SyP Miercoles, 16 de Abril
12 enero, 2011 18:27 Imprimir

La trama del Síntoma y el Inconsciente: V parte

Schejtman, F.: “La trama del síntoma y el inconsciente”. Serie del bucle, 2006, Bs. As.

El síntoma y los Goces

Señor Matanza


Síntoma, Fantasma e Inconsciente:

En primer lugar, si se apunta a la juntura de lo “verdaderamente real” del goce sintomático con el que le compete al fantasma –goce soñado por el neurótico siempre dispuesto a amodorrar al primero en su tendencia dormitiva-, resulta que el goce del síntoma se presenta no-todo enmarcado por el fantasma.  Esto es, que si bien hay lo que del goce sintomático se encuadra en el fantasma –o lo que del goce fantasmático hace síntoma-, engendrando así, por ejemplo, el síntoma de una neurosis adormecida o no desencadenada, se vuelve necesario considerar, no obstante, y sobre todo en la perspectiva de situar aquello que se produce como incurable al fin del análisis la posibilidad de un estatuto del síntoma depurado de sostén fantasmático. Aunque es dable señalar, además, lo que del goce fantasmático podría no sintomatizarse: ¿encontraría el acting out allí su lugar?

Por otro lado, si dando un paso más, consideramos el goce de la “copulación de los significantes en el inconsciente”, señalaremos cuando menos que las formaciones del inconsciente se ubican, entre fantasma e inconsciente, como “fuera-de-síntoma”. Y esto porque el síntoma puede concebirse como lo que del inconsciente hace ex – sistencia. En efecto, Lacan aparte sobre el fin de su enseñanza, al síntoma de la serie que Freud describió y que incluye al sueño, al lapsus, al acto fallido, al chiste. De las formaciones del inconsciente, el síntoma se desprende entonces deviniendo “función del inconsciente”, lo único que nos prueba su existencia. El inconsciente termina siendo  lo que responde del síntoma.

Y es tan cierto que el síntoma se excluye de las formaciones que el inconsciente produce por su trabajo, que este –el inconsciente- termina siendo para Lacan, “lo que responde del síntoma” y por tanto “el responsable de su reducción”.

Un goce en lugar de otro:

Tendremos que considerar la idea –solidaria del pasaje del singular del goce al plural de los goces en la enseñanza de Lacan- de que la pérdida de goce en la estructura no es sin alguna suerte de recuperación: si caduca un goce surge otro en su relevo. Lo que impide, en sentido estricto, aquello que pretende cualquier perspectiva terapéutica: su reducción a cero.

En esto, ciertamente, alcanza con ser freudianos y armarnos con su concepción que anuncia lo indomesticable de la pulsión, debiendo concluir que el goce es Medusa: se corta una cabeza, crece una más allá.

Conclusión: de modo transpuesto, transferido, desplazado, sustituto, o como fuere, la pulsión se satisface…siempre. Aunque el yo nada sepa de ello. Y es en esto que el sujeto, para lacan, es feliz.

Loading ... Loading ...

El goce en el chiquero:

Comenzamos señalando para aquel al que hemos llamado el “portador asintomático”, la primacía de un goce más que avenido al principio del placer, puesto que dé el no se distingue: goce del dormir. “Gozar como cerdos”, sentencia Lacan en el Seminario 21, puesto que en el chiquero se duerme abundantemente. Política del avestruz -según la pluma freudiana- de alguien ignorante del goce que el síntoma le reporta. Desentendido de ello, pero en él cobijado y adormecido, este neurótico -decidido a seguir atontado- es aquel que no se ha separado aun de su síntoma: este no ha llegado todavía a distinguirse de su carácter. La ganancia –secundaria- que de allí se extrae abona la estabilidad de una feliz incertidumbre.

Así, en la llamada egosintonía del síntoma, lo real del goce sintomático –el que solo mas adelante podrá irrumpir- cede en sus dos frentes, ante el avance dormitivo del fantasma y el de la automaticidad de un inconsciente por el que el sujeto es trabajado.

