SyP Viernes, 25 de Abril
26 julio, 2011 1:21 Imprimir

Las Psicosis en Diván (II parte)

Schreber inventa y sustenta, por su sola decisión, un “orden del universo” curativo de los desordenes del goce cuya experiencia él padece; y, donde el Nombre-del-padre forcluido no promueve la significación fálica, aparece una significación de suplencia: ser la mujer de Dios, con la ventaja de que el goce desde ahora consentido se localiza sobre la imagen del cuerpo.

 

El trabajo de la psicosis

Párrafos extraídos del libro de Colette Soler: “Estudios sobre las psicosis”. Caps.: “El trabajo de la psicosis”. Ediciones Manantial – 1989.

Freud, al descifrar a Schreber, reconoció en el delirio una tentativa de curación que nosotros confundimos –dice- con la enfermedad. De ahí la necesidad de distinguir, en el propio seno de la psicosis, entre los fenómenos primarios de la enfermedad y las elaboraciones que se les añaden, y mediante las cuales el sujeto responde a esos fenómenos que padece.

Decir “trabajo de la psicosis” como se dice “trabajo de la transferencia” en el caso de la neurosis, implica también marcar una diferencia fundamental entre neurosis y psicosis. Esta diferencia es la consecuencia de otra: entre la represión, mecanismo de lenguaje que Freud reconoció en el fundamento del síntoma neurótico, y la forclusion, promovida por Lacan como la causa significantes de la psicosis. Mientras que el trabajo de la transferencia supone el vínculo libidinal con Otro hecho objeto, en el trabajo del delirio es el propio sujeto quien toma a su cargo, solitariamente, no el retorno de lo reprimido sino los “retornos en lo real” que lo abruman. Mientras que no hay autoanálisis del neurótico, el delirio si es una autoelaboración en la que se manifiesta con toda claridad lo que Lacan denomina “eficacia del sujeto”. El delirio no es, evidentemente, su única manifestación: que se hable de prepsicosis antes del desencadenamiento y de eventuales estabilizaciones después, indica suficientemente que la forclusion es susceptible de ser compensada en sus efectos, con formas que no se reducen exclusivamente a la elaboración delirante.

El problema para el psicoanalista es saber si este trabajo de la psicosis puede insertarse en el discurso analítico; y, en caso afirmativo, como. Para ser más precisos: ¿puede tener el acto analítico incidencia causal sobre el autotratamiento de lo real, como la hay en el trabajo de la transferencia? ¿Hay al menos una simpatía entre la ética del bien decir, y la ética del sujeto psicótico?

Primero necesito marcar la frontera entre la enfermedad propiamente dicha y las tentativas de solución, entre el psicótico “mártir del inconsciente”, como dice Lacan, y el psicótico eventualmente trabajador. Llamarlo “mártir del inconsciente” es otra manera de designar el retorno en lo real de lo que fue forcluido de lo simbólico y que se impone al sujeto, para su tormento y perplejidad, en fenómenos que los psiquiatras clásicos ya solían reconocer aunque sin comprender su estructura.

El hecho de que Lacan planteara, con la noción de forclusion, la causalidad significante de la psicosis no impide que la psicosis siga siendo para nosotros lo que era ya para Freud: una enfermedad de la libido.

Entretengo a tus hijos

Desde ese momento, el trabajo de la psicosis será siempre para el sujeto una manera de tratar los retornos en lo real, de operar conversiones; manera que civiliza al goce haciéndolo soportable. Así como podemos realizar la clínica diferencial de los retornos en lo real según que se trata de paranoia, esquizofrenia o manía, podemos diferenciar también las mencionadas soluciones.

Las mejor observables son las que echan mano a un simbólico de suplencia consistente en construir una ficción, distinta de la ficción edipica, y en conducirla hasta un punto de estabilización; obtenido este mediante lo que Lacan considero en una época como una metáfora de suplencia: la metáfora delirante.

