SyP Jueves, 21 de Agosto
4 agosto, 2011 20:29 Imprimir

Terapia Sistémica Individual (II parte)

Boscolo L, Bertando P.: “Terapia sistémica individual”. Capítulo 3 de la primera parte “El proceso terapéutico”. Amorrortu editores. 2000.

El Primer Homenaje a la Figura del Canibal

Preguntas circulares

El concepto de “preguntas circulares” se ha confundido a menudo con el concepto de circularidad antes expuesto. Las preguntas circulares fueron inicialmente definidas de este modo porque, en el contexto de la terapia familiar, el terapeuta hacia preguntas por turno a los diferentes miembros de la familia sobre las conductas de dos o más de los otros miembros. De esta manera, el terapeuta trataba de construir un mapa de la familia como red de relaciones interconectadas (tanto entre las ideas y las emociones como entre los comportamientos), y el modo más eficaz de crear un mapa semejante parecía ser el de formular preguntas que pudieran mostrar diferencias. Estas preguntas se crearon para obtener informaciones más que datos: efectivamente, Bateson sostenía que una información es “una diferencia que hace una diferencia”, es decir, una relación, y en eso se distingue de un dato.

Para profundizar más en el proceso, podemos decir que la información obtenida con las preguntas circulares es recursiva: tanto los clientes como el terapeuta –a traves de las preguntas- cambian constantemente su comprensión sobre la base de la información ofrecida por los otros. Las preguntas circulares informan respecto de las diferencias, las nuevas conexiones entre las ideas, significados y comportamientos. Estas nuevas correlaciones pueden contribuir a cambiar la epistemología, o bien las premisas personales, las tesis inconscientes de los diferentes miembros de la familia. Las preguntas circulares se convierten así en una intervención, quizá la más importante para el terapeuta sistémico.

También algunos tipos de preguntas particularmente útiles para detectar diferencias en el curso de la sesión terapéutica son las preguntas tríadicas, en las que se pedía a una persona que comentara la relación entre otros dos miembros de la familia; las preguntas sobre las diferencias en el comportamiento de dos o más personas, más que sobre la calidad intrínseca de esas personas; las preguntas sobre cambios en el comportamiento antes o después de un acontecimiento especifico; las preguntas sobre circunstancias hipotéticas; finalmente, opiniones de los miembros de la familia respecto de un comportamiento o interaccion particular.

Las preguntas circulares son un instrumento eficaz para introducir diferencias y crear conexiones en la mente de los clientes.

Sheila McNamee (1992) considera que las preguntas circulares son el prototipo de la técnica terapéutica construccionista, por cuanto contribuyen a favorecer (a crear) una multiplicidad de puntos de vista.

Karl Tomm, uno de los primeros y más importantes estudiosos de las preguntas circulares, las ha agrupado en varias categorías según sus objetivos y sus características. Tomando en consideración la intencionalidad del terapeuta al plantear la pregunta, las ha dividido en preguntas circulares informativas y preguntas circulares reflexivas. Las primeras tienen sobre todo el objetivo de recoger informaciones; las segundas, el de suscitar cambios (estos objetivos no son mutuamente excluyentes, y las preguntas a menudo tienen un carácter mixto). La distinción entre preguntas informativas y reflexivas se basa no tanto en la formulación como en el momento en que se plantean en el timing del dialogo: una misma pregunta, de acuerdo con el momento en que se formula, puede asumir un carácter informativo o reflexivo.

Todos los autores citados hasta ahora (incluido nosotros) consideran a las preguntas circulares, y a los otros elementos del dialogo, desde el punto de vista del terapeuta, dando por lo tanto una descripción que pone en primer plano sus intenciones (esto es particularmente evidente en Karl Tomm). En cambio, Viaro y Leonardi ofrecen una lectura textual de la interaccion lingüística. Ellos hacen la lectura “desde el exterior”, lo cual permite ver los efectos de los actos lingüísticos del terapeuta y el cliente de un modo no influido por las intenciones (y prejuicios) del terapeuta.

