SyP Sabado, 1 de Noviembre
12 enero, 2011 18:27 Imprimir

La trama del Síntoma y el Inconsciente: V parte

Schejtman, F.: “La trama del síntoma y el inconsciente”. Serie del bucle, 2006, Bs. As.

El síntoma y los Goces

Señor Matanza


Síntoma, Fantasma e Inconsciente:

En primer lugar, si se apunta a la juntura de lo “verdaderamente real” del goce sintomático con el que le compete al fantasma –goce soñado por el neurótico siempre dispuesto a amodorrar al primero en su tendencia dormitiva-, resulta que el goce del síntoma se presenta no-todo enmarcado por el fantasma.  Esto es, que si bien hay lo que del goce sintomático se encuadra en el fantasma –o lo que del goce fantasmático hace síntoma-, engendrando así, por ejemplo, el síntoma de una neurosis adormecida o no desencadenada, se vuelve necesario considerar, no obstante, y sobre todo en la perspectiva de situar aquello que se produce como incurable al fin del análisis la posibilidad de un estatuto del síntoma depurado de sostén fantasmático. Aunque es dable señalar, además, lo que del goce fantasmático podría no sintomatizarse: ¿encontraría el acting out allí su lugar?

Por otro lado, si dando un paso más, consideramos el goce de la “copulación de los significantes en el inconsciente”, señalaremos cuando menos que las formaciones del inconsciente se ubican, entre fantasma e inconsciente, como “fuera-de-síntoma”. Y esto porque el síntoma puede concebirse como lo que del inconsciente hace ex – sistencia. En efecto, Lacan aparte sobre el fin de su enseñanza, al síntoma de la serie que Freud describió y que incluye al sueño, al lapsus, al acto fallido, al chiste. De las formaciones del inconsciente, el síntoma se desprende entonces deviniendo “función del inconsciente”, lo único que nos prueba su existencia. El inconsciente termina siendo  lo que responde del síntoma.

Y es tan cierto que el síntoma se excluye de las formaciones que el inconsciente produce por su trabajo, que este –el inconsciente- termina siendo para Lacan, “lo que responde del síntoma” y por tanto “el responsable de su reducción”.

Un goce en lugar de otro:

Tendremos que considerar la idea –solidaria del pasaje del singular del goce al plural de los goces en la enseñanza de Lacan- de que la pérdida de goce en la estructura no es sin alguna suerte de recuperación: si caduca un goce surge otro en su relevo. Lo que impide, en sentido estricto, aquello que pretende cualquier perspectiva terapéutica: su reducción a cero.

En esto, ciertamente, alcanza con ser freudianos y armarnos con su concepción que anuncia lo indomesticable de la pulsión, debiendo concluir que el goce es Medusa: se corta una cabeza, crece una más allá.

Conclusión: de modo transpuesto, transferido, desplazado, sustituto, o como fuere, la pulsión se satisface…siempre. Aunque el yo nada sepa de ello. Y es en esto que el sujeto, para lacan, es feliz.

Loading ... Loading ...

El goce en el chiquero:

Comenzamos señalando para aquel al que hemos llamado el “portador asintomático”, la primacía de un goce más que avenido al principio del placer, puesto que dé el no se distingue: goce del dormir. “Gozar como cerdos”, sentencia Lacan en el Seminario 21, puesto que en el chiquero se duerme abundantemente. Política del avestruz -según la pluma freudiana- de alguien ignorante del goce que el síntoma le reporta. Desentendido de ello, pero en él cobijado y adormecido, este neurótico -decidido a seguir atontado- es aquel que no se ha separado aun de su síntoma: este no ha llegado todavía a distinguirse de su carácter. La ganancia –secundaria- que de allí se extrae abona la estabilidad de una feliz incertidumbre.

Así, en la llamada egosintonía del síntoma, lo real del goce sintomático –el que solo mas adelante podrá irrumpir- cede en sus dos frentes, ante el avance dormitivo del fantasma y el de la automaticidad de un inconsciente por el que el sujeto es trabajado.

