SyP Jueves, 23 de Octubre
4 agosto, 2011 20:29 Imprimir

Terapia Sistémica Individual (II parte)

Boscolo L, Bertando P.: “Terapia sistémica individual”. Capítulo 3 de la primera parte “El proceso terapéutico”. Amorrortu editores. 2000.

El Primer Homenaje a la Figura del Canibal

Preguntas circulares

El concepto de “preguntas circulares” se ha confundido a menudo con el concepto de circularidad antes expuesto. Las preguntas circulares fueron inicialmente definidas de este modo porque, en el contexto de la terapia familiar, el terapeuta hacia preguntas por turno a los diferentes miembros de la familia sobre las conductas de dos o más de los otros miembros. De esta manera, el terapeuta trataba de construir un mapa de la familia como red de relaciones interconectadas (tanto entre las ideas y las emociones como entre los comportamientos), y el modo más eficaz de crear un mapa semejante parecía ser el de formular preguntas que pudieran mostrar diferencias. Estas preguntas se crearon para obtener informaciones más que datos: efectivamente, Bateson sostenía que una información es “una diferencia que hace una diferencia”, es decir, una relación, y en eso se distingue de un dato.

Para profundizar más en el proceso, podemos decir que la información obtenida con las preguntas circulares es recursiva: tanto los clientes como el terapeuta –a traves de las preguntas- cambian constantemente su comprensión sobre la base de la información ofrecida por los otros. Las preguntas circulares informan respecto de las diferencias, las nuevas conexiones entre las ideas, significados y comportamientos. Estas nuevas correlaciones pueden contribuir a cambiar la epistemología, o bien las premisas personales, las tesis inconscientes de los diferentes miembros de la familia. Las preguntas circulares se convierten así en una intervención, quizá la más importante para el terapeuta sistémico.

También algunos tipos de preguntas particularmente útiles para detectar diferencias en el curso de la sesión terapéutica son las preguntas tríadicas, en las que se pedía a una persona que comentara la relación entre otros dos miembros de la familia; las preguntas sobre las diferencias en el comportamiento de dos o más personas, más que sobre la calidad intrínseca de esas personas; las preguntas sobre cambios en el comportamiento antes o después de un acontecimiento especifico; las preguntas sobre circunstancias hipotéticas; finalmente, opiniones de los miembros de la familia respecto de un comportamiento o interaccion particular.

Las preguntas circulares son un instrumento eficaz para introducir diferencias y crear conexiones en la mente de los clientes.

Sheila McNamee (1992) considera que las preguntas circulares son el prototipo de la técnica terapéutica construccionista, por cuanto contribuyen a favorecer (a crear) una multiplicidad de puntos de vista.

Karl Tomm, uno de los primeros y más importantes estudiosos de las preguntas circulares, las ha agrupado en varias categorías según sus objetivos y sus características. Tomando en consideración la intencionalidad del terapeuta al plantear la pregunta, las ha dividido en preguntas circulares informativas y preguntas circulares reflexivas. Las primeras tienen sobre todo el objetivo de recoger informaciones; las segundas, el de suscitar cambios (estos objetivos no son mutuamente excluyentes, y las preguntas a menudo tienen un carácter mixto). La distinción entre preguntas informativas y reflexivas se basa no tanto en la formulación como en el momento en que se plantean en el timing del dialogo: una misma pregunta, de acuerdo con el momento en que se formula, puede asumir un carácter informativo o reflexivo.

Todos los autores citados hasta ahora (incluido nosotros) consideran a las preguntas circulares, y a los otros elementos del dialogo, desde el punto de vista del terapeuta, dando por lo tanto una descripción que pone en primer plano sus intenciones (esto es particularmente evidente en Karl Tomm). En cambio, Viaro y Leonardi ofrecen una lectura textual de la interaccion lingüística. Ellos hacen la lectura “desde el exterior”, lo cual permite ver los efectos de los actos lingüísticos del terapeuta y el cliente de un modo no influido por las intenciones (y prejuicios) del terapeuta.

En este sentido, una primera distinción de las preguntas de la entrevista circular es entre preguntas de alternativas finitas, preguntas de alternativas infinitas y preguntas si/no, que admiten una simple respuesta afirmativa o negativa.

Algunas preguntas circulares requieren del interlocutor declaraciones, o sea, dar referencias sobre hechos concretos; otras requieren atribuciones, es decir, atribuir actitudes o estados de ánimo a un tercero. Mientras que las preguntas del primer tipo se ocupan de comportamientos, las del segundo tipo entran decididamente en el juego de los significados.