En este sentido, una primera distinción de las preguntas de la entrevista circular es entre preguntas de alternativas finitas, preguntas de alternativas infinitas y preguntas si/no, que admiten una simple respuesta afirmativa o negativa.

Algunas preguntas circulares requieren del interlocutor declaraciones, o sea, dar referencias sobre hechos concretos; otras requieren atribuciones, es decir, atribuir actitudes o estados de ánimo a un tercero. Mientras que las preguntas del primer tipo se ocupan de comportamientos, las del segundo tipo entran decididamente en el juego de los significados.

Estas distinciones son en cierto sentido similares a las que hacia el primer autor ya a fines de la década de 1970, después de haber abandonado la teoría de la caja negra. A las preguntas que solían formularse, basadas en la descripción de comportamientos, se agregaron otros dos tipos: “¿Qué experimenta su marido cuando su hija se niega a comer?”, y “¿Qué explicación da su marido del hecho de que su hija se niegue a comer?”. En estos tres tipos de preguntas se pueden advertir los tres niveles de la comunicación humana: descripción, experiencia, explicación.

De cualquier modo, sea que se refieran a hechos o a vivencias, las preguntas de la entrevista circular en general apuntan a obtener detalles precisos, sin contentarse con las informaciones genéricas.

A las preguntas/tema les siguen otras que tienden a obtener mayor precisión y permiten al terapeuta definir cada vez más el tema e insertarlo en el juego de las relaciones.

Otro tipo de preguntas, a las cuales recurrimos con frecuencia por la eficacia con que actúan sobre los vínculos deterministas de las historias que los clientes aportan, son las preguntas hipotéticas sobre el pasado, el presente y el futuro. El cliente que busca nuestra ayuda tiene a menudo una visión lineal-causal, es decir, determinista, del tiempo y de su propia historia. Los hechos o relaciones negativos traumáticos de su pasado se consideran la causa del presente precario y problemático, y la expectativa es que también influirán de manera negativa en el futuro. Nosotros creemos que el pasado, el presente y el futuro están conectados recursivamente y que por lo tanto, ampliando el contexto de las historias del pasado, de la “realidad” presente y de las expectativas respecto del futuro -y especialmente utilizando las preguntas hipotéticas- es posible poner en crisis los vínculos deterministas que tornan rígida la historia del cliente, coartan sus pensamientos y emociones, y limitan su libertad.

Paciente Bulimico pierde calcio en los dientes

Las preguntas circulares en la terapia individual: la presentificación del tercero

Obviamente, el terapeuta no utiliza sólo preguntas circulares; también se vale de silencios, sonidos o palabras que expresan duda o asentimiento, afirmaciones, metáforas, anécdotas, preguntas simples y preguntas diádicas.

Aun en una relación diádica, como lo es la de la terapia individual, se pueden usar con provecho las preguntas circulares, sobre todo recurriendo a la técnica de la “presentificación del tercero”. En la terapia de la familia las preguntas circulares, especialmente las tríadicas, tienen entre otros efectos el de poner a cada familiar en la situación de observador de los pensamientos, emociones y comportamientos de los otros, creando así una comunidad de observadores. Esto se puede reproducir en la terapia individual, al “presentificar” en la sesión a terceras personas significativas, pertenecientes al mundo externo y al interno (“voces”), creando una “comunidad” que participa en el desarrollo de diversos puntos de vista.

