SyP Martes, 29 de Julio
16 septiembre, 2010 19:55 Imprimir

Toxicomania y Psicoanálisis

Las propiedades farmacodinamicas no son condición suficiente pero sin duda necesaria para que exista toxicómano. Esa entrada en la toxicómana es el resultado de un encuentro entre la negación de la falta de objeto con la contingencia de ese real químico (flash-viaje-trance místico trascendental) que la droga provee. No es un objeto a través del cual la pulsión se satisface, es el objeto donde la satisfacción se produce, por eso es exclusivo y necesario.

 

Las famosas tribus urbanas

 

Pensar en un tratamiento de la toxicomanía:

Párrafos seleccionados del libro de EDUARDO VERA OCAMPO. Droga, psicoanálisis y toxicomanía. Editorial Paidos – 1981. Cap. 3: “Aproximación psicoanalítica a la toxicomanía

El yo ideal es una formación intrapsíquica resultante de la identificación primaria con la madre fálica, es una vivencia inmediata alienante en la que el sujeto aparece como incapaz de distinguirse a si mismo del ideal. Servirá de modelo a las identificaciones heroicas con personajes excepcionales y prestigiosos.

Los actos fallidos son en realidad actos logrados, verdaderos “atajos del deseo” que, a través de las fallas de la palabra, de la memoria o de la acción, permiten al deseo inconsciente contornar la frontera de la censura.

La abstinencia del consumo durante el tratamiento puede lejos de permitirle al toxicómano acceder a la falta simbólica del objeto, es decir a una falta independientemente de la presencia real de la droga (castración simbólica), quedar alienado en una relación imaginaria con el analista, basada en la frustración a la droga, que mantenida a distancia, continuara siendo para el adicto el único y real objeto del cual espera satisfacción. Confirma el analista la creencia del toxicómano en que su adicción es el efecto de las propiedades extraordinarias de la droga y no el resultado del lugar que él le otorga en la dialéctica de su propio deseo.

Lo esencial no son las propiedades químicas del objeto, ni el placer supuesto en el consumo, sino el autoerotismo subyacente en tanto que ideal narcisista de independencia, y cuya función no es otro que la de repudiar la ausencia estructural de un objeto real y adecuado al deseo.

El abandono de la droga como producto de los efectos de la castración simbólica que relanza la dinámica del deseo y no el resultado alienante de la frustración que mantiene el objeto imaginariamente adecuado y necesario. Renunciamiento pulsional en el interior del dispositivo analítico.

La relación con el analista constituirá para el toxicómano la experiencia inaugural de una relación posible y verdadera con el otro, a partir de la cual la experiencia autoerótica con la droga perderá su carácter exclusivo.

La sexualidad aparece como pulsión aislable, detectable, solo en el momento en que la actividad no sexual, la función vital se desprende de su objeto natural o lo pierde.  El autoerotismo es el momento constitutivo de la sexualidad. El objeto ha sido sustituido por un fantasma. El objeto perdido se constituye al par que se despliega el autoerotismo. La masturbación infantil no es solo la mera manipulación del órgano, sino un tiempo inaugural, el de la constitución del objeto en tanto perdido. La primera etapa de la sexualidad es la del apuntalamiento, la etapa de la excitación sexual se produce como efecto marginal de la satisfacción de la necesidad. La pulsión tiene su objeto fuera del cuerpo propio, en el seno de la madre. Este objeto fue ulteriormente perdido, tal vez precisamente en el momento en que el niño se había vuelto capaz de formar una representación de conjunto de la persona a la que pertenecía el órgano que le suministraba la satisfacción. Como norma general, la pulsión sexual se vuelve autoerótica. Hay un momento en que el objeto se constituye como perdido. El autoerotismo se ocupa de ese proceso. Se pierde el objeto cuando para el sujeto la madre aparece como sujeto deseante. Se vuelve real y poderosa ya que de ella dependerá el acceso a los objetos, que ahora no serán de mera satisfacción sino objetos de don, don de poder maternal, y en tanto tales, susceptibles de entrar en una connotación presencia-ausencia.

