SyP Martes, 2 de Septiembre
4 diciembre, 2010 19:45 Imprimir

La elaboración Lacaniana de la Neurosis Obsesiva: El caso del Hombre de las Ratas (IV parte)

La agresividad del obsesivo debe entendérsela no como un impulso en bruto para destruir al otro, sino que está formulada verbalmente, articulada en un anhelo de muerte. Se trata del deseo de la muerte del Otro, y aun de la demanda de muerte del Otro. De este modo, la ambivalencia obsesiva queda planteada, en términos de demanda, como una demanda de muerte del Otro y una demanda de amor que va en el sentido exactamente contrario, ya que el amor tiene el efecto de hacer existir al Otro.

Párrafos seleccionados del libro de Mazzuca, R., “Seminario: La elaboración freudiana de la neurosis obsesiva: 6. La elaboración Lacaniana”. - En Cizalla del cuerpo y del alma. La neurosis de Freud a Lacan, Berggasse 19, Buenos Aires, 2006.

La clínica de Lacan no es siempre la misma. Hay una primera clínica, al comienzo de su enseñanza, que produce un retorno a las estructuras freudianas: neurosis, psicosis, perversión. Es una clínica de las modalidades del deseo y de las estructuras subjetivas. Pero Lacan transforma sus categorías clínicas al final de su enseñanza. Junto con una nueva concepción del síntoma introduce la diferenciación entre síntoma y sinthome, y de este modo, se bosqueja una clínica de los goces y los tipos de síntoma. Llamamos a la primera clínica: clínica del deseo, es decir, del deseo insatisfecho (histeria), imposible (neurosis obsesiva) y prevenido (fobias). Son modalidades de constitución y funcionamiento del sujeto, modos de ser sujeto. En tanto el sujeto es efecto de la estructura. (Diagnosticar estructura psicótica no es equivalente a diagnosticar psicosis). La otra clínica, la del goce, es una clínica del síntoma en el sentido y definición que asume este concepto en la última parte de la obra de Lacan. La clínica del deseo es una clínica del sujeto y una clínica del Otro, puesto que el deseo se plantea siempre como social, en tanto el Otro forma parte de la estructura del deseo (el deseo es el deseo del otro). En la clínica del goce, por el contrario, el síntoma no es social, es autista. Esto nos lleva a distinguir síntoma de sinthome, entendiendo por sinthome cuando el síntoma esta puesto en una función de anudamiento que articula el goce autista en la relación con el Otro.

Tesoretito en la vía publica. Una muestra de Amor

La demanda y el deseo en la relación del sujeto con el Otro:

La agresividad del obsesivo debe entendérsela no como un impulso en bruto para destruir al otro, sino que está formulada verbalmente, articulada en un anhelo de muerte. Se trata del deseo de la muerte del Otro, y aun de la demanda de muerte del Otro. De este modo, la ambivalencia obsesiva queda planteada, en términos de demanda, como una demanda de muerte del Otro y una demanda de amor que va en el sentido exactamente contrario, ya que el amor tiene el efecto de hacer existir al Otro. Este es el callejón sin salida de la estructura obsesiva: es irresoluble; en la medida en que se trata de dos términos contradictorios se impone la lógica de la imposibilidad, la satisfacción de uno impide el cumplimiento del otro. Se trata de un movimiento de oscilación, de columpio. La demanda de muerte requiere ser formulada en el lugar del Otro, en el discurso del Otro. El hecho de que este Otro sea el lugar de la demanda implica en efecto la muerte de la demanda. La demanda no puede formularse sino con los significantes que existen previamente en el Otro, de allí que el sujeto dependa del Otro tanto para satisfacer la necesidad como para disponer de los significantes de la demanda. Esta imposibilidad en el registro de la demanda se reencuentra también en el deseo del obsesivo, cuando desea la muerte del Otro, ya que se dirige a destruir al Otro pero, estructuralmente, requiere del lugar del Otro para sostenerse como deseo.

¿Qué espera el obsesivo? La muerte del Amo. ¿De qué le sirve esta espera? Se interpone entre él y la muerte. Cuando el amo muerta todo empezara. El obsesivo no asume su ser-para-la-muerte, está en suspenso. Esto es lo que hay que mostrarle.

