SyP Domingo, 21 de Septiembre
12 enero, 2011 18:27 Imprimir

La trama del Síntoma y el Inconsciente: V parte

Schejtman, F.: “La trama del síntoma y el inconsciente”. Serie del bucle, 2006, Bs. As.

El síntoma y los Goces

Señor Matanza


Síntoma, Fantasma e Inconsciente:

En primer lugar, si se apunta a la juntura de lo “verdaderamente real” del goce sintomático con el que le compete al fantasma –goce soñado por el neurótico siempre dispuesto a amodorrar al primero en su tendencia dormitiva-, resulta que el goce del síntoma se presenta no-todo enmarcado por el fantasma.  Esto es, que si bien hay lo que del goce sintomático se encuadra en el fantasma –o lo que del goce fantasmático hace síntoma-, engendrando así, por ejemplo, el síntoma de una neurosis adormecida o no desencadenada, se vuelve necesario considerar, no obstante, y sobre todo en la perspectiva de situar aquello que se produce como incurable al fin del análisis la posibilidad de un estatuto del síntoma depurado de sostén fantasmático. Aunque es dable señalar, además, lo que del goce fantasmático podría no sintomatizarse: ¿encontraría el acting out allí su lugar?

Por otro lado, si dando un paso más, consideramos el goce de la “copulación de los significantes en el inconsciente”, señalaremos cuando menos que las formaciones del inconsciente se ubican, entre fantasma e inconsciente, como “fuera-de-síntoma”. Y esto porque el síntoma puede concebirse como lo que del inconsciente hace ex – sistencia. En efecto, Lacan aparte sobre el fin de su enseñanza, al síntoma de la serie que Freud describió y que incluye al sueño, al lapsus, al acto fallido, al chiste. De las formaciones del inconsciente, el síntoma se desprende entonces deviniendo “función del inconsciente”, lo único que nos prueba su existencia. El inconsciente termina siendo  lo que responde del síntoma.

Y es tan cierto que el síntoma se excluye de las formaciones que el inconsciente produce por su trabajo, que este –el inconsciente- termina siendo para Lacan, “lo que responde del síntoma” y por tanto “el responsable de su reducción”.

Un goce en lugar de otro:

Tendremos que considerar la idea –solidaria del pasaje del singular del goce al plural de los goces en la enseñanza de Lacan- de que la pérdida de goce en la estructura no es sin alguna suerte de recuperación: si caduca un goce surge otro en su relevo. Lo que impide, en sentido estricto, aquello que pretende cualquier perspectiva terapéutica: su reducción a cero.

En esto, ciertamente, alcanza con ser freudianos y armarnos con su concepción que anuncia lo indomesticable de la pulsión, debiendo concluir que el goce es Medusa: se corta una cabeza, crece una más allá.

Conclusión: de modo transpuesto, transferido, desplazado, sustituto, o como fuere, la pulsión se satisface…siempre. Aunque el yo nada sepa de ello. Y es en esto que el sujeto, para lacan, es feliz.

Loading ... Loading ...

El goce en el chiquero:

Comenzamos señalando para aquel al que hemos llamado el “portador asintomático”, la primacía de un goce más que avenido al principio del placer, puesto que dé el no se distingue: goce del dormir. “Gozar como cerdos”, sentencia Lacan en el Seminario 21, puesto que en el chiquero se duerme abundantemente. Política del avestruz -según la pluma freudiana- de alguien ignorante del goce que el síntoma le reporta. Desentendido de ello, pero en él cobijado y adormecido, este neurótico -decidido a seguir atontado- es aquel que no se ha separado aun de su síntoma: este no ha llegado todavía a distinguirse de su carácter. La ganancia –secundaria- que de allí se extrae abona la estabilidad de una feliz incertidumbre.

Así, en la llamada egosintonía del síntoma, lo real del goce sintomático –el que solo mas adelante podrá irrumpir- cede en sus dos frentes, ante el avance dormitivo del fantasma y el de la automaticidad de un inconsciente por el que el sujeto es trabajado.

