SyP Lunes, 30 de Marzo
4 diciembre, 2010 19:45 Imprimir

La elaboración Lacaniana de la Neurosis Obsesiva: El caso del Hombre de las Ratas (IV parte)

La agresividad del obsesivo debe entendérsela no como un impulso en bruto para destruir al otro, sino que está formulada verbalmente, articulada en un anhelo de muerte. Se trata del deseo de la muerte del Otro, y aun de la demanda de muerte del Otro. De este modo, la ambivalencia obsesiva queda planteada, en términos de demanda, como una demanda de muerte del Otro y una demanda de amor que va en el sentido exactamente contrario, ya que el amor tiene el efecto de hacer existir al Otro.

Párrafos seleccionados del libro de Mazzuca, R., “Seminario: La elaboración freudiana de la neurosis obsesiva: 6. La elaboración Lacaniana”. - En Cizalla del cuerpo y del alma. La neurosis de Freud a Lacan, Berggasse 19, Buenos Aires, 2006.

La clínica de Lacan no es siempre la misma. Hay una primera clínica, al comienzo de su enseñanza, que produce un retorno a las estructuras freudianas: neurosis, psicosis, perversión. Es una clínica de las modalidades del deseo y de las estructuras subjetivas. Pero Lacan transforma sus categorías clínicas al final de su enseñanza. Junto con una nueva concepción del síntoma introduce la diferenciación entre síntoma y sinthome, y de este modo, se bosqueja una clínica de los goces y los tipos de síntoma. Llamamos a la primera clínica: clínica del deseo, es decir, del deseo insatisfecho (histeria), imposible (neurosis obsesiva) y prevenido (fobias). Son modalidades de constitución y funcionamiento del sujeto, modos de ser sujeto. En tanto el sujeto es efecto de la estructura. (Diagnosticar estructura psicótica no es equivalente a diagnosticar psicosis). La otra clínica, la del goce, es una clínica del síntoma en el sentido y definición que asume este concepto en la última parte de la obra de Lacan. La clínica del deseo es una clínica del sujeto y una clínica del Otro, puesto que el deseo se plantea siempre como social, en tanto el Otro forma parte de la estructura del deseo (el deseo es el deseo del otro). En la clínica del goce, por el contrario, el síntoma no es social, es autista. Esto nos lleva a distinguir síntoma de sinthome, entendiendo por sinthome cuando el síntoma esta puesto en una función de anudamiento que articula el goce autista en la relación con el Otro.

Tesoretito en la vía publica. Una muestra de Amor

La demanda y el deseo en la relación del sujeto con el Otro:

La agresividad del obsesivo debe entendérsela no como un impulso en bruto para destruir al otro, sino que está formulada verbalmente, articulada en un anhelo de muerte. Se trata del deseo de la muerte del Otro, y aun de la demanda de muerte del Otro. De este modo, la ambivalencia obsesiva queda planteada, en términos de demanda, como una demanda de muerte del Otro y una demanda de amor que va en el sentido exactamente contrario, ya que el amor tiene el efecto de hacer existir al Otro. Este es el callejón sin salida de la estructura obsesiva: es irresoluble; en la medida en que se trata de dos términos contradictorios se impone la lógica de la imposibilidad, la satisfacción de uno impide el cumplimiento del otro. Se trata de un movimiento de oscilación, de columpio. La demanda de muerte requiere ser formulada en el lugar del Otro, en el discurso del Otro. El hecho de que este Otro sea el lugar de la demanda implica en efecto la muerte de la demanda. La demanda no puede formularse sino con los significantes que existen previamente en el Otro, de allí que el sujeto dependa del Otro tanto para satisfacer la necesidad como para disponer de los significantes de la demanda. Esta imposibilidad en el registro de la demanda se reencuentra también en el deseo del obsesivo, cuando desea la muerte del Otro, ya que se dirige a destruir al Otro pero, estructuralmente, requiere del lugar del Otro para sostenerse como deseo.

