SyP Viernes, 25 de Abril
26 diciembre, 2010 17:37 Imprimir

Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XIV parte

Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010.

X. Deseo y Goce

 

Comercial Ala, la prueba de la blancura, censurado por apologia al Clu Clux Clan

Cuando el objeto falta porque no está indicado por el deseo del Otro es fundamental. La necesidad del Otro para que haya objeto de deseo.

Los objetos de la sexualidad aparecen generalmente como condicionados. A saber, que presentan lo que Freud llama condiciones eróticas.

Sentir deseo por una mujer elegida por el deseo de otro se explica, según Freud, por el Edipo reducido por el perjuicio del tercero. Se desea a la mujer elegida por otro para fastidiarlo, para perjudicarlo. Ya que la explicación es edipica, el perjudicado es el padre. Pero hay más que eso ya que si no está el otro hombre de por medio, la mujer no sería deseada. El deseo del tercero es aquí el que introduce el objeto y lo torna objeto del deseo (recuerda la labilidad de la pulsión respecto al objeto). Podríamos decir que este deseo del tercero es una defensa contra la labilidad de objeto de la pulsión. Si la pulsión no da el objeto, entonces, ante la posibilidad de una nada de objeto, me defiendo mirando a donde mira el otro. Y allí encuentro al objeto.

Esto nos introduce a un universo donde los objetos aparecen inducidos por deseos de otros. Pero hay algo más interesante aun; decir que se desea el objeto introducido por el deseo de un tercero, es decir que uno se identifica con el tercero. En la triangulación edipica, me enamoro de mi madre y me identifico con mi padre, que en verdad es quien desea a mi madre. O utilizo el deseo de mi padre por mi madre, para darme a mi madre como objeto sexual. Pero entonces, el polo de la identificación es el que en verdad dirige: porque su deseo hace aparecer el objeto del deseo. El objeto de la identificación coincide con el objeto de la agresión. Esto es perjuicio del tercero. El objeto del deseo no surge de la pulsión sino del deseo del Otro.

Condición erótica quiere decir las propiedades exigidas al objeto para que el objeto se torne apto para el goce. Lo importante de las condicione eróticas es el carácter compulsivo y de todo o nada de la condición. La condición determina lo que se torna apto para disparar el deseo y el goce del sujeto con respecto al objeto. Si esa condición no se da, el sujeto esta como trabado.

Displacer se interpreta por su contrario, y así el disgusto hay que interpretarlo como resultado de las barreras que el sujeto se pone para acceder a sus propios objetos de goce. Tanto disgusto como displacer son formaciones reactivas. Indican el afecto contrario al de la conducta. Las formaciones reactivas son apariciones masivas de lo reprimido a traves de su contrario. El disgusto supone placer, significa que el goce que proporcionaría la relación con el objeto esta obturado, hay una represión. Por ejemplo, el rechazo, el disgusto, la vergüenza, son afectos negativos, son deseos en forma negativa y actitudes pasivas frente al objeto. Pero la verdad del disgusto es el placer; la verdad de la vergüenza es el exhibicionismo, que es activo.

Loading ... Loading ...

El goce aparece en relación con las condiciones eróticas, porque las condiciones eróticas son las que determinan las propiedades del objeto para que el objeto se torne apto para el goce, no para el deseo. El goce es el usufructo real del objeto. Si el deseo pertenece al subjuntivo, el goce pertenece al indicativo.

El placer hay que oírlo como un principio conservador, relacionado con la homeóstasis en la relación, con el intercambio equilibrado de presiones. El placer seria que la exigencia del objeto o la tensión frente al objeto no fuera ni demasiado alta, ni demasiado baja. Podemos pensarlo como un principio conservador aristotélico, puesto que la ética de Aristóteles es una ética del término medio.