Se trata de la formidable tijera del discurso del amo que garantiza el recorte del goce de cada quien, del que la realidad se sostiene –al precio de la incertidumbre antes aludida-, haciendo que de ese modo las cosas marchen al ritmo marcial que el amo impone. En esta perspectiva no puede sorprender, por lo demás, la preponderancia –entre las formaciones del inconsciente- del sueño como guardián del dormir, que guarece al neurótico de lo real sosteniendo su “normachidad”.

Cul de Sac

Signo de lo que no anda en lo real:

No faltan encuentros con lo real –lo que Freud localizaba más bien del lado de lo traumático- que posibiliten el quiebre. Allí encuentra el adormecido la chance que la contingencia le ofrece para despertar a lo mas intimo –mejor todavía, extimo- de sí mismo. El síntoma pasa a ser en ese punto el “signo de lo que no anda en lo real”.

Si hasta ahí las cosas marchaban a expensas de la hipnosis subjetiva impuesta por el discurso del amo, el síntoma deviene ahora “lo real en tanto se pone en cruz para impedir que las cosas anden”. La apertura de lo real del síntoma es correlativa, por lo tanto, del paso en falso del fantasma que, por su vacilación o realización –en cualquiera de los casos, de la suspensión de su función- pone en jaque la significación cristalizada que garantizaba para el neurótico la estabilidad de su realidad.

En el caso de la vacilación fantasmatica la angustia es señal de haberse asomado al borde del agujero. La vacilación del fantasma deja al sujeto inerme ante la falta del Otro. En el segundo caso, de realización del fantasma; el pánico, el horror, el espanto –o una serie de afectos que se anotan en esa línea-, dan cuenta del encuentro con el goce del Otro. Los dos casos se oponen tanto como el sueño de angustia a la pesadilla.

Pero este paso a lo real de un goce inédito también es correlato del detenimiento del trabajo automático del inconsciente, que con su producto de sueños custodiaba el dormir: tropiezo del “trabajador ideal” con la piedra del síntoma, cese de su automaticidad.

Loading ... Loading ...

El texto del síntoma y la transferencia:

Pasamos ahora a dar cuenta del síntoma en su estado más complejo y desarrollado: el que se alcanza cuando es puesto en forma en la transferencia analítica.

En un movimiento inverso, en cierto sentido, respecto del que relatábamos recién, la puesta en marcha del análisis produce el detenimiento de la hemorragia de goce que el tiempo anterior implicaba. Torniquete del psicoanálisis en el que se verifica un efecto terapéutico, allí donde la apertura del inconsciente opera el cierre de lo real del síntoma, transformándolo en analítico.

Primera lectura de la propuesta de Lacan que asegura que “el inconsciente es lo que responde del síntoma” y el “responsable de su reducción”: la insistencia palabrera del inconsciente, responde de la resistencia del síntoma reduciéndolo -reduciendo su cara real- … por la interpretación. El “inconsciente-interprete” fuerza al síntoma a volverse plenamente un mensaje dirigido al Otro: el síntoma deviene, de este modo, quizás por vez primera interpretable.

Trama del síntoma y el inconsciente que permite al primero la entrega de un guion, de un argumento. El síntoma adquiere, por ese entramado inédito, una nueva textura: en efecto, se vuelve texto pasible de desciframiento.

Esta puesta en forma –de texto- del síntoma comprende, a la vez y fundamentalmente, una transformación de goce – el alcance preciso del efecto terapéutico recién referido-: del goce sufriente del síntoma al goce del desciframiento. Terapéutica propiamente psicoanalítica que descansa en el trabajo de quien devine psicoanalizante: alguien ya no trabajado por el inconsciente, sino, trabajador –lo que rigurosamente escribe el discurso analítico-.

Por lo demás, es sabido que la otra vertiente de esta reducción del síntoma era ya adjudicada por Freud a la transferencia: “… es inevitable entonces que los síntomas queden despojados de libido […] toda la libido es esforzada a pasar de los sintomas a la transferencia y concentrada ahí…”. Destacamos aquí, únicamente, la vía por la que la transferencia del fantasma sobre la relación con el analista posibilita, en cierto sentido, una restauración de su función –la del fantasma-, aquella que había sido puesta en cuestión por la apertura de lo real del síntoma en el tiempo anterior.