Si el reencuentro del objeto es solo una ilusión, se debe a la imposibilidad de reencontrar esta relación inicial con un objeto de necesidad perdido y ya derivado, metonimizado. Lo que pretende el toxicómano es que ha hallado el objeto de satisfacción. La droga es su objeto de necesidad, no puede no faltarle. Expresa la negación de la pérdida, la negación de la carencia de objeto. Pero si dice “me falta” es porque el objeto no se perdió y porque lo encontró, le falta. Es un simulacro de biologizacion. Pero esta negación de la carencia la paga con lo insoportable que es la falta de la falta. Utiliza la droga para intentar lo imposible, la transmutación del objeto de placer en objeto de necesidad, pero esta ilusión es solo posible a través de la alquimia del verbo. Por ser “ser hablante” se vuelve toxicómano y su alquimia irrealizable, porque solo cuenta con el verbo para llevar a cabo su ilusión.

Hay una descentración de la sexualidad genital (deslizamiento hacia el registro de la necesidad como condición previa al placer y al mismo tiempo lo impide. La lógica de lo necesario, “no puedo obrar de otro modo”, hasta la transgresión a la ley se borra) a través de un simulacro de biologizacion sostenido por un sujeto que se quisiera cortado del amor (amar es dar lo que uno no tiene).

El tormento infligido a si mismo que todavía no es el verdadero masoquismo: vos pasiva: “tú me drogas”, sino voz media refleja: “me drogo”. La dimensión del acto no se conjuga ni en voz activa ni pasiva, a diferencia del masoquismo perverso, para el cual se ha operado una transformación de la finalidad activa en pasiva, lo que implica la búsqueda de otra persona como “objeto”, objeto de la pulsión pero sujeto de la acción. El toxicómano se encontraría fijado en esa posición intermedia del masoquismo reflejo, autoagresivo, debido a su negación de la pérdida del objeto. Como si la droga no fuera destructiva. Se repite ese acto (me drogo) para siempre. La satisfacción estaría allí, en la repetición del acto mismo, no en el objeto ni en su evocación. Lo que esta dimensión de acto introduce, lo que encarna para el toxicómano, no es otra cosa que la pulsión de muerte en tanto es la excepción a la regla pulsional, donde la satisfacción no depende de un objeto sino de un acto.

El vínculo del toxicómano con la droga aparece bajo el doble signo de la necesidad (hasta el punto de ser vital) y la exclusividad (invalida toda posibilidad de construir otros objetos sustitutos y contingentes). La droga se ha convertido para él en “objeto exclusivo de su placer necesario”. Sometido en la lógica de la exclusividad se verá atrapado en las redes de la necesidad. Una relación de exclusividad no puede constituirse sino sobre la base de la exclusión. La relación de exclusividad del toxicómano con la droga es indisociable de su intento de rechazar, de excluir a todo posible compañero de placer, aspirando así a un ideal narcisista de autonomía en el goce. Coloca la satisfacción bajo el signo de un ideal de autonomía en el goce, fuera del tiempo, en un espacio privilegiado, el territorio de la droga. La posibilidad de refugiarse en un mundo propio, en referencia al repliegue narcisista como indisociable del deseo de independencia que, está en el origen del fantasma narcisista de autoengendramiento, como libración de la subordinación original (y en reacción defensiva contra ella) o bien como relación fusional que debe asegurar la permanencia del sistema protector. Con decir solo dependencia se escapa esta pasión de independencia respecto del otro, como expresión de su ideal de dominio por el fantasma, de la falta de objeto. Para el toxicómano esta dualidad (dependencia-independencia) queda bloqueada. Esta encrucijada se ubica en el autoerotismo. Drogarse en la puesta en práctica del goce inmediato, el negativo de la mediatización. Esta dimensión del acto tiene un itinerario fijo. “Escucharse”=“Drogarse”: constituye una actividad especular desde el momento en que esta fundada en el desdoblamiento, donde el sujeto se reconoce como punto de partida de un estimulo perceptivo instantáneo. En la inmediatez especular se busca eludir la diferencia (también la diferencia sexual en la medida en que el desdoblamiento narcisista sustituye la diferencia de los sexos), en el sentido económico, la diferencia de tensión y en un sentido más amplio la ilusión de volver un estadio anterior a la separación, al abrigo de todo obstáculo. Desexualizacion a través de la transformación de la libido de objeto en libido narcisista. Se salva la integridad narcisista amenazada por la angustia de castración.