Se vale del uso de una importante función de las preguntas circulares en la terapia individual, que es la de evocar, para el cliente, a las personas significativas de su vida de relación, a fin de ampliar el horizonte espacial, temporal y relacional del diálogo. Esto puede ocurrir de diversos modos:

- A través de preguntas circulares que introducen en el diálogo a personas significativas para el cliente. También pueden incluir “voces internas”. Esta técnica que usamos se basa en la creación de un sistema relacional de tres elementos: terapeuta, cliente y “voz” o “fuerza” interna. El terapeuta trata de establecer una alianza terapéutica con el cliente, contra las eventuales “voces”, “fuerzas” o “ideas” responsables de sus síntomas y sufrimientos; esto contribuye a la separación entre la persona y la “enfermedad”, favoreciendo el proceso de despatologización. Michael White usa el mismo principio llamándolo “externalización del problema”.

- A veces se pide al cliente que hable directamente con el tercero presentificado, representado por una silla vacía. Al final de esta representación de roles, que por lo común tiene una duración limitada, el terapeuta y el cliente expresan sus vivencias y las ideas que les ha inspirado. Se trata de un procedimiento que permite al cliente experimentar y tener una visión de un hecho o de una relación significativa desde un ángulo diferente.

- Cuando trabajamos con el equipo que observa detrás del espejo, el tercero puede ser representando por uno (o más) de los miembros del equipo, que generalmente al concluir la sesión y en presencia del terapeuta comunica uno o más puntos de vista, a veces diferentes a los del terapeuta.

Cualquiera que sea la modalidad escogida por el terapeuta para presentificar al tercero, en ella tienen importancia las preguntas circulares, que mantienen su propia función fundamental, la de crear conexiones, aun cuando estas conexiones forzosamente deban ser construidas por el terapeuta y el cliente in absentia, en lugar de in praesentia, de los otros componentes: los sistemas significativos con los que el cliente está en contacto.

En este sentido, las preguntas circulares son para el terapeuta un modo de entrar en el diálogo del cliente con las otras personas significativas, sin introducir sus propias ideas de manera directa. Estas se introducen indirectamente bajo la forma de preguntas, en las cuales el signo de interrogación deja al cliente la responsabilidad de atribuir significados, mientras que la ausencia del signo introduciría una dimensión interpretativa y prescriptiva. Y, con las sucesivas preguntas circulares sobre estas voces múltiples, se crea un proceso reflexivo (que otros producen en la actualidad a través del reflecting team), el cual conduce a las ulteriores diferencias que hacen la diferencia.

Creemos que para el terapeuta es mejor ser cerrado y reticente: su apertura debe existir en el nivel de la empatía, de la participación, de la atención, pero no en el de la revelación de sus ideas. De este modo es posible crear para el cliente un contexto de deutero-aprendizaje: el cliente puede aprender de las respuestas que él mismo da. Y las respuestas que da le permiten hacerse nuevas preguntas, mientras que es fácil que al principio tuviera sólo respuestas.

A través de una serie de preguntas circulares podemos hacer que un individuo diga (y por consiguiente que explore, que vea) que puede pensar otro de él, después de un tercero, después que pueden pensar ambos de él, después que puede pensar el de los otros dos, y así sucesivamente. De este modo se exploran los circuitos relacionales con los que el individuo está conectado. Después, estos circuitos pueden ser autorreflexivos (el dialogo interno), o bien heterorreflexivos, las relaciones, reales y virtuales, entre la persona y su contexto. Con las preguntas circulares y con las hipótesis emergentes en el curso del dialogo, se pone al cliente en condiciones de entrar en un circulo hermenéutico, en el cual correlaciona sus acciones, emociones y significados con los del terapeuta. Esta dinámica crea la situación de deutero-aprendizaje (aprender a aprender) que conduce al cliente a nuevas opciones y soluciones.

SEGUIR LEYENDO

Etiquetas

Deja tu comentario Facebook

1 Comentario

Deja tu Comentario


7 diciembre, 2011 9:48

El estereotipo incomprendido del psicólogo

15 noviembre, 2011 21:46

La propuesta de Octavio Amoroso

30 octubre, 2011 12:24

Arteterapia

12 octubre, 2011 13:44

La Homeopatía del Sonido

5 septiembre, 2011 21:11

Notas para pensar lo grupal

30 agosto, 2011 16:47

¿Que es la Psicomagia?

