SyP Miercoles, 22 de Octubre
26 julio, 2011 1:21 Imprimir

Las Psicosis en Diván (II parte)

Schreber inventa y sustenta, por su sola decisión, un “orden del universo” curativo de los desordenes del goce cuya experiencia él padece; y, donde el Nombre-del-padre forcluido no promueve la significación fálica, aparece una significación de suplencia: ser la mujer de Dios, con la ventaja de que el goce desde ahora consentido se localiza sobre la imagen del cuerpo.

 

El trabajo de la psicosis

Párrafos extraídos del libro de Colette Soler: “Estudios sobre las psicosis”. Caps.: “El trabajo de la psicosis”. Ediciones Manantial – 1989.

Freud, al descifrar a Schreber, reconoció en el delirio una tentativa de curación que nosotros confundimos –dice- con la enfermedad. De ahí la necesidad de distinguir, en el propio seno de la psicosis, entre los fenómenos primarios de la enfermedad y las elaboraciones que se les añaden, y mediante las cuales el sujeto responde a esos fenómenos que padece.

Decir “trabajo de la psicosis” como se dice “trabajo de la transferencia” en el caso de la neurosis, implica también marcar una diferencia fundamental entre neurosis y psicosis. Esta diferencia es la consecuencia de otra: entre la represión, mecanismo de lenguaje que Freud reconoció en el fundamento del síntoma neurótico, y la forclusion, promovida por Lacan como la causa significantes de la psicosis. Mientras que el trabajo de la transferencia supone el vínculo libidinal con Otro hecho objeto, en el trabajo del delirio es el propio sujeto quien toma a su cargo, solitariamente, no el retorno de lo reprimido sino los “retornos en lo real” que lo abruman. Mientras que no hay autoanálisis del neurótico, el delirio si es una autoelaboración en la que se manifiesta con toda claridad lo que Lacan denomina “eficacia del sujeto”. El delirio no es, evidentemente, su única manifestación: que se hable de prepsicosis antes del desencadenamiento y de eventuales estabilizaciones después, indica suficientemente que la forclusion es susceptible de ser compensada en sus efectos, con formas que no se reducen exclusivamente a la elaboración delirante.

El problema para el psicoanalista es saber si este trabajo de la psicosis puede insertarse en el discurso analítico; y, en caso afirmativo, como. Para ser más precisos: ¿puede tener el acto analítico incidencia causal sobre el autotratamiento de lo real, como la hay en el trabajo de la transferencia? ¿Hay al menos una simpatía entre la ética del bien decir, y la ética del sujeto psicótico?

Primero necesito marcar la frontera entre la enfermedad propiamente dicha y las tentativas de solución, entre el psicótico “mártir del inconsciente”, como dice Lacan, y el psicótico eventualmente trabajador. Llamarlo “mártir del inconsciente” es otra manera de designar el retorno en lo real de lo que fue forcluido de lo simbólico y que se impone al sujeto, para su tormento y perplejidad, en fenómenos que los psiquiatras clásicos ya solían reconocer aunque sin comprender su estructura.

El hecho de que Lacan planteara, con la noción de forclusion, la causalidad significante de la psicosis no impide que la psicosis siga siendo para nosotros lo que era ya para Freud: una enfermedad de la libido.

Entretengo a tus hijos

Desde ese momento, el trabajo de la psicosis será siempre para el sujeto una manera de tratar los retornos en lo real, de operar conversiones; manera que civiliza al goce haciéndolo soportable. Así como podemos realizar la clínica diferencial de los retornos en lo real según que se trata de paranoia, esquizofrenia o manía, podemos diferenciar también las mencionadas soluciones.

Las mejor observables son las que echan mano a un simbólico de suplencia consistente en construir una ficción, distinta de la ficción edipica, y en conducirla hasta un punto de estabilización; obtenido este mediante lo que Lacan considero en una época como una metáfora de suplencia: la metáfora delirante.

¿Qué hace Schreber sino construir una versión de la pareja original, distinta de la versión paterna y en la que el goce en exceso encuentra un sentido y una legitimación en el fantasma de procreación de una humanidad futura? Schreber inventa y sustenta, por su sola decisión, un “orden del universo” curativo de los desordenes del goce cuya experiencia él padece; y, donde el Nombre-del-padre forcluido no promueve la significación fálica, aparece una significación de suplencia: ser la mujer de Dios, con la ventaja de que el goce desde ahora consentido se localiza sobre la imagen del cuerpo, y con la diferencia de que la significación de castración de goce queda excluida en beneficio de un goce de la relación con Dios, marchando a la infinitud. Única restricción; esa infinitud no es actualizada –no todavía- sino aplazada al infinito.

