SyP Jueves, 24 de Abril
30 diciembre, 2010 21:40 Imprimir

La Angustia en la obra de Freud: VIII parte

LA ANGUSTIA EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD

(Conferencia dictada el 7 de Junio de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor)

Falsos Profetas. La entrada de la Apocalipsis

Ahora vamos a ampliar un poco esto, y lo que les voy a decir no es un peligro ante el superyó, sino, lo que dice Freud, ante la pérdida de amor del Superyó. Este tema no lo puedo ampliar ahora, va ser el objeto de la próxima conferencia, el tema del superyo, pero lo que voy a decir por ahora, es que el temor a la perdida de amor en el  superyo, es que el superyo se vuelva obsceno y feroz, y se ponga a exigir la satisfacción de la pulsión. El superyó, se podría decir, está dentro del freezer, cuando por ejemplo, ustedes quieren hacer dieta. El superyó, les habla desde el pote de helado, y les dice ¡comete el kilo entero! Es a eso, a esa exigencia superyoica, a lo que el yo le tiene miedo, y ante lo que reacciona con angustia.

Y dice Freud, que en el caso de la mujer, la angustia de castración no existe, puesto que ella no tiene que tener ninguna angustia de castración, pues no tiene nada que perder, entonces sustituye para la mujer, la angustia de castración, es una angustia frente al peligro de perder el amor de objeto, lo que ella valora como peligro es que no la quieran.

Ahora bien, en la página 135 del texto “inhibición, Síntoma y angustia”, la idea que expresa Freud, es que la histeria esta directamente emparentada con la feminidad y la neurosis objetiva con la masculinidad. Y si bien sabemos que no es así en todos los casos, sabemos por la experiencia clínica, que son raros los casos de histeria masculina y neurosis objetiva femenina.

Entonces tenemos, peligro de la pérdida del pecho, de las heces, del pene, peligro de muerte, la pérdida del amor del superyo y peligro ante la pérdida de amor de objeto.

Entonces dice Freud, pareciera ser que la angustia, no es solamente ante la pérdida del pene, sino, que lo que se toma en cuenta, es casi cualquier pérdida. Parece que esta nueva concepción de la angustia, nos lleva a pensar que la angustia es la reacción frente a una perdida.  Pero pensarlo así, trae aparejada una dificultad, ¿qué diferencia  hay entre la angustia y el duelo?, porque sabemos que el duelo es el afecto que debería aparecer frente a la perdida, y Freud lo deja como una incógnita, no le da solución, hasta muchas páginas después, donde dice en uno de los apéndices al texto, que, lo que se pone en juego, es que, hay que diferenciar la pérdida del objeto, del peligro ante la posibilidad de perder el objeto. La angustia es la reacción frente al peligro de perder, no ante la pérdida consumada.

La pérdida consumada provoca duelo. Cualquier que haya cuidado, por ejemplo, a un ser querido durante una enfermedad mortal, sabe que la angustia aparece como un estado previo a la muerte. Después de la muerte lo que hay es duelo, incluso alivio. Quieren ver un ejemplo más simple, en los pasillos de la facultad, ante un examen notarán que hay angustia, una vez que está el bochazo, lo que hay es resignación, pero no angustia, eso que a veces se escucha, “sea lo que sea pero que pase”, ocurre porque es mejor soportar el duelo que la angustia.

Y dice Freud, que la primera vivencia de angustia, la del nacimiento, se experimento a partir de la separación de la madre, podría equipararse a la castración de la madre.

No podemos dejar pasar esta frase así nomás, hemos dicho que la angustia requiere de la existencia de un yo, y en el nacimiento no hay ningún yo. El feto enteramente narcisista[1], homeostático, sólo puede notar una enorme perturbación en la economía de su libido narcisista, pero no puede haber angustia, pues no hay yo.

Entonces, el niño no puede experimentar la separación de la madre, porque la madre no constituye ningún objeto para él, es más, piensen que el niño, recién en la fase oral comienza a constituir un objeto que es el pecho, ni siquiera la madre, porque el pecho es de la boca y no de la madre, las madres lo saben muy bien cuando dicen ‘’soy una teta’’

En el capítulo 8 de “inhibición, Síntoma y angustia” va a intentar definir que es la angustia, de hecho la conferencia la empezamos por ahí, porque la definición que habíamos dado de angustia en el comienzo, correspondía a este capítulo 8.