Se trata de la formidable tijera del discurso del amo que garantiza el recorte del goce de cada quien, del que la realidad se sostiene –al precio de la incertidumbre antes aludida-, haciendo que de ese modo las cosas marchen al ritmo marcial que el amo impone. En esta perspectiva no puede sorprender, por lo demás, la preponderancia –entre las formaciones del inconsciente- del sueño como guardián del dormir, que guarece al neurótico de lo real sosteniendo su “normachidad”.

Cul de Sac

Signo de lo que no anda en lo real:

No faltan encuentros con lo real –lo que Freud localizaba más bien del lado de lo traumático- que posibiliten el quiebre. Allí encuentra el adormecido la chance que la contingencia le ofrece para despertar a lo mas intimo –mejor todavía, extimo- de sí mismo. El síntoma pasa a ser en ese punto el “signo de lo que no anda en lo real”.

Si hasta ahí las cosas marchaban a expensas de la hipnosis subjetiva impuesta por el discurso del amo, el síntoma deviene ahora “lo real en tanto se pone en cruz para impedir que las cosas anden”. La apertura de lo real del síntoma es correlativa, por lo tanto, del paso en falso del fantasma que, por su vacilación o realización –en cualquiera de los casos, de la suspensión de su función- pone en jaque la significación cristalizada que garantizaba para el neurótico la estabilidad de su realidad.

En el caso de la vacilación fantasmatica la angustia es señal de haberse asomado al borde del agujero. La vacilación del fantasma deja al sujeto inerme ante la falta del Otro. En el segundo caso, de realización del fantasma; el pánico, el horror, el espanto –o una serie de afectos que se anotan en esa línea-, dan cuenta del encuentro con el goce del Otro. Los dos casos se oponen tanto como el sueño de angustia a la pesadilla.

Pero este paso a lo real de un goce inédito también es correlato del detenimiento del trabajo automático del inconsciente, que con su producto de sueños custodiaba el dormir: tropiezo del “trabajador ideal” con la piedra del síntoma, cese de su automaticidad.

Loading ... Loading ...

El texto del síntoma y la transferencia:

Pasamos ahora a dar cuenta del síntoma en su estado más complejo y desarrollado: el que se alcanza cuando es puesto en forma en la transferencia analítica.

En un movimiento inverso, en cierto sentido, respecto del que relatábamos recién, la puesta en marcha del análisis produce el detenimiento de la hemorragia de goce que el tiempo anterior implicaba. Torniquete del psicoanálisis en el que se verifica un efecto terapéutico, allí donde la apertura del inconsciente opera el cierre de lo real del síntoma, transformándolo en analítico.

Primera lectura de la propuesta de Lacan que asegura que “el inconsciente es lo que responde del síntoma” y el “responsable de su reducción”: la insistencia palabrera del inconsciente, responde de la resistencia del síntoma reduciéndolo -reduciendo su cara real- … por la interpretación. El “inconsciente-interprete” fuerza al síntoma a volverse plenamente un mensaje dirigido al Otro: el síntoma deviene, de este modo, quizás por vez primera interpretable.

Trama del síntoma y el inconsciente que permite al primero la entrega de un guion, de un argumento. El síntoma adquiere, por ese entramado inédito, una nueva textura: en efecto, se vuelve texto pasible de desciframiento.

Esta puesta en forma –de texto- del síntoma comprende, a la vez y fundamentalmente, una transformación de goce – el alcance preciso del efecto terapéutico recién referido-: del goce sufriente del síntoma al goce del desciframiento. Terapéutica propiamente psicoanalítica que descansa en el trabajo de quien devine psicoanalizante: alguien ya no trabajado por el inconsciente, sino, trabajador –lo que rigurosamente escribe el discurso analítico-.

Por lo demás, es sabido que la otra vertiente de esta reducción del síntoma era ya adjudicada por Freud a la transferencia: “… es inevitable entonces que los síntomas queden despojados de libido […] toda la libido es esforzada a pasar de los sintomas a la transferencia y concentrada ahí…”. Destacamos aquí, únicamente, la vía por la que la transferencia del fantasma sobre la relación con el analista posibilita, en cierto sentido, una restauración de su función –la del fantasma-, aquella que había sido puesta en cuestión por la apertura de lo real del síntoma en el tiempo anterior.