CATITA y sus amigas

Hacer del síntoma, Witz:

Abordemos ahora, cuando menos sucintamente, la cuestión del síntoma en el final de la cura.

Afirmamos con Lacan que, siendo el síntoma el partenaire sexual del ser hablante, es decir, aquello con lo que se suple el lugar dejado vacante en la estructura por la inexistencia de La mujer, no debiera esperarse del final de un análisis su liquidación-la desaparición lisa y llana del síntoma, puesto que el fin de la cura psicoanalítica no hace existir La mujer que no hay.

De este modo es concebible que un síntoma –ciertamente, uno que debe a ese final su singularidad- reste como respuesta frente al ausentido de la relación sexual. Y bien, por lo menos una vez, Lacan planteo en términos de identificación la posición de aquel que finalizó su análisis, respecto de ese resto sintomático: “Identificación con el síntoma”, tal la respuesta del analizado frente a la falla ineliminable de la estructura.

Pero conviene señalar que los distintos estatutos del síntoma que hemos examinado hasta aquí ya comportaban otros tantos modos de vérselas con ese agujero,es decir,suplencias que vienen al lugar de la relación sexual que no hay. Más precisamente, señalemos que tal función de suplencia se evidencia inequívocamente como una solución en los casos de los primeros y terceros estatutos del síntoma examinados: el síntoma de la neurosis adormecida y el síntoma analítico son “buenos remedios” frente a la inexistencia de la relación sexual. Mientras que en el segundo estatuto considerado –el padecimiento sintomático que introduce el desencadenamiento de la neurosis- es la dimensión de problema la que predomina: lo que, en el mejor de los casos, precipita la consulta al analista.

Destaquemos entonces, en primer término, que si resta un síntoma al fin del análisis, tal síntoma ya ha entregado, de sentido, lo que un psicoanálisis puede extraer de él. No abierto ya a desciframiento alguno, persiste su “hueso”: núcleo de goce incurable del síntoma.

Ahora bien, ese goce que obtiene el analizado royendo el hueso del síntoma no puede confundirse con el que le aportaba el fantasma. Lo que nos habilita a señalar que presupone su atravesamiento. Lo que nos habilita a señalar que presupone su atravesamiento –el del fantasma-. Atravesamiento de este, entonces, identificación con aquel.

¿Sino con aquel hueso sintomático, con que real podría calarse la pantalla fantasmatica? En efecto, es con el síntoma –lo “que muchas personas tienen de mas real”– que se rebate la significación coagulada que comporta el fantasma fundamental del sujeto. Ningún otro “instrumento” habilita ese relámpago de lucidez, cuando acontece.

Loading ... Loading ...

¿En que tomara apoyo ahora el analizado, llegado al borde mismo de su neurosis, cuando ya no cuenta con el dudoso amparo que proveía el goce-sentido, el “gonce-zonzo” del fantasma, sino en lo incurable del goce del síntoma? La paradoja de la estructura -S (A barrado)- revelada, no sin angustia, por el atravesamiento del fantasma fundamental, puede resolverse en invención… sintomática. Con el síntoma, aquel que llego al término de su análisis, se hace una respuesta novedosa frente al ausentido de la relación sexual –en todo caso, una que ya no lo deniega.

Porque, a la identificación con el síntoma que asoma ya en ese: “hacerse”, debe sumarse, todavía, un importante resguardo. Efectivamente, es preciso que en esa identificación postrera con el síntoma el analizado pueda, además, no hacerse uno con el –como podría creerse-. Así, objetando cualquier identidad reforzada que de allí pudiese surgir, impugnando cualquier transparencia que de ahí pudiera ganarse, Lacan prefería interponer, en ese punto, las “garantías de una especie de distancia”. Garantías que aquí referimos, sin más a la acción de un inconsciente que el fin de un análisis tampoco elimina.