El tiempo crucial de constitución de la identidad subjetiva, la alteridad, es cuando se tramita la pérdida del objeto y la pérdida de su identidad primaria, la que se establece sobre la base de la identificación primaria con la madre. La superación de esta doble perdida es la condición previa necesaria para que se constituya en el sujeto una identidad psíquica y más tarde una identidad sexual. Si no se elabora el doble duelo, inscribiendo el objeto dentro de sí, se verá el sujeto liberado a la tendencia de volver al estado de indiferenciación mediante mecanismos de identificación. Lo paradójico es que en el acto de drogarse va a operar una verdadera apropiación del otro, con el objetivo final de liberarse del objeto.

Existen dos posiciones teóricas: droga como significante “es el toxicómano el que hace la droga” y otra posición es la organicista, la droga como un químico “hace al toxicómano”.

Las propiedades farmacodinamicas no son condición suficiente pero sin duda necesaria para que exista toxicómano. Esa entrada en la toxicómana es el resultado de un encuentro entre la negación de la falta de objeto con la contingencia de ese real químico (flash) que es la droga. El resultado de ese encuentro es la experiencia de flash, de viaje, mística. La droga no es un objeto fetiche, medio necesario para llegar al orgasmo, sino por el contrario aparece como significante que quisiera significarse a sí mismo, que es a la vez medio y fin. No es un objeto a través del cual la pulsión se satisface, es el objeto donde la satisfacción se produce, por eso es exclusivo y necesario.

SEGUIR LEYENDO

Deja tu comentario Facebook

Deja tu Comentario


17 febrero, 2013 21:18

David Lynch Psychoanálisis / Twin Peaks: Fire, walk with me

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

29 septiembre, 2011 10:19

Ensayo breve sobre La Perversión

21 septiembre, 2011 11:10

¿Como armar una Biblioteca Perversa?

Otras Noticias

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte XI

    Anorexia-Bulimia: Parte XI

    El culto de los huesos es un culto perverso, en donde se exhibe el cuerpo-flaco como no marcado por la diferencia sexual, es el cuerpo elevado a falo imaginario que opera contra la función normativa de la castración. Mirar el cuerpo-flaco significa elevarlo a un mas-de-ver que encandila y sofoco el horror de la castración del Otro…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Complejo de Edipo, Reflexiones

    Complejo de Edipo, Reflexiones

    Bleichmar, S.: “Violencia social – Violencia escolar” De la puesta de límites a la construcción de legalidades.”  Caps: Sobre la puesta de límites y la construcción de legalidades. Noveduc, 2008. Sobre la puesta de límites y la construcción de legalidades: Un mito: el del niño librado a sus pulsiones hasta la instauración del superyó como resolución del conflicto edípico. Una conclusión entonces: antes de la resolución de éste, vale decir, hasta aproximadamente los cinco años, ausencia de toda perspectiva ética … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo El Fetiche Negro (I parte)

    El Fetiche Negro (I parte)

    —————————————————————————————————————————————————– EL CONTENIDO DEL SIGUIENTE ARTÍCULO INTENTO VILMENTE SER CENSURADO POR LAS SEÑORAS: Noemí Sirota y Helga Fernández (Pertenecientes a la Escuela Freudiana de la Argentina). Los motivos por los cuales trataron de intimidarnos fueron las fotografías adjuntas. Exactamente, por las fotografías. ¿Ofensa, desconocimiento, falta de entendimiento? ¿Como una imagen de la realidad puede ser agraviante? Son tus ojos las que las agravian y las buscan difamar! Por favor lea en los comentarios y podrá entender como todavía la represión es el mecanismo de defensa mas … [SEGUIR LEYENDO]

  • SistémicaTerapias "Psi" Terapia Sistémica Individual (II parte)

    Terapia Sistémica Individual (II parte)