CATITA y sus amigas

Hacer del síntoma, Witz:

Abordemos ahora, cuando menos sucintamente, la cuestión del síntoma en el final de la cura.

Afirmamos con Lacan que, siendo el síntoma el partenaire sexual del ser hablante, es decir, aquello con lo que se suple el lugar dejado vacante en la estructura por la inexistencia de La mujer, no debiera esperarse del final de un análisis su liquidación-la desaparición lisa y llana del síntoma, puesto que el fin de la cura psicoanalítica no hace existir La mujer que no hay.

De este modo es concebible que un síntoma –ciertamente, uno que debe a ese final su singularidad- reste como respuesta frente al ausentido de la relación sexual. Y bien, por lo menos una vez, Lacan planteo en términos de identificación la posición de aquel que finalizó su análisis, respecto de ese resto sintomático: “Identificación con el síntoma”, tal la respuesta del analizado frente a la falla ineliminable de la estructura.

Pero conviene señalar que los distintos estatutos del síntoma que hemos examinado hasta aquí ya comportaban otros tantos modos de vérselas con ese agujero,es decir,suplencias que vienen al lugar de la relación sexual que no hay. Más precisamente, señalemos que tal función de suplencia se evidencia inequívocamente como una solución en los casos de los primeros y terceros estatutos del síntoma examinados: el síntoma de la neurosis adormecida y el síntoma analítico son “buenos remedios” frente a la inexistencia de la relación sexual. Mientras que en el segundo estatuto considerado –el padecimiento sintomático que introduce el desencadenamiento de la neurosis- es la dimensión de problema la que predomina: lo que, en el mejor de los casos, precipita la consulta al analista.

Destaquemos entonces, en primer término, que si resta un síntoma al fin del análisis, tal síntoma ya ha entregado, de sentido, lo que un psicoanálisis puede extraer de él. No abierto ya a desciframiento alguno, persiste su “hueso”: núcleo de goce incurable del síntoma.

Ahora bien, ese goce que obtiene el analizado royendo el hueso del síntoma no puede confundirse con el que le aportaba el fantasma. Lo que nos habilita a señalar que presupone su atravesamiento. Lo que nos habilita a señalar que presupone su atravesamiento –el del fantasma-. Atravesamiento de este, entonces, identificación con aquel.

¿Sino con aquel hueso sintomático, con que real podría calarse la pantalla fantasmatica? En efecto, es con el síntoma –lo “que muchas personas tienen de mas real”– que se rebate la significación coagulada que comporta el fantasma fundamental del sujeto. Ningún otro “instrumento” habilita ese relámpago de lucidez, cuando acontece.

Loading ... Loading ...

¿En que tomara apoyo ahora el analizado, llegado al borde mismo de su neurosis, cuando ya no cuenta con el dudoso amparo que proveía el goce-sentido, el “gonce-zonzo” del fantasma, sino en lo incurable del goce del síntoma? La paradoja de la estructura -S (A barrado)- revelada, no sin angustia, por el atravesamiento del fantasma fundamental, puede resolverse en invención… sintomática. Con el síntoma, aquel que llego al término de su análisis, se hace una respuesta novedosa frente al ausentido de la relación sexual –en todo caso, una que ya no lo deniega.

Porque, a la identificación con el síntoma que asoma ya en ese: “hacerse”, debe sumarse, todavía, un importante resguardo. Efectivamente, es preciso que en esa identificación postrera con el síntoma el analizado pueda, además, no hacerse uno con el –como podría creerse-. Así, objetando cualquier identidad reforzada que de allí pudiese surgir, impugnando cualquier transparencia que de ahí pudiera ganarse, Lacan prefería interponer, en ese punto, las “garantías de una especie de distancia”. Garantías que aquí referimos, sin más a la acción de un inconsciente que el fin de un análisis tampoco elimina.

No se trata ya aquí de la respuesta de la insistencia de la cadena significante –del “inconsciente-discurso del amo”- operando el apaciguamiento de algún real sintomático por el sentido, sino de la letra del inconsciente que puede hacer, del síntoma, Witz. El inconsciente realizado reduce el síntoma volviéndolo Witz; el atravesamiento del fantasma alivia al inconsciente del goce-zonzo; la identificación con el síntoma trueca la repetición fantasmatica en una que no sea vana.