No se trata ya aquí de la respuesta de la insistencia de la cadena significante –del “inconsciente-discurso del amo”- operando el apaciguamiento de algún real sintomático por el sentido, sino de la letra del inconsciente que puede hacer, del síntoma, Witz. El inconsciente realizado reduce el síntoma volviéndolo Witz; el atravesamiento del fantasma alivia al inconsciente del goce-zonzo; la identificación con el síntoma trueca la repetición fantasmatica en una que no sea vana.

Se trata aquí de “apostar” el hueso del síntoma en el lugar conveniente. Impidiendo que la identificación con el síntoma devenga “identifijación consolidada” –lo que engendra, menos un analizado, que una estatua de bronce siempre idéntica a sí misma-, el inconsciente realiza su responsabilidad al responder del hueso del síntoma –verificado como incurable en el fin del análisis-, equivocándolo. Una-equivocación y una-equivocación y una-equivocación: fecundas zancadillas de la letra del inconsciente que hace de la identificación con el síntoma un “saber-hacer-ahí” – cada vez, en la contingencia – con lo real.

Descargar Articulo en Word
SEGUIR LEYENDO

Deja tu comentario Facebook

Deja tu Comentario


29 julio, 2014 18:59

Myle Cirus & Justin Bieber 2014 Love Tour LATINOAMERICA

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

23 noviembre, 2011 19:42

La Falicización de la Vagina

15 noviembre, 2011 21:46

La propuesta de Octavio Amoroso

30 octubre, 2011 12:24

Arteterapia

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

12 octubre, 2011 13:44

La Homeopatía del Sonido

Otras Noticias

  • Psicoanálisis Lecciones de introduccion al psicoanalisis: VIII parte

    Lecciones de introduccion al psicoanalisis: VIII parte

    Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. III. Una maqueta del Complejo de Edipo: Saussure llamo La lengua al sistema codificado de diferencias que permite que cada individuo particular hable. Distinguió entre lengua y habla. Porque El Habla es el acto concreto de hablar y La Lengua es el código del sistema. El significante por sí mismo no remite al significado, sino que en realidad remite a otros significantes y al sistema … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introducción al psicoanálisis: VI parte

    Lecciones de introducción al psicoanálisis: VI parte

    Masotta, O.: “Lecciones de introducción al psicoanálisis” Ed. Gedisa, Barcelona, 2006. VI. La función del Corte. El padre y la figura. El padre muerto. Tótem y tabú: Bricolage de discursos. La función madre determina la historia del cuerpo erógeno, mientras que la función padre tendrá que ver con el efecto del corte, con la perdida obligatoria del objeto primordial y sus secuelas. Lo que asegura, en el grupo social, la prohibición del incesto, no es sino el padre muerto. La … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsicosisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte X

    Anorexia-Bulimia: Parte X

    El sujeto está vinculado holofrasicamente al Otro. Más precisamente, se trata de una inclinación holofrasica del discurso, que toma el lugar del ordenamiento metafórico y metonímico del lenguaje. Hay, en otras palabras, un defecto esencial de la separación. En vez del síntoma y de su valor metafórico encontramos la dependencia de la sustancia (bulimia) o una identificación idealizante que carece de dialéctica, absoluta, narcisistica, mortífera (anorexia)… [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasTrastornos Narcisistas No Psicoticos Patologías basadas en el Déficit (I parte)

    Patologías basadas en el Déficit (I parte)

    Killingmo, Bjorn: “Conflicto y déficit – Implicancias para la técnica” en Libro anual de psicoanálisis del Int. J. Psychoanalysis, vol. 70,Londres, 1989, pág. 111-126. Apuntes del texto. Introducción: En el psicoanálisis tradicional, la psicopatología es conceptualizada en términos de conflicto intersistémico. Esto implica diferentes patrones de oposición entre los tres sistemas estructurales de la personalidad –ello, yo, superyó- y la realidad. Además, la formula principal de la evolución patológica es la siguiente: deseo pulsional edipico – represión – regresión – formación … [SEGUIR LEYENDO]

  • BiologíaMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismo Neurobiología del Psicópata (IV parte)

    Neurobiología del Psicópata (IV parte)

    Semiología Psiquiátrica y Psicopatía NEUROBIOLOGÍA DEL PSICÓPATA Dr. Eduardo A. Mata Pacientes con altos niveles de MAO plaquetaria tenían una habilidad pareja en las pruebas con ambas manos, situación que, con niveles menores de rendimiento, se ha encontrado también en pacientes con esquizofrenia de alta incidencia genética, en los cuales se encuentra también altos niveles de 5-HIAA. En este trabajo, el resultado más interesante fue la relación negativa encontrada entre la actividad MAO plaquetaria y la cantidad de fracasos en … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo

    La Construcción Freudiana de “Las Perversiones”

    El talento perverso es el de transformar el sufrimiento en goce y la falta en plenitud, es decir, convertir una carencia en algo que resulte positivo. La estructura de la perversión es la que resulta más favorable para las producciones sublimatorias. Tienen el arte de hacer de la necesidad, virtud…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Síntoma, Deseo e Inconsciente (I parte)

    Síntoma, Deseo e Inconsciente (I parte)

    Se trata de un primer tiempo en el que Freud no cuenta aún con el concepto de inconsciente y deseo, por lo que hablará de conciencia escindida y regulación por el principio de constancia. Es el tiempo del método catártico y la cura por abreacción. Y si bien la descarga, la tramitación vía la descarga, será el marco para estas teorizaciones, quedan obstáculos sin resolver: lo compulsivo del síntoma y la sexualidad como fuente de displacer… [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaTerapias "Psi" Psicología Positiva

    Psicología Positiva

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte II (Introducción a la terapia cognitiva) Resumen: Psicología Positiva: ¿Qué ocurre cuando enfrentamos experiencias negativas? Estas son particularmente importantes, porque nos revelan lo que no tenemos que hacer, lo que debemos evitar. Todo ser humano debe aprender a superar experiencias negativas, adquiriendo habilidades para afrontarlas. Se dice que una persona es resiliente cuando su capacidad para sobreponerse a eventos negativos esta adecuadamente desarrollada. Como se ve, no se trata de un rasgo innato, … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaFetichismoNeurosis ObsesivaPerversiónPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias Operadores Conceptuales Psicoanaliticos

    Operadores Conceptuales Psicoanaliticos

    El falo no es el pene, es la premisa universal del pene; a saber, la creencia del sujeto infantil de que existe un solo sexo y su testaruda negativa de reconocer la diferencia. Si bien el falo se inscribe en el campo de la visión, no es en cambio representable (lo que no se ve, determina lo que se ve). La mujer debe realizar un doble cambio de zona erógena y de objeto. El motor del movimiento es la decepción fálica…. [SEGUIR LEYENDO]

  • BiologíaNeurociencias Adelantos sobre Epigenética

    Adelantos sobre Epigenética

    Creíamos hasta ahora, que nuestros padres y abuelos simplemente nos pasaban sus genes. Y punto. Que las experiencias que habían acopiado en sus vidas no se adquirían y se inutilizaban perpetuamente. Porque confiábamos en que los genes se transmitían inalterables de generación en generación. Sin modificaciones. Sin tocar el núcleo celular inmaculado. No habíamos arribado al conocimiento de la epigenética, de las epimutaciones … … [SEGUIR LEYENDO]

  • BiologíaMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismo Neurobiología del Psicópata (V parte)

    Neurobiología del Psicópata (V parte)

    Semiología Psiquiátrica y Psicopatía NEUROBIOLOGÍA DEL PSICÓPATA Dr. Eduardo A. Mata Neuroquímica Sobre la base de experiencias animales, han sido implicados numerosos NT centrales en la modulación del comportamiento agresivo. Los más importantes son la DA, la NA y la ST. Noradrenalina Para Raine, los estudios que vinculan la NA dan resultados paradójicos e inconsistentes. Hay alguna evidencia de que la NA tiene alguna participación en la agresión afectiva (defensiva, impulsiva). La administración de IMAOs que elevan los niveles de … [SEGUIR LEYENDO]