¿Qué hace Schreber sino construir una versión de la pareja original, distinta de la versión paterna y en la que el goce en exceso encuentra un sentido y una legitimación en el fantasma de procreación de una humanidad futura? Schreber inventa y sustenta, por su sola decisión, un “orden del universo” curativo de los desordenes del goce cuya experiencia él padece; y, donde el Nombre-del-padre forcluido no promueve la significación fálica, aparece una significación de suplencia: ser la mujer de Dios, con la ventaja de que el goce desde ahora consentido se localiza sobre la imagen del cuerpo, y con la diferencia de que la significación de castración de goce queda excluida en beneficio de un goce de la relación con Dios, marchando a la infinitud. Única restricción; esa infinitud no es actualizada –no todavía- sino aplazada al infinito.

En muchos casos funciona la misma solución consistente en tapar la cosa mediante una ficción colgada de un significante ideal, pero no requiere por fuerza la inventiva delirante del sujeto. Significación que vuelve a dar al sujeto la posibilidad de deslizarse bajo el significante que daba sostén a su mundo. Salvo que entonces, en general no es resultado de un trabajo del sujeto, sino, más frecuentemente, el efecto de una tyche, de un encuentro que viene a corregir el de la perdida desencadenante. En estos casos el sujeto no inventa sino que toma prestado del Otro –casi siempre materno- un significante que le permite, al menos por un tiempo, tapar, mediante un ser de pura conformidad, el ser inmundo que él tiene la certeza de ser.

Civilizar a la cosa por lo simbólico es también la senda de ciertas sublimaciones creacionistas. La promoción del padre es una de ellas, y Lacan lo decía en su Seminario La ética. No todas las sublimaciones son del mismo tipo, pero las que proceden por la construcción de un nuevo simbólico cumplen una función homogénea a lo que es el deliro para Schreber.

Existen otros tipos de soluciones que no recurren a lo simbólico sino que proceden a una operación real sobre lo real del goce no apresado en las redes del lenguaje. Así sucede con la obra –pictórica, por ejemplo- que no se sirve del verbo sino que da a luz, ex nihilo, un objeto nuevo, sin precedentes –por eso la obra está siempre fechada-, en el que se deposita un goce que de este modo se transforma hasta volverse “estético”, como se dice, mientras que el objeto producido se impone como real.

Joyce logra hacerlo pasar a lo real, o sea al “fuera del sentido”. Joyce no rectifica al Otro del sentido como Rousseau: lo asesina. Se opera con el lenguaje de tal modo que el Otro queda evacuado, y se procede a una verdadera forclusion del sentido, forclusion que es al mismo tiempo una letrificación del significante mediante la cual este se transforma en átomo de goce…real.

En la misma línea de tratamiento de lo real por lo real, tenemos los pasajes al acto auto –y hétero- mutiladores. Son totalmente antinómicos a la sublimación creacionista, pero sin embargo no la excluyen. La mutilación real emerge en proporción a la falta de eficacia de la castración, y ello hasta el punto de adquirir a veces un alcance diagnóstico.

Hatori Hanzo

Lo que importa no es tanto el carácter irreprimible del acto, que también aparecería en ciertos pasajes al acto de la neurosis, sobre todo la obsesiva, sino el hecho de que el sujeto no solo no puede dar cuenta de él, sino que ni siquiera se considera responsable. Como indiferente a su gravedad, solo puede enumerarlos, sin problematizarlos nunca y teniéndolos por ajenos a ella misma. Esta persona se encuentra habitada por una necesidad casi presubjetiva de negativizar el ser-ahí, y más precisamente de perder un objeto que esta como en exceso. Pues cuando el objeto no es llamado a complementar la falta básica, cuando es únicamente el doble especular del sujeto, funciona en exclusión y deviene para él sinónimo de muerte. Se entiende que un objeto así, un objeto que, lejos de fundar un lazo social, lo ataca, deja poco espacio para el psicoanalista.

Los diversos tratamientos de lo real que acabo de distinguir –por lo simbólico, por lo real de la obra o del acto- no son equivalentes, desde luego, a los ojos del psicoanalista: el último casi lo excluye y el segundo lo vuelve superfluo.

