SyP Lunes, 22 de Diciembre
4 diciembre, 2010 19:45 Imprimir

La elaboración Lacaniana de la Neurosis Obsesiva: El caso del Hombre de las Ratas (IV parte)

La agresividad del obsesivo debe entendérsela no como un impulso en bruto para destruir al otro, sino que está formulada verbalmente, articulada en un anhelo de muerte. Se trata del deseo de la muerte del Otro, y aun de la demanda de muerte del Otro. De este modo, la ambivalencia obsesiva queda planteada, en términos de demanda, como una demanda de muerte del Otro y una demanda de amor que va en el sentido exactamente contrario, ya que el amor tiene el efecto de hacer existir al Otro.

Párrafos seleccionados del libro de Mazzuca, R., “Seminario: La elaboración freudiana de la neurosis obsesiva: 6. La elaboración Lacaniana”. - En Cizalla del cuerpo y del alma. La neurosis de Freud a Lacan, Berggasse 19, Buenos Aires, 2006.

La clínica de Lacan no es siempre la misma. Hay una primera clínica, al comienzo de su enseñanza, que produce un retorno a las estructuras freudianas: neurosis, psicosis, perversión. Es una clínica de las modalidades del deseo y de las estructuras subjetivas. Pero Lacan transforma sus categorías clínicas al final de su enseñanza. Junto con una nueva concepción del síntoma introduce la diferenciación entre síntoma y sinthome, y de este modo, se bosqueja una clínica de los goces y los tipos de síntoma. Llamamos a la primera clínica: clínica del deseo, es decir, del deseo insatisfecho (histeria), imposible (neurosis obsesiva) y prevenido (fobias). Son modalidades de constitución y funcionamiento del sujeto, modos de ser sujeto. En tanto el sujeto es efecto de la estructura. (Diagnosticar estructura psicótica no es equivalente a diagnosticar psicosis). La otra clínica, la del goce, es una clínica del síntoma en el sentido y definición que asume este concepto en la última parte de la obra de Lacan. La clínica del deseo es una clínica del sujeto y una clínica del Otro, puesto que el deseo se plantea siempre como social, en tanto el Otro forma parte de la estructura del deseo (el deseo es el deseo del otro). En la clínica del goce, por el contrario, el síntoma no es social, es autista. Esto nos lleva a distinguir síntoma de sinthome, entendiendo por sinthome cuando el síntoma esta puesto en una función de anudamiento que articula el goce autista en la relación con el Otro.

Tesoretito en la vía publica. Una muestra de Amor

La demanda y el deseo en la relación del sujeto con el Otro:

La agresividad del obsesivo debe entendérsela no como un impulso en bruto para destruir al otro, sino que está formulada verbalmente, articulada en un anhelo de muerte. Se trata del deseo de la muerte del Otro, y aun de la demanda de muerte del Otro. De este modo, la ambivalencia obsesiva queda planteada, en términos de demanda, como una demanda de muerte del Otro y una demanda de amor que va en el sentido exactamente contrario, ya que el amor tiene el efecto de hacer existir al Otro. Este es el callejón sin salida de la estructura obsesiva: es irresoluble; en la medida en que se trata de dos términos contradictorios se impone la lógica de la imposibilidad, la satisfacción de uno impide el cumplimiento del otro. Se trata de un movimiento de oscilación, de columpio. La demanda de muerte requiere ser formulada en el lugar del Otro, en el discurso del Otro. El hecho de que este Otro sea el lugar de la demanda implica en efecto la muerte de la demanda. La demanda no puede formularse sino con los significantes que existen previamente en el Otro, de allí que el sujeto dependa del Otro tanto para satisfacer la necesidad como para disponer de los significantes de la demanda. Esta imposibilidad en el registro de la demanda se reencuentra también en el deseo del obsesivo, cuando desea la muerte del Otro, ya que se dirige a destruir al Otro pero, estructuralmente, requiere del lugar del Otro para sostenerse como deseo.

¿Qué espera el obsesivo? La muerte del Amo. ¿De qué le sirve esta espera? Se interpone entre él y la muerte. Cuando el amo muerta todo empezara. El obsesivo no asume su ser-para-la-muerte, está en suspenso. Esto es lo que hay que mostrarle.