Este anhelo de muerte se combina con la posición temporal del obsesivo: la espera y la postergación. El obsesivo encuentra en el Otro a su amo y, como un esclavo, vive esperando su muerte. Esta posición de espera es una coartada del obsesivo para no comprometerse con su deseo. Evita el acto. La desviación hacia el pensamiento del gasto de energía destinado al actuar, constituye la esencia de la obsesión.

Creer que el impedimento proviene del Otro, no es el único medio que usa el obsesivo como coartada ante el deseo. También usa la creencia en su propia impotencia. Cultiva su impotencia: cree que no puede, para postergar su deseo, o para evitar encontrarse con el deseo del Otro. Y cuando este deseo es el deseo del Otro sexo, cultiva la sospecha de su homosexualidad. Las fantasías de homosexualidad en el obsesivo son siempre coartadas para aliviarse de la angustia en el encuentro con el deseo del otro en las relaciones con el Otro sexo. Tiene una función imaginaria de coartada exactamente en el mismo sentido que la espera de muerte del amo. Interpretarla en la cura como homosexualidad latente, y no como fantasma usado como justificación, es ya legitimarla y entrar en el juego de la coartada obsesiva.

Christopher Reeve quedo reducido al Batimovil, por su mala fortuna con los Caballos

La reducción del deseo a la demanda:

Otra manera de evitar el deseo del Otro, es reducir el deseo a la demanda. Hacerse pedir, ordenar, etc.; de ahí que el obsesivo viva pidiendo permiso y haciéndose autorizar por el Otro. O a la inversa, espera sus prohibiciones, y hace de la prohibición misma el objeto de su deseo. De este modo, resulta un deseo cuyo cumplimiento es imposible, pero no extinguido. Es su modalidad de sostener el deseo: un deseo a distancia para que ese deseo subsista. Se hace pedir por el otro y se ocupa en satisfacer la demanda del otro. Al obsesivo le encanta que le pidan, dice Lacan. Son distintas maneras de hacer existir o sostener a un Otro consistente. Porque el Otro es siempre inconsistente por desear, no se puede ser amo del deseo. Por eso el obsesivo puede ir más lejos, además de querer reducir el deseo del Otro a demanda, puede querer hacer que el Otro deje de desear.

El regalo y el desafío contribuyen a mantener consistente al Otro de la demanda. El desafío se relaciona con una conducta del obsesivo que es la hazaña o la proeza dirigida al reconocimiento del Otro. El rival imaginario no es el que cuenta, sino el Otro, el tercero, aquel para quien el sujeto actúa y al que, como espectador invisible, le ha sido adjudicado el papel de registrar la hazaña.

En el caso del hombre de las ratas, existe una cadena de las palabras, que Lacan ubica en el eje simbólico del esquema L: remite, por una parte, a la falta de fe que presidio el matrimonio de su padre (que hace resonancia en el plan matrimonial desencadenante de la neurosis), y por otra parte, al abuso de confianza con el camarada militar con quien el padre quedo en deuda por el dinero prestado y no devuelto (que hace eco en las vicisitudes de la imposibilidad del pago de los quevedos). Ambas, como mito individual, forman parte del texto del gran delirio de las ratas con que el sujeto llega a la consulta de Freud.

En el eje imaginario se reconocen las figuras idealizadas del padre y de la mujer, amados y odiados a la vez. Ambas cadenas se cruzan, y en la trama de los fantasmas se conjugan en una pareja de imágenes narcisistas, la sombra del padre muerto y el ideal de la dama de sus pensamientos.

Freud cuando interpreta apunta a la cadena simbólica y, al deshacer su eficacia, obtiene el resultado de hacer caer la trama imaginaria de la neurosis.

Mientras en la histeria se promueve el lugar del Otro como lugar del deseo, el obsesivo promueve la relación con el objeto como condición absoluta del deseo; el fantasma.

Vivir en un mundo hecho con significantes, tiene que ver con los actos: no hay otro cumplimiento del deseo que no sea en los actos, a menos que sea cumplimiento alucinatorio como en el sueño o una satisfacción fantaseada.