Ahora, recuerden que teníamos, incremento de la excitación, descarga por las vías especificas del corazón y los pulmones y percepción psicológica de esta descarga por parte del yo.

Ahora dice Freud, una vivencia específica de esta índole, que reúne al menos dos de estas condiciones (incremento y descarga), es el trauma del nacimiento. Ahora no dice, como en la conferencia 25, “vivencia del nacimiento”, dice, “trauma del nacimiento”. Trauma quiere decir que el nivel de excitación sobrepasó el umbral, que se rompió la membrana estímulo. Piensen que el aparato psíquico del nacimiento, si existe, está muy poco desarrollado, y por lo tanto el incremento de la tensión tiene que romper el umbral con facilidad. Seguramente en la salida del útero, se provocan cambios en el organismo que deben ser muy difíciles de tolerar, un cambio repentino de temperatura, de presión, porque la presión atmosférica no es la misma que la intrauterina, la alimentación que era permanente por la vía de la placenta, ahora es según el capricho materno. Por lo tanto lo que tenemos en el nacimiento es una afluencia de estímulos que tienen que ser necesariamente displacenteros, si no fuera así, el niño no se la pasaría llorando.

Gráficamente hablando, tenemos el mismo esquema de descarga automática como en las neurosis actuales.

Entonces vemos que con facilidad  se rompe el umbral y hay una descarga, pero esta descarga no tenemos derecho a llamarla angustia, porque no hay un yo que la perciba psicológicamente, aquí tenemos la huella, la marca de origen. Y aquí, la descarga fue eficaz para prevenirse de un  peligro mortal, que como habíamos dicho, es el envenenamiento de la sangre por falta de oxígeno, entonces se trata, del peligro de muerte

Lo interesante es ahora analizar cada uno de los posteriores peligros que aparecen, y cómo reacciona el yo frente a ellos. Si nos metemos con la fase oral, Freud dice, ahora la madre resulta para el niño, el sustituto de la situación fetal biológica, un sustituto totalmente imperfecto, salvo que la madre lo atornille a la teta, cosa que afortunadamente no puede hacer, en el mejor de los casos.

Y dice Freud, lo que ahora, el yo valora como peligro es el  incremento de la tensión de la necesidad frente a la cual es impotente, piensen que el ser humano es excesivamente prematuro y requiere de este Otro para satisfacer sus necesidades. Y  apenas comienza a producirse el incremento, se despierta la huella del incremento anterior, la que dejo el trauma del nacimiento. Y como en la fase oral si hay un yo incipiente, este comienza aquí, a valorar como peligro la ausencia de la madre, la pérdida del objeto, el niño sabe que ella satisface sus necesidades sin dilación. Y dice Freud, antes de que se alcance la situación económica temida, antes de que alcance el umbral traumático, comienza a descargar, ¡adivinen en dónde! Dice, sobre la musculatura respiratoria bocal. El niño hambriento, llora y patalea, esa descarga se dirige al llanto, igual que en la angustia, se acelera el ritmo cardiaco y se produce la dificultad respiratoria. Por lo tanto lo que acá tenemos, es una angustia, pero es una angustia que no viene del desborde traumático, sino que es una angustia que esta antes de eso, antes de que el niño muera de hambre, ya produce la angustia. Por lo tanto esa angustia, merece el nombre de angustia señal. Señala que la ausencia de la madre es peligrosa y afortunadamente el niño llora, ¿por qué? Porque de esta manera la madre se entera, la madre o su sustituto, se entera de que el niño tiene una necesidad y viene a calmarlo.

Vean el siguiente gráfico, y quiero que vean que esta línea es un poco mas aplastada, el incremento es más lento, no es traumático, despierta la analogía con este incremento que hubo del trauma del nacimiento, se revive la huella y se despierta nuevamente el incremento, pero sin alcanzar el umbral traumático. Aquí el incremento más lento, no alcanza el umbral traumático, y descarga lentamente en forma angustia señal.