En muchos casos funciona la misma solución consistente en tapar la cosa mediante una ficción colgada de un significante ideal, pero no requiere por fuerza la inventiva delirante del sujeto. Significación que vuelve a dar al sujeto la posibilidad de deslizarse bajo el significante que daba sostén a su mundo. Salvo que entonces, en general no es resultado de un trabajo del sujeto, sino, más frecuentemente, el efecto de una tyche, de un encuentro que viene a corregir el de la perdida desencadenante. En estos casos el sujeto no inventa sino que toma prestado del Otro –casi siempre materno- un significante que le permite, al menos por un tiempo, tapar, mediante un ser de pura conformidad, el ser inmundo que él tiene la certeza de ser.

Civilizar a la cosa por lo simbólico es también la senda de ciertas sublimaciones creacionistas. La promoción del padre es una de ellas, y Lacan lo decía en su Seminario La ética. No todas las sublimaciones son del mismo tipo, pero las que proceden por la construcción de un nuevo simbólico cumplen una función homogénea a lo que es el deliro para Schreber.

Existen otros tipos de soluciones que no recurren a lo simbólico sino que proceden a una operación real sobre lo real del goce no apresado en las redes del lenguaje. Así sucede con la obra –pictórica, por ejemplo- que no se sirve del verbo sino que da a luz, ex nihilo, un objeto nuevo, sin precedentes –por eso la obra está siempre fechada-, en el que se deposita un goce que de este modo se transforma hasta volverse “estético”, como se dice, mientras que el objeto producido se impone como real.

Joyce logra hacerlo pasar a lo real, o sea al “fuera del sentido”. Joyce no rectifica al Otro del sentido como Rousseau: lo asesina. Se opera con el lenguaje de tal modo que el Otro queda evacuado, y se procede a una verdadera forclusion del sentido, forclusion que es al mismo tiempo una letrificación del significante mediante la cual este se transforma en átomo de goce…real.

En la misma línea de tratamiento de lo real por lo real, tenemos los pasajes al acto auto –y hétero- mutiladores. Son totalmente antinómicos a la sublimación creacionista, pero sin embargo no la excluyen. La mutilación real emerge en proporción a la falta de eficacia de la castración, y ello hasta el punto de adquirir a veces un alcance diagnóstico.

Hatori Hanzo

Lo que importa no es tanto el carácter irreprimible del acto, que también aparecería en ciertos pasajes al acto de la neurosis, sobre todo la obsesiva, sino el hecho de que el sujeto no solo no puede dar cuenta de él, sino que ni siquiera se considera responsable. Como indiferente a su gravedad, solo puede enumerarlos, sin problematizarlos nunca y teniéndolos por ajenos a ella misma. Esta persona se encuentra habitada por una necesidad casi presubjetiva de negativizar el ser-ahí, y más precisamente de perder un objeto que esta como en exceso. Pues cuando el objeto no es llamado a complementar la falta básica, cuando es únicamente el doble especular del sujeto, funciona en exclusión y deviene para él sinónimo de muerte. Se entiende que un objeto así, un objeto que, lejos de fundar un lazo social, lo ataca, deja poco espacio para el psicoanalista.

Los diversos tratamientos de lo real que acabo de distinguir –por lo simbólico, por lo real de la obra o del acto- no son equivalentes, desde luego, a los ojos del psicoanalista: el último casi lo excluye y el segundo lo vuelve superfluo.

En efecto, el acto negativizador se estrella a la vez con los límites de la legalidad, como tratamiento que al Otro social le es imposible soportar, y con sus límites propios, al no tener otro futuro que su repetición. En cuanto a las producciones del arte que alcanzan un bien-inventar, ellas no contradicen el imperativo de elaboración del análisis pero, contrariamente al bien decir, que se despliega en el entre-dos decir del analizante y del intérprete y como producto del lazo analítico, estas obras se realizan en soledad y vuelven superfluo al analista. Queda aun el bien-pensar de las elaboraciones simbólicas que logran compensar la carencia de la significación fálica, y a su respecto habrá que plantearse qué papel causal puede cumplir en ellas el analista.

En todos los casos hay una cosa segura: si el analista acoge la singularidad del sujeto psicótico, no lo hace como agente del orden, y la sugestión no es su instrumento.

 

SEGUIR LEYENDO

Deja tu comentario Facebook

Deja tu Comentario


29 julio, 2014 18:59

Myle Cirus & Justin Bieber 2014 Love Tour LATINOAMERICA

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

29 septiembre, 2011 10:19

Ensayo breve sobre La Perversión

21 septiembre, 2011 11:10

¿Como armar una Biblioteca Perversa?