Este anhelo de muerte se combina con la posición temporal del obsesivo: la espera y la postergación. El obsesivo encuentra en el Otro a su amo y, como un esclavo, vive esperando su muerte. Esta posición de espera es una coartada del obsesivo para no comprometerse con su deseo. Evita el acto. La desviación hacia el pensamiento del gasto de energía destinado al actuar, constituye la esencia de la obsesión.

Creer que el impedimento proviene del Otro, no es el único medio que usa el obsesivo como coartada ante el deseo. También usa la creencia en su propia impotencia. Cultiva su impotencia: cree que no puede, para postergar su deseo, o para evitar encontrarse con el deseo del Otro. Y cuando este deseo es el deseo del Otro sexo, cultiva la sospecha de su homosexualidad. Las fantasías de homosexualidad en el obsesivo son siempre coartadas para aliviarse de la angustia en el encuentro con el deseo del otro en las relaciones con el Otro sexo. Tiene una función imaginaria de coartada exactamente en el mismo sentido que la espera de muerte del amo. Interpretarla en la cura como homosexualidad latente, y no como fantasma usado como justificación, es ya legitimarla y entrar en el juego de la coartada obsesiva.

Christopher Reeve quedo reducido al Batimovil, por su mala fortuna con los Caballos

La reducción del deseo a la demanda:

Otra manera de evitar el deseo del Otro, es reducir el deseo a la demanda. Hacerse pedir, ordenar, etc.; de ahí que el obsesivo viva pidiendo permiso y haciéndose autorizar por el Otro. O a la inversa, espera sus prohibiciones, y hace de la prohibición misma el objeto de su deseo. De este modo, resulta un deseo cuyo cumplimiento es imposible, pero no extinguido. Es su modalidad de sostener el deseo: un deseo a distancia para que ese deseo subsista. Se hace pedir por el otro y se ocupa en satisfacer la demanda del otro. Al obsesivo le encanta que le pidan, dice Lacan. Son distintas maneras de hacer existir o sostener a un Otro consistente. Porque el Otro es siempre inconsistente por desear, no se puede ser amo del deseo. Por eso el obsesivo puede ir más lejos, además de querer reducir el deseo del Otro a demanda, puede querer hacer que el Otro deje de desear.

El regalo y el desafío contribuyen a mantener consistente al Otro de la demanda. El desafío se relaciona con una conducta del obsesivo que es la hazaña o la proeza dirigida al reconocimiento del Otro. El rival imaginario no es el que cuenta, sino el Otro, el tercero, aquel para quien el sujeto actúa y al que, como espectador invisible, le ha sido adjudicado el papel de registrar la hazaña.

En el caso del hombre de las ratas, existe una cadena de las palabras, que Lacan ubica en el eje simbólico del esquema L: remite, por una parte, a la falta de fe que presidio el matrimonio de su padre (que hace resonancia en el plan matrimonial desencadenante de la neurosis), y por otra parte, al abuso de confianza con el camarada militar con quien el padre quedo en deuda por el dinero prestado y no devuelto (que hace eco en las vicisitudes de la imposibilidad del pago de los quevedos). Ambas, como mito individual, forman parte del texto del gran delirio de las ratas con que el sujeto llega a la consulta de Freud.

En el eje imaginario se reconocen las figuras idealizadas del padre y de la mujer, amados y odiados a la vez. Ambas cadenas se cruzan, y en la trama de los fantasmas se conjugan en una pareja de imágenes narcisistas, la sombra del padre muerto y el ideal de la dama de sus pensamientos.

Freud cuando interpreta apunta a la cadena simbólica y, al deshacer su eficacia, obtiene el resultado de hacer caer la trama imaginaria de la neurosis.

Mientras en la histeria se promueve el lugar del Otro como lugar del deseo, el obsesivo promueve la relación con el objeto como condición absoluta del deseo; el fantasma.