Se trata aquí de “apostar” el hueso del síntoma en el lugar conveniente. Impidiendo que la identificación con el síntoma devenga “identifijación consolidada” –lo que engendra, menos un analizado, que una estatua de bronce siempre idéntica a sí misma-, el inconsciente realiza su responsabilidad al responder del hueso del síntoma –verificado como incurable en el fin del análisis-, equivocándolo. Una-equivocación y una-equivocación y una-equivocación: fecundas zancadillas de la letra del inconsciente que hace de la identificación con el síntoma un “saber-hacer-ahí” – cada vez, en la contingencia – con lo real.

Descargar Articulo en Word
SEGUIR LEYENDO

Deja tu comentario Facebook

Deja tu Comentario


17 febrero, 2013 21:18

David Lynch Psychoanálisis / Twin Peaks: Fire, walk with me

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

23 noviembre, 2011 19:42

La Falicización de la Vagina

15 noviembre, 2011 21:46

La propuesta de Octavio Amoroso

30 octubre, 2011 12:24

Arteterapia

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

12 octubre, 2011 13:44

La Homeopatía del Sonido

Otras Noticias

  • CognitivaPsiquiatríaPsyko PatologiasTerapias "Psi"Trastornos de Ansiedad Ataque de Pánico, Trastorno de Pánico

    Ataque de Pánico, Trastorno de Pánico

    El trastorno de pánico es una patología bastante común que se da en gente joven, particularmente mujeres. Consiste en haber padecido no menos de dos ataques de pánico en el curso de un mes y a partir de estas experiencias tener un temor contante de sufrir nuevos ataques. Los ataques han aparecido, aparentemente, “de la nada”. … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introduccion al psicoanalisis: X parte

    Lecciones de introduccion al psicoanalisis: X parte

    Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. VI. El Falo: fundamento del fundamento Las tres protofantasias (seducción, escena primaria y castración) constituyen ese campo de intrincadas relaciones del complejo de Edipo. De ello sacamos en conclusión que debíamos ir a la teoría a buscar el complejo de Edipo. Del complejo de Edipo destacábamos el eje de su dinámica: el Falo. Todo lo que es analizable en psicoanálisis tiene que ver con la … [SEGUIR LEYENDO]

  • SistémicaTerapias "Psi" Terapia Sistémica Individual (III parte)

    Terapia Sistémica Individual (III parte)

    Boscolo L, Bertando P.: “Terapia sistémica individual”. Capítulo 3 de la primera parte “El proceso terapéutico”. Amorrortu editores. 2000. Deconstrucción y construcción en la sesión Un modelo en el que nos hemos inspirado recientemente, al describir el pensamiento y la acción del terapeuta en el curso de la sesión, proviene de la crítica literaria y del análisis del texto, que es deconstruido y reconstruido según la sensibilidad, la cultura, el conocimiento y los prejuicios del lector. Si lo consideramos un … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía Toxicomania y Psicoanálisis

    Toxicomania y Psicoanálisis

    Las propiedades farmacodinamicas no son condición suficiente pero sin duda necesaria para que exista toxicómano. Esa entrada en la toxicómana es el resultado de un encuentro entre la negación de la falta de objeto con la contingencia de ese real químico (flash-viaje-trance místico trascendental) que la droga provee. No es un objeto a través del cual la pulsión se satisface, es el objeto donde la satisfacción se produce, por eso es exclusivo y necesario…. [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteria de AngustiaPsicoanálisisPsyko Patologias Histeria de Angustia o Fobia

    Histeria de Angustia o Fobia

    La designación «histeria de angustia»; se la propuse al doctor W. Stekel cuando emprendió la exposición de los estados neuróticos de angustia (1908), y espero que adquiera carta de ciudadanía. Ella se justifica por el pleno acuerdo entre el mecanismo psíquico de estas fobias y el de la histeria, salvo en un punto, pero un punto decisivo y apto para establecer la separación: Y es este: la libido desprendida del material patógeno en virtud de la represión no es convertirla, no es aplicada, saliendo de lo anímico, en una inervación corporal, sino que se libera como angustia…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis David Lynch Psychoanálisis / Twin Peaks: Fire, walk with me