XI. Freud contra Jung

Jung construyo un sistema simbolista idealista, que trataba de describir los acontecimientos reales de la sexualidad del niño como construcciones ulteriores de la vida del adulto. Como si el adulto a posteriori inventara la sexualidad infantil, que no habría existido en realidad. El niño de Jung es un niño inocente, mientras que el niño de Freud no lo es.

En la interpretación junguiana se asciende hacia los arquetipos y la relación sexual se disuelve. En Freud, la interpretación apunta hacia la relación primitiva sexual en la triangulación edipica. La sexualidad infantil, profundamente edipica, para Freud tiene que ser real. Para Jung, son solo construcciones de los adultos.

Si veo ciertas formas y las entiendo como manifestaciones de una verdad preexistente, esto es la base de todo sistema idealista. Se trata de lo que se debería llamar el discurso del amo. El teórico detenta el saber, está cerrado, porque solo hay manifestaciones de formas ya constituidas. Se obtura la historia y la constitución de esos objetos marcados por las condiciones eróticas, los objetos del goce. No puede hacerse su historia porque no hay sexualidad infantil.

La articulación fundamental en el hombre es lo simbólico, no las formas, no los arquetipos en el sentido junguiano, sino lo simbólico como lugar donde se articula la estructura significante y nos remite a esta sexualidad articulada en relación con el falo donde lo que hay son faltas de objeto. El analista es el lugar donde el paciente deposita el saber.

Loading ... Loading ...

XII. Consecuencias de la castración

Freud hablaba de otra peculiaridad en la elección de objeto, que es la de ciertos tipos que se enamoran de prostitutas, en una preferencia por el objeto degradado moralmente; degradado en tanto apto para el goce, igual degradación que sufre el objeto cuando solo se toma una parte de él, parcialización del objeto, en el sentido de que es solo una parte del objeto lo apto para el goce.

La condición que se repite está basada en el siguiente juicio: “Si es capaz de hacerlo con un hombre, lo hace con todos. Ella no es mi madre, es una puta”. El niño se niega a aceptar que los mayores tienen relaciones sexuales. Cuando llega a aceptarlo, aun sigue sosteniendo que la madre no y, cuando acepta que la madre también, todavía es mayor la herida narcisista, porque hay otro objeto del deseo de la madre, un objeto que no es el mismo. Entonces hace ese razonamiento. Pero como la madre es modelo de toda elección ulterior de objeto, esto es determinante. Esta aparición de la madre puta cumple la condición de defender narcisisticamente al sujeto porque niega la identidad de la madre y preserva la ilusión fálica.  El objeto de goce es una consecuencia de una defensa narcisista exitosa. Esta operación constituye casi por sí misma la definición del objeto fetiche; un objeto que cumple cierta condición como modelo de elección erótica y que es además, ciertamente, un objeto en el sentido fuerte del término.

El pasaje del momento biológico al momento de la constitución libidinal del objeto, se produce por medio del apoyo o apuntalamiento de la pulsión sobre las funciones de autoconservacion. La tendencia cariñosa, apuntalada sobre el modelo del objeto de la primera dependencia, sobrevaloriza el objeto; mientras que la tendencia sexual degrada el objeto por una operación de estructura y por las propiedades de la tendencia pulsional, el objeto del deseo aparece en cierto modo como degradado. Las dos tendencias no se concilian. El objeto del deseo no se concilia con el objeto del amor. Lo que debe hacer un psicoanalista no es promover objetos de amor, sino dejar expresar los objetos del deseo. Porque los objetos del amor pueden en verdad aplastar los objetos del deseo, y es causalmente por eso que el sujeto enferma.

Loading ... Loading ...

La pulsión es siempre parcial -está siempre referida a objetos parciales-, en el sentido de que cuando aparece lo hace sobre el fondo de una caída de la función biológica, considerada como una totalidad. Las zonas erógenas son zonas de auto-contacto, que no sirven desde el punto de vista de la función biológica. Esa imagen de Freud de los labios besándose a sí mismos (chupeteo) –en el nenito, como origen de la zona erógena, como bordes que se tocan- muestra como se origina la sexualidad a partir del apoyo. Como necesariamente el objeto de la pulsión es un objeto de nada, esta pulsión que no lleva a ningún lado y que se sostiene mal, se apoya en los lugares donde nostálgicamente el cuerpo “recuerda” que hubo un objeto.