Vivir en un mundo hecho con significantes, tiene que ver con los actos: no hay otro cumplimiento del deseo que no sea en los actos, a menos que sea cumplimiento alucinatorio como en el sueño o una satisfacción fantaseada.

El objeto anal es el primer soporte de la subjetivación porque es aquello por lo cual el sujeto es requerido a manifestarse como sujeto, es decir, que tiene que entregar lo que es como resto irreductible a lo simbólico. Pero, para darlo en las condiciones adecuadas, tiene que comenzar por retenerlo, contra la acción de la necesidad y del goce de expulsarlo. De aquí que la forma plena del deseo en el nivel anal, surge como deseo de retener, y está ligada inicialmente a la inhibición de la función corporal y del goce que esta implica.

Este mismo desplazamiento del objeto anal como don, para detener al sujeto antes de la angustia de castración, se produce en la estructura obsesiva también en el nivel escópico bajo la forma de la imagen. Si el amor toma para el obsesivo esa forma exaltada de amor idealizado que representa una negación de su deseo, es porque él cree que lo que se ama de él es su imagen, que la da al otro.

SEGUIR LEYENDO

Deja tu comentario Facebook

Deja tu Comentario


29 julio, 2014 18:59

Myle Cirus & Justin Bieber 2014 Love Tour LATINOAMERICA

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

29 septiembre, 2011 10:19

Ensayo breve sobre La Perversión

21 septiembre, 2011 11:10

¿Como armar una Biblioteca Perversa?

Otras Noticias

  • MasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo El Psicópata y El Perverso

    El Psicópata y El Perverso

    La canallada y los canallas de nuestro tiempo Juan Pablo Mollo El texto comienza con una referencia de Lacan sobre la canallada: “proponerse como Otro del Otro para manipular el deseo de los demás”, para ubicar, seguidamente, su forma contemporánea: el sistema evaluativo. Posteriormente, se establece una correlación entre la posición canalla con la noción de psicopatía y su distinción con la posición perversa. Finalmente, se proponen algunas figuraciones contemporáneas posibles de pequeños y grandes canallas: dirigentes, predicadores, el político … [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis de AngustiaPsicoanálisisPsyko Patologias Mas Allá del Principio de Placer (III parte)

    Mas Allá del Principio de Placer (III parte)

    Jorge Kahanoff: “Capitulo II de Mas allá del principio de placer: sueños traumáticos y Fort-da” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992. Resumen: De cómo se produce la curación en el análisis –una de las primeras preguntas freudianas- a cuáles son los obstáculos que aparecen en la dirección de la cura. Entonces, sueños traumáticos y el juego del Fort-da. Son historiales clínicos, son … [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaTerapias "Psi" Psicología Positiva

    Psicología Positiva

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte II (Introducción a la terapia cognitiva) Resumen: Psicología Positiva: ¿Qué ocurre cuando enfrentamos experiencias negativas? Estas son particularmente importantes, porque nos revelan lo que no tenemos que hacer, lo que debemos evitar. Todo ser humano debe aprender a superar experiencias negativas, adquiriendo habilidades para afrontarlas. Se dice que una persona es resiliente cuando su capacidad para sobreponerse a eventos negativos esta adecuadamente desarrollada. Como se ve, no se trata de un rasgo innato, … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis La trama del síntoma y el inconsciente: VI parte

    La trama del síntoma y el inconsciente: VI parte

    Schejtman, F.: “La trama del síntoma y el inconsciente”. Serie del bucle, 2006, Bs. As. Nudos    Se trata, en lo que sigue, de acompañar un tramo de esa búsqueda Lacaniana, el que se extiende entre los Seminarios 22 y 23, y que conduce a Lacan a plantear como necesario el anudamiento borromeo de cuatro consistencias: a agregar a lo real, simbólico y lo imaginario, “sus tres”, el síntoma -como se sabe, con una nueva grafía: “sinthome”- como una cuarta … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia – Bulimia: Parte I