En efecto, el acto negativizador se estrella a la vez con los límites de la legalidad, como tratamiento que al Otro social le es imposible soportar, y con sus límites propios, al no tener otro futuro que su repetición. En cuanto a las producciones del arte que alcanzan un bien-inventar, ellas no contradicen el imperativo de elaboración del análisis pero, contrariamente al bien decir, que se despliega en el entre-dos decir del analizante y del intérprete y como producto del lazo analítico, estas obras se realizan en soledad y vuelven superfluo al analista. Queda aun el bien-pensar de las elaboraciones simbólicas que logran compensar la carencia de la significación fálica, y a su respecto habrá que plantearse qué papel causal puede cumplir en ellas el analista.

En todos los casos hay una cosa segura: si el analista acoge la singularidad del sujeto psicótico, no lo hace como agente del orden, y la sugestión no es su instrumento.

 

SEGUIR LEYENDO

Deja tu comentario Facebook

Deja tu Comentario


17 febrero, 2013 21:18

David Lynch Psychoanálisis / Twin Peaks: Fire, walk with me

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

29 septiembre, 2011 10:19

Ensayo breve sobre La Perversión

21 septiembre, 2011 11:10

¿Como armar una Biblioteca Perversa?

31 agosto, 2011 19:08

La locura fuera del orden jurídico

Otras Noticias

  • FobiaHisteriaHisteria de AngustiaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias La angustia en la obra de Freud: VII parte

    La angustia en la obra de Freud: VII parte

    LA ANGUSTIA EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 7 de Junio de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Dejemos por ahora el capitulo 4, al que vamos a volver dentro de en un rato y situémonos en el capítulo 7. Lo que Freud presenta aquí, es lo que se llama la última fórmula freudiana sobre la neurosis. Sí la quieren encontrar, la van a encontrar en la página 119 de “Inhibición, síntoma y angustia”. Lo podríamos pensar … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte VIII

    Anorexia-Bulimia: Parte VIII

    En el camino de la sexualidad de la niña, se imponen como decisivos un cambio de la modalidad del goce (del clitorideo al vaginal) y de objeto (de la madre al padre). En la niña la castración introduce en el Complejo de Edipo. Es origen del alejamiento de la niña respecto a la madre y de investiduras amorosas hacia el padre (porque posee “el falo”). Pero esto explica sólo un punta del problema sobre la Sexualidad Femenina…aún abierto y desconocido…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Síntoma, Deseo e Inconsciente (I parte)

    Síntoma, Deseo e Inconsciente (I parte)

    Se trata de un primer tiempo en el que Freud no cuenta aún con el concepto de inconsciente y deseo, por lo que hablará de conciencia escindida y regulación por el principio de constancia. Es el tiempo del método catártico y la cura por abreacción. Y si bien la descarga, la tramitación vía la descarga, será el marco para estas teorizaciones, quedan obstáculos sin resolver: lo compulsivo del síntoma y la sexualidad como fuente de displacer… [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria

    Anorexia-Bulimia: Parte XIII

    El discurso capitalista es la supresión de la dimensión de la falta. No hay en efecto en este discurso – en esta forma histórica de lazo social – objeto perdido, sino reciclaje constante del goce en un sistema -aparentemente sin perdida…. [SEGUIR LEYENDO]

  • BiologíaNeurociencias Fisiologia de la Conducta

    Fisiologia de la Conducta

    La gran diferencia entre los humanos y sus parientes más cercanos: los primates, es la capacidad de razonamiento, pero ¿qué sería de esa capacidad de razonamiento sin el lenguaje?, y más aún, ¿se hubiese desarrollado el razonamiento, la lógica y la filosofía sin el lenguaje?
    El lenguaje es la mayor herramienta para informar acerca del conocimiento adquirido por las ciencias, las artes, la filosofía y las diferentes formas de saber, es un medio sin el cual no se podría vivir. Por consiguiente, el estudio del lenguaje, que está a cargo de la Neurociencia, es importante para conocer el funcionamiento y desarrollo del mismo en el individuo…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lo que se espera de un Psicoanálisis