    David Lynch Psychoanálisis / Twin Peaks: Fire, walk with me

    Posibles traducciones al español de Twin Peaks, Fire walk with me: 1.Picos Gemelos: Fuego, camina conmigo, 2.Picos Gemelos: El fuego camina conmigo, 3. Picos Gemelos: El diario secreto de Laura Palmer, 4. Primas Gemelas: la conchita loca de Lora Palmer… [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis de AngustiaPsicoanálisisPsyko Patologias Mas allá del Principio de Placer (V parte)

    Mas allá del Principio de Placer (V parte)

    Mónica Torres: “Capitulo III de Mas allá del principio del placer. Compulsión a la repetición. Recuerdo, repetición y reelaboración” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992.     Resumen: Freud comienza tomando, en este capítulo III, el concepto de transferencia y refiriéndose a su propio articulo “Recuerdo, repetición y reelaboración” que él había escrito en 1914. En este trabajo –nos recuerda Freud- el … [SEGUIR LEYENDO]

  • Demencia PrecozEsquizofreniaParanoiaPsicosisPsiquiatríaPsyko Patologias Psiquiatría Clásica: La Demencia Precoz (o esquizofrenia)

    Psiquiatría Clásica: La Demencia Precoz (o esquizofrenia)

    Kraepelin, E: ‘La demencia precoz’.  Cap. I (Demencia precoz) y Cap. II (Síntomas Psíquicos) – pág. 7 a 85 – Editorial Polemos, 1996. Resumen: Definición: La demencia precoz consiste en una serie de estados, cuya característica común es una destrucción peculiar de las conexiones internas de la personalidad psíquica. Los efectos de este daño predominan en las esferas emocional y volitiva de la vida mental.   Síntomas Psíquicos: Percepción: En la demencia precoz, la percepción de las impresiones externas en un … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía La subida, la caída y el Bajón

    La subida, la caída y el Bajón

    Ser amado o no ser amado, ser hombre o mujer, es de lo que sufre el sujeto desde que el espejo se rompe. Y drogarse solo tiene sentido porque, primero en el placer y después en la dependencia, no hay más incertidumbre que en la única elección posible. Allí donde solo había incertidumbre dolorosa, hay ahora la certeza de la repetición. … [SEGUIR LEYENDO]

  • HisteriaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias La elaboración Freudiana: III parte

    La elaboración Freudiana: III parte

    El otro punto de quiebre fue a partir de romper con la idea, traída por Sydenham, de que la histeria imita cualquier otro tipo de enfermedad orgánica, porque esto llevo a Charcot a no establecer nunca una diferencia en el registro semiológico entre los sintomas histéricos y los otros sintomas orgánicos; esta tarea se la encomendó a Freud…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Demencia PrecozEsquizofreniaParanoiaPsicosisPsiquiatríaPsyko Patologias Semiología y Nosologías Psiquiatricas: III parte: Demencias precoces y/o Esquizofrenias. Parafrenias. Psicosis maniacodepresiva

    Semiología y Nosologías Psiquiatricas: III parte: Demencias precoces y/o Esquizofrenias. Parafrenias. Psicosis maniacodepresiva

    Bleuler publica en 1909 un libro que se llama: La demencia precoz o el grupo de las esquizofrenias. El termino esquizofrenia pone de relieve la noción de disociación de las funciones psíquicas. Aporta al diagnostico diferencial los trastornos del lenguaje. Dentro de los sintomas fundamentales incluye los trastornos en la asociación de ideas…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasTrastornos Narcisistas No Psicoticos Patologías basadas en el Déficit (I parte)

    Patologías basadas en el Déficit (I parte)