22 agosto, 2011 18:16

El Fuego Interno

25 julio, 2011 18:29

Insomnio y Terapia Cognitiva

Otras Noticias

  • HisteriaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias La elaboración Freudiana: II parte

    La elaboración Freudiana: II parte

    Griesinger, Morel y Falret, es con estos tres psiquiatras con los cuales aparece la noción de una psicosis histérica, de una locura histérica. Esta noción, este cuarto grupo de síntomas (perturbaciones mentales, fundamentalmente alucinaciones y estados delirantes) nunca llego a tener una aceptación general. Charcot y Freud tendrán que arreglárselas con esta noción…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introducción al psicoanálisis: II parte

    Lecciones de introducción al psicoanálisis: II parte

    El niño, ese investigador incansable de cosas sexuales, nada quiere Saber de aquello mismo que motiva su investigación: la diferencia de los sexos. Esa relación al Saber, bien temprana, propia del sujeto infantil, es constitutiva de la sexualidad. En este sentido, por lo demás, la histeria es bien relevante para el psicoanalista: por definición hay que entender por “histérico” o “histérica” al sujeto incapaz de determinar el objeto de su tendencia sexual. ¿A quién amo, a él o a ella? ¿Qué quiere decir que sea yo mujer? Tal las preguntas básicas de la histérica…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psyko PatologiasTerapias "Psi"Trastornos Narcisistas No Psicoticos Tratamiento Psicoterapéutico en Patologías a predomino del “Déficit”

    Tratamiento Psicoterapéutico en Patologías a predomino del “Déficit”

    Killingmo, Bjorn: “Una defensa de la afirmación en relación con los estados de afectos no mentalizados”, en Psicosomática: aportes teórico-clínicos en el siglo XXI. Lugar editorial. Buenos Aires, 2005. Introducción: En el presente trabajo, la patología psicosomática no será discutida como tal. Sin embargo, adoptaré la posición que sostiene que los sintomas somáticos se pueden ver desde la perspectiva del afecto no mentalizado, y que en general la así llamada excitación afectiva de los pacientes psicosomáticos no se asocia con … [SEGUIR LEYENDO]

  • Perversión Dexter Morgan, el nuevo psicópata americano amigo de los niños

    Dexter Morgan, el nuevo psicópata americano amigo de los niños

    La serie Dexter a nosotros, colegas psicólogos, nos interesa de lleno porque nos ofrece un punto de vista sobre el asesino serial hasta ahora nunca encontrado, al menos por SyP. Nos enseña no sólo el ritual “obsesivo” (rasgo que acentuamos para desarmar lo de psicópata perverso) sino su vida cotidiana, sus relaciones familiares, amorosas y sociales, su trabajo y hasta sus pensamientos…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurociencias

    Imágenes mentales y Literatura

    Federico Langer intenta descubrir cómo interactúan las imágenes mentales y las emociones en nuestro cerebro, con relación a la estética literaria. Esto es, cómo en ausencia de una percepción real, construimos una imagen y experimentamos respuestas emocionales; por ejemplo, cuando leemos un libro. En esta entrevista, Langer cuenta su trabajo e imagina experimentos futuros que nos permitan saber con más precisión cómo se forman las imágenes mentales y cómo nos emocionamos…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias Clínica Psicoanalítica: Introducción a la Trenza (I parte)

    Clínica Psicoanalítica: Introducción a la Trenza (I parte)

    Ancla 2. Encadenamientos y Desencadenamientos I. Revista de la Cátedra II de Psicopatología. Facultad de Psicología. Universidad de Buenos Aires. Introducción de la Trenza. Fabián Schejtman. Hay… el realismo nodal de Lacan Con Lacan enunciamos que no hay relación sexual, que en los seres hablantes la complementariedad entre los sexos es imposible, que un hombre no es a una mujer…lo que una llave a una cerradura. Que no hay goce del Otro, que dos cuerpos tocados por el lenguaje no … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte IX