    Anorexia – Bulimia: Parte I

    Introducción a la Anorexia-Bulimia: Parrafos seleccionados del libro de Recalcati, M., La última cena: Anorexia y Bulimia. Ediciones del Cifrado, Bs. As. 2004. En el tratamiento de las anorexias se perfila un uso diverso del psicoanálisis. Un uso que acentúa no tanto el valor semántico de la interpretación sino la necesidad de un tratamiento preliminar del goce, la centralidad del acto analítico y lo crucial del tratamiento de la demanda. Podríamos pensar que la anorexia como la bulimia consiste en mostrar, … [SEGUIR LEYENDO]

  • AutismoPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos Generalizados del DesarrolloTrastornos Narcisistas No Psicoticos

    Diagnóstico y Patología del Niño

    ¿Cuáles son los resultados de “la experiencia de la vivencia”, cuales los efectos de su establecimiento histórico? Por lo menos tres direcciones: 1) constitución de un movimiento deseante que ya no abandonara jamás el psiquismo y se constituirá en su eje organizador; 2) ligadura a un objeto humano, sin un auxilio ajeno la vivencia no se puede componer. Abrocha el psiquismo a un objeto humano. No es una satisfacción de pequeño circuito orgánico es una satisfacción humanizante, que liga subjetividades y pasa por subjetividades… [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo Psicología Gore: Un caso Clínico Paradigmático (II parte)

    Psicología Gore: Un caso Clínico Paradigmático (II parte)

    La ética de Montesinos Para construir hipótesis factibles en la explicación dinámica y estructural inconsciente de Montesinos, requerimos primero exponer algunos parámetros en la teoría psicoanalítica sobre las perversiones, aunque ello nos demande más espacio que el esperado destinado a nuestro desarrollo final. Es ya un hecho corrientemente aceptado en Occidente la existencia de la actividad sexual infantil. Para Freud, la sexualidad infantil de la cual deriva la adulta definitiva es polimorfa y perversa. El cuerpo infantil es inicialmente cargado … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis

    El Inconsciente es La Realidad Sexual

    Cada satisfacción de la pulsión deja al sujeto, a pesar de la misma, en una falta. Esta insatisfacción, esta falta, provoca que se reactualice de forma permanente la trampa imaginaria de intentar encontrar a través del objeto metonímico el objeto perdido al que se apunta a través de él. Por eso la metonimia del deseo conlleva una falta fundamental, la pérdida de la cosa en el objeto…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias La trama del síntoma y el inconsciente: VII parte

    La trama del síntoma y el inconsciente: VII parte

    Schejtman, F.: “La trama del síntoma y el inconsciente”. Serie del bucle, 2006, Bs. As. Sinthome Síntoma – Metáfora y Síntoma – Letra Hay una nueva definición de síntoma sobre el final de la enseñanza de Lacan, aquella que lo concibe como una letra de goce, en oposición a su concepción inicial, la que lo aborda a partir de su aspecto metafórico. Brevemente, si el “síntoma – metáfora” es producto de la determinación –simbólica- de la concatenación significante y hace … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-Bulimia La Guía rápida de SyP para detectar los comienzos de una posible Anorexia-Bulimia

    La Guía rápida de SyP para detectar los comienzos de una posible Anorexia-Bulimia

    Antes de que una anorexia o bulimia se desencadene hay muchos indicios que nos permiten bosquejar el cuadro psicológico previo al desencadenamiento franco. Les dejamos un guía rápida de detección de indices pre-sintomáticos generales de ambos cuadros clinicos. … [SEGUIR LEYENDO]

  • MasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo La Ley del Psicópata

    La Ley del Psicópata

    EL PSICÓPATA Y EL NOMBRE DEL PADRE Roberto Mazzuca Comenzaré mi trabajo delimitando los dos términos que componen su título: “psicópata” y “nombre del padre”. La categoría clínica de la psicopatía En nuestros sucesivos encuentros, hemos tenido la oportunidad de cotejar distintas maneras de definir al psicópata y verificar que la definición de esta categoría clínica no es unívoca sino heterogénea. Dentro de sus amplios márgenes, sin embargo, hemos acordado en la necesidad de distinguir por lo menos dos tipos … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaParanoiaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias La clinica de Las Psicosis: III parte

