SyP Jueves, 31 de Julio
26 diciembre, 2010 17:37 Imprimir

Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XIV parte

Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010.

X. Deseo y Goce

 

Comercial Ala, la prueba de la blancura, censurado por apologia al Clu Clux Clan

Cuando el objeto falta porque no está indicado por el deseo del Otro es fundamental. La necesidad del Otro para que haya objeto de deseo.

Los objetos de la sexualidad aparecen generalmente como condicionados. A saber, que presentan lo que Freud llama condiciones eróticas.

Sentir deseo por una mujer elegida por el deseo de otro se explica, según Freud, por el Edipo reducido por el perjuicio del tercero. Se desea a la mujer elegida por otro para fastidiarlo, para perjudicarlo. Ya que la explicación es edipica, el perjudicado es el padre. Pero hay más que eso ya que si no está el otro hombre de por medio, la mujer no sería deseada. El deseo del tercero es aquí el que introduce el objeto y lo torna objeto del deseo (recuerda la labilidad de la pulsión respecto al objeto). Podríamos decir que este deseo del tercero es una defensa contra la labilidad de objeto de la pulsión. Si la pulsión no da el objeto, entonces, ante la posibilidad de una nada de objeto, me defiendo mirando a donde mira el otro. Y allí encuentro al objeto.

Esto nos introduce a un universo donde los objetos aparecen inducidos por deseos de otros. Pero hay algo más interesante aun; decir que se desea el objeto introducido por el deseo de un tercero, es decir que uno se identifica con el tercero. En la triangulación edipica, me enamoro de mi madre y me identifico con mi padre, que en verdad es quien desea a mi madre. O utilizo el deseo de mi padre por mi madre, para darme a mi madre como objeto sexual. Pero entonces, el polo de la identificación es el que en verdad dirige: porque su deseo hace aparecer el objeto del deseo. El objeto de la identificación coincide con el objeto de la agresión. Esto es perjuicio del tercero. El objeto del deseo no surge de la pulsión sino del deseo del Otro.

Condición erótica quiere decir las propiedades exigidas al objeto para que el objeto se torne apto para el goce. Lo importante de las condicione eróticas es el carácter compulsivo y de todo o nada de la condición. La condición determina lo que se torna apto para disparar el deseo y el goce del sujeto con respecto al objeto. Si esa condición no se da, el sujeto esta como trabado.

Displacer se interpreta por su contrario, y así el disgusto hay que interpretarlo como resultado de las barreras que el sujeto se pone para acceder a sus propios objetos de goce. Tanto disgusto como displacer son formaciones reactivas. Indican el afecto contrario al de la conducta. Las formaciones reactivas son apariciones masivas de lo reprimido a traves de su contrario. El disgusto supone placer, significa que el goce que proporcionaría la relación con el objeto esta obturado, hay una represión. Por ejemplo, el rechazo, el disgusto, la vergüenza, son afectos negativos, son deseos en forma negativa y actitudes pasivas frente al objeto. Pero la verdad del disgusto es el placer; la verdad de la vergüenza es el exhibicionismo, que es activo.

Loading ... Loading ...

El goce aparece en relación con las condiciones eróticas, porque las condiciones eróticas son las que determinan las propiedades del objeto para que el objeto se torne apto para el goce, no para el deseo. El goce es el usufructo real del objeto. Si el deseo pertenece al subjuntivo, el goce pertenece al indicativo.

El placer hay que oírlo como un principio conservador, relacionado con la homeóstasis en la relación, con el intercambio equilibrado de presiones. El placer seria que la exigencia del objeto o la tensión frente al objeto no fuera ni demasiado alta, ni demasiado baja. Podemos pensarlo como un principio conservador aristotélico, puesto que la ética de Aristóteles es una ética del término medio.

XI. Freud contra Jung

Jung construyo un sistema simbolista idealista, que trataba de describir los acontecimientos reales de la sexualidad del niño como construcciones ulteriores de la vida del adulto. Como si el adulto a posteriori inventara la sexualidad infantil, que no habría existido en realidad. El niño de Jung es un niño inocente, mientras que el niño de Freud no lo es.