El niño a lo mejor llora porque la necesidad era el hambre y viene la madre, y se le ocurre que tiene frió y lo abriga, y se muere de calor, pobre. Así la madre,[2] no puede darle al niño el verdadero objeto de la necesidad, pues ella no sabe cuál es, en consecuencia, sólo le da la sombra del objeto, le da palabras: “ya va, ya va”; “espera que termine la novela y te doy”; etc. Así queda demostrado que existe un desarreglo original entre el sujeto y el Otro.

Descarga Articulo en Word

[1] Se refiere al narcisismo primario, que no es un narcisismo del yo. El narcisismo del yo, es siempre secundario.

 

[2] No se trata de la persona de la madre, sino de su función

SEGUIR LEYENDO

Etiquetas

Deja tu comentario Facebook

Deja tu Comentario


17 febrero, 2013 21:18

David Lynch Psychoanálisis / Twin Peaks: Fire, walk with me

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

23 noviembre, 2011 19:42

La Falicización de la Vagina

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

30 julio, 2011 16:57

Complejo de Edipo, Reflexiones

29 julio, 2011 14:09

Epidemiología y Psicoanálisis

Otras Noticias

  • FobiaHisteriaHisteria de AngustiaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsicosomáticaPsyko PatologiasTrastornos Narcisistas No Psicoticos Diccionario de psicoanálisis: Neurosis, Neurosis de transferencia, Neurosis actuales, Neurosis narcisistas y Neurosis traumáticas

    Diccionario de psicoanálisis: Neurosis, Neurosis de transferencia, Neurosis actuales, Neurosis narcisistas y Neurosis traumáticas

    Laplanche, J. y Pontalis, J. B., 1982. Apartados “Neurosis”, “Neurosis de transferencia”, “Neurosis actuales”, “Neurosis narcisistas” y “Neurosis traumáticas”, Diccionario de psicoanálisis, Barcelona, Labor. NEUROSIS: Afección psicógena cuyos sintomas son la expresión simbólica de un conflicto psíquico que tiene sus raíces en la historia infantil del sujeto y constituyen compromisos entre el deseo y la defensa. La extensión del concepto de neurosis ha variado; actualmente el término, cuando se utiliza solo, tiende a reservarse a aquellas formas clínicas que pueden … [SEGUIR LEYENDO]

  • MasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo La Ley del Psicópata

    La Ley del Psicópata

    EL PSICÓPATA Y EL NOMBRE DEL PADRE Roberto Mazzuca Comenzaré mi trabajo delimitando los dos términos que componen su título: “psicópata” y “nombre del padre”. La categoría clínica de la psicopatía En nuestros sucesivos encuentros, hemos tenido la oportunidad de cotejar distintas maneras de definir al psicópata y verificar que la definición de esta categoría clínica no es unívoca sino heterogénea. Dentro de sus amplios márgenes, sin embargo, hemos acordado en la necesidad de distinguir por lo menos dos tipos … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (I parte)

    ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (I parte)

    Fiorini, Héctor y otros: “¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica?”, en Psicoanálisis, focos y aperturas, Psicolibros, Montevideo, 2001.   Apuntes del Texto:   Características fundamentales de una buena terapia psicoanalítica: Una buena psicoterapia transcurre en un contrato de trabajo compartido por las partes, no impuesto por una de las partes a la otra, sino en un contrato que las partes comparten, sujeto a revisión. Es decir, la buena psicoterapia es una libre contratación. El paciente debe poder entrar y … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía Elaboración de la Toxicomanía

    Elaboración de la Toxicomanía

    Con la droga se genera un círculo vicioso. Calma la tensión momentáneamente, negando las exigencias de la realidad, evita la angustia, pero el depender de la sustancia lo somete a esa realidad, pasa a ser un esclavo de aquello que pretendió dominar. Progresivamente en su dependencia la ausencia de droga se vive en sí misma como desorganizante y angustiosa con lo cual se refuerza, vía la abstinencia y la tolerancia, la dependencia física y psíquica…. [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo La Vuelta del “Fetiche Negro”