El objeto anal es el primer soporte de la subjetivación porque es aquello por lo cual el sujeto es requerido a manifestarse como sujeto, es decir, que tiene que entregar lo que es como resto irreductible a lo simbólico. Pero, para darlo en las condiciones adecuadas, tiene que comenzar por retenerlo, contra la acción de la necesidad y del goce de expulsarlo. De aquí que la forma plena del deseo en el nivel anal, surge como deseo de retener, y está ligada inicialmente a la inhibición de la función corporal y del goce que esta implica.

Este mismo desplazamiento del objeto anal como don, para detener al sujeto antes de la angustia de castración, se produce en la estructura obsesiva también en el nivel escópico bajo la forma de la imagen. Si el amor toma para el obsesivo esa forma exaltada de amor idealizado que representa una negación de su deseo, es porque él cree que lo que se ama de él es su imagen, que la da al otro.

SEGUIR LEYENDO

Deja tu comentario Facebook

Deja tu Comentario


29 julio, 2014 18:59

Myle Cirus & Justin Bieber 2014 Love Tour LATINOAMERICA

5 diciembre, 2012 21:34

Localización subjetiva

29 julio, 2012 17:32

El caso Schreber 2.0

25 octubre, 2011 9:55

Cine y Psicoanálisis

29 septiembre, 2011 10:19

Ensayo breve sobre La Perversión

21 septiembre, 2011 11:10

¿Como armar una Biblioteca Perversa?

Otras Noticias

  • Psicoanálisis La trama del Síntoma y el Inconsciente: I parte

    La trama del Síntoma y el Inconsciente: I parte

    No basta con referirse a lo real pulsional para situar aquello que, no cesando de no escribirse, motoriza la tarea incesante del inconsciente (como tampoco reducir este ultimo a la producción de un saber torturante o ligarlo con exclusividad a las “novelas paternas” de la pérdida del goce). En el trabajo de ciframiento del inconsciente esta el goce, sexual, entonces, es la razón sexual la que no cesa de no escribirse, causando el trabajo de cifrado del inconsciente. … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasToxicomanía Elaboración de la Toxicomanía

    Elaboración de la Toxicomanía

    Con la droga se genera un círculo vicioso. Calma la tensión momentáneamente, negando las exigencias de la realidad, evita la angustia, pero el depender de la sustancia lo somete a esa realidad, pasa a ser un esclavo de aquello que pretendió dominar. Progresivamente en su dependencia la ausencia de droga se vive en sí misma como desorganizante y angustiosa con lo cual se refuerza, vía la abstinencia y la tolerancia, la dependencia física y psíquica…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Breve discurso a los psiquiatras – Jacques Lacan

    Breve discurso a los psiquiatras – Jacques Lacan

    SyP virtual pages. ¿Qué es lo que usted entiende de estos párrafos? Comunidad virtual de lectura. Deje sus comentarios abajo…. [SEGUIR LEYENDO]

  • MasoquismoPsyko PatologiasSadismo Algunas ideas sobre la perversión masculina

    Algunas ideas sobre la perversión masculina

    El perverso ha logrado vencer el pudor, la repugnancia, el espanto y el dolor y por ello es momentáneamente libre. ¿Que hace el Neurótico? Busca liberarse de la culpa y del dolor; cuando en verdad busca ser amado. No es un monstruo, como él quisiera; es solo un niño perverso polimorfo que “necesita” de una gran figura, o figuritas de amor para los psicoticos, que le suture un poco el rostro y así no se vea “embadurnido” de lo pulsional. … [SEGUIR LEYENDO]

  • Demencia PrecozEsquizofreniaParanoiaPsicosisPsiquiatríaPsyko Patologias Psiquiatría Clásica: La Demencia Precoz (o esquizofrenia)

    Psiquiatría Clásica: La Demencia Precoz (o esquizofrenia)

    Kraepelin, E: ‘La demencia precoz’.  Cap. I (Demencia precoz) y Cap. II (Síntomas Psíquicos) – pág. 7 a 85 – Editorial Polemos, 1996. Resumen: Definición: La demencia precoz consiste en una serie de estados, cuya característica común es una destrucción peculiar de las conexiones internas de la personalidad psíquica. Los efectos de este daño predominan en las esferas emocional y volitiva de la vida mental.   Síntomas Psíquicos: Percepción: En la demencia precoz, la percepción de las impresiones externas en un … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Aparato Psíquico y Adolescencia