Descarga Articulo en Word
SEGUIR LEYENDO

Deja tu comentario Facebook

1 Comentario

  • Me parece muy importante el analisis que Masotta hace del deseo y del goce pero no es muy claro en la cuestion del trabajo de genero ya que el esta haciendo referencia al padre como soporte del deseo del hijo y no de la hija y esto cambia la perspectiva dl enfoque,autores como Castoriadis no plantean el edipo desde la tesis del deseoy prohibicion delhijo por la madre sino desde la perspectiva de sujeto social, la totetimacion viene a representar en este caso a un sujeto atravezado por la intitucion social o como el lo refiere por el imaginario social intituyente y no clasicamente se ha postulado.

Deja tu Comentario


17 febrero, 2013 21:18

David Lynch Psychoanálisis / Twin Peaks: Fire, walk with me

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

29 septiembre, 2011 10:19

Ensayo breve sobre La Perversión

21 septiembre, 2011 11:10

¿Como armar una Biblioteca Perversa?

Otras Noticias

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía Toxicomania y Psicoanálisis

    Toxicomania y Psicoanálisis

    Las propiedades farmacodinamicas no son condición suficiente pero sin duda necesaria para que exista toxicómano. Esa entrada en la toxicómana es el resultado de un encuentro entre la negación de la falta de objeto con la contingencia de ese real químico (flash-viaje-trance místico trascendental) que la droga provee. No es un objeto a través del cual la pulsión se satisface, es el objeto donde la satisfacción se produce, por eso es exclusivo y necesario…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lo que se espera de un Psicoanálisis

    Lo que se espera de un Psicoanálisis

    Rectificación y destitución del sujeto Dos formas del ser discernidas por el psicoanálisis Gabriel Lombardi   Se ha extendido en el ámbito psicoanalítico la expresión “rectificación subjetiva” que alguna vez empleó Jacques Lacan, posiblemente en un único texto[1]. Algunos excesos demasiado frecuentes en su aplicación invitan a revisar las condiciones en que el sujeto en cuestión – el candidato a analizante – sería rectificable, porque a menudo encontramos las siguientes coordenadas, que recuerdan circunstancias ya gastadas: el analista quiere que … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasTerapias "Psi"Trastornos Narcisistas No Psicoticos Trastorno Narcisista: Perfil clínico y Psicodinámico

    Trastorno Narcisista: Perfil clínico y Psicodinámico

    Fiorini, Héctor: “Perfil clínico y Psicodinámico del trastorno narcisista”, en Estructuras y Abordajes en Psicoterapias Psicoanalíticas, Buenos. Aires, Nueva Visión, 1998. Apuntes del texto: Las líneas tradicionales, de una psicopatología de las neurosis, de las psicosis y de las perversiones, han sido enriquecidas con estudios clínicos y psicodinámicos centrados en la indagación de formas de narcisismo patológico. Estas configuraciones han recibido, dada su diversidad, diferentes nombres: trastornos narcisistas de la personalidad, patologías de la identidad, del sí mismo (self), caracteres … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaPsicoanálisisPsyko Patologias Construcción de los conceptos Psicoanaliticos: Síntoma

    Construcción de los conceptos Psicoanaliticos: Síntoma

    Osvaldo Umérez.: Deseo – Demanda. Pulsión y Síntoma.  JVE Ediciones – Colección Psiqué, 1999, Bs. As. Segundo Seminario: “Pulsión y Síntoma” 25 y 26 de septiembre de 1998. Apuntes de la Primera Charla: Lacan dice que la droga es lo que permite romper el matrimonio con el “hace pipi”. En el Seminario XI, Lacan dice que la transferencia es la realidad sexual y que la realidad sexual es la realidad del inconsciente. La realidad sexual no tiene nada que ver … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo Fenomenología Mórbida: Ética Perversa