Estas distinciones son en cierto sentido similares a las que hacia el primer autor ya a fines de la década de 1970, después de haber abandonado la teoría de la caja negra. A las preguntas que solían formularse, basadas en la descripción de comportamientos, se agregaron otros dos tipos: “¿Qué experimenta su marido cuando su hija se niega a comer?”, y “¿Qué explicación da su marido del hecho de que su hija se niegue a comer?”. En estos tres tipos de preguntas se pueden advertir los tres niveles de la comunicación humana: descripción, experiencia, explicación.

De cualquier modo, sea que se refieran a hechos o a vivencias, las preguntas de la entrevista circular en general apuntan a obtener detalles precisos, sin contentarse con las informaciones genéricas.

A las preguntas/tema les siguen otras que tienden a obtener mayor precisión y permiten al terapeuta definir cada vez más el tema e insertarlo en el juego de las relaciones.

Otro tipo de preguntas, a las cuales recurrimos con frecuencia por la eficacia con que actúan sobre los vínculos deterministas de las historias que los clientes aportan, son las preguntas hipotéticas sobre el pasado, el presente y el futuro. El cliente que busca nuestra ayuda tiene a menudo una visión lineal-causal, es decir, determinista, del tiempo y de su propia historia. Los hechos o relaciones negativos traumáticos de su pasado se consideran la causa del presente precario y problemático, y la expectativa es que también influirán de manera negativa en el futuro. Nosotros creemos que el pasado, el presente y el futuro están conectados recursivamente y que por lo tanto, ampliando el contexto de las historias del pasado, de la “realidad” presente y de las expectativas respecto del futuro -y especialmente utilizando las preguntas hipotéticas- es posible poner en crisis los vínculos deterministas que tornan rígida la historia del cliente, coartan sus pensamientos y emociones, y limitan su libertad.

Paciente Bulimico pierde calcio en los dientes

Las preguntas circulares en la terapia individual: la presentificación del tercero

Obviamente, el terapeuta no utiliza sólo preguntas circulares; también se vale de silencios, sonidos o palabras que expresan duda o asentimiento, afirmaciones, metáforas, anécdotas, preguntas simples y preguntas diádicas.

Aun en una relación diádica, como lo es la de la terapia individual, se pueden usar con provecho las preguntas circulares, sobre todo recurriendo a la técnica de la “presentificación del tercero”. En la terapia de la familia las preguntas circulares, especialmente las tríadicas, tienen entre otros efectos el de poner a cada familiar en la situación de observador de los pensamientos, emociones y comportamientos de los otros, creando así una comunidad de observadores. Esto se puede reproducir en la terapia individual, al “presentificar” en la sesión a terceras personas significativas, pertenecientes al mundo externo y al interno (“voces”), creando una “comunidad” que participa en el desarrollo de diversos puntos de vista.

Se vale del uso de una importante función de las preguntas circulares en la terapia individual, que es la de evocar, para el cliente, a las personas significativas de su vida de relación, a fin de ampliar el horizonte espacial, temporal y relacional del diálogo. Esto puede ocurrir de diversos modos:

- A través de preguntas circulares que introducen en el diálogo a personas significativas para el cliente. También pueden incluir “voces internas”. Esta técnica que usamos se basa en la creación de un sistema relacional de tres elementos: terapeuta, cliente y “voz” o “fuerza” interna. El terapeuta trata de establecer una alianza terapéutica con el cliente, contra las eventuales “voces”, “fuerzas” o “ideas” responsables de sus síntomas y sufrimientos; esto contribuye a la separación entre la persona y la “enfermedad”, favoreciendo el proceso de despatologización. Michael White usa el mismo principio llamándolo “externalización del problema”.

- A veces se pide al cliente que hable directamente con el tercero presentificado, representado por una silla vacía. Al final de esta representación de roles, que por lo común tiene una duración limitada, el terapeuta y el cliente expresan sus vivencias y las ideas que les ha inspirado. Se trata de un procedimiento que permite al cliente experimentar y tener una visión de un hecho o de una relación significativa desde un ángulo diferente.

- Cuando trabajamos con el equipo que observa detrás del espejo, el tercero puede ser representando por uno (o más) de los miembros del equipo, que generalmente al concluir la sesión y en presencia del terapeuta comunica uno o más puntos de vista, a veces diferentes a los del terapeuta.

