como significante que quisiera significarse a sí mismo, que es a la vez medio y fin. No es un objeto a través del cual la pulsión se satisface, es el objeto donde la satisfacción se produce, por eso es exclusivo y necesario.

SEGUIR LEYENDO

Deja tu comentario Facebook

Deja tu Comentario


17 febrero, 2013 21:18

David Lynch Psychoanálisis / Twin Peaks: Fire, walk with me

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

29 septiembre, 2011 10:19

Ensayo breve sobre La Perversión

21 septiembre, 2011 11:10

¿Como armar una Biblioteca Perversa?

Otras Noticias

  • PsiquiatríaPsyko PatologiasToxicomanía

    Adicciones: Alcoholismo

    El delirium tremens presenta la misma sintomatología que un delirio subagudo; pero lo que predomina es el temblor, un temblor importante, grueso, movimientos fuertes y automáticos de succión y agitación y la presencia de fiebre (40 o 41 grados). … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteriaHisteria de AngustiaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias La Angustia en la obra de Freud: Ultima parte

    La Angustia en la obra de Freud: Ultima parte

    LA ANGUSTIA EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 7 de Junio de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Me gustaría introducirlos, en el problema de la angustia en la enseñanza de Lacan. Lacan tiene dos definiciones de la angustia: La primera dice que “la angustia es la señal ante el deseo del Otro” y la otra definición dice, “la angustia aparece cuando falta la falta”. Ambas definiciones parecen contradictorias, porque si la angustia es la señal ente … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introduccion al psicoanalisis: VII parte

    Lecciones de introduccion al psicoanalisis: VII parte

    Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. El significante: El significante es la palabra, en tanto la palabra es capaz de remitir a más de un significado. Un ejemplo. El chiste. Para que haya chiste tiene que haber un fenómeno de palabra. Además, el chiste necesita ser contado. Con el chiste nos encontramos siempre ante lo mismo, es decir, una palabra que remite a más de un significado. Esa capacidad que tiene … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Pulsion y Deseo en la obra de Freud: Ultima parte

    Pulsion y Deseo en la obra de Freud: Ultima parte

    PULSIÓN Y DESEO EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 3 de octubre de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Me gustaría, para relajarse un poco, porque fue una conferencia muy teórica, hablarles de dos películas que muestran un poco esta cuestión. Una es, “En busca del destino” ¿Quiénes la vieron? Con Robin Williams. Los que no la vieron, se las recomiendo. Hay un hecho en la película que ha sido muy criticado por algunos psicoanalistas y es … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introducción al psicoanálisis: III parte

    Lecciones de introducción al psicoanálisis: III parte

    Masotta, O.: “Lecciones de introducción al psicoanálisis” Ed. Gedisa, Barcelona, 2006. III. Lapsus y querer decir. Comunicación y comprensión. El significante. El chiste es modelo. Cuando Freud quiere introducir a su audiencia al concepto psicoanalítico por excelencia, el inconsciente, no lo hace hablando sin más de la represión de la sexualidad, sino que trata de mostrar las lagunas del discurso inconsciente, llama la atención más sobre fenómenos de palabras que sobre las cuestiones del sexo. Sin embargo, se lo ve: … [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaTerapias "Psi" La Terapia Cognitiva (IV parte)

    La Terapia Cognitiva (IV parte)

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte II (Introducción a la terapia cognitiva) . Eudeba, año 2007, Buenos Aires. Resumen: Emoción y cognición en terapia cognitiva: Contrariamente a lo que muchos legos creen, las emociones humanas no son innatas, sino adquiridas, construidas en la relación con los otros seres humanos que conforman la familia y la comunidad de esa nueva persona. Toda emoción entraña un color afectivo ligado a cierta respuesta fisiológica. Pero tanto el nombre de la emoción, como … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psyko PatologiasSuicidioTrastornos del Ánimo La Carta Suicida

    La Carta Suicida

    El suicido no es sin dedicatoria. ¿A quien mata el muerto antes de morir? Estos y otros interrogantes se abren con la carta de un famoso caso suicida. Juan Carlos Bolton, psicoanalista lacaniano, miembro de la EOL, nos deja este testimonio antes de morir. … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaHisteriaPsicoanálisisPsyko Patologias La trama del síntoma y el inconsciente: VIII parte

    La trama del síntoma y el inconsciente: VIII parte

     Histeria y Capitalismo Schejtman, F.: “La trama del síntoma y el inconsciente” 2ª. ed. Buenos Aires: Del Bucle, 2006. El discurso Capitalista: En Milán, en mayo de 1972, Lacan sumo a la ronda de los discursos por el establecidos el discurso capitalista, obtenido por la incidencia de la ciencia sobre el discurso del amo antiguo. Los efectos: a. Impermeabilidad al análisis. El trueque entre sujeto y S1 acarrea la emancipación del sujeto de las determinaciones inconscientes y, consecuentemente, la dificultad … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psyko PatologiasToxicomanía De la drogadicción