Se trata de la formidable tijera del discurso del amo que garantiza el recorte del goce de cada quien, del que la realidad se sostiene –al precio de la incertidumbre antes aludida-, haciendo que de ese modo las cosas marchen al ritmo marcial que el amo impone. En esta perspectiva no puede sorprender, por lo demás, la preponderancia –entre las formaciones del inconsciente- del sueño como guardián del dormir, que guarece al neurótico de lo real sosteniendo su “normachidad”.

Cul de Sac

Signo de lo que no anda en lo real:

No faltan encuentros con lo real –lo que Freud localizaba más bien del lado de lo traumático- que posibiliten el quiebre. Allí encuentra el adormecido la chance que la contingencia le ofrece para despertar a lo mas intimo –mejor todavía, extimo- de sí mismo. El síntoma pasa a ser en ese punto el “signo de lo que no anda en lo real”.

Si hasta ahí las cosas marchaban a expensas de la hipnosis subjetiva impuesta por el discurso del amo, el síntoma deviene ahora “lo real en tanto se pone en cruz para impedir que las cosas anden”. La apertura de lo real del síntoma es correlativa, por lo tanto, del paso en falso del fantasma que, por su vacilación o realización –en cualquiera de los casos, de la suspensión de su función- pone en jaque la significación cristalizada que garantizaba para el neurótico la estabilidad de su realidad.

En el caso de la vacilación fantasmatica la angustia es señal de haberse asomado al borde del agujero. La vacilación del fantasma deja al sujeto inerme ante la falta del Otro. En el segundo caso, de realización del fantasma; el pánico, el horror, el espanto –o una serie de afectos que se anotan en esa línea-, dan cuenta del encuentro con el goce del Otro. Los dos casos se oponen tanto como el sueño de angustia a la pesadilla.

Pero este paso a lo real de un goce inédito también es correlato del detenimiento del trabajo automático del inconsciente, que con su producto de sueños custodiaba el dormir: tropiezo del “trabajador ideal” con la piedra del síntoma, cese de su automaticidad.

Loading ... Loading ...

El texto del síntoma y la transferencia:

Pasamos ahora a dar cuenta del síntoma en su estado más complejo y desarrollado: el que se alcanza cuando es puesto en forma en la transferencia analítica.

En un movimiento inverso, en cierto sentido, respecto del que relatábamos recién, la puesta en marcha del análisis produce el detenimiento de la hemorragia de goce que el tiempo anterior implicaba. Torniquete del psicoanálisis en el que se verifica un efecto terapéutico, allí donde la apertura del inconsciente opera el cierre de lo real del síntoma, transformándolo en analítico.

Primera lectura de la propuesta de Lacan que asegura que “el inconsciente es lo que responde del síntoma” y el “responsable de su reducción”: la insistencia palabrera del inconsciente, responde de la resistencia del síntoma reduciéndolo -reduciendo su cara real- … por la interpretación. El “inconsciente-interprete” fuerza al síntoma a volverse plenamente un mensaje dirigido al Otro: el síntoma deviene, de este modo, quizás por vez primera interpretable.

Trama del síntoma y el inconsciente que permite al primero la entrega de un guion, de un argumento. El síntoma adquiere, por ese entramado inédito, una nueva textura: en efecto, se vuelve texto pasible de desciframiento.

Esta puesta en forma –de texto- del síntoma comprende, a la vez y fundamentalmente, una transformación de goce – el alcance preciso del efecto terapéutico recién referido-: del goce sufriente del síntoma al goce del desciframiento. Terapéutica propiamente psicoanalítica que descansa en el trabajo de quien devine psicoanalizante: alguien ya no trabajado por el inconsciente, sino, trabajador –lo que rigurosamente escribe el discurso analítico-.

Por lo demás, es sabido que la otra vertiente de esta reducción del síntoma era ya adjudicada por Freud a la transferencia: “… es inevitable entonces que los síntomas queden despojados de libido […] toda la libido es esforzada a pasar de los sintomas a la transferencia y concentrada ahí…”. Destacamos aquí, únicamente, la vía por la que la transferencia del fantasma sobre la relación con el analista posibilita, en cierto sentido, una restauración de su función –la del fantasma-, aquella que había sido puesta en cuestión por la apertura de lo real del síntoma en el tiempo anterior.

