SyP Domingo, 29 de Marzo
30 diciembre, 2010 21:40 Imprimir

La Angustia en la obra de Freud: VIII parte

LA ANGUSTIA EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD

(Conferencia dictada el 7 de Junio de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor)

Falsos Profetas. La entrada de la Apocalipsis

Ahora vamos a ampliar un poco esto, y lo que les voy a decir no es un peligro ante el superyó, sino, lo que dice Freud, ante la pérdida de amor del Superyó. Este tema no lo puedo ampliar ahora, va ser el objeto de la próxima conferencia, el tema del superyo, pero lo que voy a decir por ahora, es que el temor a la perdida de amor en el  superyo, es que el superyo se vuelva obsceno y feroz, y se ponga a exigir la satisfacción de la pulsión. El superyó, se podría decir, está dentro del freezer, cuando por ejemplo, ustedes quieren hacer dieta. El superyó, les habla desde el pote de helado, y les dice ¡comete el kilo entero! Es a eso, a esa exigencia superyoica, a lo que el yo le tiene miedo, y ante lo que reacciona con angustia.

Y dice Freud, que en el caso de la mujer, la angustia de castración no existe, puesto que ella no tiene que tener ninguna angustia de castración, pues no tiene nada que perder, entonces sustituye para la mujer, la angustia de castración, es una angustia frente al peligro de perder el amor de objeto, lo que ella valora como peligro es que no la quieran.

Ahora bien, en la página 135 del texto “inhibición, Síntoma y angustia”, la idea que expresa Freud, es que la histeria esta directamente emparentada con la feminidad y la neurosis objetiva con la masculinidad. Y si bien sabemos que no es así en todos los casos, sabemos por la experiencia clínica, que son raros los casos de histeria masculina y neurosis objetiva femenina.

Entonces tenemos, peligro de la pérdida del pecho, de las heces, del pene, peligro de muerte, la pérdida del amor del superyo y peligro ante la pérdida de amor de objeto.

Entonces dice Freud, pareciera ser que la angustia, no es solamente ante la pérdida del pene, sino, que lo que se toma en cuenta, es casi cualquier pérdida. Parece que esta nueva concepción de la angustia, nos lleva a pensar que la angustia es la reacción frente a una perdida.  Pero pensarlo así, trae aparejada una dificultad, ¿qué diferencia  hay entre la angustia y el duelo?, porque sabemos que el duelo es el afecto que debería aparecer frente a la perdida, y Freud lo deja como una incógnita, no le da solución, hasta muchas páginas después, donde dice en uno de los apéndices al texto, que, lo que se pone en juego, es que, hay que diferenciar la pérdida del objeto, del peligro ante la posibilidad de perder el objeto. La angustia es la reacción frente al peligro de perder, no ante la pérdida consumada.

La pérdida consumada provoca duelo. Cualquier que haya cuidado, por ejemplo, a un ser querido durante una enfermedad mortal, sabe que la angustia aparece como un estado previo a la muerte. Después de la muerte lo que hay es duelo, incluso alivio. Quieren ver un ejemplo más simple, en los pasillos de la facultad, ante un examen notarán que hay angustia, una vez que está el bochazo, lo que hay es resignación, pero no angustia, eso que a veces se escucha, “sea lo que sea pero que pase”, ocurre porque es mejor soportar el duelo que la angustia.

Y dice Freud, que la primera vivencia de angustia, la del nacimiento, se experimento a partir de la separación de la madre, podría equipararse a la castración de la madre.

No podemos dejar pasar esta frase así nomás, hemos dicho que la angustia requiere de la existencia de un yo, y en el nacimiento no hay ningún yo. El feto enteramente narcisista[1], homeostático, sólo puede notar una enorme perturbación en la economía de su libido narcisista, pero no puede haber angustia, pues no hay yo.