    Boscolo L, Bertando P.: “Terapia sistémica individual”. Capítulo 3 de la primera parte “El proceso terapéutico”. Amorrortu editores. 2000. Preguntas circulares El concepto de “preguntas circulares” se ha confundido a menudo con el concepto de circularidad antes expuesto. Las preguntas circulares fueron inicialmente definidas de este modo porque, en el contexto de la terapia familiar, el terapeuta hacia preguntas por turno a los diferentes miembros de la familia sobre las conductas de dos o más de los otros miembros. De … [SEGUIR LEYENDO]

  • CienciasNeurociencias

    Las Neuronas Espejo

    La neurología clásica recibe hoy una nueva luz tras el descubrimiento de las “neuronas espejo”, que son el mecanismo esencial para comprender las intenciones de otros, para desarrollar una teoría de la mente y, por ende, para capacitarnos para la vida social. Las neuronas espejo aportan nueva luz para entender cómo la red neuronal “refleja” el mundo, la autoimagen y la imagen de la mente de los otros en la producción evolutiva de un comportamiento social…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (II parte)

    ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (II parte)

    Fiorini, Héctor y otros: “¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica?”, en Psicoanálisis, focos y aperturas, Psicolibros, Montevideo, 2001. Apuntes del Texto: Actitudes negativas del terapeuta para un buen desarrollo del proceso analítico: En este punto es necesario señalar los riegos de ser un terapeuta cerrado. Y creo bueno tener presente un trabajo de J. Haley muy aplicable cuando el analista queda absorbido por una teoría y no está abierto a su experiencia con los pacientes. Algunos riesgos en las … [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias

    La neurosis obsesiva: El caso del Hombre de las Ratas (III Parte)

    Cuanto más avanzada la neurosis, mas predominara el componente de satisfacción pulsional y menos el de la defensa. Los mismos sintomas que primitivamente significaban restricciones toman luego la tendencia a la satisfacción. La misma defensa se sexualiza y pasa a ponerse al servicio de la satisfacción pulsional. El componente de goce autoerótico es el que en definitiva se muestra más eficaz en la neurosis obsesiva, a diferencia de la histeria. El estadio terminal es un yo extremadamente restringido que se ve impulsado a buscar sus satisfacciones en los sintomas…. [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaFobiaHisteriaHisteria de AngustiaMelancoliaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaParanoiaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias La clinica de los nudos en las Neurosis y las Psicosis

    La clinica de los nudos en las Neurosis y las Psicosis

    La cadena neurótica…y el sinthomanalista Ancla 2. Encadenamientos y Desencadenamientos I. Revista de la Cátedra II de Psicopatología. Facultad de Psicología. Universidad de Buenos Aires. Síntoma y Sinthome (Fabián Schejtman) La realidad psíquica, el complejo de Edipo, o el nombre del padre, tienen función de sinthome en una posible cadena neurótica. Encadenan a los tres registros que, sin ese cuarto elemento suplementario, se desenlazarían. Los dos lapsus que dejan a los tres registros sueltos se localizan en el nudo como fallos basales en … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo Fundando un Campo de Estudio: De una psicologia de lo GORE

    Fundando un Campo de Estudio: De una psicologia de lo GORE

    EL PSICÓPATA Y SU PARTENER   Roberto Mazzuca   El Libidinoso (Ver el Brillo en su mirada) Formo parte de esta mesa por invitación del Dr. Hugo Marietan como continuación del diálogo entre diferentes perspectivas en el campo de la salud mental sobre las personalidades psicopáticas, diálogo iniciado en una mesa redonda del Congreso del año pasado. Destaqué en esa oportunidad cuatro rasgos que dan su marco a esta cuestión. Primero, se trata de un tema que, como muy bien … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psyko PatologiasToxicomanía Definiciones básicas en Toxicomania

    Definiciones básicas en Toxicomania

    La clasificación psicológica de la toxicomania no es cuantitativa, y se divide en: USADOR (ocasional), ABUSADOR (se vuelve una rutina de la semana infaltable) y DEPENDIENTE (sin la droga no puede vivir) de acuerdo a la relación del sujeto con el objeto-droga. … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisVoyeurismo

    Cine y Psicoanálisis

    A partir de la conjunción entre cine y psicoanálisis se analizan los alcances de la posición inevitablemente voyeurista del espectador cinematográfico y su relación con la crítica feminista. Desde una perspectiva lacaniana se atiende a la función de la imagen tanto en la intrincada relación mirada – productor y espectador, como en la discusión de lo que se conoce como el régimen especular del cine. Tras estas re-visiones teórico-estéticas se abordan -finalmente- las construcciones de las fantasías en el film noir de los 90′…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía La subida, la caída y el Bajón

    La subida, la caída y el Bajón

    Ser amado o no ser amado, ser hombre o mujer, es de lo que sufre el sujeto desde que el espejo se rompe. Y drogarse solo tiene sentido porque, primero en el placer y después en la dependencia, no hay más incertidumbre que en la única elección posible. Allí donde solo había incertidumbre dolorosa, hay ahora la certeza de la repetición. … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo Perversiones. Los Casos Clinicos de la Psicologia Gore (I parte)

    Perversiones. Los Casos Clinicos de la Psicologia Gore (I parte)

    CONTRIBUCIONES DIAGNÓSTICAS DEL ‘CASO MONTESINOS’* César Sparrow RESUMEN Se formula una apreciación clínica del ex-asesor presidencial Vladimiro Montesinos desde los puntos de vista psicológico, psiquiátrico y psicoanalítico. Son analizados aspectos publicados de su historia personal, sus antecedentes y biografía, su ascenso al poder y los mecanismos de que se valió para concentrarlo de manera casi absoluta. Se coteja sus características de personalidad con diversos cuadros de la nosología psiquiátrica. Se realiza un estudio psicoanalítico del caso fundamentado en la teoría … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte IV

    Anorexia-Bulimia: Parte IV

    Se come siempre en la mesa del Otro, donde el comer no es simplemente aplacar el hambre sino que es además y sobre todo la asunción de las reglas de la convivencia, del estar juntos, del gusto, de la tradición familiar y cultural. Por eso las anoréxico-bulímicas rompen las reglas de convivencia…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-Bulimia La Guía rápida de SyP para detectar los comienzos de una posible Anorexia-Bulimia

    La Guía rápida de SyP para detectar los comienzos de una posible Anorexia-Bulimia

    Antes de que una anorexia o bulimia se desencadene hay muchos indicios que nos permiten bosquejar el cuadro psicológico previo al desencadenamiento franco. Les dejamos un guía rápida de detección de indices pre-sintomáticos generales de ambos cuadros clinicos. … [SEGUIR LEYENDO]

  • MelancoliaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias Duelo y Melancolía

    Duelo y Melancolía

    CLINICA PSICOANALÍTICA DE LA MELANCOLÍA Roberto Mazzuca En esta mesa que se caracteriza por el hecho de reunir aportes de la biología, la psiquiatría y el psicoanálisis, modalidad concebida y sostenida a lo largo de varios congresos por su coordinador, el Dr. Hugo Marietán, me corresponde esta vez presentar la perspectiva psicoanalítica en el abordaje de la melancolía. Lo haré en dos pasos, el primero, teórico, el segundo, clínico. Es decir que, en primer lugar, intentaré reunir sintéticamente los principales … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Mas Allá del Principio de Placer (X parte)

    Mas Allá del Principio de Placer (X parte)

    Diana S. Rabinovich: “Topología de la Cosa y angustia. Seminarios VII y X” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992. Resumen: Lacan retoma el problema de lo que es el enfoque económico o energético de Freud a traves del concepto de goce, al que define, como ya lo dije anteriormente, como la satisfacción de la pulsión. Pero no solo lo energético se traducirá … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria

    Anorexia-Bulimia: Parte XIII

    El discurso capitalista es la supresión de la dimensión de la falta. No hay en efecto en este discurso – en esta forma histórica de lazo social – objeto perdido, sino reciclaje constante del goce en un sistema -aparentemente sin perdida…. [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteria de AngustiaPsicoanálisisPsyko Patologias Histeria de Angustia o Fobia