CATITA y sus amigas

Hacer del síntoma, Witz:

Abordemos ahora, cuando menos sucintamente, la cuestión del síntoma en el final de la cura.

Afirmamos con Lacan que, siendo el síntoma el partenaire sexual del ser hablante, es decir, aquello con lo que se suple el lugar dejado vacante en la estructura por la inexistencia de La mujer, no debiera esperarse del final de un análisis su liquidación-la desaparición lisa y llana del síntoma, puesto que el fin de la cura psicoanalítica no hace existir La mujer que no hay.

De este modo es concebible que un síntoma –ciertamente, uno que debe a ese final su singularidad- reste como respuesta frente al ausentido de la relación sexual. Y bien, por lo menos una vez, Lacan planteo en términos de identificación la posición de aquel que finalizó su análisis, respecto de ese resto sintomático: “Identificación con el síntoma”, tal la respuesta del analizado frente a la falla ineliminable de la estructura.

Pero conviene señalar que los distintos estatutos del síntoma que hemos examinado hasta aquí ya comportaban otros tantos modos de vérselas con ese agujero,es decir,suplencias que vienen al lugar de la relación sexual que no hay. Más precisamente, señalemos que tal función de suplencia se evidencia inequívocamente como una solución en los casos de los primeros y terceros estatutos del síntoma examinados: el síntoma de la neurosis adormecida y el síntoma analítico son “buenos remedios” frente a la inexistencia de la relación sexual. Mientras que en el segundo estatuto considerado –el padecimiento sintomático que introduce el desencadenamiento de la neurosis- es la dimensión de problema la que predomina: lo que, en el mejor de los casos, precipita la consulta al analista.

Destaquemos entonces, en primer término, que si resta un síntoma al fin del análisis, tal síntoma ya ha entregado, de sentido, lo que un psicoanálisis puede extraer de él. No abierto ya a desciframiento alguno, persiste su “hueso”: núcleo de goce incurable del síntoma.

Ahora bien, ese goce que obtiene el analizado royendo el hueso del síntoma no puede confundirse con el que le aportaba el fantasma. Lo que nos habilita a señalar que presupone su atravesamiento. Lo que nos habilita a señalar que presupone su atravesamiento –el del fantasma-. Atravesamiento de este, entonces, identificación con aquel.

¿Sino con aquel hueso sintomático, con que real podría calarse la pantalla fantasmatica? En efecto, es con el síntoma –lo “que muchas personas tienen de mas real”– que se rebate la significación coagulada que comporta el fantasma fundamental del sujeto. Ningún otro “instrumento” habilita ese relámpago de lucidez, cuando acontece.

Loading ... Loading ...

¿En que tomara apoyo ahora el analizado, llegado al borde mismo de su neurosis, cuando ya no cuenta con el dudoso amparo que proveía el goce-sentido, el “gonce-zonzo” del fantasma, sino en lo incurable del goce del síntoma? La paradoja de la estructura -S (A barrado)- revelada, no sin angustia, por el atravesamiento del fantasma fundamental, puede resolverse en invención… sintomática. Con el síntoma, aquel que llego al término de su análisis, se hace una respuesta novedosa frente al ausentido de la relación sexual –en todo caso, una que ya no lo deniega.

Porque, a la identificación con el síntoma que asoma ya en ese: “hacerse”, debe sumarse, todavía, un importante resguardo. Efectivamente, es preciso que en esa identificación postrera con el síntoma el analizado pueda, además, no hacerse uno con el –como podría creerse-. Así, objetando cualquier identidad reforzada que de allí pudiese surgir, impugnando cualquier transparencia que de ahí pudiera ganarse, Lacan prefería interponer, en ese punto, las “garantías de una especie de distancia”. Garantías que aquí referimos, sin más a la acción de un inconsciente que el fin de un análisis tampoco elimina.