Cualquiera que sea la modalidad escogida por el terapeuta para presentificar al tercero, en ella tienen importancia las preguntas circulares, que mantienen su propia función fundamental, la de crear conexiones, aun cuando estas conexiones forzosamente deban ser construidas por el terapeuta y el cliente in absentia, en lugar de in praesentia, de los otros componentes: los sistemas significativos con los que el cliente está en contacto.

En este sentido, las preguntas circulares son para el terapeuta un modo de entrar en el diálogo del cliente con las otras personas significativas, sin introducir sus propias ideas de manera directa. Estas se introducen indirectamente bajo la forma de preguntas, en las cuales el signo de interrogación deja al cliente la responsabilidad de atribuir significados, mientras que la ausencia del signo introduciría una dimensión interpretativa y prescriptiva. Y, con las sucesivas preguntas circulares sobre estas voces múltiples, se crea un proceso reflexivo (que otros producen en la actualidad a través del reflecting team), el cual conduce a las ulteriores diferencias que hacen la diferencia.

Creemos que para el terapeuta es mejor ser cerrado y reticente: su apertura debe existir en el nivel de la empatía, de la participación, de la atención, pero no en el de la revelación de sus ideas. De este modo es posible crear para el cliente un contexto de deutero-aprendizaje: el cliente puede aprender de las respuestas que él mismo da. Y las respuestas que da le permiten hacerse nuevas preguntas, mientras que es fácil que al principio tuviera sólo respuestas.

A través de una serie de preguntas circulares podemos hacer que un individuo diga (y por consiguiente que explore, que vea) que puede pensar otro de él, después de un tercero, después que pueden pensar ambos de él, después que puede pensar el de los otros dos, y así sucesivamente. De este modo se exploran los circuitos relacionales con los que el individuo está conectado. Después, estos circuitos pueden ser autorreflexivos (el dialogo interno), o bien heterorreflexivos, las relaciones, reales y virtuales, entre la persona y su contexto. Con las preguntas circulares y con las hipótesis emergentes en el curso del dialogo, se pone al cliente en condiciones de entrar en un circulo hermenéutico, en el cual correlaciona sus acciones, emociones y significados con los del terapeuta. Esta dinámica crea la situación de deutero-aprendizaje (aprender a aprender) que conduce al cliente a nuevas opciones y soluciones.

SEGUIR LEYENDO

Etiquetas

Deja tu comentario Facebook

1 Comentario

Deja tu Comentario


7 diciembre, 2011 9:48

El estereotipo incomprendido del psicólogo

15 noviembre, 2011 21:46

La propuesta de Octavio Amoroso

30 octubre, 2011 12:24

Arteterapia

12 octubre, 2011 13:44

La Homeopatía del Sonido

5 septiembre, 2011 21:11

Notas para pensar lo grupal

30 agosto, 2011 16:47

¿Que es la Psicomagia?

22 agosto, 2011 18:16

El Fuego Interno

25 julio, 2011 18:29

Insomnio y Terapia Cognitiva

Otras Noticias

  • PsicoanálisisPsyko Patologias Adolescente y Antisocial

    Adolescente y Antisocial

    Winnicot, D: “Deprivación y delincuencia” Segunda Parte, Cap. 17; Luchando por superar la fase de desaliento malhumorado. Paidós, Bs.As, 2005. Cap. 17. Luchando por superar la fase de desaliento malhumorado (Trabajo basado en una conferencia dictada ante el personal superior del Departamento de Menores del concejo del Condado de Londres, en febrero de 1961. Revisado y publicado en 1963) Resumen: Solo hay una cura real para la adolescencia: la maduración. Combinada con el paso del tiempo produce, a la larga, … [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaPsyko PatologiasTerapias "Psi" Trastorno Límite de Personalidad (II parte)

    Trastorno Límite de Personalidad (II parte)

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte III  (Terapia cognitiva de los trastornos mentales). Eudeba, año 2007, Buenos Aires. Resumen:   Abordaje Cognitivo del Trastorno límite de la personalidad: La terapia dialéctica-conductual: Este abordaje fue desarrollado por Marsha Linehan. Se define como una intervención de tipo conductual de última generación, y, en tanto tal, se trata de una intervención multidimensional que enfatiza la utilización de los principios del cambio humano más que la aplicación de un tratamiento estructurado universal. Se … [SEGUIR LEYENDO]

  • Histeria de AngustiaMasoquismoNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias Fantasma y Fantasía