    Killingmo, Bjorn: “Conflicto y déficit – Implicancias para la técnica” en Libro anual de psicoanálisis del Int. J. Psychoanalysis, vol. 70,Londres, 1989, pág. 111-126. Apuntes del texto. Introducción: En el psicoanálisis tradicional, la psicopatología es conceptualizada en términos de conflicto intersistémico. Esto implica diferentes patrones de oposición entre los tres sistemas estructurales de la personalidad –ello, yo, superyó- y la realidad. Además, la formula principal de la evolución patológica es la siguiente: deseo pulsional edipico – represión – regresión – formación … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introducción al psicoanálisis: II parte

    Lecciones de introducción al psicoanálisis: II parte

    El niño, ese investigador incansable de cosas sexuales, nada quiere Saber de aquello mismo que motiva su investigación: la diferencia de los sexos. Esa relación al Saber, bien temprana, propia del sujeto infantil, es constitutiva de la sexualidad. En este sentido, por lo demás, la histeria es bien relevante para el psicoanalista: por definición hay que entender por “histérico” o “histérica” al sujeto incapaz de determinar el objeto de su tendencia sexual. ¿A quién amo, a él o a ella? ¿Qué quiere decir que sea yo mujer? Tal las preguntas básicas de la histérica…. [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteriaHisteria de AngustiaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsyko Patologias Neurosis Fobica y Trastorno Fobico

    Neurosis Fobica y Trastorno Fobico

    En el momento de transición al complejo de Edipo positivo, la niña puede quedar pegada a la madre, en relación de pertenencia a ella, si no encuentra al padre para hacer el pasaje. Se desata un conflicto intrapsiquico, entre el ello y el yo. El superyó a traves del mandato evita que lo deseado sea concretado por el yo…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PerversiónPsicoanálisisPsyko Patologias Mas Allá del Principio de Placer (XI parte)

    Mas Allá del Principio de Placer (XI parte)

    Diana S. Rabinovich: “Topología de la Cosa y angustia. Seminarios VII y X” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992. Resumen: La cosa –en alemán das Ding- es algo que Lacan encontrará en el Proyecto… freudiano, en el Proyecto de una psicología para neurólogos y es trabajada de una forma diferente al modo en que Lacan trabaja inicialmente, por ejemplo en el Seminario … [SEGUIR LEYENDO]

  • HisteriaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias La elaboración Freudiana: II parte

    La elaboración Freudiana: II parte

    Griesinger, Morel y Falret, es con estos tres psiquiatras con los cuales aparece la noción de una psicosis histérica, de una locura histérica. Esta noción, este cuarto grupo de síntomas (perturbaciones mentales, fundamentalmente alucinaciones y estados delirantes) nunca llego a tener una aceptación general. Charcot y Freud tendrán que arreglárselas con esta noción…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias Clínica Psicoanalítica: Introducción a la Trenza (III parte)

    Clínica Psicoanalítica: Introducción a la Trenza (III parte)

    Ancla 2. Encadenamientos y Desencadenamientos I. Revista de la Cátedra II de Psicopatología. Facultad de Psicología. Universidad de Buenos Aires. Introducción de la Trenza. Fabián Schejtman. Reparaciones: Breve Síntesis Sintetizo, ahora, los órdenes de reparaciones propuestos antes de dirigirme ya a los casos clínicos. Las reparaciones pueden ser, entonces, hebras, broches, espirales o bucles. A su vez pueden plantearse en trenzas borromeas o no borromeas –es decir, neuróticas o psicóticas-. Y por fin, pueden ubicarse en el punto de cruce … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias El niño deprivado

    El niño deprivado

    Winnicot, D: “Deprivación y delincuencia” Segunda Parte, Cap. 18; La juventud no dormirá. Tercera Parte, Cap. 21; El niño deprivado y como compensarlo por la pérdida de una vida familiar. Paidós, Bs.As, 2005. Cap. 18. La Juventud no dormirá (Escrito para New Society, 1964) Resumen: El hecho de que exista un elemento positivo en la actuación antisocial puede ayudarnos mucho en nuestro examen del elemento antisocial, actual en algunos adolescentes y potencial en casi todos. Este elemento positivo pertenece a … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo La Vuelta del “Fetiche Negro”

    La Vuelta del “Fetiche Negro”