En la interpretación junguiana se asciende hacia los arquetipos y la relación sexual se disuelve. En Freud, la interpretación apunta hacia la relación primitiva sexual en la triangulación edipica. La sexualidad infantil, profundamente edipica, para Freud tiene que ser real. Para Jung, son solo construcciones de los adultos.

Si veo ciertas formas y las entiendo como manifestaciones de una verdad preexistente, esto es la base de todo sistema idealista. Se trata de lo que se debería llamar el discurso del amo. El teórico detenta el saber, está cerrado, porque solo hay manifestaciones de formas ya constituidas. Se obtura la historia y la constitución de esos objetos marcados por las condiciones eróticas, los objetos del goce. No puede hacerse su historia porque no hay sexualidad infantil.

La articulación fundamental en el hombre es lo simbólico, no las formas, no los arquetipos en el sentido junguiano, sino lo simbólico como lugar donde se articula la estructura significante y nos remite a esta sexualidad articulada en relación con el falo donde lo que hay son faltas de objeto. El analista es el lugar donde el paciente deposita el saber.

Loading ... Loading ...

XII. Consecuencias de la castración

Freud hablaba de otra peculiaridad en la elección de objeto, que es la de ciertos tipos que se enamoran de prostitutas, en una preferencia por el objeto degradado moralmente; degradado en tanto apto para el goce, igual degradación que sufre el objeto cuando solo se toma una parte de él, parcialización del objeto, en el sentido de que es solo una parte del objeto lo apto para el goce.

La condición que se repite está basada en el siguiente juicio: “Si es capaz de hacerlo con un hombre, lo hace con todos. Ella no es mi madre, es una puta”. El niño se niega a aceptar que los mayores tienen relaciones sexuales. Cuando llega a aceptarlo, aun sigue sosteniendo que la madre no y, cuando acepta que la madre también, todavía es mayor la herida narcisista, porque hay otro objeto del deseo de la madre, un objeto que no es el mismo. Entonces hace ese razonamiento. Pero como la madre es modelo de toda elección ulterior de objeto, esto es determinante. Esta aparición de la madre puta cumple la condición de defender narcisisticamente al sujeto porque niega la identidad de la madre y preserva la ilusión fálica.  El objeto de goce es una consecuencia de una defensa narcisista exitosa. Esta operación constituye casi por sí misma la definición del objeto fetiche; un objeto que cumple cierta condición como modelo de elección erótica y que es además, ciertamente, un objeto en el sentido fuerte del término.

El pasaje del momento biológico al momento de la constitución libidinal del objeto, se produce por medio del apoyo o apuntalamiento de la pulsión sobre las funciones de autoconservacion. La tendencia cariñosa, apuntalada sobre el modelo del objeto de la primera dependencia, sobrevaloriza el objeto; mientras que la tendencia sexual degrada el objeto por una operación de estructura y por las propiedades de la tendencia pulsional, el objeto del deseo aparece en cierto modo como degradado. Las dos tendencias no se concilian. El objeto del deseo no se concilia con el objeto del amor. Lo que debe hacer un psicoanalista no es promover objetos de amor, sino dejar expresar los objetos del deseo. Porque los objetos del amor pueden en verdad aplastar los objetos del deseo, y es causalmente por eso que el sujeto enferma.

Loading ... Loading ...

La pulsión es siempre parcial -está siempre referida a objetos parciales-, en el sentido de que cuando aparece lo hace sobre el fondo de una caída de la función biológica, considerada como una totalidad. Las zonas erógenas son zonas de auto-contacto, que no sirven desde el punto de vista de la función biológica. Esa imagen de Freud de los labios besándose a sí mismos (chupeteo) –en el nenito, como origen de la zona erógena, como bordes que se tocan- muestra como se origina la sexualidad a partir del apoyo. Como necesariamente el objeto de la pulsión es un objeto de nada, esta pulsión que no lleva a ningún lado y que se sostiene mal, se apoya en los lugares donde nostálgicamente el cuerpo “recuerda” que hubo un objeto.

