SyP Domingo, 1 de Febrero
18 marzo, 2011 21:17 Imprimir

DSM-IV: Criterios Diagnósticos

DSM-IV

BREVIARIO

Arcangel San Grabriel

Criterios Diagnósticos

Uno de los objetivos más importantes del DSM-IV es proporcionar criterios diagnósticos para aumentar la fiabilidad de los juicios diagnósticos. Su uso aumenta el entendimiento entre clínicos e investigadores.

Estos criterios diagnósticos y la clasificación de los trastornos mentales reflejan un consenso a partir de los conocimientos actuales en este campo, pero no incluyen todas las situaciones que pueden ser objeto de tratamiento o de investigación.

El propósito del DSM-IV es proporcionar descripciones claras de las categorías diagnósticas, con el fin de de que los clínicos y los investigadores puedan diagnosticar, estudiar e intercambiar información y tratar los distintos trastornos mentales.

Códigos de Diagnóstico:

En la versión española del manual, la mayoría de los trastornos DSM-IV poseen dos códigos. Esto se debe a que en Europa se utilizaba el sistema de codificación de la Clasificación Internacional de Enfermedades, decima revisión (CIE-10) y a que en Estados Unidos el sistema de codificación oficial es el de la Clasificación Internacional de Enfermedades, novena revisión, modificación clínica (CIE-9-MC).

Los subtipos y las especificaciones pretenden incrementar la especificidad. Dentro de un diagnostico, los subtipos definen subgrupos fenomenológicos mutuamente excluyentes y se indican en el conjunto de criterios mediante las palabras “especificar el tipo”. Por el contrario, las especificaciones no pretenden ser mutuamente excluyentes y están indicadas en el conjunto de criterios para las palabras “especificar si”. Las especificaciones permiten definir subgrupos más homogéneos de individuos afectos por un trastorno, y que comparten ciertas características.

Especificaciones de la gravedad y el curso:

Habitualmente, el diagnostico DSM-IV se aplica a las manifestaciones actuales del sujeto y no acostumbra utilizarse para denotar diagnósticos anteriores de los que el individuo ya está recuperado. Una vez establecido el diagnostico, pueden aplicarse las siguientes especificaciones indicadoras de gravedad y curso evolutivo: leve, moderado, grave, en remisión parcial, en remisión total e historia anterior.

Al decidir si la presentación del trastorno ha de describirse como leve, moderada o grave, el clínico debe tener en cuenta el número e intensidad de los signos y sintomas del trastorno en cuestión, así como cualquier irregularidad en la actividad laboral o social.

Leve: son pocos, o ninguno, los síntomas que exceden los requeridos para formular el diagnostico. Los síntomas no dan lugar sino a un ligero deterioro de la actividad social o laboral.

Moderado: existen síntomas o deterioro funcional situados entre “leve” y “grave”.

Grave: se detectan varios síntomas que exceden los requeridos para formular el diagnostico, o distintos síntomas que son particularmente graves, o los síntomas dan lugar a un notable deterioro de la actividad social o laboral.

En remisión parcial: con anterioridad se cumplían todos los criterios del trastorno, pero en la actualidad solo permanecen algunos de sus sintomas o signos.

En remisión total: ya no existe ningún síntoma o signo del trastorno, pero todavía es relevante desde un punto de vista clínico tener en cuenta dicho trastorno.

Historia anterior: diagnósticos anteriores de un trastorno mental deben indicarse utilizando la especificación historia anterior.

 

Recidiva:

En la práctica clínica, es frecuente que los sujetos, tras un periodo de tiempo en que ya no se cumplen todos los criterios del trastorno (p. ej., en remisiones o recuperaciones parciales o totales), desarrollen ciertos sintomas que sugieren la recidiva de su trastorno original, pero que sin embargo no cumplen las exigencias diagnosticas especificadas en la tabla de criterios. La mejor forma de indicar la presencia de estos sintomas es una cuestión de juicio clínico. Existen las siguientes opciones:

  • Si se cree que los sintomas constituyen un nuevo episodio de un trastorno recurrente, dicho trastorno puede diagnosticarse como actual (o provisional) aun antes de haber cumplido todos los criterios.
  • Si se considera que los sintomas son clínicamente significativos pero no está claro que constituyan una recidiva del trastorno original, puede usarse la categoría no especificado.
  • Si se sitúa que los sintomas no son clínicamente significativos, no hay que añadir ningún diagnostico actual o provisional, pero puede anotarse “historia anterior”.