    Fenomenología Mórbida: Ética Perversa

    ÉTICA PERVERSA Dr. Juan José Ipar Vamos aquí a ocuparnos de algunas características de la ética que exhiben y gustan exhibir algunos sujetos perversos, así como de la manera en que su postura ética se imbrica con una suerte de doctrina de los placeres y haremos-¡cómo evitarlo!- una comparación con los sujetos neuróticos y psicóticos. Entre el placer (Lust) y el goce (Genub) La distinción entre placer y goce tal como la utilizamos hoy en día por influjo de Lacan … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía Estadio del Espejo

    Estadio del Espejo

    ¿Es posible encontrar una etiología psicológica para las toxicomanías? Creemos que el esfuerzo teórico y conceptual del artículo trata de dar mas respuestas que abrir interrogantes. Lo dejamos a criterio de nuestros colegas. Por favor, los invitamos a iniciar el debate en la sección comentarios…. [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaParanoiaPsicosisPsyko Patologias La clinica de Las Psicosis: V parte

    La clinica de Las Psicosis: V parte

    Asi se justifican los psicoanalistas: “El analista no podría aplicar una técnica sin caer en la impostura. Decir lo que podemos hacer siempre será prematuro para el analista, tanto porque su acto implica que el hacer quede del lado del analizante, como porque su acto exige que lo que es del orden del hacer solo se llegue a saber a posteriori –con lo que ello requiere de invención permanente-.”… [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias Las Neuropsicosis de Defensa: II parte: La Neurosis Obsesiva

    Las Neuropsicosis de Defensa: II parte: La Neurosis Obsesiva

    El carácter obsesivo del síntoma hace referencia a este curso forzoso que adquiere la representación obsesiva. No la hace obsesiva el contenido, sino su origen, su fuente, en tanto proviene de la represión, del retorno de lo reprimido. Esto es lo que determina que su carácter tenga un curso psíquico forzoso. Si bien se trata de una representación consciente, se comporta como si fuera inconsciente, de un modo que no es controlable por la conciencia del sujeto…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (II parte)

    ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (II parte)

    Fiorini, Héctor y otros: “¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica?”, en Psicoanálisis, focos y aperturas, Psicolibros, Montevideo, 2001. Apuntes del Texto: Actitudes negativas del terapeuta para un buen desarrollo del proceso analítico: En este punto es necesario señalar los riegos de ser un terapeuta cerrado. Y creo bueno tener presente un trabajo de J. Haley muy aplicable cuando el analista queda absorbido por una teoría y no está abierto a su experiencia con los pacientes. Algunos riesgos en las … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasTrastornos Narcisistas No Psicoticos Patologías basadas en el Déficit (II parte)

    Patologías basadas en el Déficit (II parte)

    Killingmo, Bjorn: “Conflicto y déficit – Implicancias para la técnica” en Libro anual de psicoanálisis del Int. J. Psychoanalysis, vol. 70,Londres, 1989, pág. 111-126. Apuntes del texto Implicancias Clínicas: ¿Cómo se reflejan a nivel clínico los derivados del déficit, cuales son las señales clínicas que el analista debe recoger? 1. La persistencia monótona en la forma en que el paciente hace sus demandas. Falta la variedad de afectos y fantasías coloridas que acompañan a una orientación objetal completamente desarrollada. 2. Tendencia … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteria de AngustiaNeurosis de AngustiaPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de Ansiedad