Entonces, el niño no puede experimentar la separación de la madre, porque la madre no constituye ningún objeto para él, es más, piensen que el niño, recién en la fase oral comienza a constituir un objeto que es el pecho, ni siquiera la madre, porque el pecho es de la boca y no de la madre, las madres lo saben muy bien cuando dicen ‘’soy una teta’’

En el capítulo 8 de “inhibición, Síntoma y angustia” va a intentar definir que es la angustia, de hecho la conferencia la empezamos por ahí, porque la definición que habíamos dado de angustia en el comienzo, correspondía a este capítulo 8.

Ahora, recuerden que teníamos, incremento de la excitación, descarga por las vías especificas del corazón y los pulmones y percepción psicológica de esta descarga por parte del yo.

Ahora dice Freud, una vivencia específica de esta índole, que reúne al menos dos de estas condiciones (incremento y descarga), es el trauma del nacimiento. Ahora no dice, como en la conferencia 25, “vivencia del nacimiento”, dice, “trauma del nacimiento”. Trauma quiere decir que el nivel de excitación sobrepasó el umbral, que se rompió la membrana estímulo. Piensen que el aparato psíquico del nacimiento, si existe, está muy poco desarrollado, y por lo tanto el incremento de la tensión tiene que romper el umbral con facilidad. Seguramente en la salida del útero, se provocan cambios en el organismo que deben ser muy difíciles de tolerar, un cambio repentino de temperatura, de presión, porque la presión atmosférica no es la misma que la intrauterina, la alimentación que era permanente por la vía de la placenta, ahora es según el capricho materno. Por lo tanto lo que tenemos en el nacimiento es una afluencia de estímulos que tienen que ser necesariamente displacenteros, si no fuera así, el niño no se la pasaría llorando.

Gráficamente hablando, tenemos el mismo esquema de descarga automática como en las neurosis actuales.

Entonces vemos que con facilidad  se rompe el umbral y hay una descarga, pero esta descarga no tenemos derecho a llamarla angustia, porque no hay un yo que la perciba psicológicamente, aquí tenemos la huella, la marca de origen. Y aquí, la descarga fue eficaz para prevenirse de un  peligro mortal, que como habíamos dicho, es el envenenamiento de la sangre por falta de oxígeno, entonces se trata, del peligro de muerte

Lo interesante es ahora analizar cada uno de los posteriores peligros que aparecen, y cómo reacciona el yo frente a ellos. Si nos metemos con la fase oral, Freud dice, ahora la madre resulta para el niño, el sustituto de la situación fetal biológica, un sustituto totalmente imperfecto, salvo que la madre lo atornille a la teta, cosa que afortunadamente no puede hacer, en el mejor de los casos.

Y dice Freud, lo que ahora, el yo valora como peligro es el  incremento de la tensión de la necesidad frente a la cual es impotente, piensen que el ser humano es excesivamente prematuro y requiere de este Otro para satisfacer sus necesidades. Y  apenas comienza a producirse el incremento, se despierta la huella del incremento anterior, la que dejo el trauma del nacimiento. Y como en la fase oral si hay un yo incipiente, este comienza aquí, a valorar como peligro la ausencia de la madre, la pérdida del objeto, el niño sabe que ella satisface sus necesidades sin dilación. Y dice Freud, antes de que se alcance la situación económica temida, antes de que alcance el umbral traumático, comienza a descargar, ¡adivinen en dónde! Dice, sobre la musculatura respiratoria bocal. El niño hambriento, llora y patalea, esa descarga se dirige al llanto, igual que en la angustia, se acelera el ritmo cardiaco y se produce la dificultad respiratoria. Por lo tanto lo que acá tenemos, es una angustia, pero es una angustia que no viene del desborde traumático, sino que es una angustia que esta antes de eso, antes de que el niño muera de hambre, ya produce la angustia. Por lo tanto esa angustia, merece el nombre de angustia señal. Señala que la ausencia de la madre es peligrosa y afortunadamente el niño llora, ¿por qué? Porque de esta manera la madre se entera, la madre o su sustituto, se entera de que el niño tiene una necesidad y viene a calmarlo.