    Anorexia-Bulimia: Parte IX

    Deber-gozar y gozar del deber como dos caras de la misma moneda. En el superyó no hay dialéctica; porque el encuentro, la unión entre el deseo y la ley, cuyo producto es el ideal del yo, es un fracaso. Nos encontramos frente a un voluntarismo ciego, sin sujeto, una ley que anula el deseo o un goce sin reglas… [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introduccion al psicoanálisis: IX parte

    Lecciones de introduccion al psicoanálisis: IX parte

    Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. V. Identificaciones: En el estadio del espejo el sujeto se defiende de la atomización, de la indefensión, reprime los datos propioceptivos para alienarse en su unidad imaginaria. Se identifica a la unidad imaginaria guestáltica especular. Para Lacan esta es una matriz en la que se constituye el yo. El yo en su constitución sería el resultado de esa alienación que es defensa contra el cuerpo … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteriaHisteria de AngustiaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias La Angustia en la obra de Freud: V parte

    La Angustia en la obra de Freud: V parte

    LA ANGUSTIA EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 7 de Junio de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Sigue manteniendo esta idea de que a raíz de la represión se forma angustia, y la angustia se liga a los miedos más comunes, y así se forman las fobias, que básicamente, forman tres grupos: En primer lugar ubica a las fobias fisiológicas, que las toma de la primera época, solo que ahora, dice, las fobias fisiológicas no se … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsiquiatríaPsyko PatologiasSuicidioTrastornos del Ánimo Suicidio: Urgencias en Psiquiatría  (I parte)

    Suicidio: Urgencias en Psiquiatría (I parte)

    Kaplan, H.; Sadock, B. “Sinopsis de psiquiatría.  Ciencias de la conducta. Psiquiatría clínica” Cáp. 33 (Cáp. De urgencias en 8ª edición.)  Editorial Panamericana. Urgencias en Psiquiatría: Suicidio El suicidio puede ser el resultado de un deseo de escapar de una situación difícil o de querer herir a una persona o a una institución. El suicidio parece surgir del sentimiento de que la vida es tan insoportable que la muerte es la única vía de escape del dolor. El suicidio experimenta … [SEGUIR LEYENDO]

  • MasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo La Ley del Psicópata

    La Ley del Psicópata

    EL PSICÓPATA Y EL NOMBRE DEL PADRE Roberto Mazzuca Comenzaré mi trabajo delimitando los dos términos que componen su título: “psicópata” y “nombre del padre”. La categoría clínica de la psicopatía En nuestros sucesivos encuentros, hemos tenido la oportunidad de cotejar distintas maneras de definir al psicópata y verificar que la definición de esta categoría clínica no es unívoca sino heterogénea. Dentro de sus amplios márgenes, sin embargo, hemos acordado en la necesidad de distinguir por lo menos dos tipos … [SEGUIR LEYENDO]

  • BiologíaMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismo Neurobiología del Psicópata (II parte)

    Neurobiología del Psicópata (II parte)

    Semiología Psiquiátrica y Psicopatía NEUROBIOLOGÍA DEL PSICÓPATA Dr. Eduardo A. Mata Locomia Todo el Día Raine y Col.(17) afirman que el patrón antisocial se caracteriza por: a) una desinhibición comportamental, baja responsividad fisiológica (vinculada al bajo alerta), y disfunción prefrontal; y, b) disfunción del hemisferio izquierdo o, alternativamente, una lateralización reducida para las funciones lingüísticas. a) La desinhibición comportamental Todas las alteraciones incluidas en a) tendrían elementos comunes. Por empezar, la desinhibición comportamental se vincula con conceptualizaciones de Gray en … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaFetichismoNeurosis ObsesivaPerversiónPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias Operadores Conceptuales Psicoanaliticos