 

Diagnóstico principal – motivo de consulta:

El diagnostico principal corresponderá a aquel trastorno que, tras estudiar el caso, se considere responsable principal del ingreso al hospital. En el caso de la asistencia ambulatoria, el motivo de la consulta es el trastorno que justifica la asistencia médica ambulatoria.

Los diagnósticos múltiples pueden formularse en forma multiaxial o no axial. Cuando el diagnostico principal corresponde a un trastorno del Eje I, esto se indica situándolo en primer lugar. Los restantes trastornos se ordenan según el objetivo asistencial y terapéutico. Cuando una persona cuenta con diagnósticos tanto del Eje I como del Eje II, se supondrá que el diagnostico principal o el motivo de la visita radicara en el Eje I a menos que el diagnostico del Eje II vaya seguido de la expresión < (diagnostico principal)> o < (motivo de consulta)>.

 

Diagnostico provisional:

El clínico puede anotar la incertidumbre diagnostica anotando “Provisional” después del diagnostico.

 

Utilización de categorías no especificadas:

Son cuatro las situaciones en que puede estar indicado formular un diagnostico no especificado:

  1. La presentación del cuadro coincide con las directrices generales específicas de un trastorno mental en la clase diagnóstica correspondiente, pero la sintomatología no cumple los criterios de alguno de los trastornos específicos. Esto sucede cuando los sintomas se sitúan por debajo del umbral diagnostico propio de uno de los trastornos específicos o cuando se produce una presentación atípica o mixta.
  2. La presentación del cuadro constituye un patrón sintomático que no ha sido incluido en la Clasificación DSM-IV, pero da lugar a deterioro o malestar clínicamente significativos. Los criterios de investigación para alguno de estos patrones sintomáticos han sido incluidos en el apéndice B del DSM-IV.
  3. La etiología es incierta
  4. No hay oportunidad para una recogida completa de datos o la información es incoherente o contradictoria, pero existe suficiente información para incluirla dentro de una clase diagnostica concreta.

 

SEGUIR LEYENDO

Etiquetas

Deja tu comentario Facebook

Deja tu Comentario


31 agosto, 2011 19:08

La locura fuera del orden jurídico

26 julio, 2011 1:21

Las Psicosis en Diván (II parte)

25 julio, 2011 17:13

Droga-dependencia y Tratamiento

4 julio, 2011 21:05

El niño deprivado

30 junio, 2011 18:31

Niños Antisociales

Otras Noticias

  • Psicoanálisis Lecciones de introducción al psicoanalisis: I parte

    Lecciones de introducción al psicoanalisis: I parte

    Masotta nos sorprende con el siguiente aforismo: “El complejo de castración es la envidia del pene en la mujer” y remata con “La noción freudiana del complejo de castración sirve para dejar percibir la función de la falta en la constitución sexual del sujeto. Pero si se parte de datos de hecho, no hay falta. Para que algo falte es necesario partir de conjeturas, de cosas no cumplidas. En resumen: de datos de derecho y no de hecho”…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Los tres tiempos lógicos del Complejo de Edipo – por Jacques Lacan

    Los tres tiempos lógicos del Complejo de Edipo – por Jacques Lacan

    “Lacan hizo un gran esfuerzo a lo largo de su enseñanza para ubicar a los padres del Edipo más allá del mito, en una lógica. Al seguir su derrotero, la perspectiva, que parece inicialmente complejizarse, se despeja finalmente, desmalezando nuestra practica de prejuiciosas intuiciones”. Flesler. … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo

    ¿Como armar una Biblioteca Perversa?

    Se suele erróneamente asociar “perverso” o “perversión” con desviaciones o excepciones graves dentro de lo que consideramos “la común medida social de normalidad”. Pero su acepción original y el significado dado por Freud a estos términos distan mucho de esta moralina. Según Enric Berenguer “la perversión nos concierne a todos”, pues se encuentra ligada al deseo y tanto “normales” como perversos estamos deseando constantemente; la diferencia radica en nuestra posición frente al deseo. … [SEGUIR LEYENDO]