¿Qué espera el obsesivo? La muerte del Amo. ¿De qué le sirve esta espera? Se interpone entre él y la muerte. Cuando el amo muerta todo empezara. El obsesivo no asume su ser-para-la-muerte, está en suspenso. Esto es lo que hay que mostrarle.

Este anhelo de muerte se combina con la posición temporal del obsesivo: la espera y la postergación. El obsesivo encuentra en el Otro a su amo y, como un esclavo, vive esperando su muerte. Esta posición de espera es una coartada del obsesivo para no comprometerse con su deseo. Evita el acto. La desviación hacia el pensamiento del gasto de energía destinado al actuar, constituye la esencia de la obsesión.

Creer que el impedimento proviene del Otro, no es el único medio que usa el obsesivo como coartada ante el deseo. También usa la creencia en su propia impotencia. Cultiva su impotencia: cree que no puede, para postergar su deseo, o para evitar encontrarse con el deseo del Otro. Y cuando este deseo es el deseo del Otro sexo, cultiva la sospecha de su homosexualidad. Las fantasías de homosexualidad en el obsesivo son siempre coartadas para aliviarse de la angustia en el encuentro con el deseo del otro en las relaciones con el Otro sexo. Tiene una función imaginaria de coartada exactamente en el mismo sentido que la espera de muerte del amo. Interpretarla en la cura como homosexualidad latente, y no como fantasma usado como justificación, es ya legitimarla y entrar en el juego de la coartada obsesiva.

Christopher Reeve quedo reducido al Batimovil, por su mala fortuna con los Caballos

La reducción del deseo a la demanda:

Otra manera de evitar el deseo del Otro, es reducir el deseo a la demanda. Hacerse pedir, ordenar, etc.; de ahí que el obsesivo viva pidiendo permiso y haciéndose autorizar por el Otro. O a la inversa, espera sus prohibiciones, y hace de la prohibición misma el objeto de su deseo. De este modo, resulta un deseo cuyo cumplimiento es imposible, pero no extinguido. Es su modalidad de sostener el deseo: un deseo a distancia para que ese deseo subsista. Se hace pedir por el otro y se ocupa en satisfacer la demanda del otro. Al obsesivo le encanta que le pidan, dice Lacan. Son distintas maneras de hacer existir o sostener a un Otro consistente. Porque el Otro es siempre inconsistente por desear, no se puede ser amo del deseo. Por eso el obsesivo puede ir más lejos, además de querer reducir el deseo del Otro a demanda, puede querer hacer que el Otro deje de desear.

El regalo y el desafío contribuyen a mantener consistente al Otro de la demanda. El desafío se relaciona con una conducta del obsesivo que es la hazaña o la proeza dirigida al reconocimiento del Otro. El rival imaginario no es el que cuenta, sino el Otro, el tercero, aquel para quien el sujeto actúa y al que, como espectador invisible, le ha sido adjudicado el papel de registrar la hazaña.

En el caso del hombre de las ratas, existe una cadena de las palabras, que Lacan ubica en el eje simbólico del esquema L: remite, por una parte, a la falta de fe que presidio el matrimonio de su padre (que hace resonancia en el plan matrimonial desencadenante de la neurosis), y por otra parte, al abuso de confianza con el camarada militar con quien el padre quedo en deuda por el dinero prestado y no devuelto (que hace eco en las vicisitudes de la imposibilidad del pago de los quevedos). Ambas, como mito individual, forman parte del texto del gran delirio de las ratas con que el sujeto llega a la consulta de Freud.

En el eje imaginario se reconocen las figuras idealizadas del padre y de la mujer, amados y odiados a la vez. Ambas cadenas se cruzan, y en la trama de los fantasmas se conjugan en una pareja de imágenes narcisistas, la sombra del padre muerto y el ideal de la dama de sus pensamientos.

Freud cuando interpreta apunta a la cadena simbólica y, al deshacer su eficacia, obtiene el resultado de hacer caer la trama imaginaria de la neurosis.