Descarga Articulo en Word
SEGUIR LEYENDO

Deja tu comentario Facebook

1 Comentario

  • Me parece muy importante el analisis que Masotta hace del deseo y del goce pero no es muy claro en la cuestion del trabajo de genero ya que el esta haciendo referencia al padre como soporte del deseo del hijo y no de la hija y esto cambia la perspectiva dl enfoque,autores como Castoriadis no plantean el edipo desde la tesis del deseoy prohibicion delhijo por la madre sino desde la perspectiva de sujeto social, la totetimacion viene a representar en este caso a un sujeto atravezado por la intitucion social o como el lo refiere por el imaginario social intituyente y no clasicamente se ha postulado.

Deja tu Comentario


29 julio, 2014 18:59

Myle Cirus & Justin Bieber 2014 Love Tour LATINOAMERICA

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

29 septiembre, 2011 10:19

Ensayo breve sobre La Perversión

21 septiembre, 2011 11:10

¿Como armar una Biblioteca Perversa?

Otras Noticias

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte II

    Anorexia-Bulimia: Parte II

    La anoréxica se siente el judas expulsado del Otro. Por esto da vuelta esta exclusión del amor, convirtiéndola en odio mortal hacia el Otro y hacia su mesa. Será entonces, verdaderamente Judas. Vivirá en la culpa y el desprecio. Traicionara, engañara, esconderá la verdad, se esconderá. Buscara pagar quizás en todos los modos posibles el precio de su traición, pero solo indirectamente. Porque imputará siempre al Otro la causa de su mal…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psyko PatologiasTerapias "Psi"Trastornos Narcisistas No Psicoticos Patologias de Borde: Trastorno Narcisista

    Patologias de Borde: Trastorno Narcisista

    Fiorini, Héctor: “Abordaje psicoterapéutico del trastorno narcisista”, Cap. I de Nuevas líneas en psicoterapias psicoanalíticas: teoría, técnica y clínica. Editorial Psimática. Madrid, 1999. Introducción: No debemos esperar que hoy la técnica sea una, sino que mejor pongamos en contacto la diversidad de experiencias que plantea el campo clínico y en esa diversidad vayamos revelando, por un trabajo de construcción lenta, cuales son los recursos, cuales son las intervenciones que podemos ir creando o diseñando o ensayando y veremos que líneas … [SEGUIR LEYENDO]

  • DSM-IVPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos Generalizados del Desarrollo Deficit de Atención

    Deficit de Atención

    Kaplan, H; Sadock, B: “Sinopsis de psiquiatría. Ciencias de la conducta. Psiquiatría clínica”, Caps. de Psiquiatría infantil: 42 (Trastorno por déficit de atención) Octava Edición, Editorial Panamericana. TRASTORNO POR DEFICIT DE ATENCIÓN De acuerdo al DSM-IV el trastorno por déficit de la atención con hiperactividad (TDAH) es un “patrón persistente de desatención y/o hiperactividad”, más frecuente y grave que el observado habitualmente en niños con un grado de desarrollo similar. Algunos de los sintomas deben de haber estado presentes antes … [SEGUIR LEYENDO]

  • HisteriaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias La elaboración Freudiana: IV parte

    La elaboración Freudiana: IV parte

    La afirmación de que la neurosis obsesiva debe concebirse como una histeria, es absolutamente original de Freud. No tiene ningún antecedente. Aquí Freud es fiel a su consigna de que para resolver un problema hay que proceder como para romper la cascara de una nuez, es más fácil tomar de a dos, de modo que con una única operación cambia a la vez la concepción de la naturaleza de la histeria y de las obsesiones…. [SEGUIR LEYENDO]

  • MasoquismoPerversiónPsyko PatologiasSadismo

    Psicologia GORE: Reflexiones Filosoficas

    La ley es algo que no se sabe en qué consiste pero que actúa. La ley se manifiesta como ley pura constituyéndonos culpables. Culpables porque la ley y el deseo reprimido son la misma cosa, el objeto de la ley y el objeto del deseo es el mismo. “No queda más que la indeterminación de la ley, por un lado, y la precisión del castigo por otro.” Encontramos de nuevo humor e ironía, pues aunque la ley está carente de contenido, el que se somete a ella se siente culpable (de hacerlo)…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisResidencia Salud Mental (Psicología Clínica) 2013Salud Pública Epidemiología y Psicoanálisis