    La fobia desde los tiempos infantiles

    La fobia como trastorno devuelve al niño al espacio materno. La angustia no puede soportarse, y la incapacidad de la madre para donar/se produciría fallas en el sentimiento de ser (narcisismo primario) o bien dicha cualidad quedaría mutilada. El estado fóbico es una permanente vigilancia del mantenimiento de la imagen de base…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis de AngustiaPsicoanálisisPsyko Patologias Mas Allá del Principio de Placer (III parte)

    Mas Allá del Principio de Placer (III parte)

    Jorge Kahanoff: “Capitulo II de Mas allá del principio de placer: sueños traumáticos y Fort-da” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992. Resumen: De cómo se produce la curación en el análisis –una de las primeras preguntas freudianas- a cuáles son los obstáculos que aparecen en la dirección de la cura. Entonces, sueños traumáticos y el juego del Fort-da. Son historiales clínicos, son … [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurociencias Tecnología capaz de leer nuestros pensamientos

    Tecnología capaz de leer nuestros pensamientos

    Sientan las bases de lo que constituye la primera tecnología de lectura de pensamiento capaz de recrear imágenes a partir de cero. Los especialistas afirman que según la tecnología avance se podrán incluso grabar los sueños…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Demencia PrecozEsquizofreniaParanoiaPsicosisPsiquiatríaPsyko Patologias Semiología y Nosologías Psiquiatricas: II Parte: Paranoia y/o Delirios Crónicos

    Semiología y Nosologías Psiquiatricas: II Parte: Paranoia y/o Delirios Crónicos

    Kraepelin fue alumno de Wundt y a partir de la psicología experimental concebirá a la psicopatología como una patología de las funciones psicológicas normales, describiendo a partir de las funciones del sujeto normal, sus desviaciones. Kraepelin divide a las enfermedades mentales en 13 categorías. … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaParanoiaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias La clinica de Las Psicosis: II parte

    La clinica de Las Psicosis: II parte

    Las alucinaciones psicomotrices verbales pueden ser verbales sin ser auditivas, sin ser audibles tampoco. A veces el enfermo escucha voces, pero de adentro del cuerpo, no de afuera, en una suerte de “emancipación del lenguaje interior”. Por otra parte, las alucinaciones auditivas pueden serlo pero como en eco de la actividad del pensamiento…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte VI

    Anorexia-Bulimia: Parte VI

    Las dos nadas de la anorexia: como abandono a la muerte y hundimiento en un goce mortífero; o como separación del Otro, afirmación del deseo del sujeto sostenido por la apertura de la falta en el Otro. La anoréxica transforma la imagen de su propio cuerpo, convirtiéndolo en el palo que impide la boca del cocodrilo se cierre…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" La trama del Síntoma y el Inconsciente: III parte

    La trama del Síntoma y el Inconsciente: III parte

    Schejtman, F.: “La trama del síntoma y el inconsciente”. Serie del bucle, 2006, Bs. As. La interpretación del sueño, remedio contra la angustia: Lo que el sueño figura como causa de la angustia es en verdad una consecuencia de la angustia ya desarrollada, e incluso su limitación. El trabajo interpretativo del sueño deviene así límite para la angustia, respuesta que tramita una angustia ya desencadenada. Freud advierte que la referencia de la angustia es a un deseo incestuoso que el … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Budismo Zen y psicoanálisis lacaniano

    Budismo Zen y psicoanálisis lacaniano

    Budismo Zen y psicoanálisis lacaniano por Ignacio Iglesias Colillas   “Ni dejen de buscar ni huyan; suelten” Koan Zen.   Hacer caer al Yo. Llorar hasta romperse. Sentarse de cara a la pulsión de muerte. Vaciarse de toda ilusión, soltar, soltarse. ¿Es posible? Uno de los pilares del budismo: el carácter ilusorio del Yo. Uno de los pilares de la enseñanza de Lacan… ensañarse con él, estirarlo, hacer saltar las costuras, incluso perderse en uno mismo sin saber qué quiere … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsiquiatríaPsyko PatologiasSuicidioTrastornos del Ánimo Suicidio: Urgencias en Psiquiatría  (I parte)

