SyP Lunes, 22 de Diciembre
16 septiembre, 2010 19:55 Imprimir

Toxicomania y Psicoanálisis

Las propiedades farmacodinamicas no son condición suficiente pero sin duda necesaria para que exista toxicómano. Esa entrada en la toxicómana es el resultado de un encuentro entre la negación de la falta de objeto con la contingencia de ese real químico (flash-viaje-trance místico trascendental) que la droga provee. No es un objeto a través del cual la pulsión se satisface, es el objeto donde la satisfacción se produce, por eso es exclusivo y necesario.

 

Las famosas tribus urbanas

 

Pensar en un tratamiento de la toxicomanía:

Párrafos seleccionados del libro de EDUARDO VERA OCAMPO. Droga, psicoanálisis y toxicomanía. Editorial Paidos – 1981. Cap. 3: “Aproximación psicoanalítica a la toxicomanía

El yo ideal es una formación intrapsíquica resultante de la identificación primaria con la madre fálica, es una vivencia inmediata alienante en la que el sujeto aparece como incapaz de distinguirse a si mismo del ideal. Servirá de modelo a las identificaciones heroicas con personajes excepcionales y prestigiosos.

Los actos fallidos son en realidad actos logrados, verdaderos “atajos del deseo” que, a través de las fallas de la palabra, de la memoria o de la acción, permiten al deseo inconsciente contornar la frontera de la censura.

La abstinencia del consumo durante el tratamiento puede lejos de permitirle al toxicómano acceder a la falta simbólica del objeto, es decir a una falta independientemente de la presencia real de la droga (castración simbólica), quedar alienado en una relación imaginaria con el analista, basada en la frustración a la droga, que mantenida a distancia, continuara siendo para el adicto el único y real objeto del cual espera satisfacción. Confirma el analista la creencia del toxicómano en que su adicción es el efecto de las propiedades extraordinarias de la droga y no el resultado del lugar que él le otorga en la dialéctica de su propio deseo.

Lo esencial no son las propiedades químicas del objeto, ni el placer supuesto en el consumo, sino el autoerotismo subyacente en tanto que ideal narcisista de independencia, y cuya función no es otro que la de repudiar la ausencia estructural de un objeto real y adecuado al deseo.

El abandono de la droga como producto de los efectos de la castración simbólica que relanza la dinámica del deseo y no el resultado alienante de la frustración que mantiene el objeto imaginariamente adecuado y necesario. Renunciamiento pulsional en el interior del dispositivo analítico.

La relación con el analista constituirá para el toxicómano la experiencia inaugural de una relación posible y verdadera con el otro, a partir de la cual la experiencia autoerótica con la droga perderá su carácter exclusivo.

La sexualidad aparece como pulsión aislable, detectable, solo en el momento en que la actividad no sexual, la función vital se desprende de su objeto natural o lo pierde.  El autoerotismo es el momento constitutivo de la sexualidad. El objeto ha sido sustituido por un fantasma. El objeto perdido se constituye al par que se despliega el autoerotismo. La masturbación infantil no es solo la mera manipulación del órgano, sino un tiempo inaugural, el de la constitución del objeto en tanto perdido. La primera etapa de la sexualidad es la del apuntalamiento, la etapa de la excitación sexual se produce como efecto marginal de la satisfacción de la necesidad. La pulsión tiene su objeto fuera del cuerpo propio, en el seno de la madre. Este objeto fue ulteriormente perdido, tal vez precisamente en el momento en que el niño se había vuelto capaz de formar una representación de conjunto de la persona a la que pertenecía el órgano que le suministraba la satisfacción. Como norma general, la pulsión sexual se vuelve autoerótica. Hay un momento en que el objeto se constituye como perdido. El autoerotismo se ocupa de ese proceso. Se pierde el objeto cuando para el sujeto la madre aparece como sujeto deseante. Se vuelve real y poderosa ya que de ella dependerá el acceso a los objetos, que ahora no serán de mera satisfacción sino objetos de don, don de poder maternal, y en tanto tales, susceptibles de entrar en una connotación presencia-ausencia.