    Fantasma y Fantasía

    El fantasma es el modo en que el Otro se mantiene presente en la estructura neurótica –y al mismo tiempo intermediado-, sea como relación con la causa del deseo, sea como forma de ofrecerse al goce del Otro. Ofreciendo el yo (moi) como objeto al goce del Otro, el neurótico se preserva de confrontarse con un goce más absoluto, por ejemplo, en relación directa con su cuerpo…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria ANOREXIA EN LA TV

    ANOREXIA EN LA TV

    Cuando hablamos de anorexia vera, de tipo melancólico, estamos en el terreno de las psicosis. Aquí la anorexia-bulimia funciona como un pasaje al acto en cuotas. El sujeto reducido a puro desecho, objetalizado, sale de la escena, con lo cual el Otro y el sujeto desaparecen; solo por consecuencia lógica el Otro es agujereado, cavado y mostrándose en falta…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaFobiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria De la Fobia Universal a la Anorexia Vera

    De la Fobia Universal a la Anorexia Vera

    En casos de depresiones graves puede aparecer una identificación con la mirada hostil de la madre. La ausencia de autovaloración y las grietas en la autoestima lo llevan a comer para sentirse mal, para hacerse cargo de esa mirada que lo identifica a alguien sucio, denigrado. En el atracón bulímico, cualquier objeto puede ser tragado porque lo que se pone en juego es una defensa autística, de refugio en la sensación para obturar los agujeros, como en el caso de las adicciones…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsiquiatríaPsyko Patologias Construcción de un Diagnóstico Multidimensional

    Construcción de un Diagnóstico Multidimensional

    Fiorini, Héctor: “Diferentes Niveles del Diagnóstico”, en Estructuras y Abordajes en Psicoterapias Psicoanalíticas, Buenos Aires, Editorial Nueva Visión, 1993. Una aproximación fecunda se apoya en la indagación de diferentes niveles del diagnostico. Esos diferentes niveles pueden desplegarse agrupándolos en diez categorías diagnosticas que pasamos a enumerar y especificar sumariamente: Diagnóstico Clínico: comprendemos aquí las categorías de la clínica psiquiátrica. Destacamos la importancia de tomar en cuenta este diagnostico, ya que del mismo se desprenden opciones estratégicas: medidas de continencia ambiental, … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko Patologias Mas allá del Principio de Placer (VIII parte)

    Mas allá del Principio de Placer (VIII parte)

    Juan Carlos Cosentino: “Capítulo IV de Mas allá del principio de placer” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992.     Resumen: La angustia traumática: La angustia traumática o angustia automática se diferencia de la señal de angustia. El desamparo inicial y el llamado al otro dejan en el ser hablante una huella que no se borra: el deseo indestructible. “La reflexión más … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaPsyko Patologias Un Caso Clinico de Fobia Universal

    Un Caso Clinico de Fobia Universal

    Si el secreto afecta la identidad, contiene, a la manera del mito, un trozo de la historia que es silenciada, excluida, y su permanencia anula la capacidad historizante del yo (potencialidad de escisión psicótica). Transforma el pasado en algo siempre presente, cuestión que plantea el “eterno retorno” de lo no elaborado…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" Donald Winnicott: El Valor de las Primeras Entrevistas

    Donald Winnicott: El Valor de las Primeras Entrevistas

    Winnicott, Donald: “El valor de la consulta terapéutica”, en Exploraciones psicoanalíticas II. Paidos, 1991. Apuntes del Texto: El aprovechamiento de la primera entrevista, o de las primeras entrevistas: No diría que un análisis cabal es siempre mejor para un paciente que una entrevista psicoterapéutica. El tratamiento psicoanalítico a menudo deja intacta la sintomatología por un periodo durante el cual las repercusiones sociales pueden complicar infinitamente la cuestión; por otra parte, dicho tratamiento quizás exija apartar al niño de un hogar … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Síntoma–Metáfora y Síntoma–Letra

    Síntoma–Metáfora y Síntoma–Letra

    Ancla 2. Encadenamientos y Desencadenamientos I. Revista de la Cátedra II de Psicopatología. Facultad de Psicología. Universidad de Buenos Aires. Síntoma y Sinthome. (Fabián Schejtman) Jacques Lacan introdujo la noción de sinthome el 16 de junio de 1975, en la apertura del “V simposio Internacional James Joyce”, modificando la escritura que en el idioma francés corresponde a lo que se llama síntoma [symptome]. El Síntoma – metáfora: En los años ’50 Lacan subraya la dimensión simbólica del síntoma, localizándolo en la … [SEGUIR LEYENDO]

  • DSM-IVEsquizofreniaPsicosisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos Generalizados del Desarrollo Esquizofrenia de comienzo en la infancia

    Esquizofrenia de comienzo en la infancia

    Kaplan, H; Sadock, B: “Sinopsis de psiquiatría. Ciencias de la conducta. Psiquiatría clínica”, Caps. de Psiquiatría infantil: 49 (Esquizofrenia de inicio en la infancia) Octava Edición, Editorial Panamericana. ESQUIZOFRENIA DE COMIENZO EN LA INFANCIA Según el DSM-IV el inicio de la esquizofrenia se produce habitualmente entre los últimos años de la adolescencia y la mitad de los treinta, pero este trastorno puede aparecer tan precozmente como los cinco o seis años. Aunque las características son las mismas para niños que … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Budismo Zen y psicoanálisis lacaniano

    Budismo Zen y psicoanálisis lacaniano

    Budismo Zen y psicoanálisis lacaniano por Ignacio Iglesias Colillas   “Ni dejen de buscar ni huyan; suelten” Koan Zen.   Hacer caer al Yo. Llorar hasta romperse. Sentarse de cara a la pulsión de muerte. Vaciarse de toda ilusión, soltar, soltarse. ¿Es posible? Uno de los pilares del budismo: el carácter ilusorio del Yo. Uno de los pilares de la enseñanza de Lacan… ensañarse con él, estirarlo, hacer saltar las costuras, incluso perderse en uno mismo sin saber qué quiere … [SEGUIR LEYENDO]

  • MasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsicosisPsyko PatologiasSadismo Suplencia perversa en un sujeto psicótico

    Suplencia perversa en un sujeto psicótico

      Suplencia perversa en un sujeto psicótico Jean-Claude Maleval Desde hace poco tiempo tienen cierto desarrollo los estudios sobre las modalidades de suplencia elaboradas por los psicóticos para remediar la forclusión del Nombre del Padre. Estos han sido suscitados por investigaciones tardías de Jacques Lacan, que en 1976 aísla la función de para-psicosis* cumplida por la escritura para James Joyce. Ahora bien, la correspondencia del escritor irlandés da testimonio de la existencia de ciertas inclinaciones perversas en su vida sexual … [SEGUIR LEYENDO]

  • HisteriaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias La elaboración Freudiana: IV parte

    La elaboración Freudiana: IV parte

    La afirmación de que la neurosis obsesiva debe concebirse como una histeria, es absolutamente original de Freud. No tiene ningún antecedente. Aquí Freud es fiel a su consigna de que para resolver un problema hay que proceder como para romper la cascara de una nuez, es más fácil tomar de a dos, de modo que con una única operación cambia a la vez la concepción de la naturaleza de la histeria y de las obsesiones…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Histeria La Falicización de la Vagina

    La Falicización de la Vagina

    Ahora las mujeres se la miden. También se la comparan (en el anonimato de la web) para ver quien la tiene más mejorcita y atractiva. “Al revés” del hombre, pareciera ser que la vulva “debería lucir siempre joven”, así se pueden vender las micro bikinis y micro calzitas sin adquirir el diagnostico de “Trastorno por vulva deforme. Código DSM-IV: F29 [298.9]). Lacan ya nos anticipó que el goce masculino no escapa a la histeria femenina y parecería que muchos de ellos no se atreven a pasar al Otro goce… … [SEGUIR LEYENDO]

  • MasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo El Psicópata y El Perverso

    El Psicópata y El Perverso

    La canallada y los canallas de nuestro tiempo Juan Pablo Mollo El texto comienza con una referencia de Lacan sobre la canallada: “proponerse como Otro del Otro para manipular el deseo de los demás”, para ubicar, seguidamente, su forma contemporánea: el sistema evaluativo. Posteriormente, se establece una correlación entre la posición canalla con la noción de psicopatía y su distinción con la posición perversa. Finalmente, se proponen algunas figuraciones contemporáneas posibles de pequeños y grandes canallas: dirigentes, predicadores, el político … [SEGUIR LEYENDO]

  • Demencia PrecozEsquizofreniaPsicoanálisisPsyko Patologias Las Psicosis en Diván (I parte)

    Las Psicosis en Diván (I parte)

