ÚLTIMAS ENTRADAS
Nuevas soledades del siglo XXI; hogares unipersonales sin freno a la vista

¿Quién no sintió alguna vez ganas de que no le rompieran las pelotas? ¿Cuántas veces nos fuimos a dormir solos, luego de haber fracasado en una cita? ¿Quién no sintió deseos de asfixiar al compañero que roncaba como caño de escape roto? Sobran los motivos y excusas para vivir solo, sin darle cuentas a nadie; aunque detrás del alivio aparente acecha la soledad; esa pesadilla de la que pueden hablar con propiedad los separados, viudos y divorciados que extrañan su pasado en compañía; a los hijos; o todo aquello que esperaban obtener y no lograron en la vida. Eterno disconforme, el ser humano sigue siendo el más indescifrable objeto de estudio del reino animal.

MINDFULNESS
PSICOANÁLISIS
LAS MÁS LEIDAS
TE PUEDE INTERESAR
HUMOR DIGITAL