Si el reencuentro del objeto es solo una ilusión, se debe a la imposibilidad de reencontrar esta relación inicial con un objeto de necesidad perdido y ya derivado, metonimizado. Lo que pretende el toxicómano es que ha hallado el objeto de satisfacción. La droga es su objeto de necesidad, no puede no faltarle. Expresa la negación de la pérdida, la negación de la carencia de objeto. Pero si dice “me falta” es porque el objeto no se perdió y porque lo encontró, le falta. Es un simulacro de biologizacion. Pero esta negación de la carencia la paga con lo insoportable que es la falta de la falta. Utiliza la droga para intentar lo imposible, la transmutación del objeto de placer en objeto de necesidad, pero esta ilusión es solo posible a través de la alquimia del verbo. Por ser “ser hablante” se vuelve toxicómano y su alquimia irrealizable, porque solo cuenta con el verbo para llevar a cabo su ilusión.

Hay una descentración de la sexualidad genital (deslizamiento hacia el registro de la necesidad como condición previa al placer y al mismo tiempo lo impide. La lógica de lo necesario, “no puedo obrar de otro modo”, hasta la transgresión a la ley se borra) a través de un simulacro de biologizacion sostenido por un sujeto que se quisiera cortado del amor (amar es dar lo que uno no tiene).

El tormento infligido a si mismo que todavía no es el verdadero masoquismo: vos pasiva: “tú me drogas”, sino voz media refleja: “me drogo”. La dimensión del acto no se conjuga ni en voz activa ni pasiva, a diferencia del masoquismo perverso, para el cual se ha operado una transformación de la finalidad activa en pasiva, lo que implica la búsqueda de otra persona como “objeto”, objeto de la pulsión pero sujeto de la acción. El toxicómano se encontraría fijado en esa posición intermedia del masoquismo reflejo, autoagresivo, debido a su negación de la pérdida del objeto. Como si la droga no fuera destructiva. Se repite ese acto (me drogo) para siempre. La satisfacción estaría allí, en la repetición del acto mismo, no en el objeto ni en su evocación. Lo que esta dimensión de acto introduce, lo que encarna para el toxicómano, no es otra cosa que la pulsión de muerte en tanto es la excepción a la regla pulsional, donde la satisfacción no depende de un objeto sino de un acto.

El vínculo del toxicómano con la droga aparece bajo el doble signo de la necesidad (hasta el punto de ser vital) y la exclusividad (invalida toda posibilidad de construir otros objetos sustitutos y contingentes). La droga se ha convertido para él en “objeto exclusivo de su placer necesario”. Sometido en la lógica de la exclusividad se verá atrapado en las redes de la necesidad. Una relación de exclusividad no puede constituirse sino sobre la base de la exclusión. La relación de exclusividad del toxicómano con la droga es indisociable de su intento de rechazar, de excluir a todo posible compañero de placer, aspirando así a un ideal narcisista de autonomía en el goce. Coloca la satisfacción bajo el signo de un ideal de autonomía en el goce, fuera del tiempo, en un espacio privilegiado, el territorio de la droga. La posibilidad de refugiarse en un mundo propio, en referencia al repliegue narcisista como indisociable del deseo de independencia que, está en el origen del fantasma narcisista de autoengendramiento, como libración de la subordinación original (y en reacción defensiva contra ella) o bien como relación fusional que debe asegurar la permanencia del sistema protector. Con decir solo dependencia se escapa esta pasión de independencia respecto del otro, como expresión de su ideal de dominio por el fantasma, de la falta de objeto. Para el toxicómano esta dualidad (dependencia-independencia) queda bloqueada. Esta encrucijada se ubica en el autoerotismo. Drogarse en la puesta en práctica del goce inmediato, el negativo de la mediatización. Esta dimensión del acto tiene un itinerario fijo. “Escucharse”=“Drogarse”: constituye una actividad especular desde el momento en que esta fundada en el desdoblamiento, donde el sujeto se reconoce como punto de partida de un estimulo perceptivo instantáneo. En la inmediatez especular se busca eludir la diferencia (también la diferencia sexual en la medida en que el desdoblamiento narcisista sustituye la diferencia de los sexos), en el sentido económico, la diferencia de tensión y en un sentido más amplio la ilusión de volver un estadio anterior a la separación, al abrigo de todo obstáculo. Desexualizacion a través de la transformación de la libido de objeto en libido narcisista. Se salva la integridad narcisista amenazada por la angustia de castración.