    Cortesía de: “Viejo Putito” (contacto: http://www.facebook.com/viejoputito) Mensaje que nos pidió colocar el autor al principio del texto a modo de advertencia: “Esto te lo dedico a vos Noemi Sirota y Helga Fernandez. Nombre de viejas mal cogidas tenían que tener! Manga de Putitas peteras del tiempo de porcell Viejas Mediocres de Mierda chupa pijas de balvanera! Porque no se censuran el orto con un tapón de corcho y se inflan como pedo de buzo! Yo participe de esa clase y acá estan mis notas! de mi … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaParanoiaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias La clinica de Las Psicosis: III parte

    La clinica de Las Psicosis: III parte

    Los fenómenos de franja dan cuenta de una condición estructural anterior a las alucinaciones, y es que lo real se estructura antes de toda dualización de los fenómenos del lenguaje, antes del surgimiento del Otro. Es decir que antes de que el sujeto encuentre en el delirio al Otro que le responde o que le habla, la estructura del significante (que es la estructura del uno en lo real, incluso cuando no hay Otro) ejerce ya sus efectos creativos, crea a partir de la nada…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Demencia PrecozEsquizofreniaParanoiaPsicosisPsiquiatríaPsyko Patologias Psiquiatría Clásica: La Demencia Precoz (o esquizofrenia) II parte

    Psiquiatría Clásica: La Demencia Precoz (o esquizofrenia) II parte

    Kraepelin, E: ‘La demencia precoz’.  Cap. I (Demencia precoz) y Cap. II (Síntomas Psíquicos) – pág. 7 a 85 – Editorial Polemos, 1996. Resumen: Definición: La demencia precoz consiste en una serie de estados, cuya característica común es una destrucción peculiar de las conexiones internas de la personalidad psíquica. Los efectos de este daño predominan en las esferas emocional y volitiva de la vida mental. Síntomas Psíquicos: Estereotipias: Casi siempre encontramos en el curso del pensamiento de los pacientes, indicaciones … [SEGUIR LEYENDO]

  • FetichismoMasoquismoPerversiónSadismo Desarrollos recientes en el estudio de las perversiones morales

    Desarrollos recientes en el estudio de las perversiones morales

    “La Violencia perversa obliga a la víctima a afrontar su falta y los traumas olvidados de su infancia. Excita la pulsión de muerte que se halla en germen en todo individuo. Los “perversos narcisistas” buscan en el otro ese germen de autodestrucción, y luego les basta con activarlo…. Es una violencia indirecta sin marcas ni heridas, con daños psicológicos que pueden ser de por vida.” Marie-Frence Hirigoyen…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisVoyeurismo

    Cine y Psicoanálisis

    A partir de la conjunción entre cine y psicoanálisis se analizan los alcances de la posición inevitablemente voyeurista del espectador cinematográfico y su relación con la crítica feminista. Desde una perspectiva lacaniana se atiende a la función de la imagen tanto en la intrincada relación mirada – productor y espectador, como en la discusión de lo que se conoce como el régimen especular del cine. Tras estas re-visiones teórico-estéticas se abordan -finalmente- las construcciones de las fantasías en el film noir de los 90′…. [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaTerapias "Psi" Insomnio y Terapia Cognitiva

    Insomnio y Terapia Cognitiva

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte III  (Terapia cognitiva de los trastornos mentales). Eudeba, año 2007, Buenos Aires. Resumen:  El insomnio Se habla de insomnio primario cuando este es el problema central; se habla de insomnio secundario cuando el problema para dormir es un síntoma de otra patología, por ejemplo, un trastorno mental como la depresión. Se denomina insomnio inicial a la dificultad para conciliar el sueño. El insomnio medio es aquel en el que la persona se duerme … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria ANOREXIA EN LA TV

    ANOREXIA EN LA TV

    Cuando hablamos de anorexia vera, de tipo melancólico, estamos en el terreno de las psicosis. Aquí la anorexia-bulimia funciona como un pasaje al acto en cuotas. El sujeto reducido a puro desecho, objetalizado, sale de la escena, con lo cual el Otro y el sujeto desaparecen; solo por consecuencia lógica el Otro es agujereado, cavado y mostrándose en falta…. [SEGUIR LEYENDO]