Vean el siguiente gráfico, y quiero que vean que esta línea es un poco mas aplastada, el incremento es más lento, no es traumático, despierta la analogía con este incremento que hubo del trauma del nacimiento, se revive la huella y se despierta nuevamente el incremento, pero sin alcanzar el umbral traumático. Aquí el incremento más lento, no alcanza el umbral traumático, y descarga lentamente en forma angustia señal.

El niño a lo mejor llora porque la necesidad era el hambre y viene la madre, y se le ocurre que tiene frió y lo abriga, y se muere de calor, pobre. Así la madre,[2] no puede darle al niño el verdadero objeto de la necesidad, pues ella no sabe cuál es, en consecuencia, sólo le da la sombra del objeto, le da palabras: “ya va, ya va”; “espera que termine la novela y te doy”; etc. Así queda demostrado que existe un desarreglo original entre el sujeto y el Otro.

Descarga Articulo en Word

[1] Se refiere al narcisismo primario, que no es un narcisismo del yo. El narcisismo del yo, es siempre secundario.

 

[2] No se trata de la persona de la madre, sino de su función

SEGUIR LEYENDO

Etiquetas

Deja tu comentario Facebook

Deja tu Comentario


29 julio, 2014 18:59

Myle Cirus & Justin Bieber 2014 Love Tour LATINOAMERICA

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

23 noviembre, 2011 19:42

La Falicización de la Vagina

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

30 julio, 2011 16:57

Complejo de Edipo, Reflexiones

Otras Noticias

  • CognitivaTerapias "Psi" La Terapia Cognitiva (II parte)

    La Terapia Cognitiva (II parte)

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte II (Introducción a la terapia cognitiva) Resumen: La técnica Cognitiva: Los modelos cognitivos, más allá de sus diferencias epistemológicas o teóricas, conciben al hombre como un constructor de significados. La mayor parte de los recursos cognitivos –los recursos mentales con los que logramos comprender la realidad- no son innatos, sino que se construyen. La mayor parte de esta construcción se da en la infancia, pero es una tarea en constante desarrollo a lo … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaDSM-IVPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria

    Otros Trastornos de la Conducta Alimentaria

    El Trastorno por ingesta compulsiva (denominado “binge eating”) se caracteriza por atracones recurrentes, en ausencia de la conducta compensatoria inapropiada típica de la bulimia nerviosa. El Video a continuación es un impactante ejemplar de esto:… [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis

    Reparaciones sinthomáticas y no sinthomáticas

    El sinthome es exactamente una cuarta consistencia que anuda a los tres registros una vez que Lacan propone al cuarto nudo como irreductible. Justamente su condición de cuarto nudo, de cuarto anillo que enlaza a los tres restantes, es aquello que distingue al sinthome de la letra de goce del síntoma, toda vez que esta, como hemos visto, no es un cuarto nudo sino, en cambio apertura de lo simbólico sobre lo real: no una cuarta cuerda, sino un avance de un registro sobre otro…entre simbólico y real…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psyko PatologiasTerapias "Psi"Toxicomanía Tratamiento en Adicciones

    Tratamiento en Adicciones

    Son pacientes que presentan asimismo graves trastornos en la esfera sexual. El estilo de su sexualidad, mas allá de la búsqueda del placer por efecto de la elación toxica, denuncia el predominio de las pulsiones parciales y una actividad erótica con prevalencia de determinadas zonas erógenas. La actividad sexual genital puede estar postergada, inhibida o directamente anulada…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Demencia PrecozEsquizofreniaParanoiaPsicosisPsiquiatríaPsyko Patologias Semiología y Nosologías Psiquiatricas: II Parte: Paranoia y/o Delirios Crónicos