El tiempo crucial de constitución de la identidad subjetiva, la alteridad, es cuando se tramita la pérdida del objeto y la pérdida de su identidad primaria, la que se establece sobre la base de la identificación primaria con la madre. La superación de esta doble perdida es la condición previa necesaria para que se constituya en el sujeto una identidad psíquica y más tarde una identidad sexual. Si no se elabora el doble duelo, inscribiendo el objeto dentro de sí, se verá el sujeto liberado a la tendencia de volver al estado de indiferenciación mediante mecanismos de identificación. Lo paradójico es que en el acto de drogarse va a operar una verdadera apropiación del otro, con el objetivo final de liberarse del objeto.

Existen dos posiciones teóricas: droga como significante “es el toxicómano el que hace la droga” y otra posición es la organicista, la droga como un químico “hace al toxicómano”.

Las propiedades farmacodinamicas no son condición suficiente pero sin duda necesaria para que exista toxicómano. Esa entrada en la toxicómana es el resultado de un encuentro entre la negación de la falta de objeto con la contingencia de ese real químico (flash) que es la droga. El resultado de ese encuentro es la experiencia de flash, de viaje, mística. La droga no es un objeto fetiche, medio necesario para llegar al orgasmo, sino por el contrario aparece como significante que quisiera significarse a sí mismo, que es a la vez medio y fin. No es un objeto a través del cual la pulsión se satisface, es el objeto donde la satisfacción se produce, por eso es exclusivo y necesario.

SEGUIR LEYENDO

Deja tu comentario Facebook

Deja tu Comentario


29 julio, 2014 18:59

Myle Cirus & Justin Bieber 2014 Love Tour LATINOAMERICA

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

29 septiembre, 2011 10:19

Ensayo breve sobre La Perversión

21 septiembre, 2011 11:10

¿Como armar una Biblioteca Perversa?

Otras Noticias

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasTrastornos Narcisistas No Psicoticos Patologías basadas en el Déficit (II parte)

    Patologías basadas en el Déficit (II parte)

    Killingmo, Bjorn: “Conflicto y déficit – Implicancias para la técnica” en Libro anual de psicoanálisis del Int. J. Psychoanalysis, vol. 70,Londres, 1989, pág. 111-126. Apuntes del texto Implicancias Clínicas: ¿Cómo se reflejan a nivel clínico los derivados del déficit, cuales son las señales clínicas que el analista debe recoger? 1. La persistencia monótona en la forma en que el paciente hace sus demandas. Falta la variedad de afectos y fantasías coloridas que acompañan a una orientación objetal completamente desarrollada. 2. Tendencia … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introduccion al psicoanalisis: VIII parte

    Lecciones de introduccion al psicoanalisis: VIII parte

    Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. III. Una maqueta del Complejo de Edipo: Saussure llamo La lengua al sistema codificado de diferencias que permite que cada individuo particular hable. Distinguió entre lengua y habla. Porque El Habla es el acto concreto de hablar y La Lengua es el código del sistema. El significante por sí mismo no remite al significado, sino que en realidad remite a otros significantes y al sistema … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaPsyko Patologias Un Caso Clinico de Fobia Universal

    Un Caso Clinico de Fobia Universal

    Si el secreto afecta la identidad, contiene, a la manera del mito, un trozo de la historia que es silenciada, excluida, y su permanencia anula la capacidad historizante del yo (potencialidad de escisión psicótica). Transforma el pasado en algo siempre presente, cuestión que plantea el “eterno retorno” de lo no elaborado…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-Bulimia La Guía rápida de SyP para detectar los comienzos de una posible Anorexia-Bulimia