    De la drogadicción

    Definición de la OMS: Toxicomanía o drogadicción: estado de intoxicación periódica o crónica originada por el consumo repetido de una droga, con las siguientes características: Deseo o compulsión a seguir consumiendo la droga (dependencia psíquica) Tendencia a aumentar la dosis (fenómeno de tolerancia) Dependencia por lo general física: estado fisiológico modificado, el estado de pura dependencia psíquica ha sido sobrepasado realizándose una modificación fisiopatológica a nivel de la misma célula nerviosa, ocasionada por la repetida administración de un producto a … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias La trama del síntoma y el inconsciente: VII parte

    La trama del síntoma y el inconsciente: VII parte

    Schejtman, F.: “La trama del síntoma y el inconsciente”. Serie del bucle, 2006, Bs. As. Sinthome Síntoma – Metáfora y Síntoma – Letra Hay una nueva definición de síntoma sobre el final de la enseñanza de Lacan, aquella que lo concibe como una letra de goce, en oposición a su concepción inicial, la que lo aborda a partir de su aspecto metafórico. Brevemente, si el “síntoma – metáfora” es producto de la determinación –simbólica- de la concatenación significante y hace … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Construcción de los Conceptos Psicoanalíticos: Pulsión y Transferencia

    Construcción de los Conceptos Psicoanalíticos: Pulsión y Transferencia

    Osvaldo Umérez.: Deseo – Demanda. Pulsión y Síntoma.  JVE Ediciones – Colección Psiqué, 1999, Bs. As. Segundo Seminario: “Pulsión y Síntoma” 25 y 26 de septiembre de 1998. Apuntes de la segunda charla: Hoy vamos a trabajar la pulsión. La pulsión es un montaje de elementos diversos: la fuente, el fin, el objeto y el empuje. La pulsión es parcial, da vueltas alrededor de la zona erógena y tiene que capturar el objeto para volver sobre la zona erógena. Es … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Síntoma, Deseo e Inconsciente (I parte)

    Síntoma, Deseo e Inconsciente (I parte)

    Se trata de un primer tiempo en el que Freud no cuenta aún con el concepto de inconsciente y deseo, por lo que hablará de conciencia escindida y regulación por el principio de constancia. Es el tiempo del método catártico y la cura por abreacción. Y si bien la descarga, la tramitación vía la descarga, será el marco para estas teorizaciones, quedan obstáculos sin resolver: lo compulsivo del síntoma y la sexualidad como fuente de displacer… [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Aparato Psíquico y Adolescencia

    Aparato Psíquico y Adolescencia

    Uno de los procesos más difíciles de la adolescencia es la desidealización de los padres. En la medida en que esto va ocurriendo, va quedando vacancia para aquello que el sujeto aspira. Este vacío es llenado por nuevas figuras de identificación, como ser un líder juvenil, un hermano mayor, un maestro, un par, etc…. [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaTerapias "Psi" La Terapia Cognitiva (I parte)

    La Terapia Cognitiva (I parte)

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte II (Introducción a la terapia cognitiva). Eudeba, año 2007, Buenos Aires. Resumen: Introducción a la terapia cognitiva: Muchos creen –equivocadamente- que las terapias cognitivas pueden reducirse a un conjunto de recursos técnicos que se combinan de acuerdo a un protocolo aplicable mecánicamente. Pero en estos tratamientos la técnica siempre depende de aquello que queremos lograr; está sometida al modelo que nos hayamos formado del problema o patología que nos proponemos resolver. La interdependencia … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo

    La Construcción Freudiana de “Las Perversiones”

    El talento perverso es el de transformar el sufrimiento en goce y la falta en plenitud, es decir, convertir una carencia en algo que resulte positivo. La estructura de la perversión es la que resulta más favorable para las producciones sublimatorias. Tienen el arte de hacer de la necesidad, virtud…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte IX

    Anorexia-Bulimia: Parte IX

    Deber-gozar y gozar del deber como dos caras de la misma moneda. En el superyó no hay dialéctica; porque el encuentro, la unión entre el deseo y la ley, cuyo producto es el ideal del yo, es un fracaso. Nos encontramos frente a un voluntarismo ciego, sin sujeto, una ley que anula el deseo o un goce sin reglas… [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsyko Patologias Anorexia-Bulimia: Parte III

    Anorexia-Bulimia: Parte III

    La anorexia-bulimia ponen en causa el vacio (como un estomago recipiente a llenar o vaciar) pero no todavía el vacio como causa, como valor de falta. Es entonces el vacio, el fundamento del objeto y no el objeto que constituye el vacio. El vacio constituirá el fundamento del deseo del sujeto, la causa del deseo del sujeto…. [SEGUIR LEYENDO]

  • HisteriaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias La elaboración Freudiana: IV parte