Otras Noticias

  • FetichismoFobiaPerversiónPsicoanálisisPsyko Patologias Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XVI parte

    Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XVI parte

      Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. XIV. Juanito: Una llamada al Padre El objeto fóbico no es uno, son muchos. Tiende, mediante una especie de difusión, a pluralizarse siguiendo, podríamos decir, la líneas de una inducción significante, también podríamos decir simbólica, ya que entendemos lo simbólico en función del significante. En general parece que la fobia tiende a extenderse, como se ve, a los transportes en general, incluyendo los trenes … [SEGUIR LEYENDO]

  • ParanoiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias

    Las Psicosis en Diván (II parte)

    Schreber inventa y sustenta, por su sola decisión, un “orden del universo” curativo de los desordenes del goce cuya experiencia él padece; y, donde el Nombre-del-padre forcluido no promueve la significación fálica, aparece una significación de suplencia: ser la mujer de Dios, con la ventaja de que el goce desde ahora consentido se localiza sobre la imagen del cuerpo…. [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo Perversiones. Los Casos Clinicos de la Psicologia Gore (I parte)

    Perversiones. Los Casos Clinicos de la Psicologia Gore (I parte)

    CONTRIBUCIONES DIAGNÓSTICAS DEL ‘CASO MONTESINOS’* César Sparrow RESUMEN Se formula una apreciación clínica del ex-asesor presidencial Vladimiro Montesinos desde los puntos de vista psicológico, psiquiátrico y psicoanalítico. Son analizados aspectos publicados de su historia personal, sus antecedentes y biografía, su ascenso al poder y los mecanismos de que se valió para concentrarlo de manera casi absoluta. Se coteja sus características de personalidad con diversos cuadros de la nosología psiquiátrica. Se realiza un estudio psicoanalítico del caso fundamentado en la teoría … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaFobiaHisteriaHisteria de AngustiaMelancoliaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaParanoiaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias La clinica de los nudos en las Neurosis y las Psicosis

    La clinica de los nudos en las Neurosis y las Psicosis

    La cadena neurótica…y el sinthomanalista Ancla 2. Encadenamientos y Desencadenamientos I. Revista de la Cátedra II de Psicopatología. Facultad de Psicología. Universidad de Buenos Aires. Síntoma y Sinthome (Fabián Schejtman) La realidad psíquica, el complejo de Edipo, o el nombre del padre, tienen función de sinthome en una posible cadena neurótica. Encadenan a los tres registros que, sin ese cuarto elemento suplementario, se desenlazarían. Los dos lapsus que dejan a los tres registros sueltos se localizan en el nudo como fallos basales en … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía Toxicomania y Psicoanálisis

    Toxicomania y Psicoanálisis

    Las propiedades farmacodinamicas no son condición suficiente pero sin duda necesaria para que exista toxicómano. Esa entrada en la toxicómana es el resultado de un encuentro entre la negación de la falta de objeto con la contingencia de ese real químico (flash-viaje-trance místico trascendental) que la droga provee. No es un objeto a través del cual la pulsión se satisface, es el objeto donde la satisfacción se produce, por eso es exclusivo y necesario…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía La subida, la caída y el Bajón

    La subida, la caída y el Bajón

    Ser amado o no ser amado, ser hombre o mujer, es de lo que sufre el sujeto desde que el espejo se rompe. Y drogarse solo tiene sentido porque, primero en el placer y después en la dependencia, no hay más incertidumbre que en la única elección posible. Allí donde solo había incertidumbre dolorosa, hay ahora la certeza de la repetición. … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Mas Allá del Principio del Placer (II parte)

    Mas Allá del Principio del Placer (II parte)

    Diana S. Rabinovich: “La Experiencia de satisfacción en su articulación con el mas allá del principio del placer en los Seminarios II y VII”, en Puntuaciones freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992. Resumen: La identidad de percepción ocupa el lugar de la llamada por Freud “acción específica” en el Proyecto de una psicología para neurólogos. La acción específica es allí definida como la suma … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psyko PatologiasSuicidioTrastornos del Ánimo La Carta Suicida

    La Carta Suicida

    El suicido no es sin dedicatoria. ¿A quien mata el muerto antes de morir? Estos y otros interrogantes se abren con la carta de un famoso caso suicida. Juan Carlos Bolton, psicoanalista lacaniano, miembro de la EOL, nos deja este testimonio antes de morir. … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (II parte)

    ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (II parte)