No se trata ya aquí de la respuesta de la insistencia de la cadena significante –del “inconsciente-discurso del amo”- operando el apaciguamiento de algún real sintomático por el sentido, sino de la letra del inconsciente que puede hacer, del síntoma, Witz. El inconsciente realizado reduce el síntoma volviéndolo Witz; el atravesamiento del fantasma alivia al inconsciente del goce-zonzo; la identificación con el síntoma trueca la repetición fantasmatica en una que no sea vana.

Se trata aquí de “apostar” el hueso del síntoma en el lugar conveniente. Impidiendo que la identificación con el síntoma devenga “identifijación consolidada” –lo que engendra, menos un analizado, que una estatua de bronce siempre idéntica a sí misma-, el inconsciente realiza su responsabilidad al responder del hueso del síntoma –verificado como incurable en el fin del análisis-, equivocándolo. Una-equivocación y una-equivocación y una-equivocación: fecundas zancadillas de la letra del inconsciente que hace de la identificación con el síntoma un “saber-hacer-ahí” – cada vez, en la contingencia – con lo real.

Descargar Articulo en Word
SEGUIR LEYENDO

Deja tu comentario Facebook

Deja tu Comentario


29 julio, 2014 18:59

Myle Cirus & Justin Bieber 2014 Love Tour LATINOAMERICA

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

23 noviembre, 2011 19:42

La Falicización de la Vagina

15 noviembre, 2011 21:46

La propuesta de Octavio Amoroso

30 octubre, 2011 12:24

Arteterapia

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

12 octubre, 2011 13:44

La Homeopatía del Sonido

Otras Noticias

  • EsquizofreniaParanoiaPsicosisPsyko Patologias La clinica de Las Psicosis: V parte

    La clinica de Las Psicosis: V parte

    Asi se justifican los psicoanalistas: “El analista no podría aplicar una técnica sin caer en la impostura. Decir lo que podemos hacer siempre será prematuro para el analista, tanto porque su acto implica que el hacer quede del lado del analizante, como porque su acto exige que lo que es del orden del hacer solo se llegue a saber a posteriori –con lo que ello requiere de invención permanente-.”… [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias Las Neuropsicosis de Defensa: II parte: La Neurosis Obsesiva

    Las Neuropsicosis de Defensa: II parte: La Neurosis Obsesiva

    El carácter obsesivo del síntoma hace referencia a este curso forzoso que adquiere la representación obsesiva. No la hace obsesiva el contenido, sino su origen, su fuente, en tanto proviene de la represión, del retorno de lo reprimido. Esto es lo que determina que su carácter tenga un curso psíquico forzoso. Si bien se trata de una representación consciente, se comporta como si fuera inconsciente, de un modo que no es controlable por la conciencia del sujeto…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko Patologias Adolescente y Antisocial

    Adolescente y Antisocial

    Winnicot, D: “Deprivación y delincuencia” Segunda Parte, Cap. 17; Luchando por superar la fase de desaliento malhumorado. Paidós, Bs.As, 2005. Cap. 17. Luchando por superar la fase de desaliento malhumorado (Trabajo basado en una conferencia dictada ante el personal superior del Departamento de Menores del concejo del Condado de Londres, en febrero de 1961. Revisado y publicado en 1963) Resumen: Solo hay una cura real para la adolescencia: la maduración. Combinada con el paso del tiempo produce, a la larga, … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Pulsion y Deseo en la obra de Freud: Ultima parte

    Pulsion y Deseo en la obra de Freud: Ultima parte

    PULSIÓN Y DESEO EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 3 de octubre de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Me gustaría, para relajarse un poco, porque fue una conferencia muy teórica, hablarles de dos películas que muestran un poco esta cuestión. Una es, “En busca del destino” ¿Quiénes la vieron? Con Robin Williams. Los que no la vieron, se las recomiendo. Hay un hecho en la película que ha sido muy criticado por algunos psicoanalistas y es … [SEGUIR LEYENDO]

  • AutismoPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos Generalizados del Desarrollo Trastornos Generalizados del Desarrollo