Mientras en la histeria se promueve el lugar del Otro como lugar del deseo, el obsesivo promueve la relación con el objeto como condición absoluta del deseo; el fantasma.

Vivir en un mundo hecho con significantes, tiene que ver con los actos: no hay otro cumplimiento del deseo que no sea en los actos, a menos que sea cumplimiento alucinatorio como en el sueño o una satisfacción fantaseada.

El objeto anal es el primer soporte de la subjetivación porque es aquello por lo cual el sujeto es requerido a manifestarse como sujeto, es decir, que tiene que entregar lo que es como resto irreductible a lo simbólico. Pero, para darlo en las condiciones adecuadas, tiene que comenzar por retenerlo, contra la acción de la necesidad y del goce de expulsarlo. De aquí que la forma plena del deseo en el nivel anal, surge como deseo de retener, y está ligada inicialmente a la inhibición de la función corporal y del goce que esta implica.

Este mismo desplazamiento del objeto anal como don, para detener al sujeto antes de la angustia de castración, se produce en la estructura obsesiva también en el nivel escópico bajo la forma de la imagen. Si el amor toma para el obsesivo esa forma exaltada de amor idealizado que representa una negación de su deseo, es porque él cree que lo que se ama de él es su imagen, que la da al otro.

SEGUIR LEYENDO

Deja tu comentario Facebook

Deja tu Comentario


29 julio, 2014 18:59

Myle Cirus & Justin Bieber 2014 Love Tour LATINOAMERICA

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

29 septiembre, 2011 10:19

Ensayo breve sobre La Perversión

21 septiembre, 2011 11:10

¿Como armar una Biblioteca Perversa?

Otras Noticias

  • PsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasToxicomanía Las narcosis del deseo

    Las narcosis del deseo

    La operación del Farmakon está del lado de las formaciones narcisistas, afín a la lesión de órgano, en donde la alienación es por el recurso a lo real. Detienen el movimiento del deseo. Se presentan como si el cuerpo aun no pudiera situarse porque no supiera “ausentarse” para elaborarse en la palabra y el silencio…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Síntoma–Metáfora y Síntoma–Letra

    Síntoma–Metáfora y Síntoma–Letra

    Ancla 2. Encadenamientos y Desencadenamientos I. Revista de la Cátedra II de Psicopatología. Facultad de Psicología. Universidad de Buenos Aires. Síntoma y Sinthome. (Fabián Schejtman) Jacques Lacan introdujo la noción de sinthome el 16 de junio de 1975, en la apertura del “V simposio Internacional James Joyce”, modificando la escritura que en el idioma francés corresponde a lo que se llama síntoma [symptome]. El Síntoma – metáfora: En los años ’50 Lacan subraya la dimensión simbólica del síntoma, localizándolo en la … [SEGUIR LEYENDO]

  • CienciasNeurociencias La unidad del campo perceptivo – Maurice Merleau Ponty

    La unidad del campo perceptivo – Maurice Merleau Ponty

    Merleau-Ponty quería demostrar que la percepción no es el resultado casual de las sensaciones “atómicas”, en contraposición a la tradición iniciada por John Locke. Para Merleau-Ponty, en cambio, la percepción tiene una dimensión activa, en la medida en la que representa una apertura primordial al mundo de la vida en contra del atomismo antes citado. Logra valiosas conclusiones apelando no sólo a la fenomenología sino también con el gran aporte de la Teoría de la Gestalt…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurosis ObsesivaPsyko Patologias

    La Neurosis Obsesiva: El caso del Hombre de las Ratas (I parte)