    Epidemiología y Psicoanálisis

    Augsburger; A.: “La inclusión del sufrimiento psíquico: un desafío para la epidemiología”. Universidad Nacional de Rosario. Resumen: El articulo indaga en qué medida los criterios y las categorías utilizadas para el diagnostico y la clasificación de los problemas de salud mental, constituyen un obstáculo teórico y metodológico para el desarrollo de la epidemiologia en salud mental. Los resultados contemplan dos aspectos. (1) Una reflexión teórica destinada a redefinir el objeto de estudio que históricamente la disciplina construyo para sí, analizando … [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaPsiquiatríaPsyko PatologiasTerapias "Psi"Trastornos de Ansiedad Ataque de Pánico, Trastorno de Pánico

    Ataque de Pánico, Trastorno de Pánico

    El trastorno de pánico es una patología bastante común que se da en gente joven, particularmente mujeres. Consiste en haber padecido no menos de dos ataques de pánico en el curso de un mes y a partir de estas experiencias tener un temor contante de sufrir nuevos ataques. Los ataques han aparecido, aparentemente, “de la nada”. … [SEGUIR LEYENDO]

  • FetichismoPsicoanálisisPsyko Patologias Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XIV parte

    Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XIV parte

    Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. X. Deseo y Goce   Cuando el objeto falta porque no está indicado por el deseo del Otro es fundamental. La necesidad del Otro para que haya objeto de deseo. Los objetos de la sexualidad aparecen generalmente como condicionados. A saber, que presentan lo que Freud llama condiciones eróticas. Sentir deseo por una mujer elegida por el deseo de otro se explica, según Freud, por … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteriaHisteria de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko PatologiasTerapias "Psi" La trama del Síntoma y el Inconsciente: V parte

    La trama del Síntoma y el Inconsciente: V parte

    Schejtman, F.: “La trama del síntoma y el inconsciente”. Serie del bucle, 2006, Bs. As. El síntoma y los Goces Síntoma, Fantasma e Inconsciente: En primer lugar, si se apunta a la juntura de lo “verdaderamente real” del goce sintomático con el que le compete al fantasma –goce soñado por el neurótico siempre dispuesto a amodorrar al primero en su tendencia dormitiva-, resulta que el goce del síntoma se presenta no-todo enmarcado por el fantasma.  Esto es, que si bien … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte XI

    Anorexia-Bulimia: Parte XI

    El culto de los huesos es un culto perverso, en donde se exhibe el cuerpo-flaco como no marcado por la diferencia sexual, es el cuerpo elevado a falo imaginario que opera contra la función normativa de la castración. Mirar el cuerpo-flaco significa elevarlo a un mas-de-ver que encandila y sofoco el horror de la castración del Otro…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias

    La elaboración Lacaniana de la Neurosis Obsesiva: El caso del Hombre de las Ratas (IV parte)

    La agresividad del obsesivo debe entendérsela no como un impulso en bruto para destruir al otro, sino que está formulada verbalmente, articulada en un anhelo de muerte. Se trata del deseo de la muerte del Otro, y aun de la demanda de muerte del Otro. De este modo, la ambivalencia obsesiva queda planteada, en términos de demanda, como una demanda de muerte del Otro y una demanda de amor que va en el sentido exactamente contrario, ya que el amor tiene el efecto de hacer existir al Otro…. [SEGUIR LEYENDO]

  • DSM-IVEsquizofreniaPsicosisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos Generalizados del Desarrollo Esquizofrenia de comienzo en la infancia