    Aparato Psíquico y Adolescencia

    Uno de los procesos más difíciles de la adolescencia es la desidealización de los padres. En la medida en que esto va ocurriendo, va quedando vacancia para aquello que el sujeto aspira. Este vacío es llenado por nuevas figuras de identificación, como ser un líder juvenil, un hermano mayor, un maestro, un par, etc…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Neurociencias

    Imágenes mentales y Literatura

    Federico Langer intenta descubrir cómo interactúan las imágenes mentales y las emociones en nuestro cerebro, con relación a la estética literaria. Esto es, cómo en ausencia de una percepción real, construimos una imagen y experimentamos respuestas emocionales; por ejemplo, cuando leemos un libro. En esta entrevista, Langer cuenta su trabajo e imagina experimentos futuros que nos permitan saber con más precisión cómo se forman las imágenes mentales y cómo nos emocionamos…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Demencia PrecozEsquizofreniaPsicoanálisisPsyko Patologias Las Psicosis en Diván (I parte)

    Las Psicosis en Diván (I parte)

    ¿A qué lugar es llamado el analista tras el estallido de la primera elación delirante? El analista es llamado al lugar donde Schreber encuentra a Fleschig. Es llamado a suplir con sus predicaciones el vacio súbitamente percibido de la forclusion…. [SEGUIR LEYENDO]

  • FobiaPsicoanálisisPsyko Patologias Construcción de los conceptos Psicoanaliticos: Síntoma

    Construcción de los conceptos Psicoanaliticos: Síntoma

    Osvaldo Umérez.: Deseo – Demanda. Pulsión y Síntoma.  JVE Ediciones – Colección Psiqué, 1999, Bs. As. Segundo Seminario: “Pulsión y Síntoma” 25 y 26 de septiembre de 1998. Apuntes de la Primera Charla: Lacan dice que la droga es lo que permite romper el matrimonio con el “hace pipi”. En el Seminario XI, Lacan dice que la transferencia es la realidad sexual y que la realidad sexual es la realidad del inconsciente. La realidad sexual no tiene nada que ver … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Un recorrido por la Obra de Freud, Winnicott y Lacan

    Un recorrido por la Obra de Freud, Winnicott y Lacan

    Fiorini, Héctor: “Introducción”, en El campo teórico y clínico de las Psicoterapias Psicoanalíticas, Buenos Aires, Editorial Tekné, 1987. Introducción: Una definición en sentido amplio de “Psicoterapia” es propuesta en el Diccionario de Psicoanálisis de Laplanche y Pontalis, que abarca todo método de tratamiento de desórdenes psíquicos que utiliza medios psicológicos para su actividad, incluyendo así también al psicoanálisis, como una forma de psicoterapia. Freud: La obra de Freud va a recorrer varias etapas en la creación de una teoría sobre … [SEGUIR LEYENDO]

  • MelancoliaNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias Duelo y Melancolía

    Duelo y Melancolía

    CLINICA PSICOANALÍTICA DE LA MELANCOLÍA Roberto Mazzuca En esta mesa que se caracteriza por el hecho de reunir aportes de la biología, la psiquiatría y el psicoanálisis, modalidad concebida y sostenida a lo largo de varios congresos por su coordinador, el Dr. Hugo Marietán, me corresponde esta vez presentar la perspectiva psicoanalítica en el abordaje de la melancolía. Lo haré en dos pasos, el primero, teórico, el segundo, clínico. Es decir que, en primer lugar, intentaré reunir sintéticamente los principales … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Pulsion y Deseo en la obra de Freud: V parte

    Pulsion y Deseo en la obra de Freud: V parte

    PULSIÓN Y DESEO EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia dictada el 3 de octubre de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Ahora les propongo pensar la nueva definición de pulsión que da Freud en este texto. La van a encontrar en la página 36 de Más allá, siempre en la  versión de Amorrortu. “Una pulsión sería entonces un esfuerzo, inherente a lo orgánico vivo, de reproducción de un estado anterior que lo vivo debió resignar bajo el influjo de fuerzas … [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Lecciones de introducción al psicoanálisis: II parte