    Semiología y Nosologías Psiquiatricas: II Parte: Paranoia y/o Delirios Crónicos

    Kraepelin fue alumno de Wundt y a partir de la psicología experimental concebirá a la psicopatología como una patología de las funciones psicológicas normales, describiendo a partir de las funciones del sujeto normal, sus desviaciones. Kraepelin divide a las enfermedades mentales en 13 categorías. … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo Psicología Gore: Un caso Clínico Paradigmático (II parte)

    Psicología Gore: Un caso Clínico Paradigmático (II parte)

    La ética de Montesinos Para construir hipótesis factibles en la explicación dinámica y estructural inconsciente de Montesinos, requerimos primero exponer algunos parámetros en la teoría psicoanalítica sobre las perversiones, aunque ello nos demande más espacio que el esperado destinado a nuestro desarrollo final. Es ya un hecho corrientemente aceptado en Occidente la existencia de la actividad sexual infantil. Para Freud, la sexualidad infantil de la cual deriva la adulta definitiva es polimorfa y perversa. El cuerpo infantil es inicialmente cargado … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaHisteriaPsicoanálisisPsyko Patologias La trama del síntoma y el inconsciente: IX parte

    La trama del síntoma y el inconsciente: IX parte

    Schejtman, F.: “La trama del síntoma y el inconsciente” 2ª. ed. Buenos Aires: Del Bucle, 2006. La intervención analítica en Anorexias y Bulimias El manejo de la transferencia que no es Interpretación: En Puntualizaciones sobre el amor de transferencia, Freud advierte al psicoanalista novel que acaso tema al comienzo como interpretar las ocurrencias del paciente y traducir lo reprimido, pero de lo que realmente debería temer, es como hacer, para manejar la transferencia, una vez instalada. En ¿Pueden los legos … [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurociencias No todo es espejo

    No todo es espejo

    Aquí le presentamos otro punto de vista teórico sobre las neuronas espejo. El autor del escrito es anónimo pero nos dejo su minuta curricular: Licenciado en Ciencias Químicas (UGR, 1989) y Master en Neurociencia y Biología del comportamiento (UPO, 2006). Se gana la vida como directivo de una web “Experientia docet”…. [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaPsiquiatríaPsyko PatologiasTerapias "Psi"Trastornos de Ansiedad Ataque de Pánico, Trastorno de Pánico

    Ataque de Pánico, Trastorno de Pánico

    El trastorno de pánico es una patología bastante común que se da en gente joven, particularmente mujeres. Consiste en haber padecido no menos de dos ataques de pánico en el curso de un mes y a partir de estas experiencias tener un temor contante de sufrir nuevos ataques. Los ataques han aparecido, aparentemente, “de la nada”. … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko Patologias Mas Allá del Principio de Placer (VII parte)

    Mas Allá del Principio de Placer (VII parte)

    Juan Carlos Cosentino: “Capítulo IV de Mas allá del principio de placer” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992. Resumen: La protección antiestimulo: los sueños traumáticos Freud destaca para la neurosis traumática dos rasgos: el centro de gravedad de la causación se sitúa en el factor de la sorpresa, en el terror (es necesario sorpresa y consecuentemente terror para que se produzca una … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Pulsion y Deseo en la obra de Freud: III parte

    Pulsion y Deseo en la obra de Freud: III parte

    PULSIÓN Y DESEO EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia Dictada el 3 de octubre de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Hasta acá la primer etapa de Freud acerca del concepto de deseo. El deseo en psicoanálisis no se trata del anhelo, sino de un deseo articulado. De un deseo cuya función es dar vueltas, desplazarse. (Tenemos tres flechas en el esquema, del aparato psíquico). Lacan va a decir que el deseo es metonímico. Está entre las murallas significantes, … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaParanoiaPsicosisPsiquiatríaPsyko Patologias