    Fiorini, Héctor y otros: “¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica?”, en Psicoanálisis, focos y aperturas, Psicolibros, Montevideo, 2001. Apuntes del Texto: Actitudes negativas del terapeuta para un buen desarrollo del proceso analítico: En este punto es necesario señalar los riegos de ser un terapeuta cerrado. Y creo bueno tener presente un trabajo de J. Haley muy aplicable cuando el analista queda absorbido por una teoría y no está abierto a su experiencia con los pacientes. Algunos riesgos en las … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaMelancoliaNeurosis de AngustiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTerapias "Psi"Trastornos del Ánimo

    El enfoque Modular-Transformacional

    El conflicto y las situaciones traumáticas actuando desde el inconsciente no son condición suficiente para originar los ataques de pánico: se les debe agregar la especificidad de la reacción neurovegetativa y, sobre todo, la codificación que se haga de cuáles son los peligros que la angustia conllevaría…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko Patologias Mas allá del Principio de Placer (VI parte)

    Mas allá del Principio de Placer (VI parte)

    Osvaldo Umérez: “La compulsión a la repetición en Lacan. Seminarios II y XI” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992.   Resumen: Lagache distingue un concepto que va a llamar “repetición de la necesidad”, de otro que es la “necesidad de repetición”. Es decir que distingue lo que sería la repetición de la necesidad al servicio del principio del placer, de lo que … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introduccion al psicoanalisis: X parte

    Lecciones de introduccion al psicoanalisis: X parte

    Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. VI. El Falo: fundamento del fundamento Las tres protofantasias (seducción, escena primaria y castración) constituyen ese campo de intrincadas relaciones del complejo de Edipo. De ello sacamos en conclusión que debíamos ir a la teoría a buscar el complejo de Edipo. Del complejo de Edipo destacábamos el eje de su dinámica: el Falo. Todo lo que es analizable en psicoanálisis tiene que ver con la … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo Masoquismo-Sadismo; Voyeurismo-Exibicionismo

    Masoquismo-Sadismo; Voyeurismo-Exibicionismo

    Podemos considerar al orgasmo como un placer de descarga, pero el placer preliminar no tiene que ver con la descarga sino con el aumento de la tensión, de ahí la existencia de un problema económico. Porque este placer esta mas allá del principio del placer…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomaníaTrastornos Narcisistas No Psicoticos Narcisismo y Deficit

    Narcisismo y Deficit

    Fenichel dijo que el origen y naturaleza de la adicción no reside en el efecto químico de la droga sino en la estructura psicológica del paciente que busca en el consumo los efectos de satisfacer el arcaico anhelo oral que es al mismo tiempo sexual, una necesidad de seguridad y de conservación de la autoestima (se percibe la droga como protección narcisista)…. [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaParanoiaPsicosisPsyko Patologias La clinica de Las Psicosis: V parte

    La clinica de Las Psicosis: V parte

    Asi se justifican los psicoanalistas: “El analista no podría aplicar una técnica sin caer en la impostura. Decir lo que podemos hacer siempre será prematuro para el analista, tanto porque su acto implica que el hacer quede del lado del analizante, como porque su acto exige que lo que es del orden del hacer solo se llegue a saber a posteriori –con lo que ello requiere de invención permanente-.”… [SEGUIR LEYENDO]

  • Psyko PatologiasTerapias "Psi"Toxicomanía

    Tratamiento y Prevención en Adicciones

    El toxicómano llega a una institución en una situación crítica, de urgencia. Viene con la idea de curarse, pero esto no es una demanda real, porque cuando pasa la urgencia, aparece la ausencia de droga, y detrás de esto: la carencia arcaica. La ausencia lleva nuevamente a la intoxicación que le permita sobrellevar esta situación de desamparo y desvalimiento frente al dolor…. [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteria de AngustiaPsicoanálisisPsyko Patologias Histeria de Angustia o Fobia

    Histeria de Angustia o Fobia

    La designación «histeria de angustia»; se la propuse al doctor W. Stekel cuando emprendió la exposición de los estados neuróticos de angustia (1908), y espero que adquiera carta de ciudadanía. Ella se justifica por el pleno acuerdo entre el mecanismo psíquico de estas fobias y el de la histeria, salvo en un punto, pero un punto decisivo y apto para establecer la separación: Y es este: la libido desprendida del material patógeno en virtud de la represión no es convertirla, no es aplicada, saliendo de lo anímico, en una inervación corporal, sino que se libera como angustia…. [SEGUIR LEYENDO]