    El conflicto de ambivalencia entre el amor y el odio hacia el padre, es en la neurosis obsesiva la base de la duda compulsiva y de la irresolución característica de la posición del obsesivo. “Si contra un amor intenso se alza un odio casi tan intenso como él, la consecuencia inmediata es una parálisis de la voluntad, una incapacidad de adoptar resolución alguna en cuanto a todos aquellos actos cuyo móvil haya de ser el amor.” La neurosis obsesiva tiende a hacer el mayor uso posible del mecanismo de desplazamiento para defenderse, en consecuencia la indecisión se extiende a toda la actividad del sujeto. Queda instaurado el régimen de la obsesión y de la duda…. [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteriaHisteria de AngustiaNeurasteniaNeurosis de AngustiaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias La Angustia en la obra de Freud: IX parte

    La Angustia en la obra de Freud: IX parte

    LA ANGUSTIA EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 7 de Junio de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Decíamos entonces, que el niño se da cuenta de su necesidad antes de alcanzar el umbral traumático, y emítela señal de angustia antes de que se presente la situación económica temida. El paso siguiente, dice Freud, ya es la fase fálica, es cierto que se saltea deliberadamente la fase anal, y nosotros vamos a seguir a Freud en esto, … [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaHisteria de AngustiaNeurosis de AngustiaPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de Ansiedad

    La fobia desde los tiempos infantiles

    La fobia como trastorno devuelve al niño al espacio materno. La angustia no puede soportarse, y la incapacidad de la madre para donar/se produciría fallas en el sentimiento de ser (narcisismo primario) o bien dicha cualidad quedaría mutilada. El estado fóbico es una permanente vigilancia del mantenimiento de la imagen de base…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis

    Myle Cirus & Justin Bieber 2014 Love Tour LATINOAMERICA

    Myle Cirus, Traducida al español como Mariela Claudia Cirus, oriunda de Glew, provincia de Buenos Aires. Tuvo más de un problema psiquiatrico en su trayectoria como estrella del pop & rock generación 2000 / 2014 y el ciberespacio no refugia a El Olvido…. [SEGUIR LEYENDO]

  • HisteriaNeurosis ObsesivaPerversiónPsyko Patologias

    Las Fantasías Perversas de los Neuróticos (Ejemplificaciones con el historial de Dora)

    El sentido no es la causa del síntoma, esta es real, el sentido es un efecto en lo imaginario. Las fantasías (el sentido) se agregarían por la vía de una soldadura, a algo heterogéneo a ellas: al hueso duro – real del síntoma, designado por Freud solicitación somática…. [SEGUIR LEYENDO]

  • CognitivaTerapias "Psi" La Terapia Cognitiva (II parte)

    La Terapia Cognitiva (II parte)

    Keegan, E.: “Escritos de psicoterapia cognitiva”. Parte II (Introducción a la terapia cognitiva) Resumen: La técnica Cognitiva: Los modelos cognitivos, más allá de sus diferencias epistemológicas o teóricas, conciben al hombre como un constructor de significados. La mayor parte de los recursos cognitivos –los recursos mentales con los que logramos comprender la realidad- no son innatos, sino que se construyen. La mayor parte de esta construcción se da en la infancia, pero es una tarea en constante desarrollo a lo … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo Fundando un Campo de Estudio: De una psicologia de lo GORE

    Fundando un Campo de Estudio: De una psicologia de lo GORE

    EL PSICÓPATA Y SU PARTENER   Roberto Mazzuca   El Libidinoso (Ver el Brillo en su mirada) Formo parte de esta mesa por invitación del Dr. Hugo Marietan como continuación del diálogo entre diferentes perspectivas en el campo de la salud mental sobre las personalidades psicopáticas, diálogo iniciado en una mesa redonda del Congreso del año pasado. Destaqué en esa oportunidad cuatro rasgos que dan su marco a esta cuestión. Primero, se trata de un tema que, como muy bien … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XI parte

    Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XI parte

    Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010. VII. La aporía fundamental del complejo de Edipo: Con respecto al desarrollo de la fase en la mujer, decíamos que tenia doble consecuencia. Por una parte, las recomendaciones fundamentales de cualquier análisis psicoanalítico correcto de la sexualidad de la mujer, que vendría a seguir esta secuencia: preedipico, ilusión fálica, fuerte ligazón a la madre, decepción fálica, abandono de la madre, entrada en el complejo de … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Un recorrido por la Obra de Freud, Winnicott y Lacan