    Semiología y Nosologías Psiquiatricas: I parte

    El tratamiento, fiel a la concepción de las sensaciones, surge a partir de la idea de encerrar al sujeto que estaba loco para evitar cualquier sensación que pudiese tener influencia sobre el enfermo. La primera idea de Pinel es aislarlo del medio ambiente y someterlo a una disciplina severa y paternal para cambiar el círculo vicioso de sus ideas. Este método se denomino “Tratamiento moral”…. [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo

    La elaboración Lacaniana de “La Perversión”: II parte

    En el masoquismo, el sujeto, de manera manifiesta, se hace objeto para servir de instrumento al goce del Otro. La satisfacción masoquista se produce cuando aparece el gesto de goce en el otro semejante, (supuesto amo atado al guion del masoquista), que lee como signo del goce del Otro. Pero ese goce esta en el fantasma del perverso, no necesariamente en el otro. Por eso debe simular muy bien, de lo contrario el acto perverso queda frustro…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psyko PatologiasTerapias "Psi"Toxicomanía

    Tratamiento y Prevención en Adicciones

    El toxicómano llega a una institución en una situación crítica, de urgencia. Viene con la idea de curarse, pero esto no es una demanda real, porque cuando pasa la urgencia, aparece la ausencia de droga, y detrás de esto: la carencia arcaica. La ausencia lleva nuevamente a la intoxicación que le permita sobrellevar esta situación de desamparo y desvalimiento frente al dolor…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (II parte)

    ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (II parte)

    Fiorini, Héctor y otros: “¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica?”, en Psicoanálisis, focos y aperturas, Psicolibros, Montevideo, 2001. Apuntes del Texto: Actitudes negativas del terapeuta para un buen desarrollo del proceso analítico: En este punto es necesario señalar los riegos de ser un terapeuta cerrado. Y creo bueno tener presente un trabajo de J. Haley muy aplicable cuando el analista queda absorbido por una teoría y no está abierto a su experiencia con los pacientes. Algunos riesgos en las … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaParanoiaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias La clinica de Las Psicosis: II parte

    La clinica de Las Psicosis: II parte

    Las alucinaciones psicomotrices verbales pueden ser verbales sin ser auditivas, sin ser audibles tampoco. A veces el enfermo escucha voces, pero de adentro del cuerpo, no de afuera, en una suerte de “emancipación del lenguaje interior”. Por otra parte, las alucinaciones auditivas pueden serlo pero como en eco de la actividad del pensamiento…. [SEGUIR LEYENDO]

  • HisteriaPsicoanálisisPsyko Patologias Lecciones de introducción al psicoanálisis: IV parte

    Lecciones de introducción al psicoanálisis: IV parte

    IV. El sueño y la realización del deseo. El deseo es articulación. El tercero deseante y la “pareja” de la histérica. Dora, Isabel de R. Masotta, O.: “Lecciones de introducción al psicoanálisis” Ed. Gedisa, Barcelona, 2006.  El significante define el límite del campo mismo del psicoanálisis como practica. Aquí quien habla no emite lo que dice: quien habla es el inconsciente. En el lapsus el sujeto recibe un mensaje que proviene de otro lugar (o del lugar del Otro); esas … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Peter Blos: Psicoanálisis de la Adolescencia

    Peter Blos: Psicoanálisis de la Adolescencia

    La Adolescencia tardía se ha vuelto un problema social y cultural que cada familia debe soportar puertas adentro. Existen muchos jóvenes adultos que promedian los 25 – 35 años, que aún no se han ido de las casas de sus padres, dado que la renta y los gastos se vuelven imposibles de pagar en épocas de plena inflación. ¿Excusa, Comodidad, falta de iniciativa a la salida…? Algunos Interrogantes desde la óptica del Psicoanálisis… [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisVoyeurismo

    Cine y Psicoanálisis

    A partir de la conjunción entre cine y psicoanálisis se analizan los alcances de la posición inevitablemente voyeurista del espectador cinematográfico y su relación con la crítica feminista. Desde una perspectiva lacaniana se atiende a la función de la imagen tanto en la intrincada relación mirada – productor y espectador, como en la discusión de lo que se conoce como el régimen especular del cine. Tras estas re-visiones teórico-estéticas se abordan -finalmente- las construcciones de las fantasías en el film noir de los 90′…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasTrastornos Narcisistas No Psicoticos Patologías basadas en el Déficit (I parte)

    Patologías basadas en el Déficit (I parte)

    Killingmo, Bjorn: “Conflicto y déficit – Implicancias para la técnica” en Libro anual de psicoanálisis del Int. J. Psychoanalysis, vol. 70,Londres, 1989, pág. 111-126. Apuntes del texto. Introducción: En el psicoanálisis tradicional, la psicopatología es conceptualizada en términos de conflicto intersistémico. Esto implica diferentes patrones de oposición entre los tres sistemas estructurales de la personalidad –ello, yo, superyó- y la realidad. Además, la formula principal de la evolución patológica es la siguiente: deseo pulsional edipico – represión – regresión – formación … [SEGUIR LEYENDO]

  • FetichismoPerversiónPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias Fetichismo

    Fetichismo

    Así como la forclusión no es un mecanismo especifico de la psicosis, la forclusión en general, sino la forclusión del significante del nombre del padre, del mismo modo, la Verleugnung no es el mecanismo especifico del fetichismo, en general, sino la Verleugnung de la castración materna. El mecanismo de la Verleugnung está vinculado en el ultimo Freud con la escisión del yo…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-Bulimia La Guía rápida de SyP para detectar los comienzos de una posible Anorexia-Bulimia

    La Guía rápida de SyP para detectar los comienzos de una posible Anorexia-Bulimia

    Antes de que una anorexia o bulimia se desencadene hay muchos indicios que nos permiten bosquejar el cuadro psicológico previo al desencadenamiento franco. Les dejamos un guía rápida de detección de indices pre-sintomáticos generales de ambos cuadros clinicos. … [SEGUIR LEYENDO]

  • FetichismoFobiaPerversiónPsicoanálisisPsyko Patologias Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XVI parte

    Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XVI parte

      Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. XIV. Juanito: Una llamada al Padre El objeto fóbico no es uno, son muchos. Tiende, mediante una especie de difusión, a pluralizarse siguiendo, podríamos decir, la líneas de una inducción significante, también podríamos decir simbólica, ya que entendemos lo simbólico en función del significante. En general parece que la fobia tiende a extenderse, como se ve, a los transportes en general, incluyendo los trenes … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaPsyko Patologias Trastornos Fóbicos: Agorafobia, Fobias Sociales, Fobias específicas y Trastorno de Ansiedad Generalizada

    Trastornos Fóbicos: Agorafobia, Fobias Sociales, Fobias específicas y Trastorno de Ansiedad Generalizada

    Vallejo Ruiloba, J. y Gastó Ferrer, C.: “Trastornos afectivos: Ansiedad y depresión”. Parte 1: Ansiedad (Cap. 2, 3 y 4). Parte 2: Depresión (cap. 12, 13 y 19). Editorial Masson. España. Trastornos Fóbicos: Las fobias son miedos que se consideran patológicos en función de su intensidad y anacronismo. Marks (1969) sistematizo el estudio y la clasificación de las fóbicas, destacando cuatro características definitorias que las distinguían del resto de los miedos normales: El miedo era desproporcionado a la situación que … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis

    El Inconsciente es La Realidad Sexual

    Cada satisfacción de la pulsión deja al sujeto, a pesar de la misma, en una falta. Esta insatisfacción, esta falta, provoca que se reactualice de forma permanente la trampa imaginaria de intentar encontrar a través del objeto metonímico el objeto perdido al que se apunta a través de él. Por eso la metonimia del deseo conlleva una falta fundamental, la pérdida de la cosa en el objeto…. [SEGUIR LEYENDO]