  • FetichismoHisteriaPerversiónPsicoanálisisPsyko Patologias

    Homosexualidad Femenina

    Sabemos que no es infrecuente encontrar la asociación de perversión y de homosexualidad, sin embargo, la elección homosexual de objeto en ningún modo define la perversión. En nuestro recorrido por los textos de Freud y Lacan que tratan el tema veremos como la homosexualidad femenina no responde a una estructura clínica concreta si no que la podemos encontrar en diferentes tipos clínicos…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía Toxicomania y Psicoanálisis

    Toxicomania y Psicoanálisis

    Las propiedades farmacodinamicas no son condición suficiente pero sin duda necesaria para que exista toxicómano. Esa entrada en la toxicómana es el resultado de un encuentro entre la negación de la falta de objeto con la contingencia de ese real químico (flash-viaje-trance místico trascendental) que la droga provee. No es un objeto a través del cual la pulsión se satisface, es el objeto donde la satisfacción se produce, por eso es exclusivo y necesario…. [SEGUIR LEYENDO]

  • AutismoEsquizofreniaParanoiaPsicomágicaPsicosisPsyko PatologiasTerapias "Psi" Tratamiento Psicomagico de Las Psicosis

    Tratamiento Psicomagico de Las Psicosis

    ALEJANDRO JODOROWSKY PSICOMAGIA Apéndice. La psicomagia: poesía aplicada al tratamiento de la locura. Martín Bakero Como los métodos de contención de la psicosis se han mos­trado radicalmente represivos, deshumanizantes, insatisfactorios en sus resultados clínicos y han provocado efectos secun­darios importantes, una de las preguntas que nos formulamos como terapeutas de las psicosis es qué tratamiento emplear pa­ra que la persona no sea afectada por los tratamientos electroquímicos aplicados en ciertos casos agudos y crónicos. ¿Cómo restaurar los lazos entre el … [SEGUIR LEYENDO]

  • GrupalTerapias "Psi" Notas para pensar lo grupal

    Notas para pensar lo grupal

    El yo es un conjunto de identificaciones, es una máscara, y el grupo terapéutico es un sitio propicio para el trabajo de cada participante con su propia máscara. Jugando roles se actualizan y producen las identificaciones. El trabajo clínico, en situación de grupo, interroga roles y conjetura identificaciones. El espacio de un grupo terapéutico intenta crear condiciones para que los movimientos identificatorios sean interrogados…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Complejo de Edipo, Reflexiones

    Complejo de Edipo, Reflexiones

    Bleichmar, S.: “Violencia social – Violencia escolar” De la puesta de límites a la construcción de legalidades.”  Caps: Sobre la puesta de límites y la construcción de legalidades. Noveduc, 2008. Sobre la puesta de límites y la construcción de legalidades: Un mito: el del niño librado a sus pulsiones hasta la instauración del superyó como resolución del conflicto edípico. Una conclusión entonces: antes de la resolución de éste, vale decir, hasta aproximadamente los cinco años, ausencia de toda perspectiva ética … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteriaHisteria de AngustiaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisis La Angustia en la obra de Freud: VIII parte

    La Angustia en la obra de Freud: VIII parte

    LA ANGUSTIA EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 7 de Junio de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Ahora vamos a ampliar un poco esto, y lo que les voy a decir no es un peligro ante el superyó, sino, lo que dice Freud, ante la pérdida de amor del Superyó. Este tema no lo puedo ampliar ahora, va ser el objeto de la próxima conferencia, el tema del superyo, pero lo que voy a decir por ahora, … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko Patologias Mas allá del Principio de Placer (VIII parte)

    Mas allá del Principio de Placer (VIII parte)