    Suicidio: Urgencias en Psiquiatría (I parte)

    Kaplan, H.; Sadock, B. “Sinopsis de psiquiatría.  Ciencias de la conducta. Psiquiatría clínica” Cáp. 33 (Cáp. De urgencias en 8ª edición.)  Editorial Panamericana. Urgencias en Psiquiatría: Suicidio El suicidio puede ser el resultado de un deseo de escapar de una situación difícil o de querer herir a una persona o a una institución. El suicidio parece surgir del sentimiento de que la vida es tan insoportable que la muerte es la única vía de escape del dolor. El suicidio experimenta … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsyko Patologias Anorexia-Bulimia: Parte III

    Anorexia-Bulimia: Parte III

    La anorexia-bulimia ponen en causa el vacio (como un estomago recipiente a llenar o vaciar) pero no todavía el vacio como causa, como valor de falta. Es entonces el vacio, el fundamento del objeto y no el objeto que constituye el vacio. El vacio constituirá el fundamento del deseo del sujeto, la causa del deseo del sujeto…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Aparato Psíquico y Adolescencia

    Aparato Psíquico y Adolescencia

    Uno de los procesos más difíciles de la adolescencia es la desidealización de los padres. En la medida en que esto va ocurriendo, va quedando vacancia para aquello que el sujeto aspira. Este vacío es llenado por nuevas figuras de identificación, como ser un líder juvenil, un hermano mayor, un maestro, un par, etc…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (I parte)

    ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (I parte)

    Fiorini, Héctor y otros: “¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica?”, en Psicoanálisis, focos y aperturas, Psicolibros, Montevideo, 2001.   Apuntes del Texto:   Características fundamentales de una buena terapia psicoanalítica: Una buena psicoterapia transcurre en un contrato de trabajo compartido por las partes, no impuesto por una de las partes a la otra, sino en un contrato que las partes comparten, sujeto a revisión. Es decir, la buena psicoterapia es una libre contratación. El paciente debe poder entrar y … [SEGUIR LEYENDO]

  • DSM-IVNeurosis de AngustiaPsicosomáticaPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de Ansiedad Trastornos afectivos: Crisis de Angustia y Trastorno de Angustia

    Trastornos afectivos: Crisis de Angustia y Trastorno de Angustia

    Vallejo Ruiloba, J. y Gastó Ferrer, C.: “Trastornos afectivos: Ansiedad y depresión”. Parte 1: Ansiedad (Cap. 2, 3 y 4). Parte 2: Depresión (cap. 12, 13 y 19). Editorial Masson. España. Crisis de Angustia Las crisis de angustia (o crisis de pánico, panic attack) se definen como aquellas entidades caracterizadas por la aparición repentina y rápida (habitualmente alcanza su máxima expresión en menos de 10 minutos) de una sensación de aprensión o malestar intensos, miedo o terror (de aquí el … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko Patologias Mas allá del Principio de Placer (VIII parte)

    Mas allá del Principio de Placer (VIII parte)

    Juan Carlos Cosentino: “Capítulo IV de Mas allá del principio de placer” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992.     Resumen: La angustia traumática: La angustia traumática o angustia automática se diferencia de la señal de angustia. El desamparo inicial y el llamado al otro dejan en el ser hablante una huella que no se borra: el deseo indestructible. “La reflexión más … [SEGUIR LEYENDO]

  • FetichismoHisteriaPerversiónPsicoanálisisPsyko Patologias

    Homosexualidad Femenina

    Sabemos que no es infrecuente encontrar la asociación de perversión y de homosexualidad, sin embargo, la elección homosexual de objeto en ningún modo define la perversión. En nuestro recorrido por los textos de Freud y Lacan que tratan el tema veremos como la homosexualidad femenina no responde a una estructura clínica concreta si no que la podemos encontrar en diferentes tipos clínicos…. [SEGUIR LEYENDO]