    La Vuelta del “Fetiche Negro”

    Cortesía de: “Viejo Putito” (contacto: http://www.facebook.com/viejoputito) Mensaje que nos pidió colocar el autor al principio del texto a modo de advertencia: “Esto te lo dedico a vos Noemi Sirota y Helga Fernandez. Nombre de viejas mal cogidas tenían que tener! Manga de Putitas peteras del tiempo de porcell Viejas Mediocres de Mierda chupa pijas de balvanera! Porque no se censuran el orto con un tapón de corcho y se inflan como pedo de buzo! Yo participe de esa clase y acá estan mis notas! de mi … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Un recorrido por la Obra de Freud, Winnicott y Lacan

    Un recorrido por la Obra de Freud, Winnicott y Lacan

    Fiorini, Héctor: “Introducción”, en El campo teórico y clínico de las Psicoterapias Psicoanalíticas, Buenos Aires, Editorial Tekné, 1987. Introducción: Una definición en sentido amplio de “Psicoterapia” es propuesta en el Diccionario de Psicoanálisis de Laplanche y Pontalis, que abarca todo método de tratamiento de desórdenes psíquicos que utiliza medios psicológicos para su actividad, incluyendo así también al psicoanálisis, como una forma de psicoterapia. Freud: La obra de Freud va a recorrer varias etapas en la creación de una teoría sobre … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia – Bulimia: Parte I

    Anorexia – Bulimia: Parte I

    Introducción a la Anorexia-Bulimia: Parrafos seleccionados del libro de Recalcati, M., La última cena: Anorexia y Bulimia. Ediciones del Cifrado, Bs. As. 2004. En el tratamiento de las anorexias se perfila un uso diverso del psicoanálisis. Un uso que acentúa no tanto el valor semántico de la interpretación sino la necesidad de un tratamiento preliminar del goce, la centralidad del acto analítico y lo crucial del tratamiento de la demanda. Podríamos pensar que la anorexia como la bulimia consiste en mostrar, … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisVoyeurismo

    Cine y Psicoanálisis

    A partir de la conjunción entre cine y psicoanálisis se analizan los alcances de la posición inevitablemente voyeurista del espectador cinematográfico y su relación con la crítica feminista. Desde una perspectiva lacaniana se atiende a la función de la imagen tanto en la intrincada relación mirada – productor y espectador, como en la discusión de lo que se conoce como el régimen especular del cine. Tras estas re-visiones teórico-estéticas se abordan -finalmente- las construcciones de las fantasías en el film noir de los 90′…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Demencia PrecozEsquizofreniaParanoiaPsicosisPsiquiatríaPsyko Patologias Psiquiatría Clásica: La Demencia Precoz (o esquizofrenia) III parte

    Psiquiatría Clásica: La Demencia Precoz (o esquizofrenia) III parte

    Kraepelin, E: ‘La demencia precoz’.  Cap. I (Demencia precoz) y Cap. II (Síntomas Psíquicos) – pág. 7 a 85 – Editorial Polemos, 1996. Resumen:   Definición: La demencia precoz consiste en una serie de estados, cuya característica común es una destrucción peculiar de las conexiones internas de la personalidad psíquica. Los efectos de este daño predominan en las esferas emocional y volitiva de la vida mental.   Síntomas Psíquicos: Debilitamiento del impulso volitivo: manifestaciones mórbidas en el terreno del trabajo y … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis

    Reparaciones sinthomáticas y no sinthomáticas

    El sinthome es exactamente una cuarta consistencia que anuda a los tres registros una vez que Lacan propone al cuarto nudo como irreductible. Justamente su condición de cuarto nudo, de cuarto anillo que enlaza a los tres restantes, es aquello que distingue al sinthome de la letra de goce del síntoma, toda vez que esta, como hemos visto, no es un cuarto nudo sino, en cambio apertura de lo simbólico sobre lo real: no una cuarta cuerda, sino un avance de un registro sobre otro…entre simbólico y real…. [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteriaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias Las Neuropsicosis de Defensa: I parte: Histeria – Neurosis Obsesiva