    La Guía rápida de SyP para detectar los comienzos de una posible Anorexia-Bulimia

    Antes de que una anorexia o bulimia se desencadene hay muchos indicios que nos permiten bosquejar el cuadro psicológico previo al desencadenamiento franco. Les dejamos un guía rápida de detección de indices pre-sintomáticos generales de ambos cuadros clinicos. … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte IV

    Anorexia-Bulimia: Parte IV

    Se come siempre en la mesa del Otro, donde el comer no es simplemente aplacar el hambre sino que es además y sobre todo la asunción de las reglas de la convivencia, del estar juntos, del gusto, de la tradición familiar y cultural. Por eso las anoréxico-bulímicas rompen las reglas de convivencia…. [SEGUIR LEYENDO]

  • MasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo El Psicópata y El Perverso

    El Psicópata y El Perverso

    La canallada y los canallas de nuestro tiempo Juan Pablo Mollo El texto comienza con una referencia de Lacan sobre la canallada: “proponerse como Otro del Otro para manipular el deseo de los demás”, para ubicar, seguidamente, su forma contemporánea: el sistema evaluativo. Posteriormente, se establece una correlación entre la posición canalla con la noción de psicopatía y su distinción con la posición perversa. Finalmente, se proponen algunas figuraciones contemporáneas posibles de pequeños y grandes canallas: dirigentes, predicadores, el político … [SEGUIR LEYENDO]

  • GrupalTerapias "Psi" Entre la hendidura y el encierro, Marcelo Percia.

    Entre la hendidura y el encierro, Marcelo Percia.

    Un delgado rayo de luz o hendidura para poner en marcha una transformación. Creo que en eso piensa Lacan cuando sugiere que para el pasaje de un significante a otro es necesario suponer el significante –hendidura!- del nombre del padre. ¿Qué se pone en marcha? Un escape que no termina. Un deslizamiento que no se agota… [SEGUIR LEYENDO]

  • GrupalTerapias "Psi" Notas para pensar lo grupal

    Notas para pensar lo grupal

    El yo es un conjunto de identificaciones, es una máscara, y el grupo terapéutico es un sitio propicio para el trabajo de cada participante con su propia máscara. Jugando roles se actualizan y producen las identificaciones. El trabajo clínico, en situación de grupo, interroga roles y conjetura identificaciones. El espacio de un grupo terapéutico intenta crear condiciones para que los movimientos identificatorios sean interrogados…. [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaParanoiaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias La clinica de Las Psicosis: III parte

    La clinica de Las Psicosis: III parte

    Los fenómenos de franja dan cuenta de una condición estructural anterior a las alucinaciones, y es que lo real se estructura antes de toda dualización de los fenómenos del lenguaje, antes del surgimiento del Otro. Es decir que antes de que el sujeto encuentre en el delirio al Otro que le responde o que le habla, la estructura del significante (que es la estructura del uno en lo real, incluso cuando no hay Otro) ejerce ya sus efectos creativos, crea a partir de la nada…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía La caida paterna

    La caida paterna

    El síntoma son los actos fuera de la ley. El adolescente al enfrentar la ley pública busca lo que falta en su hogar: el padre como garante del lugar de la ley, del lugar de la última palabra frente a lo real. Lo reprimido por el esfuerzo y las costumbres se transforma en … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaFetichismoNeurosis ObsesivaPerversiónPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias Operadores Conceptuales Psicoanaliticos

    Operadores Conceptuales Psicoanaliticos

    El falo no es el pene, es la premisa universal del pene; a saber, la creencia del sujeto infantil de que existe un solo sexo y su testaruda negativa de reconocer la diferencia. Si bien el falo se inscribe en el campo de la visión, no es en cambio representable (lo que no se ve, determina lo que se ve). La mujer debe realizar un doble cambio de zona erógena y de objeto. El motor del movimiento es la decepción fálica…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XVII parte

    Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XVII parte

    Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. XVI. El narcisismo y la pulsión El concepto de narcisismo se analiza en la teoría psicoanalítica en relación con otros dos conceptos básicos. Uno, el concepto de falo; otro, el de agresividad. Cada uno de esos conceptos se podría decir que abre vertientes conceptuales o campos teóricos. Una primera vertiente es la relación entre el narcisismo y el falo. Por este lado, el narcisismo se … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Pulsion y Deseo en la obra de Freud: V parte

    Pulsion y Deseo en la obra de Freud: V parte

    PULSIÓN Y DESEO EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 3 de octubre de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Ahora les propongo pensar la nueva definición de pulsión que da Freud en este texto. La van a encontrar en la página 36 de Más allá, siempre en la  versión de Amorrortu. “Una pulsión sería entonces un esfuerzo, inherente a lo orgánico vivo, de reproducción de un estado anterior que lo vivo debió resignar bajo el influjo de fuerzas … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introducción al psicoanalisis: I parte

    Lecciones de introducción al psicoanalisis: I parte

    Masotta nos sorprende con el siguiente aforismo: “El complejo de castración es la envidia del pene en la mujer” y remata con “La noción freudiana del complejo de castración sirve para dejar percibir la función de la falta en la constitución sexual del sujeto. Pero si se parte de datos de hecho, no hay falta. Para que algo falte es necesario partir de conjeturas, de cosas no cumplidas. En resumen: de datos de derecho y no de hecho”…. [SEGUIR LEYENDO]

  • FetichismoPerversiónPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias Fetichismo

    Fetichismo

    Así como la forclusión no es un mecanismo especifico de la psicosis, la forclusión en general, sino la forclusión del significante del nombre del padre, del mismo modo, la Verleugnung no es el mecanismo especifico del fetichismo, en general, sino la Verleugnung de la castración materna. El mecanismo de la Verleugnung está vinculado en el ultimo Freud con la escisión del yo…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurociencias Así funcionan las neuronas espejo

    Así funcionan las neuronas espejo

    Las neuronas espejo suponen la disolución de la barrera entre el yo y los otros por Vilayanur S. Ramachandran, Neurólogo, Director del Center for Brain and Cognition Una parte de nuestro cerebro está escaneando continuamente lo que el otro hace. Las neuronas responsables de ello son las denominadas «neuronas espejo», descubiertas por casualidad, como ocurre muchas veces en la ciencia. En la década de los noventa del siglo pasado, un equipo de investigadores dirigidos por Giacomo Rizzolatti estaba analizando el … [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaTerapias "Psi" La Terapia Cognitiva (II parte)

    La Terapia Cognitiva (II parte)

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte II (Introducción a la terapia cognitiva) Resumen: La técnica Cognitiva: Los modelos cognitivos, más allá de sus diferencias epistemológicas o teóricas, conciben al hombre como un constructor de significados. La mayor parte de los recursos cognitivos –los recursos mentales con los que logramos comprender la realidad- no son innatos, sino que se construyen. La mayor parte de esta construcción se da en la infancia, pero es una tarea en constante desarrollo a lo … [SEGUIR LEYENDO]

  • MasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo La Ley del Psicópata

    La Ley del Psicópata

    EL PSICÓPATA Y EL NOMBRE DEL PADRE Roberto Mazzuca Comenzaré mi trabajo delimitando los dos términos que componen su título: “psicópata” y “nombre del padre”. La categoría clínica de la psicopatía En nuestros sucesivos encuentros, hemos tenido la oportunidad de cotejar distintas maneras de definir al psicópata y verificar que la definición de esta categoría clínica no es unívoca sino heterogénea. Dentro de sus amplios márgenes, sin embargo, hemos acordado en la necesidad de distinguir por lo menos dos tipos … [SEGUIR LEYENDO]

  • BiologíaMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismo Neurobiología del Psicópata (V parte)

    Neurobiología del Psicópata (V parte)