  • MetafísicaSuicidioTerapias "Psi" La propuesta de Octavio Amoroso

    La propuesta de Octavio Amoroso

    Bienvenidos a nuestra nueva sección de Metafísica y Espiritualidad a cargo del Doctor y Vishnu Octavio Amoroso. Fuente inseminadora de sabiduría y plenitud; maestro y guía de incontables espíritus y entidades astrales en busca de elevación. Los siguientes extractos y enseñanzas orientales son compuertas evolutivas hacia una nueva dimensión infinita. Permiten elevar nuestro espíritu hasta alcanzar la sintonía con el poder creador de la energía sexual, germen de grandes cauces, particular luz penetrante de mentes, cuerpos y entidades…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis David Lynch Psychoanálisis / Twin Peaks: Fire, walk with me

    David Lynch Psychoanálisis / Twin Peaks: Fire, walk with me

    Posibles traducciones al español de “Twin Peaks, Fire walk with me” : 1.Picos Gemelos: Fuego, camina conmigo, 2.Picos Gemelos: El fuego camina conmigo, 3. Picos Gemelos: El diario secreto de Laura Palmer, 4. Primas Gemelas: la conchita loca de Lora Palmer… [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaPsyko PatologiasTerapias "Psi" Trastorno Límite de Personalidad (I parte)

    Trastorno Límite de Personalidad (I parte)

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte III  (Terapia cognitiva de los trastornos mentales). Eudeba, año 2007, Buenos Aires. Resumen: Abordaje Cognitivo del Trastorno límite de la personalidad: En lo atinente a la primera dificultad, hay que señalar que aun aceptando la definición categorial propuesta por el DSM-IV, algunos modelos cognitivos postulan la existencia de un espectro límite en el que habría que distinguir pacientes con personalidad límite evitativa-dependiente, personalidad límite histriónica-narcisista y personalidad límite antisocial-paranoide. Estos subtipos presentarían diferencias … [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaTerapias "Psi" La Terapia Cognitiva (IV parte)

    La Terapia Cognitiva (IV parte)

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte II (Introducción a la terapia cognitiva) . Eudeba, año 2007, Buenos Aires. Resumen: Emoción y cognición en terapia cognitiva: Contrariamente a lo que muchos legos creen, las emociones humanas no son innatas, sino adquiridas, construidas en la relación con los otros seres humanos que conforman la familia y la comunidad de esa nueva persona. Toda emoción entraña un color afectivo ligado a cierta respuesta fisiológica. Pero tanto el nombre de la emoción, como … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia – Bulimia: Parte I

    Anorexia – Bulimia: Parte I

    Introducción a la Anorexia-Bulimia: Parrafos seleccionados del libro de Recalcati, M., La última cena: Anorexia y Bulimia. Ediciones del Cifrado, Bs. As. 2004. En el tratamiento de las anorexias se perfila un uso diverso del psicoanálisis. Un uso que acentúa no tanto el valor semántico de la interpretación sino la necesidad de un tratamiento preliminar del goce, la centralidad del acto analítico y lo crucial del tratamiento de la demanda. Podríamos pensar que la anorexia como la bulimia consiste en mostrar, … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Construcción de los Conceptos Psicoanalíticos: Transferencia y Pulsión (II parte)

    Construcción de los Conceptos Psicoanalíticos: Transferencia y Pulsión (II parte)

    Osvaldo Umérez.: Deseo – Demanda. Pulsión y Síntoma.  JVE Ediciones – Colección Psiqué, 1999, Bs. As. Segundo Seminario: “Pulsión y Síntoma” 25 y 26 de septiembre de 1998. Apuntes de la segunda charla: Lacan dice una cosa: nosotros lo instamos a decir todo, sabiendo perfectamente que todo no lo va a poder decir. ¿Por qué? Porque el deseo no puede decirse. Ahí aparece nuevamente la línea de la sexualidad. El deseo, aunque sea por la escena fantasmatica en la cual … [SEGUIR LEYENDO]

  • BiologíaMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismo Neurobiología del Psicópata (V parte)

    Neurobiología del Psicópata (V parte)

    Semiología Psiquiátrica y Psicopatía NEUROBIOLOGÍA DEL PSICÓPATA Dr. Eduardo A. Mata Neuroquímica Sobre la base de experiencias animales, han sido implicados numerosos NT centrales en la modulación del comportamiento agresivo. Los más importantes son la DA, la NA y la ST. Noradrenalina Para Raine, los estudios que vinculan la NA dan resultados paradójicos e inconsistentes. Hay alguna evidencia de que la NA tiene alguna participación en la agresión afectiva (defensiva, impulsiva). La administración de IMAOs que elevan los niveles de … [SEGUIR LEYENDO]