    Lo que se espera de un Psicoanálisis

    Rectificación y destitución del sujeto Dos formas del ser discernidas por el psicoanálisis Gabriel Lombardi   Se ha extendido en el ámbito psicoanalítico la expresión “rectificación subjetiva” que alguna vez empleó Jacques Lacan, posiblemente en un único texto[1]. Algunos excesos demasiado frecuentes en su aplicación invitan a revisar las condiciones en que el sujeto en cuestión – el candidato a analizante – sería rectificable, porque a menudo encontramos las siguientes coordenadas, que recuerdan circunstancias ya gastadas: el analista quiere que … [SEGUIR LEYENDO]

  • GrupalSalud PúblicaTerapias "Psi" Psicología Comunitaria: Lo transgeneracional y lo multicultural

    Psicología Comunitaria: Lo transgeneracional y lo multicultural

    De la Aldea, E.: “Lo transgeneracional y lo multicultural en las intervenciones con familia”  Conferencia presentada en las XIX Jornadas de AEN “Salud metal, diversidad y cultura. Nuevos retos en las fronteras del saber y la atención”, realizadas en Barcelona, los días 20, 21, 22 de mayo de 2004. Somos todos mestizos Introducción La familia es “el grupo autónomo de ayuda fundamental” (Cloe Madanes) del cual todos disponemos, aunque sea como referencia, y desde allí puede también el terapeuta tomarla … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis La trama del síntoma y el inconsciente: VI parte

    La trama del síntoma y el inconsciente: VI parte

    Schejtman, F.: “La trama del síntoma y el inconsciente”. Serie del bucle, 2006, Bs. As. Nudos    Se trata, en lo que sigue, de acompañar un tramo de esa búsqueda Lacaniana, el que se extiende entre los Seminarios 22 y 23, y que conduce a Lacan a plantear como necesario el anudamiento borromeo de cuatro consistencias: a agregar a lo real, simbólico y lo imaginario, “sus tres”, el síntoma -como se sabe, con una nueva grafía: “sinthome”- como una cuarta … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis David Lynch Psychoanálisis / Twin Peaks: Fire, walk with me

    David Lynch Psychoanálisis / Twin Peaks: Fire, walk with me

    Posibles traducciones al español de Twin Peaks, Fire walk with me: 1.Picos Gemelos: Fuego, camina conmigo, 2.Picos Gemelos: El fuego camina conmigo, 3. Picos Gemelos: El diario secreto de Laura Palmer, 4. Primas Gemelas: la conchita loca de Lora Palmer… [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteriaHisteria de AngustiaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisis La Angustia en la obra de Freud: VIII parte

    La Angustia en la obra de Freud: VIII parte

    LA ANGUSTIA EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 7 de Junio de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Ahora vamos a ampliar un poco esto, y lo que les voy a decir no es un peligro ante el superyó, sino, lo que dice Freud, ante la pérdida de amor del Superyó. Este tema no lo puedo ampliar ahora, va ser el objeto de la próxima conferencia, el tema del superyo, pero lo que voy a decir por ahora, … [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias

    La elaboración Lacaniana de la Neurosis Obsesiva: El caso del Hombre de las Ratas (IV parte)

    La agresividad del obsesivo debe entendérsela no como un impulso en bruto para destruir al otro, sino que está formulada verbalmente, articulada en un anhelo de muerte. Se trata del deseo de la muerte del Otro, y aun de la demanda de muerte del Otro. De este modo, la ambivalencia obsesiva queda planteada, en términos de demanda, como una demanda de muerte del Otro y una demanda de amor que va en el sentido exactamente contrario, ya que el amor tiene el efecto de hacer existir al Otro…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Histeria La Falicización de la Vagina

    La Falicización de la Vagina

    Ahora las mujeres se la miden. También se la comparan (en el anonimato de la web) para ver quien la tiene más mejorcita y atractiva. “Al revés” del hombre, pareciera ser que la vulva “debería lucir siempre joven”, así se pueden vender las micro bikinis y micro calzitas sin adquirir el diagnostico de “Trastorno por vulva deforme. Código DSM-IV: F29 [298.9]). Lacan ya nos anticipó que el goce masculino no escapa a la histeria femenina y parecería que muchos de ellos no se atreven a pasar al Otro goce… … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía Toxicomania y Psicoanálisis