    Trastornos Generalizados del Desarrollo

    Kaplan, H; Sadock, B: “Sinopsis de psiquiatría. Ciencias de la conducta. Psiquiatría clínica”, Caps. de Psiquiatría infantil: 41 (Trastornos generalizados del desarrollo) Octava Edición, Editorial Panamericana. TRASTORNOS GENERALIZADOS DEL DESARROLLO El DSM-IV define los trastornos generalizados del desarrollo como una alteración grave y generalizada de varias áreas de desarrollo como interacción social y comunicación, conductas estereotipadas, intereses y actividades. Estas alteraciones se apartan de lo normal al considerar el nivel mental y de desarrollo del individuo. Se incluyen en este … [SEGUIR LEYENDO]

  • MelancoliaPsicoanálisisPsyko PatologiasSuicidio Suicidio y Melancolia

    Suicidio y Melancolia

    El suicidio en la obra de Lacan por Deborah Fleischer Publicado en Revista Perspectivas de la Asociación de Psicoanálisis de La Plata. Lecturas sobre el suicidio melancólico.   La muerte no es abordable más que por un acto. Aún para que sea logrado, es preciso que alguien se suicide sabiendo que eso es un acto, lo que solo sucede muy raramente. J.Lacan. R.S.I. (18/2/75) Seminario Inédito   El siguiente desarrollo intenta dar cuenta del estatuto del suicidio melancólico en la … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introducción al psicoanalisis: I parte

    Lecciones de introducción al psicoanalisis: I parte

    Masotta nos sorprende con el siguiente aforismo: “El complejo de castración es la envidia del pene en la mujer” y remata con “La noción freudiana del complejo de castración sirve para dejar percibir la función de la falta en la constitución sexual del sujeto. Pero si se parte de datos de hecho, no hay falta. Para que algo falte es necesario partir de conjeturas, de cosas no cumplidas. En resumen: de datos de derecho y no de hecho”…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Los tres tiempos lógicos del Complejo de Edipo – por Jacques Lacan

    Los tres tiempos lógicos del Complejo de Edipo – por Jacques Lacan

    “Lacan hizo un gran esfuerzo a lo largo de su enseñanza para ubicar a los padres del Edipo más allá del mito, en una lógica. Al seguir su derrotero, la perspectiva, que parece inicialmente complejizarse, se despeja finalmente, desmalezando nuestra practica de prejuiciosas intuiciones”. Flesler. … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaParanoiaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias La clinica de Las Psicosis: II parte

    La clinica de Las Psicosis: II parte

    Las alucinaciones psicomotrices verbales pueden ser verbales sin ser auditivas, sin ser audibles tampoco. A veces el enfermo escucha voces, pero de adentro del cuerpo, no de afuera, en una suerte de “emancipación del lenguaje interior”. Por otra parte, las alucinaciones auditivas pueden serlo pero como en eco de la actividad del pensamiento…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PerversiónPsyko Patologias El diccionario del diablo, de Ambrose Bierce

    El diccionario del diablo, de Ambrose Bierce

    Una brillante selección de aforismos que fue creando Bierce desde 1861. Hacía 1906 la recopilación de esas sentencias fue publicada con el nombre “El diccionario del cínico”, posteriormente fue reeditada, en una versión ampliada, con el nombre con el cual se la conoce hoy día. “El Diccionario del Diablo” es una colección de frases cínicas y sarcásticas… [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia – Bulimia: Parte I

    Anorexia – Bulimia: Parte I

    Introducción a la Anorexia-Bulimia: Parrafos seleccionados del libro de Recalcati, M., La última cena: Anorexia y Bulimia. Ediciones del Cifrado, Bs. As. 2004. En el tratamiento de las anorexias se perfila un uso diverso del psicoanálisis. Un uso que acentúa no tanto el valor semántico de la interpretación sino la necesidad de un tratamiento preliminar del goce, la centralidad del acto analítico y lo crucial del tratamiento de la demanda. Podríamos pensar que la anorexia como la bulimia consiste en mostrar, … [SEGUIR LEYENDO]

  • MasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo El Psicópata y El Perverso