    Las Neuropsicosis de Defensa: I parte: Histeria – Neurosis Obsesiva

    De este modo, aunque la etiología especifica de la neurosis obsesiva se caracteriza por los rasgos de la actividad y el placer, por las experiencias sexuales infantiles en que el sujeto es el seductor, debemos suponer necesariamente un momento anterior en que el sujeto es seducido, su función es pasiva y la experiencia traumática… [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Mas allá del principio de placer (I parte)

    Mas allá del principio de placer (I parte)

    Juan Carlos Cosentino: Capitulo I de Mas allá del principio de placer en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Centro de Estudiantes de Psicología (UBA) Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992. Resumen: Una primera definición que Freud da sobre el principio de constancia (1893): “si un ser humano experimenta una impresión psíquica en su sistema nervioso, se acrecienta algo que, por el momento, llamaremos suma de excitación”. Y agrega: … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Pulsion y Deseo en la obra de Freud: II parte

    Pulsion y Deseo en la obra de Freud: II parte

    PULSIÓN Y DESEO EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia Dictada el 3 de octubre de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Les pido que desde hoy lean muchas veces, las página 557 a 559, de  La Interpretación de los Sueños, donde Freud se va a ocupar de explicar que es un deseo inconciente. Comienza preguntándose por qué el inconciente sólo puede prestar la fuerza necesaria para el cumplimiento de deseo. Por qué sólo puede aportar la fuerza y no … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Aparato Psíquico y Adolescencia

    Aparato Psíquico y Adolescencia

    Uno de los procesos más difíciles de la adolescencia es la desidealización de los padres. En la medida en que esto va ocurriendo, va quedando vacancia para aquello que el sujeto aspira. Este vacío es llenado por nuevas figuras de identificación, como ser un líder juvenil, un hermano mayor, un maestro, un par, etc…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaHisteriaMelancoliaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias Anorexia – Bulimia: Síntomas Actuales

    Anorexia – Bulimia: Síntomas Actuales

    Ancla 2. Encadenamientos y Desencadenamientos I. Revista de la Cátedra II de Psicopatología. Facultad de Psicología. Universidad de Buenos Aires. Las transformaciones del síntoma en anorexias y bulimias. Nieves Soria Dafunchio. Anorexias y bulimias como sintomas actuales: Las anorexias se presentan como un rechazo más o menos radical del objeto alimentario. Las bulimias suelen presentarse como impulsiones generalmente ligadas al fracaso del ayuno, impulsiones en cuyo horizonte más o menos inmediato encontramos la necesidad del vaciamiento, a diferencia de lo … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo

    La elaboración Lacaniana de “La Perversión”: II parte

    En el masoquismo, el sujeto, de manera manifiesta, se hace objeto para servir de instrumento al goce del Otro. La satisfacción masoquista se produce cuando aparece el gesto de goce en el otro semejante, (supuesto amo atado al guion del masoquista), que lee como signo del goce del Otro. Pero ese goce esta en el fantasma del perverso, no necesariamente en el otro. Por eso debe simular muy bien, de lo contrario el acto perverso queda frustro…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis de AngustiaPsicoanálisisPsyko Patologias Mas Allá del Principio de Placer (III parte)

    Mas Allá del Principio de Placer (III parte)

    Jorge Kahanoff: “Capitulo II de Mas allá del principio de placer: sueños traumáticos y Fort-da” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992. Resumen: De cómo se produce la curación en el análisis –una de las primeras preguntas freudianas- a cuáles son los obstáculos que aparecen en la dirección de la cura. Entonces, sueños traumáticos y el juego del Fort-da. Son historiales clínicos, son … [SEGUIR LEYENDO]

  • CienciasNeurociencias De una Copia Fiel

    De una Copia Fiel

    Copias eferentes y descargas corolarias Artículo extraido de la web: http://carmesi.wordpress.com/2011/04/13/copias-eferentes-y-descargas-corolarias/   Hace unos dias un coche que iba marcha atrás me atropelló aunque por suerte solo pasó su rueda por encima de mi pie, gracias a la intervención de un amigo que iba conmigo y logró empujarme “in extremis” salvé la rodilla de lo que amenazaba con ser un impacto seguro. Al cabo de 24 horas el pie se me puso morado por el pisotón y comenzó a dolerme (aunque no … [SEGUIR LEYENDO]

  • MasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsicosisPsyko PatologiasSadismo Suplencia perversa en un sujeto psicótico

    Suplencia perversa en un sujeto psicótico

      Suplencia perversa en un sujeto psicótico Jean-Claude Maleval Desde hace poco tiempo tienen cierto desarrollo los estudios sobre las modalidades de suplencia elaboradas por los psicóticos para remediar la forclusión del Nombre del Padre. Estos han sido suscitados por investigaciones tardías de Jacques Lacan, que en 1976 aísla la función de para-psicosis* cumplida por la escritura para James Joyce. Ahora bien, la correspondencia del escritor irlandés da testimonio de la existencia de ciertas inclinaciones perversas en su vida sexual … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introducción al psicoanálisis: III parte

    Lecciones de introducción al psicoanálisis: III parte

    Masotta, O.: “Lecciones de introducción al psicoanálisis” Ed. Gedisa, Barcelona, 2006. III. Lapsus y querer decir. Comunicación y comprensión. El significante. El chiste es modelo. Cuando Freud quiere introducir a su audiencia al concepto psicoanalítico por excelencia, el inconsciente, no lo hace hablando sin más de la represión de la sexualidad, sino que trata de mostrar las lagunas del discurso inconsciente, llama la atención más sobre fenómenos de palabras que sobre las cuestiones del sexo. Sin embargo, se lo ve: … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía La subida, la caída y el Bajón

    La subida, la caída y el Bajón

    Ser amado o no ser amado, ser hombre o mujer, es de lo que sufre el sujeto desde que el espejo se rompe. Y drogarse solo tiene sentido porque, primero en el placer y después en la dependencia, no hay más incertidumbre que en la única elección posible. Allí donde solo había incertidumbre dolorosa, hay ahora la certeza de la repetición. … [SEGUIR LEYENDO]

  • Perversión Dexter Morgan, el nuevo psicópata americano amigo de los niños

    Dexter Morgan, el nuevo psicópata americano amigo de los niños

    La serie Dexter a nosotros, colegas psicólogos, nos interesa de lleno porque nos ofrece un punto de vista sobre el asesino serial hasta ahora nunca encontrado, al menos por SyP. Nos enseña no sólo el ritual “obsesivo” (rasgo que acentuamos para desarmar lo de psicópata perverso) sino su vida cotidiana, sus relaciones familiares, amorosas y sociales, su trabajo y hasta sus pensamientos…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Pulsion y Deseo en la obra de Freud: V parte

    Pulsion y Deseo en la obra de Freud: V parte

    PULSIÓN Y DESEO EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 3 de octubre de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Ahora les propongo pensar la nueva definición de pulsión que da Freud en este texto. La van a encontrar en la página 36 de Más allá, siempre en la  versión de Amorrortu. “Una pulsión sería entonces un esfuerzo, inherente a lo orgánico vivo, de reproducción de un estado anterior que lo vivo debió resignar bajo el influjo de fuerzas … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introduccion al psicoanálisis: IX parte

    Lecciones de introduccion al psicoanálisis: IX parte

    Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. V. Identificaciones: En el estadio del espejo el sujeto se defiende de la atomización, de la indefensión, reprime los datos propioceptivos para alienarse en su unidad imaginaria. Se identifica a la unidad imaginaria guestáltica especular. Para Lacan esta es una matriz en la que se constituye el yo. El yo en su constitución sería el resultado de esa alienación que es defensa contra el cuerpo … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía Toxicomania y Psicoanálisis

    Toxicomania y Psicoanálisis

    Las propiedades farmacodinamicas no son condición suficiente pero sin duda necesaria para que exista toxicómano. Esa entrada en la toxicómana es el resultado de un encuentro entre la negación de la falta de objeto con la contingencia de ese real químico (flash-viaje-trance místico trascendental) que la droga provee. No es un objeto a través del cual la pulsión se satisface, es el objeto donde la satisfacción se produce, por eso es exclusivo y necesario…. [SEGUIR LEYENDO]