    Esquizofrenia de comienzo en la infancia

    Kaplan, H; Sadock, B: “Sinopsis de psiquiatría. Ciencias de la conducta. Psiquiatría clínica”, Caps. de Psiquiatría infantil: 49 (Esquizofrenia de inicio en la infancia) Octava Edición, Editorial Panamericana. ESQUIZOFRENIA DE COMIENZO EN LA INFANCIA Según el DSM-IV el inicio de la esquizofrenia se produce habitualmente entre los últimos años de la adolescencia y la mitad de los treinta, pero este trastorno puede aparecer tan precozmente como los cinco o seis años. Aunque las características son las mismas para niños que … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (II parte)

    ¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica? (II parte)

    Fiorini, Héctor y otros: “¿Qué hace a una buena psicoterapia psicoanalítica?”, en Psicoanálisis, focos y aperturas, Psicolibros, Montevideo, 2001. Apuntes del Texto: Actitudes negativas del terapeuta para un buen desarrollo del proceso analítico: En este punto es necesario señalar los riegos de ser un terapeuta cerrado. Y creo bueno tener presente un trabajo de J. Haley muy aplicable cuando el analista queda absorbido por una teoría y no está abierto a su experiencia con los pacientes. Algunos riesgos en las … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Construcción de los Conceptos Psicoanalíticos: Pulsión y Transferencia

    Construcción de los Conceptos Psicoanalíticos: Pulsión y Transferencia

    Osvaldo Umérez.: Deseo – Demanda. Pulsión y Síntoma.  JVE Ediciones – Colección Psiqué, 1999, Bs. As. Segundo Seminario: “Pulsión y Síntoma” 25 y 26 de septiembre de 1998. Apuntes de la segunda charla: Hoy vamos a trabajar la pulsión. La pulsión es un montaje de elementos diversos: la fuente, el fin, el objeto y el empuje. La pulsión es parcial, da vueltas alrededor de la zona erógena y tiene que capturar el objeto para volver sobre la zona erógena. Es … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo

    ¿Como armar una Biblioteca Perversa?

    Se suele erróneamente asociar “perverso” o “perversión” con desviaciones o excepciones graves dentro de lo que consideramos “la común medida social de normalidad”. Pero su acepción original y el significado dado por Freud a estos términos distan mucho de esta moralina. Según Enric Berenguer “la perversión nos concierne a todos”, pues se encuentra ligada al deseo y tanto “normales” como perversos estamos deseando constantemente; la diferencia radica en nuestra posición frente al deseo. … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Psicoanálisis silvestre: ¿Por qué nos gusta tanto “Gossip Girl”?

    Psicoanálisis silvestre: ¿Por qué nos gusta tanto “Gossip Girl”?

    Si no ve la serie, puede que no entienda nada de todo esto o este bastante despistado, con lo cual le invitamos a ver primero algunos capítulos de las distintas temporadas. Para los que están en tema, este análisis silvestre puede hacerlos reflexionar sobre su propia mundo interno, que quizás no difiera tanto del de gossip girl …… [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo El imperativo de la Psicología Gore:  “Transformar el dolor en goce y el horror en belleza”

    El imperativo de la Psicología Gore: “Transformar el dolor en goce y el horror en belleza”

    EL ESTETICISMO EN LA PERVERSIÓN Juan José Ipar Introducción Freud señalaba en sus últimos trabajos que el perverso se las ingenia para soslayar de alguna manera el destino, esto es, la castración y que, por tanto, se ve obligado a llevar a cabo un verdadero tour de force para escapar a la inexorable ley edipica. El precio que paga es, lo sabemos, el de una Ichspaltung gracias a la cual reniega y acepta simultáneamente la castración y la ley del padre. … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Mas allá del principio de placer (I parte)

    Mas allá del principio de placer (I parte)

    Juan Carlos Cosentino: Capitulo I de Mas allá del principio de placer en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Centro de Estudiantes de Psicología (UBA) Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992. Resumen: Una primera definición que Freud da sobre el principio de constancia (1893): “si un ser humano experimenta una impresión psíquica en su sistema nervioso, se acrecienta algo que, por el momento, llamaremos suma de excitación”. Y agrega: … [SEGUIR LEYENDO]

  • MasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo La Ley del Psicópata

    La Ley del Psicópata

    EL PSICÓPATA Y EL NOMBRE DEL PADRE Roberto Mazzuca Comenzaré mi trabajo delimitando los dos términos que componen su título: “psicópata” y “nombre del padre”. La categoría clínica de la psicopatía En nuestros sucesivos encuentros, hemos tenido la oportunidad de cotejar distintas maneras de definir al psicópata y verificar que la definición de esta categoría clínica no es unívoca sino heterogénea. Dentro de sus amplios márgenes, sin embargo, hemos acordado en la necesidad de distinguir por lo menos dos tipos … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaDSM-IVPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia Nerviosa (I parte)

    Anorexia Nerviosa (I parte)

    Kaplan, H.; Sadock, B. “Sinopsis de psiquiatría.  Ciencias de la conducta. Psiquiatría clínica”” Cáp. 23. Editorial Panamericana.   Trastornos de la conducta alimentaria: Anorexia Nerviosa: Según el DSM-IV la anorexia nerviosa se caracteriza por ser un trastorno en el que la persona se niega a mantener un peso mínimo dentro de la normalidad, tiene miedo intenso a ganar peso, y una significativa malinterpretación de su cuerpo y su forma. El DSM-IV resalta también que el termino anorexia (pérdida de apetito) … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaHisteriaPsicoanálisisPsyko Patologias La trama del síntoma y el inconsciente: VIII parte

    La trama del síntoma y el inconsciente: VIII parte

     Histeria y Capitalismo Schejtman, F.: “La trama del síntoma y el inconsciente” 2ª. ed. Buenos Aires: Del Bucle, 2006. El discurso Capitalista: En Milán, en mayo de 1972, Lacan sumo a la ronda de los discursos por el establecidos el discurso capitalista, obtenido por la incidencia de la ciencia sobre el discurso del amo antiguo. Los efectos: a. Impermeabilidad al análisis. El trueque entre sujeto y S1 acarrea la emancipación del sujeto de las determinaciones inconscientes y, consecuentemente, la dificultad … [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis de AngustiaPsicoanálisisPsyko Patologias Mas allá del Principio de Placer (V parte)

    Mas allá del Principio de Placer (V parte)

    Mónica Torres: “Capitulo III de Mas allá del principio del placer. Compulsión a la repetición. Recuerdo, repetición y reelaboración” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992.     Resumen: Freud comienza tomando, en este capítulo III, el concepto de transferencia y refiriéndose a su propio articulo “Recuerdo, repetición y reelaboración” que él había escrito en 1914. En este trabajo –nos recuerda Freud- el … [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaTerapias "Psi" La Terapia Cognitiva (II parte)

    La Terapia Cognitiva (II parte)

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte II (Introducción a la terapia cognitiva) Resumen: La técnica Cognitiva: Los modelos cognitivos, más allá de sus diferencias epistemológicas o teóricas, conciben al hombre como un constructor de significados. La mayor parte de los recursos cognitivos –los recursos mentales con los que logramos comprender la realidad- no son innatos, sino que se construyen. La mayor parte de esta construcción se da en la infancia, pero es una tarea en constante desarrollo a lo … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko Patologias Mas allá del Principio de Placer (VIII parte)

    Mas allá del Principio de Placer (VIII parte)

    Juan Carlos Cosentino: “Capítulo IV de Mas allá del principio de placer” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992.     Resumen: La angustia traumática: La angustia traumática o angustia automática se diferencia de la señal de angustia. El desamparo inicial y el llamado al otro dejan en el ser hablante una huella que no se borra: el deseo indestructible. “La reflexión más … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisVoyeurismo

    Cine y Psicoanálisis

    A partir de la conjunción entre cine y psicoanálisis se analizan los alcances de la posición inevitablemente voyeurista del espectador cinematográfico y su relación con la crítica feminista. Desde una perspectiva lacaniana se atiende a la función de la imagen tanto en la intrincada relación mirada – productor y espectador, como en la discusión de lo que se conoce como el régimen especular del cine. Tras estas re-visiones teórico-estéticas se abordan -finalmente- las construcciones de las fantasías en el film noir de los 90′…. [SEGUIR LEYENDO]