    El Psicópata y El Perverso

    La canallada y los canallas de nuestro tiempo Juan Pablo Mollo El texto comienza con una referencia de Lacan sobre la canallada: “proponerse como Otro del Otro para manipular el deseo de los demás”, para ubicar, seguidamente, su forma contemporánea: el sistema evaluativo. Posteriormente, se establece una correlación entre la posición canalla con la noción de psicopatía y su distinción con la posición perversa. Finalmente, se proponen algunas figuraciones contemporáneas posibles de pequeños y grandes canallas: dirigentes, predicadores, el político … [SEGUIR LEYENDO]

  • BiologíaMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismo Neurobiología del Psicópata (IV parte)

    Neurobiología del Psicópata (IV parte)

    Semiología Psiquiátrica y Psicopatía NEUROBIOLOGÍA DEL PSICÓPATA Dr. Eduardo A. Mata Pacientes con altos niveles de MAO plaquetaria tenían una habilidad pareja en las pruebas con ambas manos, situación que, con niveles menores de rendimiento, se ha encontrado también en pacientes con esquizofrenia de alta incidencia genética, en los cuales se encuentra también altos niveles de 5-HIAA. En este trabajo, el resultado más interesante fue la relación negativa encontrada entre la actividad MAO plaquetaria y la cantidad de fracasos en … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Peter Blos: Psicoanálisis de la Adolescencia

    Peter Blos: Psicoanálisis de la Adolescencia

    La Adolescencia tardía se ha vuelto un problema social y cultural que cada familia debe soportar puertas adentro. Existen muchos jóvenes adultos que promedian los 25 – 35 años, que aún no se han ido de las casas de sus padres, dado que la renta y los gastos se vuelven imposibles de pagar en épocas de plena inflación. ¿Excusa, Comodidad, falta de iniciativa a la salida…? Algunos Interrogantes desde la óptica del Psicoanálisis… [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía El grupo familiar del droga-dependiente

    El grupo familiar del droga-dependiente

    La tercera crisis ocurre cuando llegan los hijos, que solo se supera si son reconocidos como hijos de la complementación-integrativa creativa de la pareja y no como remedo personal. El drogadependiente es un hijo utilitario que mantiene el barco a flote…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía Estadio del Espejo

    Estadio del Espejo

    ¿Es posible encontrar una etiología psicológica para las toxicomanías? Creemos que el esfuerzo teórico y conceptual del artículo trata de dar mas respuestas que abrir interrogantes. Lo dejamos a criterio de nuestros colegas. Por favor, los invitamos a iniciar el debate en la sección comentarios…. [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo Psico-Gore-Killer: Mundo Psicopata Americano

    Psico-Gore-Killer: Mundo Psicopata Americano

    PATOLOGÍAS DEL ACTO Y LA CULPABILIDAD Roberto Mazzuca  Hay que elogiar la modalidad con que ha sido organizada esta mesa, con tres enfoques tan diferentes: no es común contar con la oportunidad de reunir estas distintas perspectivas; en un tema que, como muy bien planteó el Dr. Marietán en su introducción, no se puede considerar completo, cerrado en ninguna de las tres perspectivas que intervienen en esta mesa. Lo que se designa con el término de psicopatía no es exactamente coincidente en … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias Niños Antisociales

    Niños Antisociales

    Winnicott, D: “Deprivación y delincuencia” Segunda Parte, Cap.13 (Algunos aspectos psicológicos de la delincuencia juvenil) Paidós, Bs.As, 2005. Cap.13: Algunos aspectos psicológicos de la delincuencia juvenil [Conferencia pronunciada ante magistrados, por invitación, 1946.] Deseo ofrecer una descripción simple, pero no falsa, de un aspecto de la delincuencia, una descripción que vincula la delincuencia con la falta de vida hogareña. No es posible cometer ningún delito sin contribuir, al mismo tiempo, a la fuente general de sentimientos públicos inconscientes de venganza. … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria

    Un caso clinico de ANOREXIA extraído de la serie “SKINS”