    Lecciones de introducción al psicoanálisis: II parte

    El niño, ese investigador incansable de cosas sexuales, nada quiere Saber de aquello mismo que motiva su investigación: la diferencia de los sexos. Esa relación al Saber, bien temprana, propia del sujeto infantil, es constitutiva de la sexualidad. En este sentido, por lo demás, la histeria es bien relevante para el psicoanalista: por definición hay que entender por “histérico” o “histérica” al sujeto incapaz de determinar el objeto de su tendencia sexual. ¿A quién amo, a él o a ella? ¿Qué quiere decir que sea yo mujer? Tal las preguntas básicas de la histérica…. [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsiquiatríaPsyko Patologias Deprivación, Delincuencia y Tendencia Antisocial

    Deprivación, Delincuencia y Tendencia Antisocial

    Winnicot, D: “Deprivación y delincuencia” Segunda Parte, Cap. 14; La tendencia antisocial. Paidós, Bs.As, 2005. Cap. 14: La tendencia antisocial [Trabajo leído ante la Sociedad Psicoanalítica Británica el 20 de junio de 1956] La tendencia antisocial se puede estudiar tal como aparece en el niño normal o casi normal, en quien se relaciona con las dificultades inherentes al desarrollo emocional. He observado como fracasan en el psicoanálisis de los niños antisociales los analistas de cualquier orientación. El psicoanálisis solo tenía … [SEGUIR LEYENDO]

  • Histeria de AngustiaMasoquismoNeurosis ObsesivaPsicoanálisisPsyko Patologias Fantasma y Fantasía

    Fantasma y Fantasía

    El fantasma es el modo en que el Otro se mantiene presente en la estructura neurótica –y al mismo tiempo intermediado-, sea como relación con la causa del deseo, sea como forma de ofrecerse al goce del Otro. Ofreciendo el yo (moi) como objeto al goce del Otro, el neurótico se preserva de confrontarse con un goce más absoluto, por ejemplo, en relación directa con su cuerpo…. [SEGUIR LEYENDO]

  • Psicoanálisis Pulsion y Deseo en la obra de Freud: II parte

    Pulsion y Deseo en la obra de Freud: II parte

    PULSIÓN Y DESEO EN LA OBRA DE SIGMUND FREUD (Conferencia Dictada el 3 de octubre de 2007 por el Lic. Gustavo Kroitor) Les pido que desde hoy lean muchas veces, las página 557 a 559, de  La Interpretación de los Sueños, donde Freud se va a ocupar de explicar que es un deseo inconciente. Comienza preguntándose por qué el inconciente sólo puede prestar la fuerza necesaria para el cumplimiento de deseo. Por qué sólo puede aportar la fuerza y no … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasTrastornos Narcisistas No Psicoticos Otro estadio del espejo para pensar los Trastornos Narcisistas no psicoticos

    Otro estadio del espejo para pensar los Trastornos Narcisistas no psicoticos

    El espejo, lejos de ser un punto de partida, es el resultado de las identificaciones precoces del niño con la figura materna. Este pasaje por el cuerpo propio es uno de los más significativos desde la pérdida del cuerpo materno hasta su recuperación en el plano imaginario… [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo Fenomenología Morbida: Empatía y Perversión

    Fenomenología Morbida: Empatía y Perversión

    Mesa del Congreso AAP octubre 2008. La empatía en el psicópata, el perverso y el neurótico Empatía y perversión Juan José Ipar Es un mito urbano muy extendido creer que los gay siempre saben si otro hombre es también gay o no, como si pudiesen meterse en la piel del otro y expedirse sobre tan interesante dato. El ojo de la loca no se equivoca. Estaríamos frente a un procedimiento o habilidad que bien puede relacionarse con los fenómenos empáticos. … [SEGUIR LEYENDO]

  • HisteriaNeurosis ObsesivaParanoiaPsicoanálisisPsicosisPsyko Patologias La Empatia en Las Neurosis. La Identificación Histérica

    La Empatia en Las Neurosis. La Identificación Histérica

    Mesa del Congreso AAP octubre 2008: La empatía en el psicópata, el perverso y el neurótico. La pseudoempatía del neurótico y la identificación histérica. Roberto Mazzuca Presentación En la distribución de temas de esta mesa me ha tocado ocuparme de la cuestión de la empatía en la neurosis. Me gustaría comenzar afirmando que, entre las diversas estructuras clínicas, la neurosis es aquélla que en mayor medida carece de la capacidad de establecer relaciones de empatía. Sin embargo, quien me ha precedido … [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsiquiatríaPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo PERVERSIÓN: ¿Patología o una forma normal de Subjetividad?