    Operadores Conceptuales Psicoanaliticos

    El falo no es el pene, es la premisa universal del pene; a saber, la creencia del sujeto infantil de que existe un solo sexo y su testaruda negativa de reconocer la diferencia. Si bien el falo se inscribe en el campo de la visión, no es en cambio representable (lo que no se ve, determina lo que se ve). La mujer debe realizar un doble cambio de zona erógena y de objeto. El motor del movimiento es la decepción fálica…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía Toxicomania y Psicoanálisis

    Toxicomania y Psicoanálisis

    Las propiedades farmacodinamicas no son condición suficiente pero sin duda necesaria para que exista toxicómano. Esa entrada en la toxicómana es el resultado de un encuentro entre la negación de la falta de objeto con la contingencia de ese real químico (flash-viaje-trance místico trascendental) que la droga provee. No es un objeto a través del cual la pulsión se satisface, es el objeto donde la satisfacción se produce, por eso es exclusivo y necesario…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introducción al psicoanálisis: III parte

    Lecciones de introducción al psicoanálisis: III parte

    Masotta, O.: “Lecciones de introducción al psicoanálisis” Ed. Gedisa, Barcelona, 2006. III. Lapsus y querer decir. Comunicación y comprensión. El significante. El chiste es modelo. Cuando Freud quiere introducir a su audiencia al concepto psicoanalítico por excelencia, el inconsciente, no lo hace hablando sin más de la represión de la sexualidad, sino que trata de mostrar las lagunas del discurso inconsciente, llama la atención más sobre fenómenos de palabras que sobre las cuestiones del sexo. Sin embargo, se lo ve: … [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaPsiquiatríaPsyko PatologiasTerapias "Psi"Toxicomanía Droga-dependencia y Tratamiento

    Droga-dependencia y Tratamiento

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte III  (Terapia cognitiva de los trastornos mentales). Eudeba, año 2007, Buenos Aires. Resumen:  Contribuciones del modelo cognitivo al tratamiento de los trastornos por abuso de sustancias: Al avanzar la investigación orientada al desarrollo de tratamientos para los trastornos del ánimo, de la ansiedad y la personalidad sucedió lo esperable: se hizo evidente la gran comorbilidad entre estas patologías y el abuso de sustancias. Principios básicos de los modelos cognitivos: Estos modelos ven a … [SEGUIR LEYENDO]

  • Demencia PrecozEsquizofreniaParanoiaPsicosisPsiquiatríaPsyko Patologias Semiología y Nosologías Psiquiatricas: II Parte: Paranoia y/o Delirios Crónicos

    Semiología y Nosologías Psiquiatricas: II Parte: Paranoia y/o Delirios Crónicos

    Kraepelin fue alumno de Wundt y a partir de la psicología experimental concebirá a la psicopatología como una patología de las funciones psicológicas normales, describiendo a partir de las funciones del sujeto normal, sus desviaciones. Kraepelin divide a las enfermedades mentales en 13 categorías. … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaHisteriaNeurosis ObsesivaParanoiaPsicoanálisisPsicosisPsicosomáticaPsyko Patologias Conceptos Psicoanaliticos

    Conceptos Psicoanaliticos

    El cuerpo no es algo primario; sino que se construye. Esto significa que no nacemos con un cuerpo acabado, tal como el que tenemos. Para hacer un cuerpo hace falta un organismo vivo, la carne y los huesos, pero además hace falta una imagen que se adicione…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis

    Reparaciones sinthomáticas y no sinthomáticas

    El sinthome es exactamente una cuarta consistencia que anuda a los tres registros una vez que Lacan propone al cuarto nudo como irreductible. Justamente su condición de cuarto nudo, de cuarto anillo que enlaza a los tres restantes, es aquello que distingue al sinthome de la letra de goce del síntoma, toda vez que esta, como hemos visto, no es un cuarto nudo sino, en cambio apertura de lo simbólico sobre lo real: no una cuarta cuerda, sino un avance de un registro sobre otro…entre simbólico y real…. [SEGUIR LEYENDO]

  • MasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsicosisPsyko PatologiasSadismo Suplencia perversa en un sujeto psicótico

    Suplencia perversa en un sujeto psicótico

      Suplencia perversa en un sujeto psicótico Jean-Claude Maleval Desde hace poco tiempo tienen cierto desarrollo los estudios sobre las modalidades de suplencia elaboradas por los psicóticos para remediar la forclusión del Nombre del Padre. Estos han sido suscitados por investigaciones tardías de Jacques Lacan, que en 1976 aísla la función de para-psicosis* cumplida por la escritura para James Joyce. Ahora bien, la correspondencia del escritor irlandés da testimonio de la existencia de ciertas inclinaciones perversas en su vida sexual … [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis de AngustiaPsicoanálisisPsyko Patologias Mas allá del Principio de Placer (V parte)

    Mas allá del Principio de Placer (V parte)

    Mónica Torres: “Capitulo III de Mas allá del principio del placer. Compulsión a la repetición. Recuerdo, repetición y reelaboración” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992.     Resumen: Freud comienza tomando, en este capítulo III, el concepto de transferencia y refiriéndose a su propio articulo “Recuerdo, repetición y reelaboración” que él había escrito en 1914. En este trabajo –nos recuerda Freud- el … [SEGUIR LEYENDO]

  • SistémicaTerapias "Psi" Terapia Sistémica Individual (III parte)

    Terapia Sistémica Individual (III parte)

    Boscolo L, Bertando P.: “Terapia sistémica individual”. Capítulo 3 de la primera parte “El proceso terapéutico”. Amorrortu editores. 2000. Deconstrucción y construcción en la sesión Un modelo en el que nos hemos inspirado recientemente, al describir el pensamiento y la acción del terapeuta en el curso de la sesión, proviene de la crítica literaria y del análisis del texto, que es deconstruido y reconstruido según la sensibilidad, la cultura, el conocimiento y los prejuicios del lector. Si lo consideramos un … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Síntoma, Deseo e Inconsciente (II parte)

    Síntoma, Deseo e Inconsciente (II parte)

    El síntoma adquirió distintas nominaciones en la teorización freudiana: conflicto psíquico, formación de compromiso, satisfacción sustitutiva. Freud realiza el pasaje del síntoma unideterminado hacia la determinación por al menos dos representaciones, unidas por un nexo lógico. Esta diferencia entre la determinación unívoca y la sobredeterminación permite el pasaje de la cura sintomática a la etiología… [SEGUIR LEYENDO]

  • MasoquismoPsyko PatologiasSadismo Algunas ideas sobre la perversión masculina

    Algunas ideas sobre la perversión masculina

    El perverso ha logrado vencer el pudor, la repugnancia, el espanto y el dolor y por ello es momentáneamente libre. ¿Que hace el Neurótico? Busca liberarse de la culpa y del dolor; cuando en verdad busca ser amado. No es un monstruo, como él quisiera; es solo un niño perverso polimorfo que “necesita” de una gran figura, o figuritas de amor para los psicoticos, que le suture un poco el rostro y así no se vea “embadurnido” de lo pulsional. … [SEGUIR LEYENDO]

  • SistémicaTerapias "Psi" Terapia Sistémica Individual (IV parte)

    Terapia Sistémica Individual (IV parte)

    Boscolo L, Bertando P.: “Terapia sistémica individual”. Capítulo 3 de la primera parte “El proceso terapéutico”. Amorrortu editores. 2000. El proceso Aquí nos referiremos en particular a la terapia breve-larga ya presentada en el capítulo 2, es decir, a la terapia individual sistémica que estamos utilizando más frecuentemente con la mayoría de los clientes encauzados a la terapia individual. Los otros casos, o no son idóneos para una terapia a plazo de veinte sesiones (casos de psicosis graves o casos … [SEGUIR LEYENDO]