    Sexo, drogas y rock & roll es todo lo que desea un adolescente. No por casualidad; justamente, de ponerla se trata. De poder hacer y deshacer cual varita mágica todo su acontecer en esta vida. Soñar con fantasías de seducción, escenas primarias infantiles y construcción de mundos. En ese camino….¿Quienes se encuentran? ¿Quien de nosotros encontró alguna vez a su mitad perdida?… [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (I parte)

    ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (I parte)

    Fiorini, Héctor y otros: “¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica?”, en Psicoanálisis, focos y aperturas, Psicolibros, Montevideo, 2001.   Apuntes del Texto:   Características fundamentales de una buena terapia psicoanalítica: Una buena psicoterapia transcurre en un contrato de trabajo compartido por las partes, no impuesto por una de las partes a la otra, sino en un contrato que las partes comparten, sujeto a revisión. Es decir, la buena psicoterapia es una libre contratación. El paciente debe poder entrar y … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsiquiatríaPsyko Patologias Construcción de un Diagnóstico Multidimensional

    Construcción de un Diagnóstico Multidimensional

    Fiorini, Héctor: “Diferentes Niveles del Diagnóstico”, en Estructuras y Abordajes en Psicoterapias Psicoanalíticas, Buenos Aires, Editorial Nueva Visión, 1993. Una aproximación fecunda se apoya en la indagación de diferentes niveles del diagnostico. Esos diferentes niveles pueden desplegarse agrupándolos en diez categorías diagnosticas que pasamos a enumerar y especificar sumariamente: Diagnóstico Clínico: comprendemos aquí las categorías de la clínica psiquiátrica. Destacamos la importancia de tomar en cuenta este diagnostico, ya que del mismo se desprenden opciones estratégicas: medidas de continencia ambiental, … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaEsquizofreniaHisteriaParanoiaPsicoanálisisPsicosisPsiquiatríaPsyko Patologias El diagnóstico diferencial entre locuras histéricas y esquizofrenias

    El diagnóstico diferencial entre locuras histéricas y esquizofrenias

    LOS EXCESOS DE LA HISTERIA Profesor Roberto Mazzuca Valor clínico actual de la categoría de “locura histérica” La necesidad de delimitar histeria y psicosis surge cuando el concepto de histeria es ampliado para abarcar, además de las crisis histéricas y fenómenos corporales, rasgos de personalidad y fenómenos alucinatorios y delirantes. En este caso fueron denominadas “locuras histéricas”. Mientras Bleuler la consideró parte del grupo de las esquizofrenias, numerosos clínicos objetaron esa inclusión señalando que el carácter disociativo de la histeria … [SEGUIR LEYENDO]

  • Demencia PrecozEsquizofreniaParanoiaPsicosisPsiquiatríaPsyko Patologias Semiología y Nosologías Psiquiatricas: II Parte: Paranoia y/o Delirios Crónicos

    Semiología y Nosologías Psiquiatricas: II Parte: Paranoia y/o Delirios Crónicos

    Kraepelin fue alumno de Wundt y a partir de la psicología experimental concebirá a la psicopatología como una patología de las funciones psicológicas normales, describiendo a partir de las funciones del sujeto normal, sus desviaciones. Kraepelin divide a las enfermedades mentales en 13 categorías. … [SEGUIR LEYENDO]

  • HisteriaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias La elaboración Freudiana: III parte

    La elaboración Freudiana: III parte

    El otro punto de quiebre fue a partir de romper con la idea, traída por Sydenham, de que la histeria imita cualquier otro tipo de enfermedad orgánica, porque esto llevo a Charcot a no establecer nunca una diferencia en el registro semiológico entre los sintomas histéricos y los otros sintomas orgánicos; esta tarea se la encomendó a Freud…. [SEGUIR LEYENDO]

  • NeurasteniaNeurosis de AngustiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias La elaboración Freudiana: V parte

    La elaboración Freudiana: V parte

    En la neurosis de angustia la excitación sexual (somática) encuentra impedido su acceso a la elaboración psíquica (libidinal), se produce un bloqueo en la descarga y con ello una acumulación que al no poder descargase por la vía adecuada termina por encontrar las vias colaterales. Esta inhibida la acción específica. … [SEGUIR LEYENDO]