    Toxicomania y Psicoanálisis

    Las propiedades farmacodinamicas no son condición suficiente pero sin duda necesaria para que exista toxicómano. Esa entrada en la toxicómana es el resultado de un encuentro entre la negación de la falta de objeto con la contingencia de ese real químico (flash-viaje-trance místico trascendental) que la droga provee. No es un objeto a través del cual la pulsión se satisface, es el objeto donde la satisfacción se produce, por eso es exclusivo y necesario…. [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo Psicología Gore: Un caso Clínico Paradigmático (II parte)

    Psicología Gore: Un caso Clínico Paradigmático (II parte)

    La ética de Montesinos Para construir hipótesis factibles en la explicación dinámica y estructural inconsciente de Montesinos, requerimos primero exponer algunos parámetros en la teoría psicoanalítica sobre las perversiones, aunque ello nos demande más espacio que el esperado destinado a nuestro desarrollo final. Es ya un hecho corrientemente aceptado en Occidente la existencia de la actividad sexual infantil. Para Freud, la sexualidad infantil de la cual deriva la adulta definitiva es polimorfa y perversa. El cuerpo infantil es inicialmente cargado … [SEGUIR LEYENDO]

  • Perversión Matrix, o las dos caras de la perversión – Slavoj Zizek

    Matrix, o las dos caras de la perversión – Slavoj Zizek

    Ser tratado como un loco, ser excluido del gran Otro social, ES estar loco. La «locura» no es una categoría que pueda fundamentarse basándose directamente en «hechos» (en cuanto que un loco no puede percibir las cosas de la manera en que son, ya que está atrapado dentro de proyecciones alucinógenas), sino en la relación que este individuo mantiene con el «gran Otro»…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psyko PatologiasTerapias "Psi"Toxicomanía Tratamiento en Adicciones

    Tratamiento en Adicciones

    Son pacientes que presentan asimismo graves trastornos en la esfera sexual. El estilo de su sexualidad, mas allá de la búsqueda del placer por efecto de la elación toxica, denuncia el predominio de las pulsiones parciales y una actividad erótica con prevalencia de determinadas zonas erógenas. La actividad sexual genital puede estar postergada, inhibida o directamente anulada…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurociencias No todo es espejo

    No todo es espejo

    Aquí le presentamos otro punto de vista teórico sobre las neuronas espejo. El autor del escrito es anónimo pero nos dejo su minuta curricular: Licenciado en Ciencias Químicas (UGR, 1989) y Master en Neurociencia y Biología del comportamiento (UPO, 2006). Se gana la vida como directivo de una web “Experientia docet”…. [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaPsiquiatríaPsyko PatologiasTerapias "Psi"Toxicomanía Droga-dependencia y Tratamiento

    Droga-dependencia y Tratamiento

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte III  (Terapia cognitiva de los trastornos mentales). Eudeba, año 2007, Buenos Aires. Resumen:  Contribuciones del modelo cognitivo al tratamiento de los trastornos por abuso de sustancias: Al avanzar la investigación orientada al desarrollo de tratamientos para los trastornos del ánimo, de la ansiedad y la personalidad sucedió lo esperable: se hizo evidente la gran comorbilidad entre estas patologías y el abuso de sustancias. Principios básicos de los modelos cognitivos: Estos modelos ven a … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Pulsion y Deseo en la obra de Freud: IV parte

    Pulsion y Deseo en la obra de Freud: IV parte

    PULSIÓN Y DESEO EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 3 de octubre de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Fíjense que Freud dice que la meta de la pulsión es la satisfacción, mientra que la meta del deseo es la insatisfacción. Es desplazarse continuamente, para no alcanzar nunca la satisfacción. Algo que ustedes habrán escuchado muchas veces, es que “la pulsión se satisface en su propio recorrido”. (Ver esquema) ¿Cuál es ese recorrido? Uno tiene que pensar … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Budismo Zen y psicoanálisis lacaniano