  • FetichismoMelancoliaPerversiónPsicoanálisisPsyko Patologias Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XV parte

    Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XV parte

    Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. XIII. La vida erótica de los sexos El amor es oblativo, sacrificial. El amor no está interesado por los objetos que el otro pueda dar. El amor se abastece de nada. Entonces ciertos pacientes nos enseñan que hay una escisión entre la tendencia amorosa y la tendencia del deseo. Los analistas han de tener en cuenta que el amor, en tanto oblativo, sacrificial, está preparado … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte IX

    Anorexia-Bulimia: Parte IX

    Deber-gozar y gozar del deber como dos caras de la misma moneda. En el superyó no hay dialéctica; porque el encuentro, la unión entre el deseo y la ley, cuyo producto es el ideal del yo, es un fracaso. Nos encontramos frente a un voluntarismo ciego, sin sujeto, una ley que anula el deseo o un goce sin reglas… [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaTerapias "Psi" La Terapia Cognitiva (III parte)

    La Terapia Cognitiva (III parte)

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte II (Introducción a la terapia cognitiva). Eudeba, año 2007, Buenos Aires. Resumen: El papel de las creencias en la teoría y la terapia cognitivas: La importancia de la cognición en la psicopatología: Albert Ellis propulsó, allá por 1962, su terapia racional, que apuntaba básicamente a los errores de pensamiento que dan lugar a sufrimiento. Con un estilo a la vez intelectualmente punzante y belicoso, Ellis mostraba a sus pacientes las fallas lógicas en … [SEGUIR LEYENDO]

  • Perversión

    El psicoanálisis ante la pornografía (I parte)

    “…si la pornografía tiene que ver con el discurso, lo pornográfico entonces es aquello que tiene como condición no cesar de inscribirse, es lo que se inscribe constantemente. En ese sentido la pornografía es una construcción como un sueño, o cerca del sueño”…. [SEGUIR LEYENDO]

  • FetichismoMasoquismoPerversiónSadismo Desarrollos recientes en el estudio de las perversiones morales

    Desarrollos recientes en el estudio de las perversiones morales

    “La Violencia perversa obliga a la víctima a afrontar su falta y los traumas olvidados de su infancia. Excita la pulsión de muerte que se halla en germen en todo individuo. Los “perversos narcisistas” buscan en el otro ese germen de autodestrucción, y luego les basta con activarlo…. Es una violencia indirecta sin marcas ni heridas, con daños psicológicos que pueden ser de por vida.” Marie-Frence Hirigoyen…. [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaTerapias "Psi" Insomnio y Terapia Cognitiva

    Insomnio y Terapia Cognitiva

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte III  (Terapia cognitiva de los trastornos mentales). Eudeba, año 2007, Buenos Aires. Resumen:  El insomnio Se habla de insomnio primario cuando este es el problema central; se habla de insomnio secundario cuando el problema para dormir es un síntoma de otra patología, por ejemplo, un trastorno mental como la depresión. Se denomina insomnio inicial a la dificultad para conciliar el sueño. El insomnio medio es aquel en el que la persona se duerme … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" Psicoanalisis con Niños

    Psicoanalisis con Niños

    El diagnostico debe ser formulado doblemente al niño y a los padres y no con terminología técnica incomprensible, sino con las palabras mismas de su sufrimiento. Incluir elementos pronósticos en la sincronía del diagnostico, porque a veces lo más importante no es lo que el niño tiene ahora, sino lo que puede llegar a tener…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lo que se espera de un Psicoanálisis

    Lo que se espera de un Psicoanálisis

    Rectificación y destitución del sujeto Dos formas del ser discernidas por el psicoanálisis Gabriel Lombardi   Se ha extendido en el ámbito psicoanalítico la expresión “rectificación subjetiva” que alguna vez empleó Jacques Lacan, posiblemente en un único texto[1]. Algunos excesos demasiado frecuentes en su aplicación invitan a revisar las condiciones en que el sujeto en cuestión – el candidato a analizante – sería rectificable, porque a menudo encontramos las siguientes coordenadas, que recuerdan circunstancias ya gastadas: el analista quiere que … [SEGUIR LEYENDO]

  • SistémicaTerapias "Psi" Terapia Sistémica Individual (II parte)