  • CienciasNeurociencias

    Las Neuronas Espejo

    La neurología clásica recibe hoy una nueva luz tras el descubrimiento de las “neuronas espejo”, que son el mecanismo esencial para comprender las intenciones de otros, para desarrollar una teoría de la mente y, por ende, para capacitarnos para la vida social. Las neuronas espejo aportan nueva luz para entender cómo la red neuronal “refleja” el mundo, la autoimagen y la imagen de la mente de los otros en la producción evolutiva de un comportamiento social…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias

    La neurosis obsesiva: El caso del Hombre de las Ratas (III Parte)

    Cuanto más avanzada la neurosis, mas predominara el componente de satisfacción pulsional y menos el de la defensa. Los mismos sintomas que primitivamente significaban restricciones toman luego la tendencia a la satisfacción. La misma defensa se sexualiza y pasa a ponerse al servicio de la satisfacción pulsional. El componente de goce autoerótico es el que en definitiva se muestra más eficaz en la neurosis obsesiva, a diferencia de la histeria. El estadio terminal es un yo extremadamente restringido que se ve impulsado a buscar sus satisfacciones en los sintomas…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Pulsion y Deseo en la obra de Freud: II parte

    Pulsion y Deseo en la obra de Freud: II parte

    PULSIÓN Y DESEO EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia Dictada el 3 de octubre de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Les pido que desde hoy lean muchas veces, las página 557 a 559, de  La Interpretación de los Sueños, donde Freud se va a ocupar de explicar que es un deseo inconciente. Comienza preguntándose por qué el inconciente sólo puede prestar la fuerza necesaria para el cumplimiento de deseo. Por qué sólo puede aportar la fuerza y no … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis La trama del síntoma y el inconsciente: VI parte

    La trama del síntoma y el inconsciente: VI parte

    Schejtman, F.: “La trama del síntoma y el inconsciente”. Serie del bucle, 2006, Bs. As. Nudos    Se trata, en lo que sigue, de acompañar un tramo de esa búsqueda Lacaniana, el que se extiende entre los Seminarios 22 y 23, y que conduce a Lacan a plantear como necesario el anudamiento borromeo de cuatro consistencias: a agregar a lo real, simbólico y lo imaginario, “sus tres”, el síntoma -como se sabe, con una nueva grafía: “sinthome”- como una cuarta … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Síntoma–Metáfora y Síntoma–Letra

    Síntoma–Metáfora y Síntoma–Letra

    Ancla 2. Encadenamientos y Desencadenamientos I. Revista de la Cátedra II de Psicopatología. Facultad de Psicología. Universidad de Buenos Aires. Síntoma y Sinthome. (Fabián Schejtman) Jacques Lacan introdujo la noción de sinthome el 16 de junio de 1975, en la apertura del “V simposio Internacional James Joyce”, modificando la escritura que en el idioma francés corresponde a lo que se llama síntoma [symptome]. El Síntoma – metáfora: En los años ’50 Lacan subraya la dimensión simbólica del síntoma, localizándolo en la … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo

    La Construcción Freudiana de “Las Perversiones”

    El talento perverso es el de transformar el sufrimiento en goce y la falta en plenitud, es decir, convertir una carencia en algo que resulte positivo. La estructura de la perversión es la que resulta más favorable para las producciones sublimatorias. Tienen el arte de hacer de la necesidad, virtud…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias Las Neuropsicosis de Defensa: II parte: La Neurosis Obsesiva

    Las Neuropsicosis de Defensa: II parte: La Neurosis Obsesiva

    El carácter obsesivo del síntoma hace referencia a este curso forzoso que adquiere la representación obsesiva. No la hace obsesiva el contenido, sino su origen, su fuente, en tanto proviene de la represión, del retorno de lo reprimido. Esto es lo que determina que su carácter tenga un curso psíquico forzoso. Si bien se trata de una representación consciente, se comporta como si fuera inconsciente, de un modo que no es controlable por la conciencia del sujeto…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" Donald Winnicott: El Valor de las Primeras Entrevistas

    Donald Winnicott: El Valor de las Primeras Entrevistas

    Winnicott, Donald: “El valor de la consulta terapéutica”, en Exploraciones psicoanalíticas II. Paidos, 1991. Apuntes del Texto: El aprovechamiento de la primera entrevista, o de las primeras entrevistas: No diría que un análisis cabal es siempre mejor para un paciente que una entrevista psicoterapéutica. El tratamiento psicoanalítico a menudo deja intacta la sintomatología por un periodo durante el cual las repercusiones sociales pueden complicar infinitamente la cuestión; por otra parte, dicho tratamiento quizás exija apartar al niño de un hogar … [SEGUIR LEYENDO]