    PERVERSIÓN: ¿Patología o una forma normal de Subjetividad?

    Lacan denuncia que cuando los analistas se han ocupado de la perversión, no han ido más allá de un fantasma neurótico. En el seminario 16 al comparar al perverso con los cruzados, ilumina con la formula “Dar al Cesar lo que es del César” la operación restitutiva del objeto a al campo del Otro…. [SEGUIR LEYENDO]

  • MetafísicaSuicidioTerapias "Psi" La propuesta de Octavio Amoroso

    La propuesta de Octavio Amoroso

    Bienvenidos a nuestra nueva sección de Metafísica y Espiritualidad a cargo del Doctor y Vishnu Octavio Amoroso. Fuente inseminadora de sabiduría y plenitud; maestro y guía de incontables espíritus y entidades astrales en busca de elevación. Los siguientes extractos y enseñanzas orientales son compuertas evolutivas hacia una nueva dimensión infinita. Permiten elevar nuestro espíritu hasta alcanzar la sintonía con el poder creador de la energía sexual, germen de grandes cauces, particular luz penetrante de mentes, cuerpos y entidades…. [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismoVoyeurismo Masoquismo-Sadismo; Voyeurismo-Exibicionismo

    Masoquismo-Sadismo; Voyeurismo-Exibicionismo

    Podemos considerar al orgasmo como un placer de descarga, pero el placer preliminar no tiene que ver con la descarga sino con el aumento de la tensión, de ahí la existencia de un problema económico. Porque este placer esta mas allá del principio del placer…. [SEGUIR LEYENDO]

  • ExhibicionismoFetichismoMasoquismoPerversiónPsicoanálisisPsyko PatologiasSadismo El Fetiche Negro (I parte)

    El Fetiche Negro (I parte)

    —————————————————————————————————————————————————– EL CONTENIDO DEL SIGUIENTE ARTÍCULO INTENTO VILMENTE SER CENSURADO POR LAS SEÑORAS: Noemí Sirota y Helga Fernández (Pertenecientes a la Escuela Freudiana de la Argentina). Los motivos por los cuales trataron de intimidarnos fueron las fotografías adjuntas. Exactamente, por las fotografías. ¿Ofensa, desconocimiento, falta de entendimiento? ¿Como una imagen de la realidad puede ser agraviante? Son tus ojos las que las agravian y las buscan difamar! Por favor lea en los comentarios y podrá entender como todavía la represión es el mecanismo de defensa mas … [SEGUIR LEYENDO]

  • PsicoanálisisPsyko PatologiasTerapias "Psi"Trastornos Narcisistas No Psicoticos Trastorno Narcisista: Perfil clínico y Psicodinámico

    Trastorno Narcisista: Perfil clínico y Psicodinámico

    Fiorini, Héctor: “Perfil clínico y Psicodinámico del trastorno narcisista”, en Estructuras y Abordajes en Psicoterapias Psicoanalíticas, Buenos. Aires, Nueva Visión, 1998. Apuntes del texto: Las líneas tradicionales, de una psicopatología de las neurosis, de las psicosis y de las perversiones, han sido enriquecidas con estudios clínicos y psicodinámicos centrados en la indagación de formas de narcisismo patológico. Estas configuraciones han recibido, dada su diversidad, diferentes nombres: trastornos narcisistas de la personalidad, patologías de la identidad, del sí mismo (self), caracteres … [SEGUIR LEYENDO]

  • Anorexia-BulimiaPsicoanálisisPsyko Patologias Anorexia-Bulimia: Parte III

    Anorexia-Bulimia: Parte III

    La anorexia-bulimia ponen en causa el vacio (como un estomago recipiente a llenar o vaciar) pero no todavía el vacio como causa, como valor de falta. Es entonces el vacio, el fundamento del objeto y no el objeto que constituye el vacio. El vacio constituirá el fundamento del deseo del sujeto, la causa del deseo del sujeto…. [SEGUIR LEYENDO]