    Terapia Sistémica Individual (II parte)

    Boscolo L, Bertando P.: “Terapia sistémica individual”. Capítulo 3 de la primera parte “El proceso terapéutico”. Amorrortu editores. 2000. Preguntas circulares El concepto de “preguntas circulares” se ha confundido a menudo con el concepto de circularidad antes expuesto. Las preguntas circulares fueron inicialmente definidas de este modo porque, en el contexto de la terapia familiar, el terapeuta hacia preguntas por turno a los diferentes miembros de la familia sobre las conductas de dos o más de los otros miembros. De … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" Empatía y Resonancia Empática

    Empatía y Resonancia Empática

    Menéndez, Pedro: “Empatía”. Trabajo presentado ante la cátedra de Clínica Psicológica, Psicoterapias, Emergencias e Interconsulta. Facultad de Psicología de la U.N.B.A, 1998. Tanto para Freud como para Ferenczi la empatía es un procedimiento intelectual, no afectivo. Es una participación intelectiva, “es una habilidad para imaginarse uno mismo en el lugar del otro y, mediante este proceder, entender sus ideas, sus acciones, sus deseos, sus sentimientos”. La empatía, como la transferencia, es una experiencia universal. En sentido restringido es un aspecto … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteria de AngustiaPsicoanálisisPsyko Patologias Histeria de Angustia o Fobia

    Histeria de Angustia o Fobia

    La designación «histeria de angustia»; se la propuse al doctor W. Stekel cuando emprendió la exposición de los estados neuróticos de angustia (1908), y espero que adquiera carta de ciudadanía. Ella se justifica por el pleno acuerdo entre el mecanismo psíquico de estas fobias y el de la histeria, salvo en un punto, pero un punto decisivo y apto para establecer la separación: Y es este: la libido desprendida del material patógeno en virtud de la represión no es convertirla, no es aplicada, saliendo de lo anímico, en una inervación corporal, sino que se libera como angustia…. [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteriaHisteria de AngustiaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias La Angustia en la obra de Freud: V parte

    La Angustia en la obra de Freud: V parte

    LA ANGUSTIA EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 7 de Junio de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Sigue manteniendo esta idea de que a raíz de la represión se forma angustia, y la angustia se liga a los miedos más comunes, y así se forman las fobias, que básicamente, forman tres grupos: En primer lugar ubica a las fobias fisiológicas, que las toma de la primera época, solo que ahora, dice, las fobias fisiológicas no se … [SEGUIR LEYENDO]

  • MelancoliaPsicoanálisisPsyko PatologiasSuicidio Suicidio y Melancolia

    Suicidio y Melancolia

    El suicidio en la obra de Lacan por Deborah Fleischer Publicado en Revista Perspectivas de la Asociación de Psicoanálisis de La Plata. Lecturas sobre el suicidio melancólico.   La muerte no es abordable más que por un acto. Aún para que sea logrado, es preciso que alguien se suicide sabiendo que eso es un acto, lo que solo sucede muy raramente. J.Lacan. R.S.I. (18/2/75) Seminario Inédito   El siguiente desarrollo intenta dar cuenta del estatuto del suicidio melancólico en la … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteriaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias Encadenamientos y Desencadenamientos

    Encadenamientos y Desencadenamientos

    Ancla 2. Encadenamientos y Desencadenamientos I. Revista de la Cátedra II de Psicopatología. Facultad de Psicología. Universidad de Buenos Aires. Introducción de Claudio Godoy. Encadenamientos y Desencadenamientos ¿Qué tienen en común el cristal que se quiebra, el dique que se rompe por la fuerza de la marea o una tela que se desgarra? Los ejemplos freudianos son muy precisos, indican que el punto de ruptura tiene su lugar en la estructura, que no es “caprichoso”. Pero también nos señalan que eso … [SEGUIR LEYENDO]

  • GrupalTerapias "Psi" Notas para pensar lo grupal

    Notas para pensar lo grupal

    El yo es un conjunto de identificaciones, es una máscara, y el grupo terapéutico es un sitio propicio para el trabajo de cada participante con su propia máscara. Jugando roles se actualizan y producen las identificaciones. El trabajo clínico, en situación de grupo, interroga roles y conjetura identificaciones. El espacio de un grupo terapéutico intenta crear condiciones para que los movimientos identificatorios sean interrogados…. [SEGUIR LEYENDO]