    Semiología Psiquiátrica y Psicopatía NEUROBIOLOGÍA DEL PSICÓPATA Dr. Eduardo A. Mata Neuroquímica Sobre la base de experiencias animales, han sido implicados numerosos NT centrales en la modulación del comportamiento agresivo. Los más importantes son la DA, la NA y la ST. Noradrenalina Para Raine, los estudios que vinculan la NA dan resultados paradójicos e inconsistentes. Hay alguna evidencia de que la NA tiene alguna participación en la agresión afectiva (defensiva, impulsiva). La administración de IMAOs que elevan los niveles de … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteriaHisteria de AngustiaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias La Angustia en la obra de Freud: IV parte

    La Angustia en la obra de Freud: IV parte

    LA ANGUSTIA EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 7 de Junio de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Vamos a intentar ahora hacer una distinción de tres términos que habitualmente  se suelen confundir y que son bien diferentes. Estos términos son: Angustia, miedo y terror. Veamos a la angustia, por ahora, designada de manera imprecisa, como apronte angustiado, o como desarrollo de angustia, está ahí para indicar un peligro. El miedo parece ser más concreto, en relación … [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias

    La elaboración Lacaniana de la Neurosis Obsesiva: El caso del Hombre de las Ratas (IV parte)

    La agresividad del obsesivo debe entendérsela no como un impulso en bruto para destruir al otro, sino que está formulada verbalmente, articulada en un anhelo de muerte. Se trata del deseo de la muerte del Otro, y aun de la demanda de muerte del Otro. De este modo, la ambivalencia obsesiva queda planteada, en términos de demanda, como una demanda de muerte del Otro y una demanda de amor que va en el sentido exactamente contrario, ya que el amor tiene el efecto de hacer existir al Otro…. [SEGUIR LEYENDO]

  • NeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko PatologiasTerapias "Psi"Trastornos Narcisistas No Psicoticos Neurosis Narcisistas y Neurosis de Transferencia

    Neurosis Narcisistas y Neurosis de Transferencia

    Avenburg, R.; Vigencia teórica y clínica del concepto de neurosis, en Revista de psicoanálisis de APDEBA, vol XV, nº 3, 1993. Apuntes del texto: Me voy a centrar en el concepto de neurosis tal como fue encarado por Freud: aunque su punto de partida fue la histeria, el descubrimiento del mecanismo de la defensa hace que incluya, bajo el termino neuropsicosis de defensa junto a la histeria también a la neurosis obsesiva, a la confusión aguda alucinatoria y algunos casos … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteriaHisteria de AngustiaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsyko Patologias Neurosis Fobica y Trastorno Fobico

    Neurosis Fobica y Trastorno Fobico

    En el momento de transición al complejo de Edipo positivo, la niña puede quedar pegada a la madre, en relación de pertenencia a ella, si no encuentra al padre para hacer el pasaje. Se desata un conflicto intrapsiquico, entre el ello y el yo. El superyó a traves del mandato evita que lo deseado sea concretado por el yo…. [SEGUIR LEYENDO]

  • FetichismoFobiaPerversiónPsicoanálisisPsyko Patologias Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XVI parte

    Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XVI parte

      Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. XIV. Juanito: Una llamada al Padre El objeto fóbico no es uno, son muchos. Tiende, mediante una especie de difusión, a pluralizarse siguiendo, podríamos decir, la líneas de una inducción significante, también podríamos decir simbólica, ya que entendemos lo simbólico en función del significante. En general parece que la fobia tiende a extenderse, como se ve, a los transportes en general, incluyendo los trenes … [SEGUIR LEYENDO]

  • BiologíaMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismo Neurobiología del Psicópata (IV parte)

    Neurobiología del Psicópata (IV parte)

    Semiología Psiquiátrica y Psicopatía NEUROBIOLOGÍA DEL PSICÓPATA Dr. Eduardo A. Mata Pacientes con altos niveles de MAO plaquetaria tenían una habilidad pareja en las pruebas con ambas manos, situación que, con niveles menores de rendimiento, se ha encontrado también en pacientes con esquizofrenia de alta incidencia genética, en los cuales se encuentra también altos niveles de 5-HIAA. En este trabajo, el resultado más interesante fue la relación negativa encontrada entre la actividad MAO plaquetaria y la cantidad de fracasos en … [SEGUIR LEYENDO]