    Un recorrido por la Obra de Freud, Winnicott y Lacan

    Fiorini, Héctor: “Introducción”, en El campo teórico y clínico de las Psicoterapias Psicoanalíticas, Buenos Aires, Editorial Tekné, 1987. Introducción: Una definición en sentido amplio de “Psicoterapia” es propuesta en el Diccionario de Psicoanálisis de Laplanche y Pontalis, que abarca todo método de tratamiento de desórdenes psíquicos que utiliza medios psicológicos para su actividad, incluyendo así también al psicoanálisis, como una forma de psicoterapia. Freud: La obra de Freud va a recorrer varias etapas en la creación de una teoría sobre … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía La subida, la caída y el Bajón

    La subida, la caída y el Bajón

    Ser amado o no ser amado, ser hombre o mujer, es de lo que sufre el sujeto desde que el espejo se rompe. Y drogarse solo tiene sentido porque, primero en el placer y después en la dependencia, no hay más incertidumbre que en la única elección posible. Allí donde solo había incertidumbre dolorosa, hay ahora la certeza de la repetición. … [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurociencias No todo es espejo

    No todo es espejo

    Aquí le presentamos otro punto de vista teórico sobre las neuronas espejo. El autor del escrito es anónimo pero nos dejo su minuta curricular: Licenciado en Ciencias Químicas (UGR, 1989) y Master en Neurociencia y Biología del comportamiento (UPO, 2006). Se gana la vida como directivo de una web “Experientia docet”…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Complejo de Edipo, Reflexiones

    Complejo de Edipo, Reflexiones

    Bleichmar, S.: “Violencia social – Violencia escolar” De la puesta de límites a la construcción de legalidades.”  Caps: Sobre la puesta de límites y la construcción de legalidades. Noveduc, 2008. Sobre la puesta de límites y la construcción de legalidades: Un mito: el del niño librado a sus pulsiones hasta la instauración del superyó como resolución del conflicto edípico. Una conclusión entonces: antes de la resolución de éste, vale decir, hasta aproximadamente los cinco años, ausencia de toda perspectiva ética … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsiquiatríaPsyko PatologiasSuicidioTrastornos del Ánimo Suicidio: Urgencias en Psiquiatría (II parte)

    Suicidio: Urgencias en Psiquiatría (II parte)

    Kaplan, H.; Sadock, B. “Sinopsis de psiquiatría.  Ciencias de la conducta. Psiquiatría clínica” Cáp. 33 (Cáp. De urgencias en 8ª edición.)  Editorial Panamericana.   Etiología: Factores Sociológicos: Teoría de Durkheim: dividió los suicidios en tres categorías sociales: egoístas, altruistas y anómicos. El suicidio egoísta se aplica a los que no están bien integrados en ningún grupo social. La falta de integración familiar explicaría por qué los solteros son más vulnerables al suicidio que los casados y por que las parejas … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Pulsion y Deseo en la obra de Freud: I parte

    Pulsion y Deseo en la obra de Freud: I parte

    PULSIÓN Y DESEO EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia Dictada el 3 de octubre de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Lo que vamos a intentar hacer hoy, es un recorrido tanto del concepto de Deseo cómo del concepto de Pulsión. El concepto de deseo es anterior al de pulsión. Sin embargo vamos a ir viendo que están íntimamente relacionados. ¿Dónde es el primer lugar dónde Freud habla del deseo?: en La Interpretación de los Sueños. (1900) No hay … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía Una paciente tóxica (un caso clínico de adicciones – abordaje psicoanalítico)

    Una paciente tóxica (un caso clínico de adicciones – abordaje psicoanalítico)