    Budismo Zen y psicoanálisis lacaniano

    Budismo Zen y psicoanálisis lacaniano por Ignacio Iglesias Colillas   “Ni dejen de buscar ni huyan; suelten” Koan Zen.   Hacer caer al Yo. Llorar hasta romperse. Sentarse de cara a la pulsión de muerte. Vaciarse de toda ilusión, soltar, soltarse. ¿Es posible? Uno de los pilares del budismo: el carácter ilusorio del Yo. Uno de los pilares de la enseñanza de Lacan… ensañarse con él, estirarlo, hacer saltar las costuras, incluso perderse en uno mismo sin saber qué quiere … [SEGUIR LEYENDO]

  • HisteriaPsicoanálisisPsyko Patologias Lecciones de introducción al psicoanálisis: IV parte

    Lecciones de introducción al psicoanálisis: IV parte

    IV. El sueño y la realización del deseo. El deseo es articulación. El tercero deseante y la “pareja” de la histérica. Dora, Isabel de R. Masotta, O.: “Lecciones de introducción al psicoanálisis” Ed. Gedisa, Barcelona, 2006.  El significante define el límite del campo mismo del psicoanálisis como practica. Aquí quien habla no emite lo que dice: quien habla es el inconsciente. En el lapsus el sujeto recibe un mensaje que proviene de otro lugar (o del lugar del Otro); esas … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaMelancoliaNeurosis de AngustiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTerapias "Psi"Trastornos del Ánimo

    El enfoque Modular-Transformacional

    El conflicto y las situaciones traumáticas actuando desde el inconsciente no son condición suficiente para originar los ataques de pánico: se les debe agregar la especificidad de la reacción neurovegetativa y, sobre todo, la codificación que se haga de cuáles son los peligros que la angustia conllevaría…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Construcción de los Conceptos Psicoanalíticos: Deseo

    Construcción de los Conceptos Psicoanalíticos: Deseo

    Osvaldo Umérez.: Deseo – Demanda. Pulsión y Síntoma.  JVE Ediciones – Colección Psiqué, 1999, Bs. As. Primer Seminario: “El deseo y la Demanda en la dirección de la cura” 26 y 27 de septiembre de 1997. Primera Charla: Al introducir (Lacan) el grafo III, lo interesante es que ese grafo se introduce con una pregunta: Che vuoi?, que retorna invertida para el sujeto como ¿Qué Quiere?, ¿Qué quiere el Otro de mí?, ¿Qué soy?, y desde ya plantea que introducir … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psyko PatologiasTerapias "Psi"Trastornos Narcisistas No Psicoticos Modalidades de Psicoterapias:  De insight y elaboración y De Continencia y Orientación

    Modalidades de Psicoterapias: De insight y elaboración y De Continencia y Orientación

    Fiorini, Héctor: “Repetición y diferencia. Intervenciones verbales en el nivel de las neurosis, intervenciones vinculares en los trastornos del narcisismo” en El campo teórico y clínico de las Psicoterapias Psicoanalíticas, Buenos Aires, Editorial Tekné, 1987.     Ciertas líneas básicas de la intervención terapéutica orientada al insight y a la elaboración: En los trabajos de Freud se destaca la función de la interpretación como instrumento inserto en todo un proceso vincular que tiene, entre sus ejes, una concentración de transferencias … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteriaHisteria de AngustiaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias La Angustia en la obra de Freud: IX parte

    La Angustia en la obra de Freud: IX parte

    LA ANGUSTIA EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 7 de Junio de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Decíamos entonces, que el niño se da cuenta de su necesidad antes de alcanzar el umbral traumático, y emítela señal de angustia antes de que se presente la situación económica temida. El paso siguiente, dice Freud, ya es la fase fálica, es cierto que se saltea deliberadamente la fase anal, y nosotros vamos a seguir a Freud en esto, … [SEGUIR LEYENDO]