    Histeria de Angustia o Fobia

    La designación «histeria de angustia»; se la propuse al doctor W. Stekel cuando emprendió la exposición de los estados neuróticos de angustia (1908), y espero que adquiera carta de ciudadanía. Ella se justifica por el pleno acuerdo entre el mecanismo psíquico de estas fobias y el de la histeria, salvo en un punto, pero un punto decisivo y apto para establecer la separación: Y es este: la libido desprendida del material patógeno en virtud de la represión no es convertirla, no es aplicada, saliendo de lo anímico, en una inervación corporal, sino que se libera como angustia…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Demencia PrecozEsquizofreniaParanoiaPsicosisPsiquiatríaPsyko Patologias Psiquiatría Clásica: La Demencia Precoz (o esquizofrenia) II parte

    Psiquiatría Clásica: La Demencia Precoz (o esquizofrenia) II parte

    Kraepelin, E: ‘La demencia precoz’.  Cap. I (Demencia precoz) y Cap. II (Síntomas Psíquicos) – pág. 7 a 85 – Editorial Polemos, 1996. Resumen: Definición: La demencia precoz consiste en una serie de estados, cuya característica común es una destrucción peculiar de las conexiones internas de la personalidad psíquica. Los efectos de este daño predominan en las esferas emocional y volitiva de la vida mental. Síntomas Psíquicos: Estereotipias: Casi siempre encontramos en el curso del pensamiento de los pacientes, indicaciones … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte XIV

    Anorexia-Bulimia: Parte XIV

    En la anorexia melancólica no es no comer nada sino ser nada. El sujeto esta holofraseado, congelado, pegado a un ideal delgado. Expresa un rechazo radical del Otro. Pasaje al acto en cuotas. Salida de la escena, se borra el sujeto y el otro. Cada vez que se droga, vomita, no come. Se hunde en el das-ding…. [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo La Vuelta del “Fetiche Negro”

    La Vuelta del “Fetiche Negro”

    Cortesía de: “Viejo Putito” (contacto: http://www.facebook.com/viejoputito) Mensaje que nos pidió colocar el autor al principio del texto a modo de advertencia: “Esto te lo dedico a vos Noemi Sirota y Helga Fernandez. Nombre de viejas mal cogidas tenían que tener! Manga de Putitas peteras del tiempo de porcell Viejas Mediocres de Mierda chupa pijas de balvanera! Porque no se censuran el orto con un tapón de corcho y se inflan como pedo de buzo! Yo participe de esa clase y acá estan mis notas! de mi … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte V

    Anorexia-Bulimia: Parte V

    Se come para vomitar. El vomito es funcional a la repetición continua de la serie de las comilonas, porque vaciando el cuerpo del goce lo prepara a un nuevo exceso. No vomita para continuar comiendo sino que para continuar vomitando es que come. El vomito muestra el goce especial del vacío, junto a la inconsistencia del objeto-comida…. [SEGUIR LEYENDO]

  • AutismoDSM-IVPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos Generalizados del Desarrollo Psiquiatría Infantil: Autismo

    Psiquiatría Infantil: Autismo

    Kaplan, H; Sadock, B: “Sinopsis de psiquiatría. Ciencias de la conducta. Psiquiatría clínica”, Caps. de Psiquiatría infantil: 41 (Trastornos generalizados del desarrollo) Octava Edición, Editorial Panamericana.   TRASTORNO AUTISTICO Según el DSM-IV, el trastorno autístico se caracteriza por un desarrollo llamativamente anómalo tanto en la interaccion social como en la comunicación, y en un repertorio restringido de actividades e intereses. Historia En 1943, Leo Kanner, en su artículo clásico “perturbaciones autísticas del contacto afectivo”, acuño el término de autismo infantil … [SEGUIR LEYENDO]

  • HisteriaPsicoanálisisPsyko Patologias Lecciones de introducción al psicoanálisis: IV parte

    Lecciones de introducción al psicoanálisis: IV parte

    IV. El sueño y la realización del deseo. El deseo es articulación. El tercero deseante y la “pareja” de la histérica. Dora, Isabel de R. Masotta, O.: “Lecciones de introducción al psicoanálisis” Ed. Gedisa, Barcelona, 2006.  El significante define el límite del campo mismo del psicoanálisis como practica. Aquí quien habla no emite lo que dice: quien habla es el inconsciente. En el lapsus el sujeto recibe un mensaje que proviene de otro lugar (o del lugar del Otro); esas … [SEGUIR LEYENDO]