    La clinica de Las Psicosis: III parte

    Los fenómenos de franja dan cuenta de una condición estructural anterior a las alucinaciones, y es que lo real se estructura antes de toda dualización de los fenómenos del lenguaje, antes del surgimiento del Otro. Es decir que antes de que el sujeto encuentre en el delirio al Otro que le responde o que le habla, la estructura del significante (que es la estructura del uno en lo real, incluso cuando no hay Otro) ejerce ya sus efectos creativos, crea a partir de la nada…. [SEGUIR LEYENDO]

  • ParanoiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias

    Las Psicosis en Diván (II parte)

    Schreber inventa y sustenta, por su sola decisión, un “orden del universo” curativo de los desordenes del goce cuya experiencia él padece; y, donde el Nombre-del-padre forcluido no promueve la significación fálica, aparece una significación de suplencia: ser la mujer de Dios, con la ventaja de que el goce desde ahora consentido se localiza sobre la imagen del cuerpo…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisTerapias "Psi" La trama del Síntoma y el Inconsciente: III parte

    La trama del Síntoma y el Inconsciente: III parte

    Schejtman, F.: “La trama del síntoma y el inconsciente”. Serie del bucle, 2006, Bs. As. La interpretación del sueño, remedio contra la angustia: Lo que el sueño figura como causa de la angustia es en verdad una consecuencia de la angustia ya desarrollada, e incluso su limitación. El trabajo interpretativo del sueño deviene así límite para la angustia, respuesta que tramita una angustia ya desencadenada. Freud advierte que la referencia de la angustia es a un deseo incestuoso que el … [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis ObsesivaPsyko Patologias

    La Neurosis Obsesiva: El caso del Hombre de las Ratas (I parte)

    El conflicto de ambivalencia entre el amor y el odio hacia el padre, es en la neurosis obsesiva la base de la duda compulsiva y de la irresolución característica de la posición del obsesivo. “Si contra un amor intenso se alza un odio casi tan intenso como él, la consecuencia inmediata es una parálisis de la voluntad, una incapacidad de adoptar resolución alguna en cuanto a todos aquellos actos cuyo móvil haya de ser el amor.” La neurosis obsesiva tiende a hacer el mayor uso posible del mecanismo de desplazamiento para defenderse, en consecuencia la indecisión se extiende a toda la actividad del sujeto. Queda instaurado el régimen de la obsesión y de la duda…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Peter Blos: Psicoanálisis de la Adolescencia

    Peter Blos: Psicoanálisis de la Adolescencia

    La Adolescencia tardía se ha vuelto un problema social y cultural que cada familia debe soportar puertas adentro. Existen muchos jóvenes adultos que promedian los 25 – 35 años, que aún no se han ido de las casas de sus padres, dado que la renta y los gastos se vuelven imposibles de pagar en épocas de plena inflación. ¿Excusa, Comodidad, falta de iniciativa a la salida…? Algunos Interrogantes desde la óptica del Psicoanálisis… [SEGUIR LEYENDO]

  • FetichismoMelancoliaPerversiónPsicoanálisisPsyko Patologias Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XV parte

    Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XV parte

    Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. XIII. La vida erótica de los sexos El amor es oblativo, sacrificial. El amor no está interesado por los objetos que el otro pueda dar. El amor se abastece de nada. Entonces ciertos pacientes nos enseñan que hay una escisión entre la tendencia amorosa y la tendencia del deseo. Los analistas han de tener en cuenta que el amor, en tanto oblativo, sacrificial, está preparado … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteriaHisteria de AngustiaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias La Angustia en la obra de Freud: V parte

    La Angustia en la obra de Freud: V parte

    LA ANGUSTIA EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 7 de Junio de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Sigue manteniendo esta idea de que a raíz de la represión se forma angustia, y la angustia se liga a los miedos más comunes, y así se forman las fobias, que básicamente, forman tres grupos: En primer lugar ubica a las fobias fisiológicas, que las toma de la primera época, solo que ahora, dice, las fobias fisiológicas no se … [SEGUIR LEYENDO]