    La elaboración Freudiana: IV parte

    La afirmación de que la neurosis obsesiva debe concebirse como una histeria, es absolutamente original de Freud. No tiene ningún antecedente. Aquí Freud es fiel a su consigna de que para resolver un problema hay que proceder como para romper la cascara de una nuez, es más fácil tomar de a dos, de modo que con una única operación cambia a la vez la concepción de la naturaleza de la histeria y de las obsesiones…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psyko PatologiasTerapias "Psi"Trastornos Narcisistas No Psicoticos Patologias de Borde: Trastorno Narcisista

    Patologias de Borde: Trastorno Narcisista

    Fiorini, Héctor: “Abordaje psicoterapéutico del trastorno narcisista”, Cap. I de Nuevas líneas en psicoterapias psicoanalíticas: teoría, técnica y clínica. Editorial Psimática. Madrid, 1999. Introducción: No debemos esperar que hoy la técnica sea una, sino que mejor pongamos en contacto la diversidad de experiencias que plantea el campo clínico y en esa diversidad vayamos revelando, por un trabajo de construcción lenta, cuales son los recursos, cuales son las intervenciones que podemos ir creando o diseñando o ensayando y veremos que líneas … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaParanoiaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias La clinica de Las Psicosis: II parte

    La clinica de Las Psicosis: II parte

    Las alucinaciones psicomotrices verbales pueden ser verbales sin ser auditivas, sin ser audibles tampoco. A veces el enfermo escucha voces, pero de adentro del cuerpo, no de afuera, en una suerte de “emancipación del lenguaje interior”. Por otra parte, las alucinaciones auditivas pueden serlo pero como en eco de la actividad del pensamiento…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-Bulimia La Guía rápida de SyP para detectar los comienzos de una posible Anorexia-Bulimia

    La Guía rápida de SyP para detectar los comienzos de una posible Anorexia-Bulimia

    Antes de que una anorexia o bulimia se desencadene hay muchos indicios que nos permiten bosquejar el cuadro psicológico previo al desencadenamiento franco. Les dejamos un guía rápida de detección de indices pre-sintomáticos generales de ambos cuadros clinicos. … [SEGUIR LEYENDO]

  • MelancoliaPsicoanálisisPsyko PatologiasSuicidio Suicidio y Melancolia

    Suicidio y Melancolia

    El suicidio en la obra de Lacan por Deborah Fleischer Publicado en Revista Perspectivas de la Asociación de Psicoanálisis de La Plata. Lecturas sobre el suicidio melancólico.   La muerte no es abordable más que por un acto. Aún para que sea logrado, es preciso que alguien se suicide sabiendo que eso es un acto, lo que solo sucede muy raramente. J.Lacan. R.S.I. (18/2/75) Seminario Inédito   El siguiente desarrollo intenta dar cuenta del estatuto del suicidio melancólico en la … [SEGUIR LEYENDO]

  • Demencia PrecozEsquizofreniaParanoiaPsicosisPsiquiatríaPsyko Patologias Semiología y Nosologías Psiquiatricas: II Parte: Paranoia y/o Delirios Crónicos

    Semiología y Nosologías Psiquiatricas: II Parte: Paranoia y/o Delirios Crónicos

    Kraepelin fue alumno de Wundt y a partir de la psicología experimental concebirá a la psicopatología como una patología de las funciones psicológicas normales, describiendo a partir de las funciones del sujeto normal, sus desviaciones. Kraepelin divide a las enfermedades mentales en 13 categorías. … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsiquiatríaPsyko PatologiasSuicidioTrastornos del Ánimo Suicidio: Urgencias en Psiquiatría  (I parte)

    Suicidio: Urgencias en Psiquiatría (I parte)

    Kaplan, H.; Sadock, B. “Sinopsis de psiquiatría.  Ciencias de la conducta. Psiquiatría clínica” Cáp. 33 (Cáp. De urgencias en 8ª edición.)  Editorial Panamericana. Urgencias en Psiquiatría: Suicidio El suicidio puede ser el resultado de un deseo de escapar de una situación difícil o de querer herir a una persona o a una institución. El suicidio parece surgir del sentimiento de que la vida es tan insoportable que la muerte es la única vía de escape del dolor. El suicidio experimenta … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" Exploración de la situación como una modalidad de abordaje en Psicoterapias

    Exploración de la situación como una modalidad de abordaje en Psicoterapias

    Fiorini, Héctor: “Exploración de la situación como una modalidad de abordaje en Psicoterapias”, en Estructuras y abordajes en Psicoterapias Psicoanalíticas, Buenos Aires, Editorial Nueva Visión, 1993. Resumen del Texto: Podemos pensar todo caso clínico en términos de “situación”. El psiquismo funciona en situaciones, se instala en situaciones, apoya permanentemente o pierde apoyos, en las situaciones en que está involucrado. Un primer nivel de diagnostico es clínico. Incluye un nivel psicopatológico, caracterológico, y psicodinámico. Varios diagnósticos que están vinculados con la … [SEGUIR LEYENDO]