    UNA NEUROSIS EN SUSPENSO (DEL ESTRAGO AL SÍNTOMA) Marcelo Mazzuca y Carolina Zaffore     La práctica del psicoanálisis nos fuerza hacia un movimiento continuo que avanza del caso a la teoría, retornando en espiral nuevamente sobre la experiencia. El siguiente material clínico nos servirá para seguir interrogando algunos aspectos de las toxicomanías ya planteados en nuestra comunidad de trabajo. En esta oportunidad, la respuesta que el tóxico puede brindarle a un sujeto frente a la coyuntura de la elección … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía Estadio del Espejo

    Estadio del Espejo

    ¿Es posible encontrar una etiología psicológica para las toxicomanías? Creemos que el esfuerzo teórico y conceptual del artículo trata de dar mas respuestas que abrir interrogantes. Lo dejamos a criterio de nuestros colegas. Por favor, los invitamos a iniciar el debate en la sección comentarios…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsiquiatríaPsyko PatologiasTrastornos de la Conducta Alimentaria Anorexia-Bulimia: Parte IX

    Anorexia-Bulimia: Parte IX

    Deber-gozar y gozar del deber como dos caras de la misma moneda. En el superyó no hay dialéctica; porque el encuentro, la unión entre el deseo y la ley, cuyo producto es el ideal del yo, es un fracaso. Nos encontramos frente a un voluntarismo ciego, sin sujeto, una ley que anula el deseo o un goce sin reglas… [SEGUIR LEYENDO]

  • PsiquiatríaPsyko PatologiasToxicomanía

    Adicciones: Alcoholismo

    El delirium tremens presenta la misma sintomatología que un delirio subagudo; pero lo que predomina es el temblor, un temblor importante, grueso, movimientos fuertes y automáticos de succión y agitación y la presencia de fiebre (40 o 41 grados). … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psyko PatologiasTerapias "Psi"Toxicomanía

    Tratamiento y Prevención en Adicciones

    El toxicómano llega a una institución en una situación crítica, de urgencia. Viene con la idea de curarse, pero esto no es una demanda real, porque cuando pasa la urgencia, aparece la ausencia de droga, y detrás de esto: la carencia arcaica. La ausencia lleva nuevamente a la intoxicación que le permita sobrellevar esta situación de desamparo y desvalimiento frente al dolor…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko Patologias Mas allá del Principio de Placer (VIII parte)

    Mas allá del Principio de Placer (VIII parte)

    Juan Carlos Cosentino: “Capítulo IV de Mas allá del principio de placer” en Puntuaciones Freudianas de Lacan: Acerca de Mas allá del principio de placer. Compiladores: J.C. Cosentino y D.S. Rabinovich. Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992.     Resumen: La angustia traumática: La angustia traumática o angustia automática se diferencia de la señal de angustia. El desamparo inicial y el llamado al otro dejan en el ser hablante una huella que no se borra: el deseo indestructible. “La reflexión más … [SEGUIR LEYENDO]

  • EsquizofreniaFetichismoNeurosis ObsesivaPerversiónPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias Operadores Conceptuales Psicoanaliticos

    Operadores Conceptuales Psicoanaliticos

    El falo no es el pene, es la premisa universal del pene; a saber, la creencia del sujeto infantil de que existe un solo sexo y su testaruda negativa de reconocer la diferencia. Si bien el falo se inscribe en el campo de la visión, no es en cambio representable (lo que no se ve, determina lo que se ve). La mujer debe realizar un doble cambio de zona erógena y de objeto. El motor del movimiento es la decepción fálica…. [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo Masoquismo-Sadismo; Voyeurismo-Exibicionismo

    Masoquismo-Sadismo; Voyeurismo-Exibicionismo

    Podemos considerar al orgasmo como un placer de descarga, pero el placer preliminar no tiene que ver con la descarga sino con el aumento de la tensión, de ahí la existencia de un problema económico. Porque este placer esta mas allá del principio del placer…. [SEGUIR LEYENDO]