  • Perversión Matrix, o las dos caras de la perversión – Slavoj Zizek

    Matrix, o las dos caras de la perversión – Slavoj Zizek

    Ser tratado como un loco, ser excluido del gran Otro social, ES estar loco. La «locura» no es una categoría que pueda fundamentarse basándose directamente en «hechos» (en cuanto que un loco no puede percibir las cosas de la manera en que son, ya que está atrapado dentro de proyecciones alucinógenas), sino en la relación que este individuo mantiene con el «gran Otro»…. [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo La Vuelta del “Fetiche Negro”

    La Vuelta del “Fetiche Negro”

    Cortesía de: “Viejo Putito” (contacto: http://www.facebook.com/viejoputito) Mensaje que nos pidió colocar el autor al principio del texto a modo de advertencia: “Esto te lo dedico a vos Noemi Sirota y Helga Fernandez. Nombre de viejas mal cogidas tenían que tener! Manga de Putitas peteras del tiempo de porcell Viejas Mediocres de Mierda chupa pijas de balvanera! Porque no se censuran el orto con un tapón de corcho y se inflan como pedo de buzo! Yo participe de esa clase y acá estan mis notas! de mi … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía Toxicomania y Psicoanálisis

    Toxicomania y Psicoanálisis

    Las propiedades farmacodinamicas no son condición suficiente pero sin duda necesaria para que exista toxicómano. Esa entrada en la toxicómana es el resultado de un encuentro entre la negación de la falta de objeto con la contingencia de ese real químico (flash-viaje-trance místico trascendental) que la droga provee. No es un objeto a través del cual la pulsión se satisface, es el objeto donde la satisfacción se produce, por eso es exclusivo y necesario…. [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo

    La Construcción Freudiana de “Las Perversiones”

    El talento perverso es el de transformar el sufrimiento en goce y la falta en plenitud, es decir, convertir una carencia en algo que resulte positivo. La estructura de la perversión es la que resulta más favorable para las producciones sublimatorias. Tienen el arte de hacer de la necesidad, virtud…. [SEGUIR LEYENDO]

  • CienciasNeurociencias Experiencias extracorporales

    Experiencias extracorporales

    FENÓMENOS PARANORMALES Experiencias extracorporales (o no) ¿Por qué el cerebro nos engaña?     En el año 1955, mientras realizaba una operación de epilepsia, el neurocirujano canadiense Wilder Penfield estimuló una zona del cerebro de su paciente que le provocó un sobresalto. “Estoy abandonando mi cuerpo”, aseguró el sujeto mientras el médico estimulaba eléctricamente su giro angular. Aquella fue la primera demostración de que muchas de las impresiones supuestamente paranormales que experimentan algunas personas tienen una base neurológica que puede explicar … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsiquiatríaPsyko Patologias Construcción de un Diagnóstico Multidimensional

    Construcción de un Diagnóstico Multidimensional

    Fiorini, Héctor: “Diferentes Niveles del Diagnóstico”, en Estructuras y Abordajes en Psicoterapias Psicoanalíticas, Buenos Aires, Editorial Nueva Visión, 1993. Una aproximación fecunda se apoya en la indagación de diferentes niveles del diagnostico. Esos diferentes niveles pueden desplegarse agrupándolos en diez categorías diagnosticas que pasamos a enumerar y especificar sumariamente: Diagnóstico Clínico: comprendemos aquí las categorías de la clínica psiquiátrica. Destacamos la importancia de tomar en cuenta este diagnostico, ya que del mismo se desprenden opciones estratégicas: medidas de continencia ambiental, … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Complejo de Edipo, Reflexiones

    Complejo de Edipo, Reflexiones

    Bleichmar, S.: “Violencia social – Violencia escolar” De la puesta de límites a la construcción de legalidades.”  Caps: Sobre la puesta de límites y la construcción de legalidades. Noveduc, 2008. Sobre la puesta de límites y la construcción de legalidades: Un mito: el del niño librado a sus pulsiones hasta la instauración del superyó como resolución del conflicto edípico. Una conclusión entonces: antes de la resolución de éste, vale decir, hasta aproximadamente los cinco años, ausencia de toda perspectiva ética … [SEGUIR LEYENDO]