    ¿A qué lugar es llamado el analista tras el estallido de la primera elación delirante? El analista es llamado al lugar donde Schreber encuentra a Fleschig. Es llamado a suplir con sus predicaciones el vacio súbitamente percibido de la forclusion…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsiquiatríaPsyko PatologiasToxicomanía

    Adicciones: Alcoholismo

    El delirium tremens presenta la misma sintomatología que un delirio subagudo; pero lo que predomina es el temblor, un temblor importante, grueso, movimientos fuertes y automáticos de succión y agitación y la presencia de fiebre (40 o 41 grados). … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte II

    Anorexia-Bulimia: Parte II

    La anoréxica se siente el judas expulsado del Otro. Por esto da vuelta esta exclusión del amor, convirtiéndola en odio mortal hacia el Otro y hacia su mesa. Será entonces, verdaderamente Judas. Vivirá en la culpa y el desprecio. Traicionara, engañara, esconderá la verdad, se esconderá. Buscara pagar quizás en todos los modos posibles el precio de su traición, pero solo indirectamente. Porque imputará siempre al Otro la causa de su mal…. [SEGUIR LEYENDO]

  • BiologíaMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismo Neurobiología del Psicópata (III parte)

    Neurobiología del Psicópata (III parte)

    Semiología Psiquiátrica y Psicopatía NEUROBIOLOGÍA DEL PSICÓPATA Dr. Eduardo A. Mata Buschsbaum y Silverman desarrollaron una técnica para comparar los componentes de potenciales evocados tempranos. Este componente PE representa la reacción cortical temprana que ocurre entre 100 y 140 ms después del estímulo. Los individuos que muestran una amplitud marcadamente incrementada de los PE como función de un estímulo crecientemente incrementado (curva positiva), son llamados aumentadores, en tanto que aquellos que muestran poco incremento o aún disminución en la amplitud … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Mas allá del Principio de Placer (IV parte)

    Mas allá del Principio de Placer (IV parte)

    Mario Fischman: “Lectura de Lacan del Fort-da. Seminarios II y VII. Índice razonado de los Escritos” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992.   Resumen: Este sujeto en tanto efecto del significante da cuenta de lo que va a ser el aforismo de Lacan de esta primera época. Aforismo central que es: el inconsciente está estructurado como un lenguaje. Lacan dice que la … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo

    ¿Como armar una Biblioteca Perversa?

    Se suele erróneamente asociar “perverso” o “perversión” con desviaciones o excepciones graves dentro de lo que consideramos “la común medida social de normalidad”. Pero su acepción original y el significado dado por Freud a estos términos distan mucho de esta moralina. Según Enric Berenguer “la perversión nos concierne a todos”, pues se encuentra ligada al deseo y tanto “normales” como perversos estamos deseando constantemente; la diferencia radica en nuestra posición frente al deseo. … [SEGUIR LEYENDO]

  • BiologíaMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismo Neurobiología del Psicópata (II parte)

    Neurobiología del Psicópata (II parte)

    Semiología Psiquiátrica y Psicopatía NEUROBIOLOGÍA DEL PSICÓPATA Dr. Eduardo A. Mata Locomia Todo el Día Raine y Col.(17) afirman que el patrón antisocial se caracteriza por: a) una desinhibición comportamental, baja responsividad fisiológica (vinculada al bajo alerta), y disfunción prefrontal; y, b) disfunción del hemisferio izquierdo o, alternativamente, una lateralización reducida para las funciones lingüísticas. a) La desinhibición comportamental Todas las alteraciones incluidas en a) tendrían elementos comunes. Por empezar, la desinhibición comportamental se vincula con conceptualizaciones de Gray en … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte VI

    Anorexia-Bulimia: Parte VI

    Las dos nadas de la anorexia: como abandono a la muerte y hundimiento en un goce mortífero; o como separación del Otro, afirmación del deseo del sujeto sostenido por la apertura de la falta en el Otro. La anoréxica transforma la imagen de su propio cuerpo, convirtiéndolo en el palo que impide la boca del cocodrilo se cierre…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Los tres tiempos lógicos del Complejo de Edipo – por Jacques Lacan

    Los tres tiempos lógicos del Complejo de Edipo – por Jacques Lacan

    “Lacan hizo un gran esfuerzo a lo largo de su enseñanza para ubicar a los padres del Edipo más allá del mito, en una lógica. Al seguir su derrotero, la perspectiva, que parece inicialmente complejizarse, se despeja finalmente, desmalezando nuestra practica de prejuiciosas intuiciones”. Flesler. … [SEGUIR LEYENDO]