    Juan Carlos Cosentino: “Capítulo IV de Mas allá del principio de placer” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992.     Resumen: La angustia traumática: La angustia traumática o angustia automática se diferencia de la señal de angustia. El desamparo inicial y el llamado al otro dejan en el ser hablante una huella que no se borra: el deseo indestructible. “La reflexión más … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lo que se espera de un Psicoanálisis

    Lo que se espera de un Psicoanálisis

    Rectificación y destitución del sujeto Dos formas del ser discernidas por el psicoanálisis Gabriel Lombardi   Se ha extendido en el ámbito psicoanalítico la expresión “rectificación subjetiva” que alguna vez empleó Jacques Lacan, posiblemente en un único texto[1]. Algunos excesos demasiado frecuentes en su aplicación invitan a revisar las condiciones en que el sujeto en cuestión – el candidato a analizante – sería rectificable, porque a menudo encontramos las siguientes coordenadas, que recuerdan circunstancias ya gastadas: el analista quiere que … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaPsicoanálisisPsicosisPsyko PatologiasToxicomanía

    PATOLOGIA DUAL: psicosis + consumo de sustancias

    Los neurolépticos son todos inhibidores de la dopamina. Todos los productos adictivos, todas las drogas tienen por característica común, aumentar precipitadamente la concentración de la dopamina en el espacio intersináptico. En la evolución psicótica encuentro permanentemente a gente que navega durante algunos años en una suspensión en donde están entre la perplejidad y el enigma, evitando con prudencia la causalidad pendiente que los llevaría a verbalizar la fórmula del enigma…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introduccion al psicoanalisis: X parte

    Lecciones de introduccion al psicoanalisis: X parte

    Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. VI. El Falo: fundamento del fundamento Las tres protofantasias (seducción, escena primaria y castración) constituyen ese campo de intrincadas relaciones del complejo de Edipo. De ello sacamos en conclusión que debíamos ir a la teoría a buscar el complejo de Edipo. Del complejo de Edipo destacábamos el eje de su dinámica: el Falo. Todo lo que es analizable en psicoanálisis tiene que ver con la … [SEGUIR LEYENDO]

  • Perversión

    El psicoanálisis ante la pornografía (I parte)

    “…si la pornografía tiene que ver con el discurso, lo pornográfico entonces es aquello que tiene como condición no cesar de inscribirse, es lo que se inscribe constantemente. En ese sentido la pornografía es una construcción como un sueño, o cerca del sueño”…. [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo Psicología Gore: Un caso Clínico Paradigmático (II parte)

    Psicología Gore: Un caso Clínico Paradigmático (II parte)

    La ética de Montesinos Para construir hipótesis factibles en la explicación dinámica y estructural inconsciente de Montesinos, requerimos primero exponer algunos parámetros en la teoría psicoanalítica sobre las perversiones, aunque ello nos demande más espacio que el esperado destinado a nuestro desarrollo final. Es ya un hecho corrientemente aceptado en Occidente la existencia de la actividad sexual infantil. Para Freud, la sexualidad infantil de la cual deriva la adulta definitiva es polimorfa y perversa. El cuerpo infantil es inicialmente cargado … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" Clínica y Evaluación de las Funciones Yoicas

    Clínica y Evaluación de las Funciones Yoicas

    El individuo interactúa tanto con el mundo exterior, como con sus fuerzas internas. Muchos psicoanalistas utilizan un constructo teórico llamado “yo” para explicar cómo esto sucede, a través de varias funciones yoicas. Los proponentes de la psicología del yo (Ego psychology) se enfocan sobre el desarrollo tanto normal como patológico, su manejo de impulsos libidinales y agresivos, y su adaptación a la realidad…. [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaHisteriaNeurosis ObsesivaParanoiaPsicoanálisisPsicosisPsicosomáticaPsyko Patologias Conceptos Psicoanaliticos

    Conceptos Psicoanaliticos

    El cuerpo no es algo primario; sino que se construye. Esto significa que no nacemos con un cuerpo acabado, tal como el que tenemos. Para hacer un cuerpo hace falta un organismo vivo, la carne y los huesos, pero además hace falta una imagen que se adicione…. [SEGUIR LEYENDO]